La Guardia Civil de Arganda detiene a cinco menores por robar y herir con una navaja a sus víctimas, los menores son acusados de cometer diversos robos con fuerza durante las fiestas patronales de Arganda del Rey, que habían generado "alarma social" entre la población por su actitud violenta, llegando incluso a apuñalar y proferir cortes con arma blanca a sus víctimas.

Según ha informado el Instituto Armado, los menores formaban un grupo que actuaba en la vía pública de la localidad, donde escogían sus víctimas para cometer sus robos. Algunas de las víctimas fueron heridas con cuchillos y tuvieron que ser hospitalizadas.

Los arrestos han corrido a cargo de agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a Arganda del Rey. Cuatro de ellos residentes en el municipio y otro en la localidad de Mejorada del Campo, y a todos se les acusa de cuatro robos con violencia o intimidación y tres delitos de lesiones.

El operativo se inició tras distintas denuncias interpuestas donde varias víctimas detallaron haber sufridos robos en el mes de agosto y principios del mes de septiembre.

Durante la madrugada del pasado día 10 de septiembre de 2019, en la celebración de las fiestas patronales de esta localidad, concretamente en la carpa joven ubicada en el recinto ferial, otras dos personas resultaron víctimas de robos con violencia, donde los autores emplearon armas blancas, hiriéndolos mediante tres apuñalamientos a uno de ellos y el corte de la falange de un dedo al otro.

Tras las comprobaciones realizadas, los agentes observan que la descripción física aportada por las víctimas y modus operandi empleado eran coincidentes y apuntaban a un mismo grupo.

Rápidamente se localizó a los presuntos autores de los robos, cinco menores que formaban parte del mismo grupo de amitos y a los que se puso, tras su detención, a disposición de la Fiscalía de Menores.

Publicado en Otras localidades

Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

La red conseguía los medicamentos ilegales destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia

Para evitar ser descubiertos en sus comunicaciones utilizaban un lenguaje propio con palabras clave, cómo “vainas” o “gas” para sustituir a dosis o a los productos dopantes.

Agentes de la Policía Nacional, en la primera operación antidopaje realizada conjuntamente entre la Policía Nacional y AMERIPOL (Comunidad de Policías de América), han detenido en Madrid y Asturias a seis ciclistas de un club ovetense y cinco personas más, relacionadas con el mundo del ciclismo, por distribuir sustancias dopantes.

Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos. La red conseguía los medicamentos destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia.

Poco después, los agentes se incautaron de una bolsa que había sido arrojada previamente en un contenedor por varios de los integrantes del equipo investigado. Tras recuperar la bolsa abandonada y mirar su contenido se intervinieron diferentes ampollas de productos ilegales, jeringas, agujas y cajas vacías de sustancias utilizadas para mejorar el rendimiento deportivo. Con esta nueva evidencia, los investigadores profundizaron en la investigación y descubrieron que la red se abastecía de los medicamentos dopantes mediante dos vías. Una nacional, intercambiando los mismos entre los propios deportistas o a través de una farmacia ubicada en un municipio asturiano. Y, otra internacional, mediante los países de procedencia de los propios investigados (Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia).

Avanzada la investigación revelaron que parte de los medicamentos ilegales con los que traficaban eran remitidos a Madrid desde Asturias. Ya en la capital, normalmente una persona era quién se encargaba de recibirlos y distribuirlos pero, en ocasiones uno de los ciclistas implicados realizaba entregas en mano a otros deportistas en su propio domicilio. Poco después, la investigación llevó a los agentes a averiguar que, la red tenía un alto grado de sofisticación y especialización, pues contaba con pisos destinados a la vivienda de los ciclistas que se habían convertido también en el lugar de suministro y distribución de los productos dopantes entre los deportistas. Asimismo, pare evitar ser detectados empleaban un leguaje propio con palabras clave en las comunicaciones, por ejemplo utilizaban la palabra “vainas” cuando querían referirse a dosis, “gas” para evitar nombrar a los propios medicamentos dopantes o “eso” cuando quería decir inyectables.

Con toda esta información y tras acreditar el tráfico ilegal de medicamentos los investigadores, junto con la participación como observadores, de dos miembros de AMERIPOL detuvieron a 11 personas en Asturias y Madrid. Entre los arrestados se encuentran seis ciclistas de un equipo de Asturias y cinco personas más relacionadas con este mismo deporte; como un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

Además realizaron tres registros en tres domicilios ubicados en varios puntos de Asturias y se incautaron de medicamentos ilegales entre ellos hormona del crecimiento, insulina, testosterona y vitaminas inyectables, varios teléfonos móviles y material informático.

