Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares Destacado

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es una iglesia catedralicia de culto católico dedicada a los Santos Justo y Pastor. Está situada en el distrito centro de Alcalá de Henares, en la plaza de los Santos Niños.

La catedral es el principal templo de la diócesis de Alcalá de Henares, sede del Obispo, así como del Cabildo catedralicio. Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. Es, junto con la Iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Interior_catedral_Alcala_de_Henare.jpg

La historia del templo se remonta a la Hispania romana, a la llamada Gran persecución de los cristianos durante el gobierno de Diocleciano (284–305). En ese contexto se produce, según la leyenda, el martirio de los Santos Justo y Pastor que, con siete y nueve años de edad, son ejecutados en 304 en las afueras de Complutum por su oposición a rehusar del cristianismo.

En el lugar donde fueron ejecutados, y con el cristianismo dominando en el imperio, se levanta una capilla para albergar sus restos en 414. Durante el periodo visigodo se convirtió en catedral, y sus obispos aparecen en los distintos concilios de Toledo desde el siglo VI. En el año 1053 Alcalá o más bien el castillo de Alcalá la Vieja, fue conquistada por Fernando I de Castilla.

Al año siguiente los musulmanes la reconquistan, destruyendo como represalia la catedral, obligando a los mozárabes a trasladarse a Guadalajara y siendo enviados los restos a la actual provincia de Huesca, hasta que en 1118 se reconquista la ciudad y el templo se reconstruye en 1122. Sin embargo, el arzobispo de Toledo Raimundo de Sauvetat consigue, gracias a su amistad con el papa Urbano II que no se restituya la diócesis de Alcalá, y obtiene en 1129 la donación de Alcalá y sus tierras al arzobispado de Toledo de parte de Alfonso VII.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1515 en un estilo gótico típico de esa etapa. La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.

En 1904 la Magistral es declarada Monumento nacional. Durante la Guerra Civil Española (1936–1939) la iglesia es incendiada perdiendo prácticamente todos sus tesoros, salvándose algunas rejas y unas sillas del antiguo coro. En 1991 se restaura la diócesis de Alcalá y es elevada a la categoría de catedral-magistral, recuperando aquella diócesis complutense que hubo desde el siglo V hasta el año 1099.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

justo_y_pastor2.jpg

La catedral cuenta con un severo claustro del siglo XVII con arquerías entre pilastras. Los suelos aparecen cubiertos por alfombras renacentistas procedentes de conventos alcalaínos. Desde el claustro se accede a la Sala Capitular y a la antigua biblioteca, decorada por Angelo Nardi, ahora Museo Catedralicio que cuenta con el sepulcro del Arzobispo Carrillo.

El interior del edificio está dividido en tres naves, cubiertas por bóvedas de crucería apoyadas sobre pilares fasciculados. La forma general del edificio se asemeja a la tradicional planta de cruz latina con marcado transepto. El edificio entero sufrió mucho en 1936 durante la Guerra Civil Española, y se perdieron innumerables obras de arte y objetos de gran valor histórico, devocional y sentimental. Actualmente el templo alberga, aparte de sus funciones religiosas, un Centro de Interpretación y el Museo Catedralicio.

Alzada sobre las naves laterales, sorprende la falta del retablo mayor, que fue una obra gótica con tablas pintadas alusivas a la Pasión de Cristo. En el presbiterio, se conserva una mesa regalada por el papa Sixto V a Felipe II. El espacio está presidido por la imagen de la llamada Virgen de Cisneros, y cerrado por una excelente reja, una de las que sobrevivieron al incendio de 1936. El ábside posee recios contrafuertes al exterior y una girola en la que se alternan tramos triangulares y rectangulares apoyados en pilastras góticas con cardinas. En la misma girola está la cripta de los santos Justo y Pastor. Allí se conserva una urna, con relieves en plata y oro, obra de los hermanos Zureno (1702), en el que reposan los restos de los santos y la piedra en la que fueron martirizados. Estas reliquias fueron trasladados a Huesca y posteriormente a Francia durante la invasión musulmana.

Prácticamente no se conserva nada del templo antiguo en esta nave. El espacio se ha destinado a Centro de interpretación de la catedral.

En esta nave se sitúan las capillas más importantes, y la parroquia de San Pedro. Esta última fue construida en 1622; presenta una portada de granito en estilo herreriano y un interior barroco, con cúpula de media naranja.

La capilla de la Virgen del Val alberga la imagen de la patrona de Alcalá. La del Ecce Homo presenta una singular estructura en la techumbre que contrasta con la sencilla entrada en arco de medio punto. En la capilla que lleva su nombre se venera el cuerpo incorrupto de san Diego de Alcalá, que se expone a los fieles cada 13 de noviembre, día de su festividad.

De las once capillas que poseía la catedral originariamente, solo se conservan cinco, y los lados correspondientes a las otras seis están pintados en la pared sugiriendo el espacio faltante.

Tras la elevación del templo a catedral, el interior fue restaurado y renovado. Se efectuaron excavaciones que pusieron de manifiesto enterramientos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La Catedral contiene los restos de Los Santos niños Justo y Pastor (¿-304), sus restos están repartidos entre Alcalá de Henares y Huesca, San Diego de Alcalá (1400-1463), Arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña (1410-1482), Cardenal Cisneros (1436-1517) aunque su sepulcro está en la Capilla de San Ildefonso y del Arzobispo García Loaysa y Girón (1534-1599).

justo_y_pastor1.png

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El Ayuntamiento de Alcalá urbanizará los viales del cementerio

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha informado, de que esta semana darán comienzo las obras de urbanización de los viales del cementerio municipal.

