Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares Destacado

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es una iglesia catedralicia de culto católico dedicada a los Santos Justo y Pastor. Está situada en el distrito centro de Alcalá de Henares, en la plaza de los Santos Niños.

La catedral es el principal templo de la diócesis de Alcalá de Henares, sede del Obispo, así como del Cabildo catedralicio. Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. Es, junto con la Iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Interior_catedral_Alcala_de_Henare.jpg

La historia del templo se remonta a la Hispania romana, a la llamada Gran persecución de los cristianos durante el gobierno de Diocleciano (284–305). En ese contexto se produce, según la leyenda, el martirio de los Santos Justo y Pastor que, con siete y nueve años de edad, son ejecutados en 304 en las afueras de Complutum por su oposición a rehusar del cristianismo.

En el lugar donde fueron ejecutados, y con el cristianismo dominando en el imperio, se levanta una capilla para albergar sus restos en 414. Durante el periodo visigodo se convirtió en catedral, y sus obispos aparecen en los distintos concilios de Toledo desde el siglo VI. En el año 1053 Alcalá o más bien el castillo de Alcalá la Vieja, fue conquistada por Fernando I de Castilla.

Al año siguiente los musulmanes la reconquistan, destruyendo como represalia la catedral, obligando a los mozárabes a trasladarse a Guadalajara y siendo enviados los restos a la actual provincia de Huesca, hasta que en 1118 se reconquista la ciudad y el templo se reconstruye en 1122. Sin embargo, el arzobispo de Toledo Raimundo de Sauvetat consigue, gracias a su amistad con el papa Urbano II que no se restituya la diócesis de Alcalá, y obtiene en 1129 la donación de Alcalá y sus tierras al arzobispado de Toledo de parte de Alfonso VII.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1515 en un estilo gótico típico de esa etapa. La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.

En 1904 la Magistral es declarada Monumento nacional. Durante la Guerra Civil Española (1936–1939) la iglesia es incendiada perdiendo prácticamente todos sus tesoros, salvándose algunas rejas y unas sillas del antiguo coro. En 1991 se restaura la diócesis de Alcalá y es elevada a la categoría de catedral-magistral, recuperando aquella diócesis complutense que hubo desde el siglo V hasta el año 1099.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

justo_y_pastor2.jpg

La catedral cuenta con un severo claustro del siglo XVII con arquerías entre pilastras. Los suelos aparecen cubiertos por alfombras renacentistas procedentes de conventos alcalaínos. Desde el claustro se accede a la Sala Capitular y a la antigua biblioteca, decorada por Angelo Nardi, ahora Museo Catedralicio que cuenta con el sepulcro del Arzobispo Carrillo.

El interior del edificio está dividido en tres naves, cubiertas por bóvedas de crucería apoyadas sobre pilares fasciculados. La forma general del edificio se asemeja a la tradicional planta de cruz latina con marcado transepto. El edificio entero sufrió mucho en 1936 durante la Guerra Civil Española, y se perdieron innumerables obras de arte y objetos de gran valor histórico, devocional y sentimental. Actualmente el templo alberga, aparte de sus funciones religiosas, un Centro de Interpretación y el Museo Catedralicio.

Alzada sobre las naves laterales, sorprende la falta del retablo mayor, que fue una obra gótica con tablas pintadas alusivas a la Pasión de Cristo. En el presbiterio, se conserva una mesa regalada por el papa Sixto V a Felipe II. El espacio está presidido por la imagen de la llamada Virgen de Cisneros, y cerrado por una excelente reja, una de las que sobrevivieron al incendio de 1936. El ábside posee recios contrafuertes al exterior y una girola en la que se alternan tramos triangulares y rectangulares apoyados en pilastras góticas con cardinas. En la misma girola está la cripta de los santos Justo y Pastor. Allí se conserva una urna, con relieves en plata y oro, obra de los hermanos Zureno (1702), en el que reposan los restos de los santos y la piedra en la que fueron martirizados. Estas reliquias fueron trasladados a Huesca y posteriormente a Francia durante la invasión musulmana.