Publicado en Otras localidades

Se han detenido a 4 personas e incautado 4.600 plantas de marihuana-cannabis sativa-.

Uno de los detenidos se dio a la fuga y fue reducido por el copiloto del helicóptero de la Guardia Civil que participaba en el operativo de servicio.

La Guardia Civil en el marco de la operación “Sorbe” ha detenido a cuatro personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana. Se ha desmantelado una plantación con 4.600 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento.

marihuana_guardia.jpg

La operación, que ha permitido la detención de estas cuatro personas en el término municipal de Semillas (Guadalajara), fue llevada a cabo gracias a las investigaciones practicadas por los agentes que posibilitaron el descubrimiento y posterior desmantelamiento de una plantación de marihuana que estas personas cultivaban en la ribera del Río Sorbe a su paso por el Parque Natural de de la Sierra Norte en un terreno escarpado y de difícil acceso.

La plantación estaba atendida y vigilada las 24 horas del día por estas cuatro personas que pernoctaban en el lugar en tiendas de campaña.

La misma estaba perfectamente habilitada con un sistema de riego mediante mangueras que extraían agua del río que era conducida hasta unos bidones que facilitaban el riego de las plantas. También estaba provista de una estructura que permitía cubrir la plantación con unas lonas para tapar la marihuana en condiciones meteorológicas adversas.

En el momento en el que se produjeron las detenciones, uno de los detenidos al percatarse de la presencia de los agentes se dio a la fuga siendo localizado por un helicóptero de la Guardia Civil que participaba en el operativo, en un terreno muy abrupto en plena sierra. Ante la imposibilidad de tomar tierra en el lugar, el piloto realizó una maniobra de aproximación que permitió al copiloto y a otro agente saltar del helicóptero consiguiendo reducir y detener al huido.

Las diligencias instruidas, fueron entregadas junto a los detenidos en el Juzgado de Instrucción de Sigüenza, cuya titular decretó el ingreso en prisión de: G.S., F.L., F.A., A.R., con edades comprendidas entre los 26 y 35 años de edad y de nacionalidad Albanesa.

plantacion_marihuana.jpg

 

 

Publicado en Otras localidades

Cometían los asaltos de madrugada, utilizando uno o dos vehículos, sustraídos pocos días antes, eempotrando uno de ellos en la puerta o escaparate para acceder al interior. El grupo delictivo destacaba por su rapidez, cometían los asaltos en apenas 50 segundos, e itinerancia ya que llegaron a recorrer más de mil kilómetros en una sola noche para cometer un robo.

El valor total de los teléfonos robados alcanzaría un valor de 700.000 euros, terminales que eran enviados a Rumanía a través de empresas de paquetería, siendo recuperados 116 smartphones en el interior de una maleta propiedad de uno de los arrestados.

Los 32 robos con fuerza que se les imputan fueron cometidos en tiendas de telefonía de Albacete, Valencia, Sagunto, Alzira, Reus, Torrente, Cartagena, Tarragona, Elche, Pamplona, Onteniente, Miranda de Ebro, Calatayud, Burgos, Sevilla, Teruel, Santa Pola, Gandía, Murcia, Sabiñanigo, Mollerusa (Lérida), Villareal y Elda.

Los autores materiales de los robos rotaban continuamente, yendo y volviendo de Rumanía cada poco tiempo, siendo arrestados finalmente en España (11), Rumanía (4), Francia (3), Italia (1) y Suecia (1) y entre los que se encuentra su líder.

Recuperado un vehículo de alta gama valorado en más de 80.000 euros, sustraído en Almería y utilizado en los últimos cuatro robos cometidos en localidades de Huesca, Lérida, Castellón y Alicante.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a cometer robos con fuerza mediante el procedimiento de alunizaje en tiendas de telefonía de toda España. El objetivo de los asaltos eran los productos expuestos en la tienda y expositores, cuyo destino final era Rumania. Operaban de noche y con rapidez, incluso en menos de un minuto, recopilaban los terminales y huían del lugar. Para cometer los robos se desplazaban por todo el territorio nacional y, hasta el momento, se les imputan 32 robos con fuerza en 23 ciudades de toda España. 

