Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares Destacado

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es una iglesia catedralicia de culto católico dedicada a los Santos Justo y Pastor. Está situada en el distrito centro de Alcalá de Henares, en la plaza de los Santos Niños.

La catedral es el principal templo de la diócesis de Alcalá de Henares, sede del Obispo, así como del Cabildo catedralicio. Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino. Es, junto con la Iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.

Interior_catedral_Alcala_de_Henare.jpg

La historia del templo se remonta a la Hispania romana, a la llamada Gran persecución de los cristianos durante el gobierno de Diocleciano (284–305). En ese contexto se produce, según la leyenda, el martirio de los Santos Justo y Pastor que, con siete y nueve años de edad, son ejecutados en 304 en las afueras de Complutum por su oposición a rehusar del cristianismo.

En el lugar donde fueron ejecutados, y con el cristianismo dominando en el imperio, se levanta una capilla para albergar sus restos en 414. Durante el periodo visigodo se convirtió en catedral, y sus obispos aparecen en los distintos concilios de Toledo desde el siglo VI. En el año 1053 Alcalá o más bien el castillo de Alcalá la Vieja, fue conquistada por Fernando I de Castilla.

Al año siguiente los musulmanes la reconquistan, destruyendo como represalia la catedral, obligando a los mozárabes a trasladarse a Guadalajara y siendo enviados los restos a la actual provincia de Huesca, hasta que en 1118 se reconquista la ciudad y el templo se reconstruye en 1122. Sin embargo, el arzobispo de Toledo Raimundo de Sauvetat consigue, gracias a su amistad con el papa Urbano II que no se restituya la diócesis de Alcalá, y obtiene en 1129 la donación de Alcalá y sus tierras al arzobispado de Toledo de parte de Alfonso VII.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1515 en un estilo gótico típico de esa etapa. La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.

En 1904 la Magistral es declarada Monumento nacional. Durante la Guerra Civil Española (1936–1939) la iglesia es incendiada perdiendo prácticamente todos sus tesoros, salvándose algunas rejas y unas sillas del antiguo coro. En 1991 se restaura la diócesis de Alcalá y es elevada a la categoría de catedral-magistral, recuperando aquella diócesis complutense que hubo desde el siglo V hasta el año 1099.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

justo_y_pastor2.jpg

La catedral cuenta con un severo claustro del siglo XVII con arquerías entre pilastras. Los suelos aparecen cubiertos por alfombras renacentistas procedentes de conventos alcalaínos. Desde el claustro se accede a la Sala Capitular y a la antigua biblioteca, decorada por Angelo Nardi, ahora Museo Catedralicio que cuenta con el sepulcro del Arzobispo Carrillo.

El interior del edificio está dividido en tres naves, cubiertas por bóvedas de crucería apoyadas sobre pilares fasciculados. La forma general del edificio se asemeja a la tradicional planta de cruz latina con marcado transepto. El edificio entero sufrió mucho en 1936 durante la Guerra Civil Española, y se perdieron innumerables obras de arte y objetos de gran valor histórico, devocional y sentimental. Actualmente el templo alberga, aparte de sus funciones religiosas, un Centro de Interpretación y el Museo Catedralicio.

Alzada sobre las naves laterales, sorprende la falta del retablo mayor, que fue una obra gótica con tablas pintadas alusivas a la Pasión de Cristo. En el presbiterio, se conserva una mesa regalada por el papa Sixto V a Felipe II. El espacio está presidido por la imagen de la llamada Virgen de Cisneros, y cerrado por una excelente reja, una de las que sobrevivieron al incendio de 1936. El ábside posee recios contrafuertes al exterior y una girola en la que se alternan tramos triangulares y rectangulares apoyados en pilastras góticas con cardinas. En la misma girola está la cripta de los santos Justo y Pastor. Allí se conserva una urna, con relieves en plata y oro, obra de los hermanos Zureno (1702), en el que reposan los restos de los santos y la piedra en la que fueron martirizados. Estas reliquias fueron trasladados a Huesca y posteriormente a Francia durante la invasión musulmana.

