Un día como hoy, de hace 75 años se estrenó “Bambi”, la película que revolucionó el cine animado

Un día como hoy, de hace 75 años se estrenó “Bambi”, la película que revolucionó el cine animado

Hace 75 años tuvo lugar el estreno de una de las obras maestras más bellas y tristes de Disney: la historia del cervatillo Bambi, que pese al paso del tiempo sigue conmoviendo a grandes y chicos.

Una sola vez un superior se burló llamándolo “comandante Bambi”. Pero pese a ello, Donnie Dunagan trató de mantener en secreto hasta su jubilación el hecho de que puso la voz infantil al famoso cervatillo.

Un acontecimiento que opacaba otros como haber sido el instructor más joven de la Marina estadounidense, haber ganado varias medallas al valor o haber sido herido en Vietnam. “Me puedo imaginar perfectamente lo que ponían en sus cartas los sargentos y capitanes: ‘Querida mamá, ¿adivina quién es mi comandante?'”, relató al “Military Times” el oficial que hoy tiene 82 años. Cuando tení­a cinco años, Dunagan actuó en la pelí­cula de terror “El hijo de Frankenstein”, y dos años más tarde puso la voz al protagonista del clásico de los dibujos animados. Para aquel entonces la historia del cine de animación había dado grandes pasos.

bambi-505860859-large.jpg

El siempre perfeccionista Walt Disney tardó cinco años en estar satisfecho con su obra. Finalmente, “Bambi” tuvo su estreno mundial el 13 de agosto de 1942 en Estados Unidos, aunque se estrenó en los cines de Londres cinco días antes. La elección de la capital británica se debió a que los estudios temí­an las protestas de los cazadores del estado de Maine, en vista de que el mensaje de la película es muy claro: el ser humano es el peor enemigo de la naturaleza.

Sin embargo, los cazadores no tenían ninguna oportunidad frente a Bambi y sus grandes ojos infantiles, así­ como su dulce rostro.

bambi.jpeg

Acompañado del conejo Tambor y de la mofeta Flor, Bambi va descubriendo las bellezas y desafíos del bosque, hasta que crece y se convierte en su rey. La gran tragedia que ningún niño olvidará al verla es el momento en que el cervatillo comprende que su madre ha muerto por el disparo de un cazador. Tras el éxito con su primer film animado “Blancanieves y los siete enanitos”, Walt Disney compró los derechos de la novela “Bambi”, publicada en 1923 por el escritor austríaco Felix Salten (1869-1945). Consideraba que la historia del cervatillo era la posibilidad de reinventar el género: Bambi debía moverse de la forma más natural posible pese a ser un dibujo, en vez de parecer la caricatura de un animal.

En Estados Unidos no hay corzos (como el Bambi original), así que Disney lo convirtió en un ciervo de Virginia. Para que los dibujantes estudiaran los movimientos naturales, Walt Disney trajo ciervos y otros animales salvajes a una zona vallada en la parte de atrás de los estudios y envió a equipos de camarógrafos a los bosques para observar a los animales en su entorno real. Pero sus esfuerzos no fueron recompensados. El público quería los elementos de fantasía que habían hecho famoso al estudio.

bambi_pelicula.jpeg

El crítico del “New York Times” aseguraba tras el estreno en 1942: “En su búsqueda de la perfección el señor Disney se acerca peligrosamente a acabar con todo el mundo de fantasía del cine animado”. “No se puede mezclar naturalismo con la fantasía del cine animado”, juzgaba implacable. Pese a haber sido nominada a tres Oscar en las categorías de Mejor Sonido, Mejor Canción y Composición Musical Original., “Bambi” consiguió recuperar los costes solamente cuando fue repuesta después de la Segunda Guerra Mundial. Un viejo truco de Disney que siempre funciona: en los últimos 75 años el clásico le ha permitido ganar a los estudios más de 250 millones de dólares.