A lo largo de la investigación, los agentes identificaron a las personas que integraban la organización y constataron que rotaban continuamente. Una vez que un grupo de integrantes de la organización ejecutaba varios robos, abandonaba España y dejaban paso a nuevos miembros de la organización llegados de Rumania. Igualmente, los investigadores constataron que la organización enviaba los teléfonos robados a ese país a través de empresas de paquetería.

La operación se ha saldado con la detención de 20 personas, de los cuales 11 permanecen en prisión, si bien la investigación continúa abierta con el fin de identificar plenamente a otros integrantes de la organización receptores de los terminales robados en España. Hasta el momento se les imputan 32 robos con fuerza por el método del alunizaje en tiendas de telefonía.

Publicado en Otras localidades

 Aunque el número de robos en viviendas en Torrejón siguen siendo bajos, durante el verano se produjeron varias incidencias de este tipo seguidas, lo que llevó al Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, a través de su Concejalía de Seguridad, a mantener una reunión de coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía, donde se establecieron directrices y un dispositivo especial de seguridad.

Fruto de este dispositivo especial de seguridad, en el barrio Juncal, agentes de la Policía Local observaron la presencia de un hombre en actitud sospechosa junto a un vehículo, dándose éste a la fuga a pie al percatarse de la vigilancia policial.

Los agentes encontraron agazapado en la parte trasera del vehículo a otro individuo de nacionalidad colombiana, junto a material y herramientas para abrir y forzar puertas.

La Policía Local de Torrejón de Ardoz sorprendió hace unos días a dos individuos que presuntamente estaban a punto de robar en una vivienda. Aunque el número de robos en viviendas en Torrejón siguen siendo de los más bajos de España, durante el verano se produjeron varias incidencias de este tipo seguidas, lo que llevó al Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, a través de su Concejalía de Seguridad, a mantener una reunión de coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía, donde se establecieron unas directrices y un dispositivo especial de seguridad.

Los agentes encontraron agazapado en la parte trasera del vehículo a otro individuo de nacionalidad colombiana, junto a material y herramientas para abrir y forzar puertas. Este hombre no portaba ningún tipo de documentación, su actitud era nerviosa, dando explicaciones incoherentes a los policías, y fue trasladado a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

El alcalde, Ignacio Vázquez, indicó que “en cuanto confirmamos que se habían producido varios robos en viviendas en nuestra ciudad, nos pusimos en comunicación con la Policía Nacional para sumar esfuerzos con un importante dispositivo contra estos delitos que tanto daño pueden hacer a las familias”.

El concejal de Seguridad, Juan José Crespo destacó que “esta actuación policial viene a demostrar que no solo las medidas diarias preventivas de la seguridad en Torrejón nos sitúan como uno de los municipios más seguros de España, sino que cuando hay una situación que rompe esa seguridad, la capacidad de respuesta y eficacia policial es máxima”.

Publicado en Torrejón de Ardoz

La Policía Nacional desarticula una organización dedicada a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias, cuatro miembros del grupo fueron detenidos cuando abandonaban, en un vehículo y a gran velocidad, una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros,

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada, presuntamente, a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias. El arresto de los cuatro miembros del grupo se produjo cuando abandonaban una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros.

Se ha acreditado su participación en doce asaltos en Madrid, Córdoba, Jerez de la Frontera, Benidorm y otras ciudades del cinturón metropolitano de la capital de España.

El hecho que dio lugar al inicio de la investigación fue un asalto cometido el pasado 21 de junio en Benidorm. Cuatro individuos abordaron a la salida de una entidad bancaria a un hombre que acababa de retirar dinero de la misma, no dudando en emplear la violencia y arrojarle al suelo para apoderarse del dinero, empleando el método del “cogotazo”. Una quinta persona esperaba en un vehículo para facilitar la huida de todos los miembros del grupo tras la comisión del robo.

Tras este suceso, los agentes comenzaron una investigación para tratar de identificar a los autores, llegando a la localización del vehículo con el que habían abandonado del lugar. Tras varias gestiones los agentes descubrieron que el coche también había sido utilizado por este grupo en un hurto llevado a cabo en un centro comercial de Valencia.

