Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares Destacado

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es una iglesia catedralicia de culto católico dedicada a los Santos Justo y Pastor. Está situada en el distrito centro de Alcalá de Henares, en la plaza de los Santos Niños.

La catedral es el principal templo de la diócesis de Alcalá de Henares, sede del Obispo, así como del Cabildo catedralicio. Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. Es, junto con la Iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Interior_catedral_Alcala_de_Henare.jpg

La historia del templo se remonta a la Hispania romana, a la llamada Gran persecución de los cristianos durante el gobierno de Diocleciano (284–305). En ese contexto se produce, según la leyenda, el martirio de los Santos Justo y Pastor que, con siete y nueve años de edad, son ejecutados en 304 en las afueras de Complutum por su oposición a rehusar del cristianismo.

En el lugar donde fueron ejecutados, y con el cristianismo dominando en el imperio, se levanta una capilla para albergar sus restos en 414. Durante el periodo visigodo se convirtió en catedral, y sus obispos aparecen en los distintos concilios de Toledo desde el siglo VI. En el año 1053 Alcalá o más bien el castillo de Alcalá la Vieja, fue conquistada por Fernando I de Castilla.

Al año siguiente los musulmanes la reconquistan, destruyendo como represalia la catedral, obligando a los mozárabes a trasladarse a Guadalajara y siendo enviados los restos a la actual provincia de Huesca, hasta que en 1118 se reconquista la ciudad y el templo se reconstruye en 1122. Sin embargo, el arzobispo de Toledo Raimundo de Sauvetat consigue, gracias a su amistad con el papa Urbano II que no se restituya la diócesis de Alcalá, y obtiene en 1129 la donación de Alcalá y sus tierras al arzobispado de Toledo de parte de Alfonso VII.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1515 en un estilo gótico típico de esa etapa. La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.

En 1904 la Magistral es declarada Monumento nacional. Durante la Guerra Civil Española (1936–1939) la iglesia es incendiada perdiendo prácticamente todos sus tesoros, salvándose algunas rejas y unas sillas del antiguo coro. En 1991 se restaura la diócesis de Alcalá y es elevada a la categoría de catedral-magistral, recuperando aquella diócesis complutense que hubo desde el siglo V hasta el año 1099.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

justo_y_pastor2.jpg

La catedral cuenta con un severo claustro del siglo XVII con arquerías entre pilastras. Los suelos aparecen cubiertos por alfombras renacentistas procedentes de conventos alcalaínos. Desde el claustro se accede a la Sala Capitular y a la antigua biblioteca, decorada por Angelo Nardi, ahora Museo Catedralicio que cuenta con el sepulcro del Arzobispo Carrillo.

El interior del edificio está dividido en tres naves, cubiertas por bóvedas de crucería apoyadas sobre pilares fasciculados. La forma general del edificio se asemeja a la tradicional planta de cruz latina con marcado transepto. El edificio entero sufrió mucho en 1936 durante la Guerra Civil Española, y se perdieron innumerables obras de arte y objetos de gran valor histórico, devocional y sentimental. Actualmente el templo alberga, aparte de sus funciones religiosas, un Centro de Interpretación y el Museo Catedralicio.

Alzada sobre las naves laterales, sorprende la falta del retablo mayor, que fue una obra gótica con tablas pintadas alusivas a la Pasión de Cristo. En el presbiterio, se conserva una mesa regalada por el papa Sixto V a Felipe II. El espacio está presidido por la imagen de la llamada Virgen de Cisneros, y cerrado por una excelente reja, una de las que sobrevivieron al incendio de 1936. El ábside posee recios contrafuertes al exterior y una girola en la que se alternan tramos triangulares y rectangulares apoyados en pilastras góticas con cardinas. En la misma girola está la cripta de los santos Justo y Pastor. Allí se conserva una urna, con relieves en plata y oro, obra de los hermanos Zureno (1702), en el que reposan los restos de los santos y la piedra en la que fueron martirizados. Estas reliquias fueron trasladados a Huesca y posteriormente a Francia durante la invasión musulmana.

Prácticamente no se conserva nada del templo antiguo en esta nave. El espacio se ha destinado a Centro de interpretación de la catedral.

En esta nave se sitúan las capillas más importantes, y la parroquia de San Pedro. Esta última fue construida en 1622; presenta una portada de granito en estilo herreriano y un interior barroco, con cúpula de media naranja.