Bambi_1942_opt.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • En un día como hoy, se estrenaba la primera tira cómica de Mickey Mouse

    The Walt Disney Company celebra un nuevo aniversario del lanzamiento de la primera tira cómica de Mickey Mouse, que salió a la luz un 13 de enero de 1930, hace 89 años.

    Todo comenzó cuando la King Features Syndicate pidió a Disney una licencia para usar al ratón Mickey, un personaje que nació un 18 de noviembre de 1928.

    Walt Disney aceptó la propuesta de la compañía y la primera tira salió un día como hoy, con guión del propio creador, dibujos de Ub Iwerks y entintado de Win Smith. La primera semana las tiras fueron una adaptación parcial de Plane Crazy, y Minnie fue el primer personaje en incorporarse al reparto junto a Mickey.

    El personaje de Mickey Mouse, como la mayoría de los personajes de Disney, además de gozar de protección por derechos de autor, está protegido como marca registrada (™ o ®), lo que establece que sus derechos son perpetuos siempre que el dueño lo use de forma comercial. En el caso de que un dibujo de la factoría Disney estuviera en el dominio público, los propios personajes seguirían como marca registrada y su uso se consideraría "no autorizado".

    primera_tira_comica_mickey_mouse.jpg

  • La primera novela de ciencia ficción “Frankenstein” cumple 201 años

    El 01 de enero de 1818, se publica "Frankenstein" una novela escrita por la escritora inglesa Mary Shelley sobre una criatura producida por un experimento de un científico nada ortodoxo.

    Frankenstein (título completo: Frankenstein o el moderno Prometeo) esta enmarcada en la tradición de la novela gótica, el texto explora temas tales como la moral científica, la creación y destrucción de vida y la audacia de la humanidad en su relación con Dios.

    De ahí, el subtítulo de la obra: el protagonista intenta rivalizar en poder con Dios, como una suerte de Prometeo moderno que arrebata el fuego sagrado de la vida a la divinidad.

    Shelley empezó a escribir Frankestein la historia cuando tenía diecinueve años, y la novela se publicó cuando tenía veintiún años.

    Frankenstein2_efemerides.jpg

    La primera edición fue publicada anónimamente en Londres en 1818.

    El nombre de Shelley aparece en la segunda edición, publicada en Francia en 1823.

    Frankenstein es considerado la primera verdadera historia de ciencia ficción, porque a diferencia de las historias anteriores con elementos fantásticos parecidos a los de la ciencia ficción el personaje central "toma una decisión deliberada" y "vuelve a los experimentos modernos en el laboratorio" para lograr resultados fantásticos.

  • En un día como hoy, Disney estrenaba su primera película de larga duración “Blancanieves y los siete enanitos”

    El 21 de diciembre de 1938, Walt Disney se estrena en el Teatro Círculo Carthay su primera película de larga duración, “Blancanieves y los siete enanitos”.

    Posteriormente se estrena a escala nacional el 04 de febrero de 1938, obteniendo ganancias internacionales de US$8 millones, en su momento fue la película con el récord de más alto taquilla sonora.

    La popularidad de la película ha llevado a ser relanzada en varias ocasiones hasta su lanzamiento en video casero en la década de 1990.

    Ajustado a la inflación, “Blancanieves y los siete enanitos” es una de los diez mejores peliculas taquilla de Estados Unidos.

    En los premios de la Academia numero 11, Walt Disney fue galardonado con un Oscar honorífico, y la película fue nominada a la Mejor Partitura musical.

    La película fue añadida al Registro Nacional de Cine de Estados Unidos en 1989 y está clasificado en la lista de las 100 mejores películas estadounidenses.

    blancanieves.jpg

    En 2008, el Instituto de Cine Americano, reconoció a “Blancanieves y los siete enanitos” como “la mejor película de animación estadounidense de todos los tiempos”.

    La película fue producida por 750 artistas que trabajaron durante tres años y costó US$1.5 millones. El costo era tan exorbitante que Disney tuvo que hipotecar su casa para pagar por la producción de la película.

    Los artistas produjeron un millón de dibujos individuales y sólo una cuarta parte de estos fueron utilizados realmente en la impresión final de la película.