Los integrantes del grupo tenían una alta organización y reparto de tareas. Entraban en las sucursales bancarias y aprovechaban el descuido de los clientes a la hora de retirar o ingresar dinero en metálico para apoderarse de su dinero o bien los esperaban a la salida del las mismas y allí los abordaban. Si tenían alguna dificultad en la comisión del hecho delictivo, no dudaban en emplear la violencia para hacerse con el botín.

En otras ocasiones, entraban en la entidad bancaria interpretando perfectamente los papeles designados para despistar a los empleados que acababa de efectuar una operación de ingreso en efectivo. Antes de que pudieran introducirlo en la caja de seguridad, reclamaban su atención y hacían que perdiera de vista el dinero en metálico, momento que era aprovechado por otro miembro del grupo para apoderarse de él. Este modus operandi fue utilizado en un robo que en una sucursal bancaria del paseo de las Delicias de Madrid, donde los delincuentes lograron apoderarse de 62.500 euros en metálico.

Una vez identificados los cuatro miembros del grupo, fueron detenidos en la madrileña localidad de Parla cuando abandonaban a gran velocidad una sucursal bancaria a bordo de un vehículo portando 6.700 euros.

Todos ellos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Publicado en Otras localidades

Los vehículos sustraídos eran balizados por la organización criminal con dispositivos GPS, para que en caso de ser recuperados por las Fuerzas de Seguridad y entregados a sus propietarios legítimos, intentar sustraerlos de nuevo.. Guardias civiles encargados de la investigación se desplazaron a Francia para participar en la desarticulación de la rama de la organización que actuaba en ese país, recuperándose allí 61 de los vehículos sustraídos en España.

La Guardia Civil, en el marco de la operación "VOLTEDA-DUPLARE", ha desarticulado una organización delictiva de ámbito internacional dedicada al tráfico ilícito de vehículos entre España y varios países europeos.

Han sido detenidas 40 personas, 8 de ellas en Francia, de nacionalidades española, rumana, argentina y búlgara. A todos ellos se les considera los responsables del robo de 118 vehículos en nuestro país, de los cuales 61 han sido recuperados en Francia. Con la venta de estos vehículos, habrían obtenido más de 4.500.000 € de beneficios.

En los diferentes registros practicados, se han recuperado varios vehículos que estaban preparados para su exportación al extranjero, así como útiles utilizados para la falsificación, además de matrículas y documentaciones extranjeras falsificadas.

La investigación se inició a principios del pasado año, cuando la Guardia Civil detectó una ITV ubicada en Madrid, en la que varios usuarios de la misma estaban utilizando documentaciones de vehículos sustraídas en Alemania, para pasar favorablemente la inspección técnica a vehículos que simulaban venir de ese país y así poder registrarlos en España, cuando en realidad habían sido robados en nuestro país.

Investigaciones posteriores revelaron que el modus operandi había sido utilizado en numerosas ocasiones y en distintos lugares, pero siempre por el mismo grupo de personas.

Se han inspeccionado dos estaciones de ITV en Madrid, donde la organización pasaba las inspecciones de los vehículos previamente sustraídos y falsificados, así como cuatro talleres mecánicos y tres concesionarios en Madrid y Toledo, en los que se vendían vehículos robados con los elementos falsificados, simulando proceder del extranjero.

Los robos estaban perfectamente planificados y se elegía la marca y modelo y las ubicaciones para llevarlos a cabo, preferiblemente zonas residenciales y áreas empresariales de Madrid. Llegaban incluso a realizar un seguimiento y estudio previo de las rutinas de los propietarios de los vehículos elegidos. En algunos casos, los propios delincuentes instalaban, sobre los potenciales vehículos a sustraer, dispositivos de seguimiento GPS para facilitar toda la labor anterior.

Cómo circunstancia novedosa, una rama de la organización contaba con dos grúas de asistencia en carretera, con las que se desplazaban a los lugares donde estaban estacionados los vehículos elegidos para ser sustraídos, y simulando una asistencia real los cargaban en las mismas transportándolos al término municipal de Griñón (Madrid), donde los dejaban "enfriar" unos días para detectar cualquier actividad externa sobre ellos. Posteriormente los trasladaban a una finca privada del municipio de Torrejón de Velasco (Madrid), donde se procedía a la falsificación de todos sus elementos y marcas de seguridad.

Otra modalidad de sustracción consistía en alquilar vehículos de la marca y modelo elegida, trasladándolos a distintos países europeos, donde una vez finalizado el plazo de entrega contratado, no los devolvían y los matriculaban en esos países con documentaciones falsas, previamente sustraídas de otros vehículos de idénticas características.

