Levantamientos del Dos de Mayo

Levantamientos del Dos de Mayo Destacado

El levantamiento del 2 de mayo,​ sucedido en 1808, es el nombre por el que se conocen los hechos acontecidos en aquel año en la ciudad española de Madrid, producidos por la protesta popular ante la situación de incertidumbre política derivada tras el motín de Aranjuez.

Posteriormente a que se reprimiera la protesta por las fuerzas napoleónicas presentes en la ciudad, por todo el país se extendió una ola de proclamas de indignación y llamamientos públicos a la insurrección armada que desembocarían en la guerra de la independencia española.

dos_de_mayo.jpg

Tras la firma del Tratado de Fontainebleau el 27 de octubre de 1807, la consiguiente entrada en España de las tropas aliadas francesas de camino hacia Portugal y los sucesos del motín de Aranjuez el 17 de marzo de 1808, Madrid fue ocupada por las tropas del general Murat el 23 de marzo de 1808. Al día siguiente, se producía la entrada triunfal en la ciudad de Fernando VII y su padre, Carlos IV, que acababa de ser forzado a abdicar a favor del primero. Ambos son obligados a acudir a Bayona para reunirse con Napoleón, donde se producirán las abdicaciones de Bayona, que tendrá como final la imposición de la corona española en manos del hermano del emperador, José Bonaparte.

Mientras tanto, en Madrid se constituyó una Junta de Gobierno que Fernando VII había dejado encargada de los asuntos de gobierno antes de partir para entrevistarse con Napoleón.2​ Pero el poder efectivo quedó en manos de Murat, que redujo la Junta a mero títere, un simple espectador de los acontecimientos. El 27 de abril, Murat solicitó, supuestamente en nombre de Carlos IV, la autorización para el traslado a Bayona de los dos hijos de éste que quedaban en la ciudad, la reina de Etruria María Luisa, y el infante Francisco de Paula. Aunque la Junta se negó en un principio, tras una reunión de urgencia en la noche del domingo 1 al lunes 2 de mayo, y ante las instrucciones de Fernando VII llegadas a través de un emisario real desde Bayona, finalmente cedió.

dos_de_mayo_1.jpg

El 2 de mayo de 1808, a primera hora de la mañana, grupos de madrileños comenzaron a concentrarse ante el Palacio Real. La muchedumbre conocía la intención de los soldados franceses de sacar de palacio al infante Francisco de Paula —último miembro de la familia real que permanecía todavía en Madrid—​ para llevárselo a Francia con el resto de la Familia Real, por lo que, al grito proferido por José Blas Molina ¡Que nos lo llevan!, parte del gentío asaltó las puertas de palacio.

El infante se asomó a un balcón provocando que aumentara el bullicio en la plaza. Un grupo que creyó que los franceses se llevaban al infante por la fuerza, atacó a una patrulla francesa, que solo pudo zafarse de la acometida por la intervención de un batallón y dos piezas de artillería, que dispararon contra la multitud.3​ El choque desencadenó una violenta reacción popular en la ciudad, precipitó que la lucha se extendiese por todo Madrid.3​ Al deseo del pueblo de impedir la salida del infante, se unió el de vengar a los muertos y el de deshacerse de los franceses.

levantamiento.jpg

En el Pretil de los Consejos, por San Justo y por la plazuela de la Villa, la irrupción de gente armada viniendo de los barrios bajos era considerable; mas por donde vi aparecer después mayor número de hombres y mujeres, y hasta enjambres de chicos y algunos viejos fue por la plaza Mayor y los portales llamados de Bringas. Hacia la esquina de la calle de Milaneses, frente a la Cava de San Miguel, presencié el primer choque del pueblo con los invasores, porque habiendo aparecido como una veintena de franceses que acudían a incorporarse a sus regimientos, fueron atacados de improviso por una cuadrilla de mujeres ayudadas por media docena de hombres.4​

Los madrileños comenzaron así un gran levantamiento popular espontáneo pero largamente larvado desde la entrada de las tropas francesas, improvisando soluciones a las necesidades de la lucha callejera. Se constituyeron partidas de barrio comandadas por caudillos espontáneos; se buscó el aprovisionamiento de armas, ya que en un principio las únicas de que dispusieron fueron navajas; y se comprendió la necesidad de impedir la entrada en la ciudad de nuevas tropas francesas.

Todo esto no fue suficiente y Murat pudo poner en práctica una táctica tan sencilla como eficaz. Cuando los madrileños quisieron hacerse con las puertas de la cerca de la ciudad para impedir la llegada de las fuerzas francesas acantonadas en sus afueras, el grueso de las tropas de Murat (unos 30 000 hombres) ya había penetrado, haciendo un movimiento concéntrico para dirigirse hacia el centro. No obstante, la gente siguió luchando durante toda la jornada utilizando cualquier objeto que fuera susceptible de servir de arma, como piedras, agujas de coser o macetas arrojadas desde los balcones. Así, los acuchillamientos, degollamientos y detenciones se sucedieron en una jornada sangrienta.

