Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares Destacado

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es una iglesia catedralicia de culto católico dedicada a los Santos Justo y Pastor. Está situada en el distrito centro de Alcalá de Henares, en la plaza de los Santos Niños.

La catedral es el principal templo de la diócesis de Alcalá de Henares, sede del Obispo, así como del Cabildo catedralicio. Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. Es, junto con la Iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Interior_catedral_Alcala_de_Henare.jpg

La historia del templo se remonta a la Hispania romana, a la llamada Gran persecución de los cristianos durante el gobierno de Diocleciano (284–305). En ese contexto se produce, según la leyenda, el martirio de los Santos Justo y Pastor que, con siete y nueve años de edad, son ejecutados en 304 en las afueras de Complutum por su oposición a rehusar del cristianismo.

En el lugar donde fueron ejecutados, y con el cristianismo dominando en el imperio, se levanta una capilla para albergar sus restos en 414. Durante el periodo visigodo se convirtió en catedral, y sus obispos aparecen en los distintos concilios de Toledo desde el siglo VI. En el año 1053 Alcalá o más bien el castillo de Alcalá la Vieja, fue conquistada por Fernando I de Castilla.

Al año siguiente los musulmanes la reconquistan, destruyendo como represalia la catedral, obligando a los mozárabes a trasladarse a Guadalajara y siendo enviados los restos a la actual provincia de Huesca, hasta que en 1118 se reconquista la ciudad y el templo se reconstruye en 1122. Sin embargo, el arzobispo de Toledo Raimundo de Sauvetat consigue, gracias a su amistad con el papa Urbano II que no se restituya la diócesis de Alcalá, y obtiene en 1129 la donación de Alcalá y sus tierras al arzobispado de Toledo de parte de Alfonso VII.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1515 en un estilo gótico típico de esa etapa. La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.

En 1904 la Magistral es declarada Monumento nacional. Durante la Guerra Civil Española (1936–1939) la iglesia es incendiada perdiendo prácticamente todos sus tesoros, salvándose algunas rejas y unas sillas del antiguo coro. En 1991 se restaura la diócesis de Alcalá y es elevada a la categoría de catedral-magistral, recuperando aquella diócesis complutense que hubo desde el siglo V hasta el año 1099.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

justo_y_pastor2.jpg

La catedral cuenta con un severo claustro del siglo XVII con arquerías entre pilastras. Los suelos aparecen cubiertos por alfombras renacentistas procedentes de conventos alcalaínos. Desde el claustro se accede a la Sala Capitular y a la antigua biblioteca, decorada por Angelo Nardi, ahora Museo Catedralicio que cuenta con el sepulcro del Arzobispo Carrillo.

El interior del edificio está dividido en tres naves, cubiertas por bóvedas de crucería apoyadas sobre pilares fasciculados. La forma general del edificio se asemeja a la tradicional planta de cruz latina con marcado transepto. El edificio entero sufrió mucho en 1936 durante la Guerra Civil Española, y se perdieron innumerables obras de arte y objetos de gran valor histórico, devocional y sentimental. Actualmente el templo alberga, aparte de sus funciones religiosas, un Centro de Interpretación y el Museo Catedralicio.

Alzada sobre las naves laterales, sorprende la falta del retablo mayor, que fue una obra gótica con tablas pintadas alusivas a la Pasión de Cristo. En el presbiterio, se conserva una mesa regalada por el papa Sixto V a Felipe II. El espacio está presidido por la imagen de la llamada Virgen de Cisneros, y cerrado por una excelente reja, una de las que sobrevivieron al incendio de 1936. El ábside posee recios contrafuertes al exterior y una girola en la que se alternan tramos triangulares y rectangulares apoyados en pilastras góticas con cardinas. En la misma girola está la cripta de los santos Justo y Pastor. Allí se conserva una urna, con relieves en plata y oro, obra de los hermanos Zureno (1702), en el que reposan los restos de los santos y la piedra en la que fueron martirizados. Estas reliquias fueron trasladados a Huesca y posteriormente a Francia durante la invasión musulmana.

Prácticamente no se conserva nada del templo antiguo en esta nave. El espacio se ha destinado a Centro de interpretación de la catedral.

En esta nave se sitúan las capillas más importantes, y la parroquia de San Pedro. Esta última fue construida en 1622; presenta una portada de granito en estilo herreriano y un interior barroco, con cúpula de media naranja.