En otras ocasiones utilizaban un sistema más convencional, extrayendo la cerradura de la puerta para acceder al interior y, con un dispositivo electrónico que se conecta al puerto de diagnosis, anulaban el inmovilizador y lo arrancaban en pocos segundos.

Finalmente cambiaban la titularidad de los vehículos sustraídos para eludir cualquier acción policial o administrativa. Para ello, obtenían información de vehículos de idénticas características solicitando informes a la DGT, a través de una gestoría online de la provincia de Málaga, consiguiendo por menos de 10 € que cuesta cada informe, todos los datos necesarios para utilizarlos en las documentaciones falsificadas.

De esta manera, tras falsificar la placa de matrícula y el bastidor de los vehículos robados con los datos de los legales, circulaban por nuestras carreteras dos vehículos con los mismos datos de identificación y de titularidad, lo que ha motivado, en varios casos, que los legítimos propietarios recibiesen denuncias de tráfico procedentes de provincias en las que no habían estado.

Otra vía utilizada por esta organización para introducir vehículos sustraídos en España, consistía en que una vez falsificados los bastidores, matrícula y documentaciones con datos de vehículos de Alemania o Suecia, principalmente, pasaban la ITV en España y, con este informe favorable, lo registraban administrativamente como procedente de esos países, cuando en realidad, nunca habían salido de España.

Sobre el resto de vehículos sustraídos, la organización actuaba de manera inversa, falsificándolos con información de vehículos españoles y enviándolos para su venta a países europeos, principalmente a Francia, donde se han recuperado casi la mitad del total de los vehículos sustraídos.

Por este motivo, mediante la coordinación de EUROPOL, se inició una investigación conjunta con la Brigade de Recherche de Gendarmerie de Rodez (Francia) y la OCLDI (Oficina Central para la Lucha Contra la Delincuencia Itinerante) de Gendarmerie de Francia, para esclarecer la trama delictiva asentada en el país galo, que vendía gran parte de los vehículos españoles.

Por ello, 4 componentes de la Guardia Civil encargados de la investigación, se trasladaron al país vecino para colaborar in situ con las fuerzas policiales francesas, donde se detuvo a 8 integrantes de esta organización internacional y se identificaron gran parte de los vehículos sustraídos en España.

Una vez superados todos estos trámites y con los vehículos "legalizados", algunos de ellos eran expuestos en concesionarios españoles, otros en compraventas franceses y otros por internet, todos ellos con un precio de venta ligeramente inferior al de mercado, para así atraer potenciales clientes y cerrar su venta cuanto antes.

Decenas de propietarios españoles habrían comprado vehículos en estos concesionarios, desconociendo realmente su procedencia ilícita. No obstante, y en previsión de que se descubriese que esos vehículos eran robados y fuesen entregados a sus legítimos propietarios, este grupo criminal instalaba dispositivos GPS en los mismos, para volver a robarlos de nuevo en caso de que las fuerzas de seguridad lo recuperasen y así empezar el ciclo de la falsificación de nuevo.

Publicado en Otras localidades

La Guardia Civil ha detenido a una pareja de estafadores asentados en el municipio madrileño de Camarma de Esteruelas, que han obtenido más de 637.000 euros de 23 personas haciéndoles creer que vendían inmuebles procedentes de subastas públicas.

Los detenidos son C.A.P. y A.M.M.A., hombre y mujer, españoles de 47 y 48 años de edad, con antecedentes por delitos relacionados contra el patrimonio y a quienes por estos hechos se les imputan delitos de estafa, falsificación de documento público y mercantil.

Tras ser puestos a disposición judicial, se decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre, que era el cabecilla de la trama.

La investigación empezó en julio pasado, tras la denuncia de un ciudadano por haber sido víctima de cinco estafas que ascendían a 132.500 euros en concepto de señales para la compra de cinco viviendas.La pareja detenida, de nacionalidad española, tiene un amplio historial delictivo por causas similares, y estaban perseguidos por dos juzgados de la provincia de Málaga.

El 'modus operandi' siempre era el mismo y giraba en torno a la adquisición de bienes inmuebles procedentes de subastas de distintas administraciones públicas a un precio muy inferior al del mercado, por lo que su adquisición era muy atractiva para las víctimas.

