Reabren los museos del Metro de Madrid

Reabren los museos del Metro de Madrid

Metro de Madrid reabre desde mañana sábado, día 5, sus espacios museísticos con todas las garantías de seguridad, tras el cierre provocado por la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19). De este modo, los madrileños podrán volver a recorrer la exposición de trenes clásicos en Chamartín, la antigua estación de Chamberí, la Nave de Motores y Los Caños del Peral, que abren sus puertas para convertirse en una alternativa cultural y de ocio de cara al puente de la Constitución y las fiestas de Navidad.

“Los madrileños van a poder volver a disfrutar de toda la oferta museística de Metro de Madrid. Porque el suburbano es mucho más que un servicio público esencial, también es parte de la historia de Madrid, de su cultura y de su oferta turística”, ha subrayado Garrido, consejero de la C.Madrid.

museo_metro_madrid_5.jpg

Para garantizar que las visitas se realizan con todas las condiciones de seguridad por el coronavirus, las personas interesadas deberán solicitar cita previa en la web https://museosmetromadrid.es. Todas las visitas serán guiadas y el aforo estará limitado a una capacidad entre 5 y 10 personas, dependiendo del espacio. Del mismo modo, se van a aplicar medidas preventivas, como el uso obligatorio de mascarilla, y se pondrá disposición de los visitantes gel hidroalcohólico.

Durante este puente de la Constitución, el horario de apertura será de 10.00 a 14.00 horas por la mañana y de 16.00 a 20.00 horas por la tarde, salvo el próximo domingo, día 6 de diciembre, en el que solo abrirán en horario de mañana.

Posteriormente, y coincidiendo con las vacaciones escolares de Navidad, los espacios museísticos de Metro estarán abiertos todos los días, salvo el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero. Una vez finalizado el periodo vacacional, el horario será el habitual en fines de semana.

La entrada es gratuita salvo en el museo de trenes históricos de Chamartín, ya que es necesario acceder a la estación con un título de transportes válido. Toda la información está disponible en la misma página web en la que se puede solicitar la cita previa.

A lo largo de 2019, un total de 155.166 personas visitaron los espacios museísticos de Metro. Este año, las visitas crecieron más de un 30% en enero y febrero. En el mes de marzo, con declaración del Estado de alarma y ante la situación sanitaria, Metro de Madrid decidió cerrar los museos por precaución.

museo_metro_madrid_3.jpg

Durante estos meses de cierre por la pandemia, la empresa pública de la Comunidad de Madrid ha aprovechado para acometer obras de conservación necesarias en la estación de Chamberí y poder, así, mantener en perfecto estado este valioso patrimonio histórico. Unos trabajos que han permitido restaurar algunos elementos como la bóveda y zonas del vestíbulo, así como los paneles cerámicos publicitarios, que por las características de la estación necesitan una mayor conservación.

La estación de Chamberí permite a los viajeros volver al Madrid de los años 50 tan solo bajando unos escalones. Diseñada por el arquitecto Antonio Palacios, pertenece a la Línea 1 de Metro inaugurada en 1919. A principios de los 60, la Compañía Metropolitana decidió aumentar la longitud de los trenes y, ante la imposibilidad de alargar esta estación, la clausuró en mayo de 1966. En marzo de 2008, volvió a abrir sus puertas como museo tras una restauración integral.

museo_metro_madrid_2.jpg

Otro de los espacios que se reabren al público es el de la Nave de Motores, construida entre 1922 y 1924 y que conserva su aspecto original. En esta impresionante nave están ubicados tres enormes motores diésel y el resto de la maquinaria (alternadores, transformadores, etc.) que en su momento sirvieron para generar y transformar la energía con la que funcionaban los trenes. El edificio destaca por la claridad de su concepción, la atención al detalle y la buena ejecución que caracterizan todo el trabajo Antonio Palacios, uno de los grandes artífices de la imagen de la ciudad de la primera mitad del siglo XX.

Los visitantes también podrán recorrer, en la estación de Chamartín, la exposición inaugurada con motivo del Centenario de Metro que permite contemplar los primeros coches que circularon hace un siglo por la Línea 1. En total, 12 coches restaurados, de entre 1924 y 1965. La exposición también incluye cerca de 100 piezas históricas del suburbano.

El último espacio que se reabre al público se ubica en la estación de Ópera, donde se encuentran Los Caños del Peral, el mayor museo arqueológico bajo tierra de Madrid. Con 200 metros cuadrados de extensión, incluye restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII pertenecientes a la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal.

museo_metro_madrid_1.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Comunidad de Madrid recibe la mayor nevada que se recuerda desde el año 1971

    La nevada que ha caído en la ciudad de Madrid es la mayor desde 1971 y ha dejado 33 litros por metro cuadro en forma de nieve en las 24 horas previas a las 07.00 horas de hoy, según han informado fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

    En Madrid no nevaba tanto desde al menos 1971, señalaron las fuentes de Aemet, y precisaron que las precipitaciones en forma de nieve fueron de 33 litros por metro cuadrado en las 24 horas previas a las 07.00 horas de hoy.