Prácticamente no se conserva nada del templo antiguo en esta nave. El espacio se ha destinado a Centro de interpretación de la catedral.

En esta nave se sitúan las capillas más importantes, y la parroquia de San Pedro. Esta última fue construida en 1622; presenta una portada de granito en estilo herreriano y un interior barroco, con cúpula de media naranja.

La capilla de la Virgen del Val alberga la imagen de la patrona de Alcalá. La del Ecce Homo presenta una singular estructura en la techumbre que contrasta con la sencilla entrada en arco de medio punto. En la capilla que lleva su nombre se venera el cuerpo incorrupto de san Diego de Alcalá, que se expone a los fieles cada 13 de noviembre, día de su festividad.

De las once capillas que poseía la catedral originariamente, solo se conservan cinco, y los lados correspondientes a las otras seis están pintados en la pared sugiriendo el espacio faltante.

Tras la elevación del templo a catedral, el interior fue restaurado y renovado. Se efectuaron excavaciones que pusieron de manifiesto enterramientos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La Catedral contiene los restos de Los Santos niños Justo y Pastor (¿-304), sus restos están repartidos entre Alcalá de Henares y Huesca, San Diego de Alcalá (1400-1463), Arzobispo Alfonso Carrillo de Acuña (1410-1482), Cardenal Cisneros (1436-1517) aunque su sepulcro está en la Capilla de San Ildefonso y del Arzobispo García Loaysa y Girón (1534-1599).

justo_y_pastor1.png

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El Ayuntamiento de Alcalá va a erigir un monumento en recuerdo a las víctimas de ETA

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha iniciado los trámites para realizar un reconocimiento a las víctimas mortales de ETA que han tenido relación con Alcalá de Henares. El Consistorio documentó las víctimas relacionadas con nuestra ciudad en función de tres criterios:

    · Personas asesinadas por ETA nacidas en Alcalá
    · Personas asesinadas por ETA en Alcalá de Henares
    · Personas asesinadas por ETA que vivían en Alcalá de Henares en ese momento

    Fruto de esa investigación realizada por el Ayuntamiento, se elaboró un documento que fue remitido a la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, que procedió a corroborar los datos allí recogidos y a contactar con los familiares para consultar sobre esta cuestión y tener así su consentimiento para poder ser contactados por al Ayuntamiento.

    El resultado de todo este trabajo ha sido presentado hoy por el alcalde a la Junta de Portavoces de los Grupos Políticos Municipales, con la idea de que esta propuesta sea aprobada por unanimidad y culmine con la instalación de un monumento de recuerdo a las víctimas de ETA.

    En los próximos días se contactará con los familiares, y en las próximas semanas se decidirá el lugar donde se establecerá este monumento, buscando el máximo consenso.

    Según el alcalde complutense, Rodríguez Palacios, "se trata de un reconocimiento que desde el Ayuntamiento de Alcalá queremos hacer a las víctimas del terrorismo de ETA que tuvieron una relación estrecha con nuestra ciudad. Es imprescindible que Alcalá no olvide a las personas que murieron por la barbarie terrorista que nos golpeó en España durante tantos años. Hoy en día, cuando afortunadamente ya no sufrimos el terrorismo de ETA, es el momento de dejar constancia de lo que fue y de recordar a los que fueron sus víctimas antes de ser derrotados por la Democracia".

  • Los vecinos de Alcalá ya están celebrando la navidad

    Un año más, el recinto ferial se viste con sus galas más navideñas para convertirse en “Alcalá, Ciudad de la Navidad”. Un espacio de más de 20.000 metros cuadrados llenos de luces, magia y sobre todo mucha diversión. Este año, en su segunda edición, está siendo todo un éxito, con muchos vecinos y vecinas de la ciudad, y también visitantes que vienen desde todos los puntos de la Comunidad de Madrid, disfrutando de la Navidad y de la amplia oferta de actividades y espectáculos para todos los públicos.