Para dar más credibilidad al entramado llegaron a falsificar documentos de entes públicos como del “Consejo General del Poder Judicial” y de “Correos y Telégrafos de España”.Los ahora detenidos, un hombre y una mujer, se adornaban de un perfil personal y profesional de éxito para generar confianza, creaban y daban de alta dominios web con la apariencia de veracidad, llegando incluso a regalar teléfonos de alta gama que regalaban a sus víctimas.

A continuación se celebraba el contrato y se pagaba una cantidad en concepto de reserva y señal, utilizando para ello documentos públicos falsificados y pólizas de seguros igualmente falsas.

La pareja vivía de forma aislada en un lujoso chalet que tenían alquilado en Camarma de Esteruelas y eran extremadamente cuidadosos con los desplazamientos que hacían. En el registro de su domicilio, la Guardia Civil intervino diversa documentación y dispositivos electrónicos relacionados con la investigación, así como 2.685 euros en moneda fraccionada, dos relojes de alta gama, varios terminales telefónicos y televisores.

Publicado en Otras localidades

Los cuatro detenidos formaban una organización criminal perfectamente estructurada y disponían de unas instalaciones altamente sofisticadas donde se llevaba a cabo el cultivo de marihuana en grandes cantidades para su posterior distribución.

La especialización de esta plantación radica en el cultivo escalonado de la planta, en diferentes salas dentro de la nave, lo que permitía obtener beneficios mensualmente.

https://www.policia.es/videos/wmv/20190731_2.mp4

La Policía Nacional desmantela una plantación con más de 2000 plantas de marihuana en el Polígono Industrial Fadricas

La Policía Nacional ha detenido en San Fernando a cuatro personas como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita y defraudación de fluido eléctrico tras el hallazgo de una nave industrial, en la cual se había instalado un cultivo con más de 2.000 plantas de marihuana. La nave donde operaba la organización disponía de una superficie de 400 metros cuadrados y se encontraba ubicada en el Polígono Industrial de Fadricas. Esta operación se enmarca dentro de la “Operación Verde” diseñada por Policía Nacional para disminuir la capacidad de acción de las organizaciones criminales dedicadas al cultivo de marihuana.

La investigación se inició hace varias semanas tras detectarse un fuerte olor a marihuana que provenía de la zona donde se ubicaban varias naves industriales y que solo podía percibirse cuando se daban unas condiciones climatológicas específicas. Este hecho dificultó a los agentes la localización exacta del cultivo, debido también a las numerosas naves industriales y locales existentes en la zona, muchos de ellos vacíos o con escasa actividad industrial.

Fruto de las gestiones realizadas los investigadores descubrieron la ubicación exacta, así como la identidad de los presuntos responsables de la actividad ilícita. Tras recabar las pruebas incriminatorias necesarias se procedió a realizar un registro de la nave investigada. En su interior se localizó una macroplantación dividida en diferentes departamentos estancos mediante aislantes térmicos y la instalación de aires acondicionados, filtros, lámparas de alto voltaje y ventiladores con los que se habían logrado las condiciones óptimas para un rápido crecimiento de las plantas.

Todo ello con el objetivo de permitir a los "guardadores" controlar de manera minuciosa la luz, temperatura y humedad de las plantas y, además, de disimular el fuerte olor característico de dichos cultivos gracias a los sistemas de extracción. Debido al grado de tecnificación de la instalación imposibilitaba ser detectados por trabajadores y clientes del citado polígono, así como de la posible presencia policial. Aparte de la gran cantidad de plantas intervenidas, se han decomisado fertilizantes y otros utensilios destinados a la producción ilegal de marihuana, un vehículo de alta gama y dinero en metálico.

Esta modalidad delictiva conlleva un perjuicio para el ciudadano, que ha quedado patente tras la inspección del técnico de la empresa de suministro eléctrico, por la abultada defraudación de fluido eléctrico, llegando a consumir más de 35.000 vatios de forma ilegal, cuyo pago es asumido por el conjunto de la ciudadanía.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos junto con los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de San Fernando, cuyo titular tras oír a los investigados en declaración decretó el ingreso en prisión para tres de ellos y libertad con cargos para el cuarto detenido.

marihuana_policia.jpg

 

Publicado en Otras localidades

Hasta la fecha se han esclarecido un total de 28 estafas ocurridas en Barcelona y Villafranca del Penedés (Barcelona), Marbella (Málaga), Burgohondo (Ávila), Manzanares (Ciudad Real), Ocaña, Sonseca y Yepes (Toledo), Pinto, Villaviciosa de Odón, Arganda del Rey, Perales del Río, Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid, Galapagar, Madrid, Ciempozuelos, Boadilla del Monte, Navalcarnero y Collado Villalba en Madrid, imputándoles además un delito de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a grupo criminal.