    Aquella gran nevada de hace 50 años comenzó a caer sobre la ciudad la tarde del 7 de marzo y continuó hasta la madrugada del día 9, dejando un manto de 20 centímetros de espesor, y de hasta 30 centímetros en algunos barrios del nordeste de la ciudad, cantidades que se han superado ampliamente en esta ocasión.

    La nevada de 1971 fue especialmente importante tanto por el espesor acumulado como sobre todo, por la persistencia.

    Entre las grandes nevadas que se recuerdan en Madrid, donde estos episodios no son frecuentes, destaca también la que se registró la madrugada del 27 al 28 de febrero de 1984 y que dejó espesores de 15 centímetros. Además, los días siguientes fueron secos y fríos, lo que hizo que la nieve permaneciera más de una semana en las zonas de sombra.

    El 23 de febrero de 2005 se produjo otra importante nevada, que comenzó de madrugada y continuó durante el día. En la capital se superaron los 10 centímetros de espesor y en localidades madrileñas por encima de 800 metros se acumularon más de 20.

    Cuatro años después, el 9 de enero de 2009, la nieve volvió a caer copiosamente sobre Madrid, colapsando el tráfico y obligando al cierre del aeropuerto de Barajas durante cinco horas.

    Más recientemente, el 7 de enero de 2018, otra importante nevada que afectó a la Comunidad de Madrid, mantuvo a miles de personas atrapadas durante 18 horas en sus coches en la AP-6.

    La mayor nevada en la ciudad de Madrid de la que se tienen registros meteorológicos fue la que cayó entre el 27 y el 30 de noviembre de 1904, y que acumuló más de un metro de espesor en las calles.

    Entre las grandes nevadas en la capital destacan también la que cubrió las calles el 7 de febrero de 1907, que en algunos puntos alcanzó los 50 centímetros de espesor, y la registrada entre el 26 y el 27 de enero de 1952, que dejó un manto de 30 centímetros.

     

  • La Comunidad de Madrid recibe la mayor nevada que se recuerda desde el año 1971

    La nevada que ha caído en la ciudad de Madrid es la mayor desde 1971 y ha dejado 33 litros por metro cuadro en forma de nieve en las 24 horas previas a las 07.00 horas de hoy, según han informado fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

    En Madrid no nevaba tanto desde al menos 1971, señalaron las fuentes de Aemet, y precisaron que las precipitaciones en forma de nieve fueron de 33 litros por metro cuadrado en las 24 horas previas a las 07.00 horas de hoy.

    Aquella gran nevada de hace 50 años comenzó a caer sobre la ciudad la tarde del 7 de marzo y continuó hasta la madrugada del día 9, dejando un manto de 20 centímetros de espesor, y de hasta 30 centímetros en algunos barrios del nordeste de la ciudad, cantidades que se han superado ampliamente en esta ocasión.

    La nevada de 1971 fue especialmente importante tanto por el espesor acumulado como sobre todo, por la persistencia.

    Entre las grandes nevadas que se recuerdan en Madrid, donde estos episodios no son frecuentes, destaca también la que se registró la madrugada del 27 al 28 de febrero de 1984 y que dejó espesores de 15 centímetros. Además, los días siguientes fueron secos y fríos, lo que hizo que la nieve permaneciera más de una semana en las zonas de sombra.

    El 23 de febrero de 2005 se produjo otra importante nevada, que comenzó de madrugada y continuó durante el día. En la capital se superaron los 10 centímetros de espesor y en localidades madrileñas por encima de 800 metros se acumularon más de 20.

    Cuatro años después, el 9 de enero de 2009, la nieve volvió a caer copiosamente sobre Madrid, colapsando el tráfico y obligando al cierre del aeropuerto de Barajas durante cinco horas.

    Más recientemente, el 7 de enero de 2018, otra importante nevada que afectó a la Comunidad de Madrid, mantuvo a miles de personas atrapadas durante 18 horas en sus coches en la AP-6.

    La mayor nevada en la ciudad de Madrid de la que se tienen registros meteorológicos fue la que cayó entre el 27 y el 30 de noviembre de 1904, y que acumuló más de un metro de espesor en las calles.

    Entre las grandes nevadas en la capital destacan también la que cubrió las calles el 7 de febrero de 1907, que en algunos puntos alcanzó los 50 centímetros de espesor, y la registrada entre el 26 y el 27 de enero de 1952, que dejó un manto de 30 centímetros.

     

  • La Comunidad de Madrid suspende la celebración de campanadas en vía pública y restringe las cabalgatas de Reyes

    La Comunidad de Madrid ha suspendido cualquier acto para festejar las campanadas de Nochevieja en plazas o vías públicas de la región y sólo se podrá organizar cabalgatas de Reyes en recintos acotados. La Dirección General de Salud Pública ha tomado estas decisiones con el objetivo de evitar concentraciones en las calles de los municipios madrileños que puedan favorecer la transmisión del COVID-19.