La capilla de la Virgen del Val alberga la imagen de la patrona de Alcalá. La del Ecce Homo presenta una singular estructura en la techumbre que contrasta con la sencilla entrada en arco de medio punto. En la capilla que lleva su nombre se venera el cuerpo incorrupto de san Diego de Alcalá, que se expone a los fieles cada 13 de noviembre, día de su festividad.

De las once capillas que poseía la catedral originariamente, solo se conservan cinco, y los lados correspondientes a las otras seis están pintados en la pared sugiriendo el espacio faltante.

Tras la elevación del templo a catedral, el interior fue restaurado y renovado. Se efectuaron excavaciones que pusieron de manifiesto enterramientos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La Catedral contiene los restos de Los Santos niños Justo y Pastor (¿-304), sus restos están repartidos entre Alcalá de Henares y Huesca, San Diego de Alcalá (1400-1463), Arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña (1410-1482), Cardenal Cisneros (1436-1517) aunque su sepulcro está en la Capilla de San Ildefonso y del Arzobispo García Loaysa y Girón (1534-1599).

justo_y_pastor1.png

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El Ayuntamiento de Alcalá recibe a los deportistas del Club de Petanca Campo del Ángel y el Club Deportivo de Sordos

    Los presidentes de ambos clubes han firmado en el libro de honor del deporte del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

    El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y el primer teniente de alcalde y concejal de Deportes, Alberto Blázquez, han recibido hoy en el salón de plenos a un grupo de deportistas alcalaínos.

    Por una parte, han participado en la recepción los integrantes del Club de Petanca Campo del Ángel (Óscar Fernández, Sergio Sánchez, Antonio Tortajada, Jesús Fernández, Manuel Moreno, Eduardo Clemente, Moisés Luque, Rafael Tortajada, Javier Tortajada, José Luis Albarrán), campeones de España de liga de clubes el pasado mes de octubre de 2019 en Torrelavega.

    Por otra parte, han sido recibidas por el alcalde las integrantes del Club Deportivo Sordos de Alcalá de Henares, subcampeonas de España de fútbol sala para sordos en mayo de 2019 en Tarragona. Han asistido hoy al Ayuntamiento: Alexandra Coroba Vellavista (Presidenta), Ana Peña, Ruth Encabo, Beatriz Campillo, Clara Eva Fernández (Secretaria y jugadora).

    El primer edil ha destacado "los éxitos colectivos de estos dos equipos en los últimos meses a nivel nacional. Es un honor para Alcalá de Henares tener una nómina de deportistas tan potentes y triunfadores, que llevan el nombre de nuestra ciudad por todos los lugares en los que compiten".

  • Concursos de comparsas, disfraces y divertidos pasacalles en los carnavales de Alcalá de Henraes

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha preparado una amplia programación para celebrar su Carnaval 2020. Como es tradicional, las calles de la ciudad albergarán pasacalles y concursos de disfraces. Este año, además, tras el concurso de Comparsas el sábado, 22 de febrero, tendrá lugar un Concierto de Carnaval a cargo de la Big Band de Alcalá y el domingo, 23 de febrero, al término del concurso general de disfraces el público podrá disfrutar del espectáculo "La Vida es un Carnaval", a cargo de la Escuela de Música local ArteSuena.

    La concejala de Festejos, María Aranguren ha estado acompañada durante la presentación de representantes de la Coordinadora de Peñas de la ciudad, así como de Mari Carmen Díaz Corcobado, presidenta de la Asociación Hijos y Amigos de Alcalá, que colaborará activa y desinteresadamente de nuevo este año en la celebración del Carnaval, con una actividad que se recuperó el año pasado y que regresa en esta edición 2020. "Nuestro objetivo es incorporar a las Asociaciones Locales en las distintas propuestas culturales que se realizan a lo largo del año ¿ha explicado Aranguren- y, por este motivo, ya el año pasado se incorporó al programa de Carnaval una tradición alcalaína a propuesta de Hijos y Amigos de Alcalá: el Manteo del Pelele, y este año volverá a celebrarse el domingo, 23 de febrero, a las 11:00 horas".

    El Manteo del Pelele pretende recuperar una tradición del antiguo carnaval complutense de la mano de la Asociación Hijos y Amigos de Alcalá y del grupo Pliego del Cordel; se trata de una actividad simbólica que se perdió a principios del siglo XX y que quiere significar el manteo de todo lo que a cada cual no le guste y quiere sacarse de encima. Además, el Grupo invitado Las Colmenas de Guadalajara participará también en esta actividad.

