En un día como hoy, España se unía a la Comunidad Europea y se implantaba el IVA

En un día como hoy, España se unía a la Comunidad Europea y se implantaba el IVA

Hoy día 1 de enero se cumplen 29 años de la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea, actual Comunidad Europea y de la entrada en vigor del IVA. En estos 29 años, los fondos de cohesión y los planes de reparto de Europa han dotado a España de una gran cantidad de infraestructuras que eran inimaginables cuando en aquel año 86, disfrutábamos ante la pantalla de la 1 de TVE (no existían aún las autonómicas ni privadas).

El impacto en los primeros cinco años de la adhesión a la Comunidad Europea fueron excelentes y aunque el déficit comercial fue acusado, el PIB español logró crecer a un ritmo del 5 por ciento, dos puntos por encima de la media europea.

El IVA como tal, no fue un impuesto nuevo, fue un impuesto de sustitución sobre otros que existían en nuestro ordenamiento tributario y todas las negativas que se plantearon en la entrada, se superaron ampliamente. Gran trabajo de los estadistas europeos del momento, aunque en la actualidad, la UE se cuestiona a cada paso que da, pero muchos países, siguen confiando en las virtudes y ventajas de una unión monetaria europea. Lástima que esta unión no avance también en las políticas fiscales conjuntas con el objetivo de eliminar los desiquilibrios que aún tenemos en Europa.

En el año 2012, el IVA en España subió. El tipo general pasó del 18% al 21%, mientras que el reducido, que es el que pagan la mayor parte de los servicios de hostelería, transportes, productos sanitarios y de alimentación, subió del 8 al 10%. El superreducido, que grava prensa, medicamentos o comida no elaborada, se mantuvo en el 4%.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Un día como hoy, de hace 66 años, se patentaba el código de barras

    Un día como hoy, 7 de Octubre, pero de 1952 se patentaba el código de barras por Joseph Woodland, Jordin Johanson y Bernard Silver un curioso invento en aquella época, con el que pueden reconocer rápidamente un artículo en cualquier punto de la cadena logística pudiendo así realizar inventarios o consultar sus características. El sistema, sin embargo, no será comercialmente utilizado hasta 1966.

  • Descubierto un fraude de más de 25 millones de euros en el impago de IVA sobre bebidas alcohólicas

    En la operación ESPÍRITU se ha detenido a 43 personas en 14 registros en empresas y domicilios e intervenido 12 vehículos de alta gama y un arma corta y se han intervenido bebidas alcohólicas por valor de más de 4.000.000 €, que eran comercializadas muy por debajo del precio de mercado.

    bebidas1.jpg

    La Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en el marco de la operación ESPÍRITU, han desarticulado una organización criminal acusada de defraudar más de 25 millones de euros en IVA sobre la comercialización de bebidas alcohólicas.

    La operación se ha llevado a cabo en las provincias de Madrid, Zamora, Badajoz, Castellón, Valencia, Barcelona, Gerona, Sevilla, Cádiz, Málaga, Lérida y Guadalajara y se ha saldado con la detención de 43 personas y la intervención de bebidas alcohólicas por valor de más de 4 millones de euros.

    Los delitos que se imputan a los miembros de esta organización delictiva son contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, contra el mercado y los consumidores y falsedad documental.

    La adquisición de la mercancía, bebidas alcohólicas, se realizaba por un grupo de empresas denominadas “introductoras”, las cuales direccionaban el producto al Depósito Fiscal. Seguidamente, las bebidas espirituosas eran transportadas hasta los centros de distribución, que poseían la capacidad de comercializarlas a precios muy por debajo de los de mercado. Este bajo precio se lograba porque la organización criminal eludía pagar el impuesto del IVA.

    Aunque la mercancía era trasladada realmente a los referidos centros de distribución directamente, documentalmente la organización, la hacía pasar por distintas sociedades, entre las que se distinguían dos clases, por un lado, las “pantallas” que, únicamente intentan difuminar el seguimiento de la mercancía y alejar la acción fraudulenta de los responsables criminales, y por otro lado las denominadas “truchas” o “missing traders”, al frente de las cuales la organización criminal situaba testaferros.

    Esta defraudación millonaria se perfeccionaba, ya que estas últimas eran las que la organización destinaba a no pagar el IVA correspondiente, de tal modo que cuando la Administración les exigía esta compensación, nadie respondía a la misma, llegando a alcanzar un fraude que habría superado los 25 millones de euros en este concepto.

    De este modo, la organización criminal se aseguraba la colocación de todas las bebidas alcohólicas que pudiera adquirir distribuyéndolas por las provincias afectadas y consiguiendo prácticamente una monopolización del mercado.

    Además de las detenciones practicadas, la operación se ha saldado con el bloqueo de varios centenares de productos financieros, 47 inmuebles de distinta naturaleza y 59 vehículos.

    bebidas4.jpg

     

  • En un día como hoy, el escritor Mariano José de Larra se suicidaba

    El 13 de febrero de 1837, hace 181 años, puso fin a su vida el escritor Mariano José de Larra “Fígaro” en su domicilio de Madrid. La desesperanzadora evolución del país cuya regeneración había preconizado desde sus artículos se vino a sumar a una dura situación personal.

    Larra, que había puesto fin a su matrimonio hacía años, intentó retomar una antigua relación amorosa con Dolores Armijo, mujer también casada, a su regreso de un viaje a París a finales de 1835. Aquel día Dolores accedió a verle sólo con el fin de recuperar unas cartas comprometedoras y poner fin definitivo a la relación.

    El autor, desesperado, se pegó un tiro en la sien. El mundo literario romántico de Madrid recibió la noticia con auténtica consternación y su entierro se convirtió en un acto colectivo de reconocimiento y fervor literario.