    Además, la calle Mayor, una de las calles más bonitas de España y símbolo de una ciudad Patrimonio de la Humanidad como Alcalá de Henares, presenta un aspecto de lo más navideño. Más de 22.000 bombillas LED han convertido el paseo en toda una experiencia para los sentidos, simulando un manto de estrellas que a las 18:00, 19:00, 20:00, 21:00 y 22:00 regala a los viandantes un precioso espectáculo de luz y sonido.

    Son muchos los vecinos y vecinas los que han disfrutado ya de este fantástico espectáculo de luz y sonido. Y es que, “tenemos una calle Mayor que brilla con luz propia durante todo el año, pero en Navidad queríamos algo especial, que todos los que se acercaran se llevaran una experiencia única”, explica María Aranguren, concejala del PSOE de Alcalá.

    La buena acogida de la Navidad en Alcalá de Henares se refleja en los datos arrojados desde las Oficinas de Turismo de la ciudad, que ha batido récord de visitantes durante el puente de la Constitución. “El pasado año, en este mismo puente de diciembre, las Oficinas de Turismo recibieron a 4.706 personas. Este año hemos batido récord con un total de 23.847 visitas”, añade Aranguren.

    Espectáculo_de_luz_y_sonido_calle_Mayor.jpg

  • El barrio complutense de Espartales ya disfruta de sus nuevas pistas deportivas al aire libre

    Las pistas deportivas al aire libre de uso gratuito de Espartales abrieron al público el 6 de diciembre, el PSOE de Alcalá apuesta por el deporte como eje estratégico de la ciudad e invierte cerca de seis millones de euros en instalaciones deportivas.

    El pasado jueves, 6 de diciembre, Día de la Constitución, el barrio de Espartales vio como las nuevas pistas de fútbol sala, balonmano, baloncesto y voleibol abrían al público. Una de las grandes peticiones vecinales de un barrio abandonado en anteriores mandatos de los gobiernos de la derecha, y que desde ahora contará con una nueva instalación deportiva gratuita al aire libre.

    Desde su apertura, han sido muchos los y las jóvenes que se han acercado para disfrutar de esta nueva dotación deportiva en el barrio. Un espacio en el que disfrutar de la vida sana y el deporte de forma totalmente gratuita.

    En palabras del concejal de Deportes, Alberto Blázquez, "el barrio de Espartales no contaba hasta ahora con una instalación deportiva gratuita al aire libre. Ahora todos los vecinos y vecinas del barrio podrán practicar deporte al aire libre en la zona, sin tener que desplazarse a otros barrios”. Además, recuerda que “la misma situación sucede con La Garena, que también dispondrá de unas nuevas pistas deportivas antes del final del mandato".

    En 2015, concurrimos a las elecciones municipales con un Programa Electoral en el que incidíamos en la necesidad de invertir en instalaciones deportivas municipales y con la apuesta por el deporte como eje estratégico en la ciudad. Ahora, después de de tres años de intenso trabajo en el saneamiento de las cuentas municipales, que nos ha permitido reducir la deuda desde los 261 millones de euros hasta los 127 millones de euros actuales, con un superávit de 25,5 millones de euros, podemos devolver a los vecinos y vecinas de Alcalá su esfuerzo en el pago de los impuestos en forma de mejoras en todos los barrios como las nuevas pistas de Espartales.

    Fruto de este gran trabajo realizado en la mejora de la salud financiera del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, al final del mandato habremos invertido cerca de seis millones de euros en instalaciones deportivas, tanto en las ya existentes como en nuevas dotaciones como la de Espartales o La Garena.

    Asimismo, el barrio de Espartales cuenta desde hace semanas con una nueva rotonda, muy demandada por las asociaciones vecinales, en la intersección entre la avenida Gustavo Adolfo Bécquer y la calle Ramón María del Valle Inclán, a la altura del Centro de Salud Miguel de Cervantes. También se encuentra incluido en el Plan de Asfaltado y Aceras, el Plan de Limpieza Intensiva de la ciudad y la reordenación de las líneas de autobuses, con la creación de una línea circular y la introducción de la cabecera de la línea 10 en el interior de Espartales Norte.