    Las actividades carnavalescas tendrán su prolegómeno el viernes, 21 de febrero, a las 15:15 horas, con el Pasacalles de la Escuela Municipal Arco Iris en el que alumnos, profesores y padres recorrerán el trayecto desde la escuela hasta la Plaza de Cervantes. A su llegada, sobre las 16:15 horas aproximadamente, los educadores de dicha escuela representarán una obra de teatro.

    El sábado, 22 de febrero, a las 18:00 horas tendrá lugar el Concurso de Comparsas que comenzará con un pasacalles desde la Plaza de los Santos Niños hasta la Plaza de Cervantes (kiosco de la música) por calle Mayor.

    En el descanso del Concierto de la Big Band se procederá a la entrega de premios del Concurso de Comparsas, que serán de 1.000, 500 y 300 euros respectivamente, para los tres primeros clasificados.

    El domingo 23 de marzo de 11:00 a 14:00 horas, la Plaza de Cervantes albergará un gran parque infantil gratuito. A las 11:00 horas dará comienzo el "Manteo del Pelele" al tiempo que se inicia el pasacalles del Concurso Infantil de Disfraces, en el que podrán participar niños y niñas hasta 12 años. Los concursantes desfilarán desde la Plaza de los Santos Niños hasta la Plaza de Cervantes, a través de la calle Mayor, acompañados por la Comparsa de Gigantes. A las 11:30 dará comienzo el concurso, con cinco premios, que van de los 40€ a los 100€ destinados a libros y material escolar.

    Por la tarde, a partir de las 17:30 horas será el turno del Concurso General, que comenzará también con un pasacalles desde la Plaza de los Santos Niños hasta la Plaza de Cervantes, previo a la celebración del Concurso. Tras la actuación de ArteSuena se procederá a la entrega de premios del Concurso General de Disfraces.

    El carnaval finalizará el miércoles, 26 de febrero, con el tradicional Entierro de la Sardina que se celebrará partir de las 19:00 horas, y que partirá desde la Plaza de Cervantes y recorrerá la Calle Mayor, Plaza de los Santos Niños, Calle San Juan, Calle Cardenal Sandoval y Rojas y llegará hasta la Huerta del Palacio Arzobispal, donde se procederá a la quema de la sardina.

    La concejala de Festejos, María Aranguren, ha animado a los vecinos y vecinas de Alcalá "a disfrutar de todos los actos del Carnaval 2020 de la ciudad, bien sea participando en ellos o como espectadores", al tiempo que ha agradecido a las peñas festivas "su implicación en la organización de los concursos".

    Para participar en los concursos, los interesados pueden inscribirse hasta el 20 de febrero en la Oficina Municipal de Turismo de la Casa de la Entrevista, en horario de martes a viernes de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, los sábado de 10:00 a 19:00 horas y domingos de 10:00 a 15:00 horas. Domingos tarde y lunes cerrado.

  • Alcalá se trasladó a la Oscura Roma en un viaje fascinante por Complutum

    Alcalá de Henares acogió la presentación del último libro de Luis Manuel López en la Ciudad Romana de Complutum, en un evento inaugurado por la edil de Patrimonio Histórico, Diana Díaz Del Pozo.

    La Ciudad Romana de Complutum vivió durante la mañana de hoy un viaje trepidante en el tiempo a un mundo de brujas, hechiceros y asesinos, con motivo de la presentación del trabajo Oscura Roma, del escritor Luis Manuel López.

    La concejala responsable del área de Patrimonio Histórico, Diana Díaz Del Pozo, comenzó el acto dando la bienvenida al escritor y agradeciendo a la editorial, La Esfera de los Libros, la elección de nuestra ciudad para tal evento. "Es un honor para nuestra ciudad acoger hoy la presentación de Oscura Roma y lo hacemos, además, en un entorno perfecto para situar la trama de la novela", señaló Día del Pozo, quien invitó a los asistentes "a revivir un viaje fascinante a la antigua Roma" a través del patrimonio de nuestro ciudad.

    La presentación comenzó con una visita a la ciudad romana, de la mano de Sebastián Rascón, jefe del servicio de Arqueología y director de las excavaciones arqueológicas en Complutum, y prosiguió con la recreación de un ritual mágico romano a cargo de Marco Almansa; la posterior visita a la Casa de los Grifos, con Ana Lucía Sánchez Montes, directora de las excavaciones arqueológicas, dio paso a la presentación de la novela a cargo de su autor, Luis Manuel López Román, y Berenice Galaz, editora de La Esfera de los Libros.