    El concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Carlos García, ha afirmado que "con esta obra cumplimos una demanda vecinal. Esta urbanización se ha hecho en diferentes fases: el equipo de Gobierno se comprometió a realizarla en el momento en el que se pudiera asumir el coste. Debido a la mejora de la situación económica del Ayuntamiento, hemos podido destinar este importe para concluir la pavimentación del cementerio".

    El objetivo del proyecto es definir la urbanización de los viales que sirven de acceso a las tumbas y a los panteones, que actualmente son de tierra y lograr así mejorar la accesibilidad de las personas que acuden.

    La zona a pavimentar tiene una superficie total de 1.892,80 metros cuadrados y el presupuesto asciende a 234.422,85 euros.

  • Alcalá de Henares convoca ayudas para el deporte por valor de 75.000 euros

    El pasado 27 de julio de 2018 la Junta de Gobierno Local aprobó la propuesta del Concejal de Deportes, Alberto Blázquez, para la aprobación de las Bases Reguladores para la Concesión de, por un lado Ayudas Económicas a Entidades Deportivas y Deportistas de Alcalá para la Participación en Competiciones Oficiales, en su edición 2018, por un importe de 19.000 euros; y por otro las Bases Reguladoras para la Promoción de Deporte de Alcalá de Henares, también en su edición 2018, en un importe de 56.000 euros.

    El concejal de Deportes, Alberto Blázquez, ha explicado la importancia de la aprobación de estas Ayudas "pues suponen un impulso municipal para el fomento de la práctica deportiva entre los niños y niñas y los jóvenes, así como para los deportistas que compiten fuera de nuestra ciudad".

    El plazo de presentación de solicitudes es de 20 días hábiles desde el 1 de septiembre y se tendrán que entregar en la Concejalía de Deportes "Casa del Deporte" de 10:00 a 13:00 horas, de lunes a viernes. 

  • Nueva iluminación en las Murallas de Alcalá de Henares

    El presupuesto supera los 133.900 euros y ha sido sufragado por la empresa productora del Mercado Cervantino, Musical Sport, que planteó esta cantidad como mejora de su actual adjudicación de los Mercados Cervantino y Navideño en beneficio del Patrimonio y ha abarcado, entre otros aspectos, la instalación eléctrica con 65 focos de nueva generación y un moderno sistema de iluminación de la empresa Philips, utilizado ya en el Wanda Metropolitano, el Empire State de Nueva York o la Real Casa de Correos de Madrid.

    Por fin uno de los lugares con más encanto de la ciudad podrá contemplarse en todo su relieve con una iluminación especial, diseñada para la ocasión, en plena celebración del XX Aniversario del Patrimonio de la Humanidad.

    La concajala de Cultura, Maria Aranguren destaca que la iluminación "ha sido posible gracias a Musical Sport, por la mejora que ofrecieron en la licitación del Mercado Cervantino, y con la que se consigue embellecer el espacio y que, además, sea un atractivo turístico". La concejala ha detallado que se trata de un sistema de iluminación sostenible, "consume 1,5 veces lo que consume un secador de pelo; es el mismo sistema del Wanda Metropolitano, el Empire State de Nueva York, o la Real Casa de Correos (Ayuntamiento de Madrid), es un elemento más para poner en valor este espacio y convertirlo en un sitio de referencia. Se utilizará para los Conciertos de la Muralla, el Mercado Cervantino o el Don Juan, entre otros eventos".

    El interior de las Murallas de Alcalá, en plena Huerta del Palacio Arzobispal, lugar de encuentro cultural y turístico, escenario de conciertos, o marco habitual del Don Juan en Alcalá o del Mercado Cervantino ¿Fiestas de Interés Turístico Nacional desde el pasado año- ya puede contemplarse en toda su extensión a través de una iluminación muy particular que pone de relieve uno de los rincones más apreciados de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad de Alcalá.

    Todo un despliegue de luces que ha conllevado, además, algunas mejoras estructurales de la ciudad. Si ya el pasado año, la Huerta contó por primera vez con un cuadro eléctrico que evita ¿en la mayor parte de las ocasiones- la utilización de generadores para asegurar el fluido eléctrico, este año este escenario natural de la ciudad experimenta un crecimiento estético, turístico, escénico y artístico muy valorable y que servirá para desarrollar cada uno de estos factores.

    La empresa Musical Sport, adjudicataria de los Mercados Cervantino y Navideño, ha aportado 133.900 euros para sufragar esta obra, lo propuso como mejora del Patrimonio en su propuesta para la citada adjudicación, por lo tanto no supone ningún gasto para las arcas municipales.

    Detalle del funcionamiento de la iluminación Los proyectores utilizados son de alto rendimiento y combinan fuentes LED de 4 canales (leds de color rojo, azul, verde y blanco) junto con accesorios secundarios que permiten la personalización y la manipulación del haz de luz, garantizando la flexibilidad para incluso las aplicaciones más complicadas.

    Todos los proyectores son controlables digitalmente pudiendo reproducir juegos de luces a medida, por ejemplo, es posible programar una escena de luz en blanco, para crear atmósfera cálida o fría, jugar con colores vivos y saturados para indicar que algún acontecimiento importante pueda estar pasando dentro del recinto amurallado o en su ciudad.