La Guaria Civil ha detenido a diez personas e investiga a dos más por su presunta implicación en 28 delitos de estafa a personas de avanzada edad en varios municipios de Toledo, Ciudad Real, Ávila, Málaga, Barcelona y Madrid. Se estima que el grupo podría haber obtenido unos beneficios superiores a los 140.000 euros. Entre los efectos intervenidos, figura un guión para perpetrar el timo del 'tocomocho' de forma exitosa.

La investigación tenía su origen, tras detectar un incremento en el número de denuncias en la zona sur de la Comunidad de Madrid, con la existencia de un nexo común: las víctimas eran siempre personas de edad avanzada y los autores eran dos o tres personas que si no lograban su objetivo con el timo, no dudaban en utilizar la violencia.

Tras analizar las denuncias existentes en el Puesto de la Guardia Civil de Pinto, se realizó un estudio pormenorizado, localizando varios hechos en la Comunidad de Madrid, con la misma metodología, centrando la investigación en un clan familiar, liderado por la matriarca del mismo, que cuenta con numerosos antecedentes por hechos similares.

Los ya detenidos, que tienen fijada su residencia Móstoles, Navalcarnero, Quijorna y Casarrubios del Monte, suman más de 300 antecedentes y tienen una estructura delincuencial muy marcada. La líder del clan, una mujer de 55 años es la encargada de gestionar el dinero estafado, realizando inversiones inmobiliarias, compra de vehículos, así como, del reparto de los beneficios entre sus hijos y los esposas/as de los mismos. En total, el grupo organizado lo formaban 12 personas con vínculos familiares, 7 hombres y 5 mujeres de origen español y con edades comprendidas entre los 21 y los 57 años de edad

El entramado solía actuar en grupos de tres personas, elegían zonas utilizadas generalmente por las personas mayores para realizar sus paseos matutinos, seleccionado como víctimas a hombres o mujeres que estuvieran solos para perpetrar el timo.

Una de las técnicas que utilizaban para engañar a los ancianos era la conocida la técnica del tocomocho. Para llevarla a efecto se desplazaban tres o cuatro personas hasta las inmediaciones de zonas de paseo habitual de los ancianos y una de ellas abordaba a una víctima ofreciéndole la compra de un billete de lotería supuestamente premiado,

A continuación se acercaba una segunda persona ejerciendo funciones de gancho y se interesaba por la compra del citado billete. Tras unos minutos de conversación llegaban al acuerdo de la compra a medias del décimo y se desplazaban con la víctima en su vehículo hasta su vivienda o hasta algún cajero para conseguir el dinero. Una vez que lo tenían en su poder y para deshacerse de la víctima le pedían que bajase del vehículo a comprar algún producto alimenticio, abandonando los autores el lugar a toda prisa.

En otros casos utilizaron el timo de la estampita, seleccionando a personas de avanzada edad que estuvieran en calles poco transitadas y solitarias y uno de los encartados, simulando una discapacidad mental, le ofrecía a la víctima una mochila con billetes. A continuación hacía acto de presencia una segunda persona que ejercía funciones de gancho y le ofertaba a la víctima cambiarle la mochila a medias. A los pocos minutos, volvía a aparecer esta segunda persona con un sobre con el dinero referente a su parte instando a la víctima a que fueran los tres hasta una entidad bancaria a sacar el dinero o a su vivienda si lo tenía en metálico. Cuando la víctima les había entregado el dinero, la persona que simulaba una discapacidad reclamaba chocolates para que el anciano se bajara del vehículo, abandonando inmediatamente los encartados el lugar.

Por último, este grupo, también utilizaba el timo del 'parentesco'. Los ahora detenidos simulaban ser familiares lejanos de las víctimas. Tras conseguir establecer la duda, les comentan que en la actualidad regentan una joyería y que buscan joyas antiguas para realizar reproducciones. Una vez que se ganan la confianza de los ancianos y estos acceden a prestarles sus joyas para que las fotografíen, se marchan del lugar con su botín.

Publicado en Mejorada del Campo
Página 1 de 8