La capilla de la Virgen del Val alberga la imagen de la patrona de Alcalá. La del Ecce Homo presenta una singular estructura en la techumbre que contrasta con la sencilla entrada en arco de medio punto. En la capilla que lleva su nombre se venera el cuerpo incorrupto de san Diego de Alcalá, que se expone a los fieles cada 13 de noviembre, día de su festividad.

De las once capillas que poseía la catedral originariamente, solo se conservan cinco, y los lados correspondientes a las otras seis están pintados en la pared sugiriendo el espacio faltante.

Tras la elevación del templo a catedral, el interior fue restaurado y renovado. Se efectuaron excavaciones que pusieron de manifiesto enterramientos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La Catedral contiene los restos de Los Santos niños Justo y Pastor (¿-304), sus restos están repartidos entre Alcalá de Henares y Huesca, San Diego de Alcalá (1400-1463), Arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña (1410-1482), Cardenal Cisneros (1436-1517) aunque su sepulcro está en la Capilla de San Ildefonso y del Arzobispo García Loaysa y Girón (1534-1599).

justo_y_pastor1.png

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Alcalá se concentra en repulsa por el asesinato machista de una joven en su ciudad

    Decenas de personas, encabezados por el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y concejales y concejalas de la Corporación Municipal, se han concentrado esta tarde en la Plaza de Cervantes para mostrar su repulsa y rechazo por el asesinato machista de la joven de 22 años cuyo cuerpo apareció la semana pasada en un domicilio de la ciudad.

    Los asistentes han guardado cinco minutos de silencio junto al Kiosco de la Música de la Plaza de Cervantes.

    La autopsia reveló que la joven descuartizada de Alcalá de Henares recibió dos puñaladas en la espalda.

    Daría O. L., la mujer de 22 años que fue hallada descuartizada el pasado jueves en un arcón congelador en su domicilio de Alcalá de Henares, murió tras recibir dos puñaladas por la espalda. Así lo refleja el informe de la autopsia realizado por dos médicos forenses al cuerpo de la fallecida, de origen ruso, que los médicos acabaron ayer, ya que antes no se pudo realizar por el estado de congelación de los restos, según la Policía.

    Las fuentes consultadas han asegurado que en los restos del torso, concretamente en la espalda, había dos heridas penetrantes de arma blanca, si bien los resultados de la autopsia no han determinado la fecha de la muerte dado el estado de congelación del cuerpo.No obstante, otras fuentes cercanas a la investigación han indicado que presumiblemente y basados en otras pesquisas policiales, la joven podría llevar muerta unos 15 meses dentro de un arcón congelado situado en la habitación alquilada que tenía junto a su pareja, Manuel M.A., de 42 años, en un bajo del número 3 de la calle de Camino de Santiago.

    Horas después de que el jueves por la tarde fuera hallado el cuerpo, la Policía Nacional detuvo a Manuel M.A como presunto autor del crimen cuando salía del bar de Alcalá donde trabajaba. El sábado, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Alcalá de Henares decretó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

    Tanto ante la Policía tras su detención como ante la juez, el acusado se acogió a su derecho a no declarar. La joven fallecida fue vista por última vez a mediados de octubre de 2017 tras una pelea con Manuel que escuchó uno de los vecinos. Éste avisó al casero que llamó a la puerta y preguntó si había ocurrido algo. Manuel contestó desde el interior que no pasaba nada.

    Días más tarde el hombre ahora detenido contó que Daría se había marchado al romper ambos la relación.Hasta el 30 de diciembre, nadie denunció la desaparición de la joven.

    Fue su madre la que acudió a la comisaría el día anterior a Nochevieja para decir que no sabía nada de su hija desde hacía más de un año. También contó que su hija le había dicho que sufría malos tratos por parte de su pareja. Sin embargo, no constaba en la Policía que los hubiese denunciado.

    detenido_asesinato_alcala.jpg

     

  • Un nuevo Premio Internacional acredita el trabajo de la salud de la Sanidad Madrileña en el Hospital de Alcalá de Henares

    La Comisión del Premio Internacional de Prevención de Riesgos Laborales "Prever 2018", ha acordado en su reunión de fecha 12 de enero de 2019, concederle el PREMIO PREVER 2018 en su categoría de Prever Individual, al profesional de la Sanidad Madrileña Jose Luis Martinez Jiménez, en virtud de los méritos contraídos a favor de la implantación, promoción y difusión de la seguridad la salud laboral y el bienestar en su ámbito de actuación.