    Como ha explicado hoy el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, el Gobierno regional va a implantar a partir de mañana una serie de medidas preventivas ante el coronavirus para que se puedan organizar con seguridad algunas de las actividades navideñas que comienzan a desarrollarse, a partir del puente de la Constitución y la Inmaculada, y que duran hasta la festividad de Reyes. La Comunidad de Madrid publicará mañana una Orden en el Boletín Oficial regional (BOCM) que estará en vigor desde este mismo sábado y hasta el próximo 7 de enero incluido.

    Entre otras medidas, la Dirección General de Salud Pública va a limitar a partir de mañana los aforos de todos los mercadillos que se organicen en la región del 75% actual al 50%.

    Asimismo, la celebración de cualquier concierto u otro acto en la vía pública tendrá que organizarse en un espacio acotado, con los espectadores sentados y con un aforo del 50% respetando la distancia de seguridad entre las personas. La Consejería de Sanidad solicita la colaboración de las policías municipales para evitar aglomeraciones alrededor del lugar donde se organicen este tipo de actividades.

    En este mismo sentido, la entrega de cartas por parte de los niños a los Reyes Magos y Papá Noel, pajes y acompañantes se tendrán que organizar con las medidas de distancia y seguridad en un espacio acotado y con un aforo del 50%.

    Sanidad también ha determinado que cualquier representación de la llegada de los Reyes Magos el día 5 de enero tendrá que realizarse en un espacio acotado, con el público sentado y con un aforo del 50% respetando la distancia de seguridad. También la representación de Belenes vivientes se realizará en un lugar acotado, con los espectadores sentados y un aforo del 50% respetando la distancia de seguridad.

    Las visitas a lugares donde tradicionalmente se exponen los Belenes tendrán que respetar el mismo aforo del 50% del espacio donde se habiliten y respetando al máximo la distancia de seguridad en las colas entre familias o grupos de seis personas.

    Además, la Orden que se publica mañana recomienda extremar la diligencia en la observancia de las medidas generales de prevención (mascarillas, lavado de manos, distancia, ventilación, minimizar contactos y permanecer en domicilio si hay síntomas).

    Asimismo, aconseja a los estudiantes que regresen a la residencia familiar para las vacaciones navideñas, que limiten las interacciones sociales y extremen las medidas de prevención los diez días anteriores a su regreso. Una vez en el domicilio, se recomienda limitar los contactos y respetar su burbuja de convivencia.

    La Comunidad de Madrid recuerda también a los responsables de los establecimientos de hostelería reforzar la ventilación de los espacios interiores; y a los ayuntamientos que favorezcan un mayor uso del espacio público al aire libre y a toda la población, que siempre que sea posible las actividades se realicen al aire libre.

    La Orden también recomienda a la población que organice sus compras con antelación para evitar las grandes aglomeraciones en calles y centros comerciales.

    Asimismo, desde la Consejería de Sanidad se recuerda a los titulares de los alojamientos de turismo rural o viviendas de uso turístico que serán responsables del cumplimiento en sus establecimientos de las medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias para hacer frente al COVID-19, así como de la vigilancia del cumplimiento de las limitaciones en cuanto a la agrupación de personas.

    En el caso de los residentes de centros residenciales socio-sanitarios que realicen una salida más prolongada con motivo de las celebraciones navideñas, la Comunidad de Madrid recomienda que ésta quede restringida a un único domicilio y manteniendo una burbuja de convivencia estable.

    Además de la regulación de estas actividades, la Comunidad de Madrid desarrollará en los próximos días con rango normativo regional el acuerdo sobre el plan de Navidad dictado el pasado miércoles por el Ministerio de Sanidad en el ámbito del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

    Las medidas del Ministerio de Sanidad recogen la limitación de entrada y salida de las comunidades autónomas entre el 23 de diciembre y el 6 de enero; la limitación de reuniones a un máximo de 10 personas de hasta dos grupos de convivientes los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero, fechas a las que la Comunidad de Madrid añadirá el Día de Reyes para permitir esas reuniones; y la limitación de la movilidad nocturna entre las 01:30 horas y las 06:00 horas de los días 25 de diciembre y 1 de enero, es decir, en Nochebuena y Nochevieja.

    La Comunidad de Madrid recuerda, asimismo, que desde hoy viernes 4 de diciembre a las 00:00 horas hasta el próximo domingo 13 de diciembre incluido, no está permitida la entrada y salida de personas de la región salvo por causas justificadas.

    Para tomar esta decisión, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad ha tenido en cuenta la movilidad que registra la región, tanto de salidas como de entradas de ciudadanos procedentes de todas las comunidades autónomas, en un puente especialmente marcado por las compras previas a las Navidades.