Mamelucos y lanceros napoleónicos extremaron su crueldad con la población y varios cientos de madrileños, hombres y mujeres, sin distinción de edad, así como soldados franceses, murieron en la refriega. Goya reflejaría estas luchas años después, en su lienzo La Carga de los Mamelucos.

Si bien la resistencia al avance francés fue mucho más eficaz de lo que Murat había previsto, especialmente en la puerta de Toledo, la puerta del Sol y el Parque de Artillería de Monteleón,3​ su operación de cerco le permitió someter a Madrid bajo la jurisdicción militar y poner bajo sus órdenes a la Junta de Gobierno. Poco a poco, los focos de resistencia popular fueron cayendo.

malasaña.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Desmantelada en Madrid una organización que distribuía billetes falsos de 50 euros por toda España

    Han sido detenidas ocho personas y se registraron cuatro inmuebles situados en el madrileño barrio de Lavapiés, donde se intervinieron 15.000 euros falsos. En otra operación distinta, se ha desarticulado una imprenta clandestina ubicada en Colombia y dedicada a la falsificación de euros y dólares estadounidenses.

    Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Madrid una organización dedicada a la distribución de billetes falsos de 50 euros. Durante la operación, que se ha desarrollado en colaboración con Europol, se han intervenido 15.000 euros falsos en billetes de 50 y se ha detenido a ocho personas. En otra operación distinta, los agentes han desarticulado una imprenta clandestina ubicada en la ciudad colombiana de Bogotá, donde se falsificaban billetes de 100 dólares y de 5 y 100 euros. Esta operación se ha saldado con la detención de dos personas y la incautación de 20.000 dólares falsos.

    i_20191015_12_th.jpg

    Las investigaciones de la primera operación se iniciaron en marzo de 2019 gracias a la colaboración ciudadana. Los agentes tuvieron conocimiento de la ilícita actividad de un ciudadano senegalés que, presuntamente, vendía dinero falso además de también dedicarse al menudeo de droga, heroína, cocaína y marihuana.

    La investigación permitió identificar a diferentes miembros de la organización con domicilio en el barrio madrileño de Lavapiés. Sin embargo, las dificultades de la investigación fueron enormes debido a las complicaciones para llevar a cabo el seguimiento de los investigados sin ser detectados.

    A principios de agosto, y fruto de la investigación, se retuvo un paquete que iba a recibir el cabecilla del grupo y que contenía 15.000 euros en billetes falsos de 50 euros. El paquete, procedente de Italia, tenía como objetivo ser distribuido fundamentalmente en las ciudades de Madrid y Barcelona, donde los miembros de la organización tenían a personas que introducían los billetes en tiendas y comercios.

    El carácter internacional de la operación quedó patente por los continuos viajes de los miembros de la organización a Italia. Es por ello que se solicitó la colaboración de Europol, que desde ese momento se integró en la investigación para coordinar y aportar información.

    Una vez recopilada toda la información, se estableció un dispositivo formado por más de 60 policías nacionales en las inmediaciones del barrio de Lavapiés. Al dispositivo se incorporó un miembro de Europol que estuvo en permanente contacto con las bases de datos de la Oficina Europea de Policía para el intercambio de información.

    Se llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios de forma simultánea, que culminaron con la detención del cabecilla de la organización y de siete miembros de la misma. Muchos de los detenidos tenían numerosos antecedentes policiales.

    Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Alcalá de Henares por los delitos de falsificación de moneda y contra la salud pública.

    Gracias a la colaboración entre la Policía Nacional y diferentes cuerpos policiales de Sudamérica contra la falsificación de moneda, durante el pasado mes de agosto se inició una serie de investigaciones junto al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de Colombia. Como resultado, se ha desmantelado en Bogotá una imprenta clandestina dedicada a la falsificación de billetes de euros y de dólares estadounidenses. La imprenta contaba con todos los elementos necesarios para llevar a cabo este delito. Dos personas han sido detenidas y se ha intervenido un total de 20.000 dólares falsos.

    Las primeras informaciones señalaban que un grupo de personas falsificaba diferentes divisas en la ciudad Bogotá, entre ellas el euro, por lo que las autoridades colombianas solicitaron el apoyo técnico y operativo de la Policía Nacional y, posteriormente, de Europol.

    A través del estudio de los billetes, se comprobó que se trataría de una falsificación hecha con una impresora. Con el seguimiento de los investigados, pudo localizarse el lugar donde se encontraría la imprenta clandestina. Una vez localizada, se decidió llevar a cabo la detención de los investigados y el registro de sus domicilios.

    Allí se descubrió que estaban falsificando billetes de 100 dólares estadounidenses y preparando la falsificación de billetes de 5 y 100 euros. Se intervinieron todos los útiles necesarios para la falsificación de billetes, un ordenador, una impresora, tintas, papel, diversas herramientas y 20.000 dólares falsos.