Prácticamente no se conserva nada del templo antiguo en esta nave. El espacio se ha destinado a Centro de interpretación de la catedral.

En esta nave se sitúan las capillas más importantes, y la parroquia de San Pedro. Esta última fue construida en 1622; presenta una portada de granito en estilo herreriano y un interior barroco, con cúpula de media naranja.

La capilla de la Virgen del Val alberga la imagen de la patrona de Alcalá. La del Ecce Homo presenta una singular estructura en la techumbre que contrasta con la sencilla entrada en arco de medio punto. En la capilla que lleva su nombre se venera el cuerpo incorrupto de san Diego de Alcalá, que se expone a los fieles cada 13 de noviembre, día de su festividad.

De las once capillas que poseía la catedral originariamente, solo se conservan cinco, y los lados correspondientes a las otras seis están pintados en la pared sugiriendo el espacio faltante.

Tras la elevación del templo a catedral, el interior fue restaurado y renovado. Se efectuaron excavaciones que pusieron de manifiesto enterramientos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La Catedral contiene los restos de Los Santos niños Justo y Pastor (¿-304), sus restos están repartidos entre Alcalá de Henares y Huesca, San Diego de Alcalá (1400-1463), Arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña (1410-1482), Cardenal Cisneros (1436-1517) aunque su sepulcro está en la Capilla de San Ildefonso y del Arzobispo García Loaysa y Girón (1534-1599).

justo_y_pastor1.png

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Un varón de 65 años herido grave tras caerse de una altura de 3 metros en Alcalá de Henares

    Los Servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid informaban en el día de ayer que se había producido un accidente laboral en Alcalá de Henares, en la Calle Francia con la calle Grecia.

    Un trabajador de 65 años ha tenido que ser trasladado por el SUMMA 112 con pronóstico grave al Hospital de La Paz tras una caída desde una altura de tres metros, mientras trabajaba.

    https://youtu.be/FdQfYH-S1YA

    De momento se desconocen las causas del accidente que no han trascendido.

  • Alcalá ya cuenta con un Protocolo de actuación para episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha aprobado inicialmente el Protocolo de actuación durante episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno en nuestro municipio, a tenor de lo establecido en la normativa regional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera y el Protocolo Marco de NO2 de la Comunidad de Madrid.

    En este documento municipal se recogen, entre otras cuestiones, los procedimientos de coordinación del Protocolo Marco de la Comunidad de Madrid y los Protocolos Locales, los escenarios posibles y la descripción de medidas.

    El Protocolo establece distintos escenarios dependiendo de las superaciones de los límites de dióxido de nitrógeno que establece la normativa madrileña. Se prevén actuaciones que van desde el simple aviso a la población, a la reducción de la velocidad, medidas de refuerzo de los servicios de transporte público, la restricción del aparcamiento de vehículos, o limitar el acceso de los vehículos en el escenario de superación de los 400 microgramos/m3 de NO2.

    El objetivo de todas estas medidas es proteger la salud de la ciudadanía y mejorar las condiciones ambientales en Alcalá de Henares.

  • XXXVIII Feria del Libro de Novedad de Alcalá de Henares

    La Plaza de Cervantes acogerá desde el próximo miércoles 17 de abril y hasta el 5 de mayo la XXXVIII edición de la Feria del Libro de Novedad, con 32 stands ocupados por 16 librerías y 5 editoriales, donde poder encontrar todas las novedades literarias del momento.

    Además, bajo el lema "Un libro por otro libro", durante la Feria se regalará un ejemplar sobre la Semana Santa alcalaína a todas las personas que adquieran otro de novedad literaria.

    Las bibliotecas municipales, por su parte, contarán con una amplia programación de actividades organizadas en torno al Festival de la Palabra.