    Jose Luis Martinez Jiménez, inició su incesante actividad en la Sanidad Madrileña en el año 2000, precisamente en el Hospital Principe de Asturias de Alcalá de Henares y por fin, se vio recompensada su actividad con la concesión del Premio Nacional de Empresa Saludable en el año 2015, este galardón sirvió para construir la semilla de lo que actualmente es el proyecto saludable y de bienestar más reconocido del país y del que todo el mundo habla y que lleva por título “Cuidar al que cuida” que cuenta en la actualidad, con enorme repercusión social y reconocimiento de la Comunidad Científica y de las principales Instituciones del país.

    En la actualidad, sus trabajos de investigación e innovación en la promoción de la salud y prevención de riesgos laborales han generado más de 400 publicaciones con un elevado número de citas y un extraordinario impacto nacional e internacional que sirven como obras de cabecera de los profesionales de la prevención de riesgos laborales en toda España y Latinoamérica.

    En palabras del propio Jose Luis, “corren nuevos tiempos en la sanidad y un gran proyecto nace y evoluciona gracias a las personas”, por ello agradece a sus compañeros de Salud Laboral y muy especialmente a Verónica Sánchez Niño y Juncal Martinez Irazusta por su excelente labor en la elaboración de propuestas y su ejecución, las auditorías y otros trámites burocráticos del proyecto. Jose Luis Martinez, visualiza este proyecto como la suma de muchos esfuerzos colectivos.

    Para este Técnico de Seguridad, Salud y Bienestar es muy importante recibir este

     tipo de premios ya que supone un reconocimiento al trabajo diario de los muchos profesionales de la sanidad madrileña y, es la palanca para seguir trabajando en la prevención de riesgos laborales y los entornos saludables para mejorar las condiciones de trabajo, el bienestar de los empleados y la humanización de la asistencia sanitaria.

    Jose Luis Martinez Jiménez, nació en Cuenca el 7 de Abril de 1974, de estado civil casado, con dos hijos, reside actualmente en la localidad alcarreña de Chiloeches. Ejerce como Técnico en Prevención, Salud y Bienestar desde el año 2000 en la Sanidad Madrileña. Además de haber realizado estudios de Relaciones Laborales en la Escuela Universitaria de Cuenca.

    Dispone de una amplia formación en materia de prevención de riesgos laborales y de los entornos saludables; es Auditor de Sistemas de Gestión de la Prevención y de Empresa Saludable. Además cuenta con una amplia experiencia Profesional tanto en el sector público como privado, habiendo trabajado y destacado por su labor perseverante en pro de la seguridad, la promoción de la salud y el bienestar en las empresas.

    Este nuevo premio para Jose Luis Martinez, se suma a los numerosos reconocimientos de excelencia que hasta hoy ha recibido en las áreas de prevención de riesgos, la humanización sanitaria, la psicología del trabajo, los recursos humanos y de empresa saludable y, por su destacada labor junto a un equipo multidisciplinar que colaboran en el proyecto. 

    A partir de los pasos de éxito de "Cuidar al que cuida", Jose Luis Martinez, es conferenciante y participa en los principales eventos, actividades y congresos organizados por Organismos e Instituciones Nacionales e Internacionales de su campo de actuación y permanentemente, colabora con empresas e instituciones públicas.

    En este profesional de la Sanidad Madrileña, confluyen la profesionalidad y el cariño con el que lleva a cabo su trabajo, es un gran profesional y un referente internacional en su ámbito de influencia.

  • Más de 300 escolares participaron en el XXVII Cross Escolar del Distrito I

    El Parque O'Donnell de Alcalá de Henares congregó en la mañana de ayer a más de 300 escolares para participar en el XXVII Cross Escolar de la Junta Municipal de Distrito I, el tercero de la temporada 2018/2019.

    La entrega de trofeos contó con la presencia del alcalde, Javier Rodríguez Palacios, y de la concejala del Distrito I, Brianda Yáñez.

    El Cross fue organizado por el Distrito I y la Ciudad Deportiva Municipal con la asistencia técnica del Club de Atletismo A.J.Alkalá.

    La realización de la prueba contó además con la colaboración Protección Civil, la Asociación de Vecinos Centro-San Isidro, la Asociación Sociocultural Eras de San Isidro, Credicasa, Citroën Automoción Alcalá, Deportes Gran Stadium y Levanta Comunicación Gráfica.