  • La Policía desmantela dos tiendas con productos falsificados

    La Policía de Madrid ha desmantelado dos tiendas con artículos elaborados con piel de animales protegidos y productos falsificados. Agentes de la Unidad de Investigación y Coordinación Judicial procedieron el pasado día 1 de octubre a realizar inspección en un local del distrito Centro, en el que pudieron comprobar que tenían expuestos para su venta artículos como camisetas, parches textiles y otros de reconocidas marcas de motocicletas y grupos musicales que carecían de medidas de seguridad en el etiquetaje y embolsado.

    También se pudo comprobar que en otras vitrinas tenían expuestas, también para su venta, artículos (bolsos, carteras, monederos, etc) realizados con pieles autenticas de caimán, cocodrilo, serpiente pitón y manta raya.

    Estos artículos, por su composición y elaboración, vulneran la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Convenio CITES) y, por tanto, podría tratarse de artículos de procedencia ilícita.

    Preguntado el encargado de la tienda sobre la documentación de estos complementos, presentó cuatro fotocopias en las que se reseñaban ocho artículos adquiridos y ninguno coincidente con los expuestos.

    Ante estos hechos, los agentes procedieron a levantar dos actas de intervención cautelar, una por el delito contra la propiedad industrial (635 artículos falsificados) y otra por tener a la venta productos de especies protegidas sin aportar documentación, 92 artículos que vulneraban el convenio CITES.

    También se ha inspeccionado una tienda en la calle Fuencarral, de los mismos propietarios, en la que se han intervenido otros 75 artículos realizados con pieles de las mismas especies protegidas. En total 167 artículos con un valor de más 15.083 euros.

    Los propietarios de las tiendas fueron informados de que van a ser investigados por dos delitos, uno contra la propiedad industrial y otro contra la fauna y flora salvaje.

  • Detenidos en Madrid y Asturias seis ciclistas y cinco personas por distribuir sustancias dopantes

    Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

    La red conseguía los medicamentos ilegales destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia

    Para evitar ser descubiertos en sus comunicaciones utilizaban un lenguaje propio con palabras clave, cómo “vainas” o “gas” para sustituir a dosis o a los productos dopantes.

    Agentes de la Policía Nacional, en la primera operación antidopaje realizada conjuntamente entre la Policía Nacional y AMERIPOL (Comunidad de Policías de América), han detenido en Madrid y Asturias a seis ciclistas de un club ovetense y cinco personas más, relacionadas con el mundo del ciclismo, por distribuir sustancias dopantes.

    Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos. La red conseguía los medicamentos destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia.

    Poco después, los agentes se incautaron de una bolsa que había sido arrojada previamente en un contenedor por varios de los integrantes del equipo investigado. Tras recuperar la bolsa abandonada y mirar su contenido se intervinieron diferentes ampollas de productos ilegales, jeringas, agujas y cajas vacías de sustancias utilizadas para mejorar el rendimiento deportivo. Con esta nueva evidencia, los investigadores profundizaron en la investigación y descubrieron que la red se abastecía de los medicamentos dopantes mediante dos vías. Una nacional, intercambiando los mismos entre los propios deportistas o a través de una farmacia ubicada en un municipio asturiano. Y, otra internacional, mediante los países de procedencia de los propios investigados (Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia).

    Avanzada la investigación revelaron que parte de los medicamentos ilegales con los que traficaban eran remitidos a Madrid desde Asturias. Ya en la capital, normalmente una persona era quién se encargaba de recibirlos y distribuirlos pero, en ocasiones uno de los ciclistas implicados realizaba entregas en mano a otros deportistas en su propio domicilio. Poco después, la investigación llevó a los agentes a averiguar que, la red tenía un alto grado de sofisticación y especialización, pues contaba con pisos destinados a la vivienda de los ciclistas que se habían convertido también en el lugar de suministro y distribución de los productos dopantes entre los deportistas. Asimismo, pare evitar ser detectados empleaban un leguaje propio con palabras clave en las comunicaciones, por ejemplo utilizaban la palabra “vainas” cuando querían referirse a dosis, “gas” para evitar nombrar a los propios medicamentos dopantes o “eso” cuando quería decir inyectables.

    Con toda esta información y tras acreditar el tráfico ilegal de medicamentos los investigadores, junto con la participación como observadores, de dos miembros de AMERIPOL detuvieron a 11 personas en Asturias y Madrid. Entre los arrestados se encuentran seis ciclistas de un equipo de Asturias y cinco personas más relacionadas con este mismo deporte; como un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

    Además realizaron tres registros en tres domicilios ubicados en varios puntos de Asturias y se incautaron de medicamentos ilegales entre ellos hormona del crecimiento, insulina, testosterona y vitaminas inyectables, varios teléfonos móviles y material informático.