Levantamientos del Dos de Mayo

Levantamientos del Dos de Mayo Destacado

El levantamiento del 2 de mayo,​ sucedido en 1808, es el nombre por el que se conocen los hechos acontecidos en aquel año en la ciudad española de Madrid, producidos por la protesta popular ante la situación de incertidumbre política derivada tras el motín de Aranjuez.

Posteriormente a que se reprimiera la protesta por las fuerzas napoleónicas presentes en la ciudad, por todo el país se extendió una ola de proclamas de indignación y llamamientos públicos a la insurrección armada que desembocarían en la guerra de la independencia española.

dos_de_mayo.jpg

Tras la firma del Tratado de Fontainebleau el 27 de octubre de 1807, la consiguiente entrada en España de las tropas aliadas francesas de camino hacia Portugal y los sucesos del motín de Aranjuez el 17 de marzo de 1808, Madrid fue ocupada por las tropas del general Murat el 23 de marzo de 1808. Al día siguiente, se producía la entrada triunfal en la ciudad de Fernando VII y su padre, Carlos IV, que acababa de ser forzado a abdicar a favor del primero. Ambos son obligados a acudir a Bayona para reunirse con Napoleón, donde se producirán las abdicaciones de Bayona, que tendrá como final la imposición de la corona española en manos del hermano del emperador, José Bonaparte.

Mientras tanto, en Madrid se constituyó una Junta de Gobierno que Fernando VII había dejado encargada de los asuntos de gobierno antes de partir para entrevistarse con Napoleón.2​ Pero el poder efectivo quedó en manos de Murat, que redujo la Junta a mero títere, un simple espectador de los acontecimientos. El 27 de abril, Murat solicitó, supuestamente en nombre de Carlos IV, la autorización para el traslado a Bayona de los dos hijos de éste que quedaban en la ciudad, la reina de Etruria María Luisa, y el infante Francisco de Paula. Aunque la Junta se negó en un principio, tras una reunión de urgencia en la noche del domingo 1 al lunes 2 de mayo, y ante las instrucciones de Fernando VII llegadas a través de un emisario real desde Bayona, finalmente cedió.

dos_de_mayo_1.jpg

El 2 de mayo de 1808, a primera hora de la mañana, grupos de madrileños comenzaron a concentrarse ante el Palacio Real. La muchedumbre conocía la intención de los soldados franceses de sacar de palacio al infante Francisco de Paula —último miembro de la familia real que permanecía todavía en Madrid—​ para llevárselo a Francia con el resto de la Familia Real, por lo que, al grito proferido por José Blas Molina ¡Que nos lo llevan!, parte del gentío asaltó las puertas de palacio.

El infante se asomó a un balcón provocando que aumentara el bullicio en la plaza. Un grupo que creyó que los franceses se llevaban al infante por la fuerza, atacó a una patrulla francesa, que solo pudo zafarse de la acometida por la intervención de un batallón y dos piezas de artillería, que dispararon contra la multitud.3​ El choque desencadenó una violenta reacción popular en la ciudad, precipitó que la lucha se extendiese por todo Madrid.3​ Al deseo del pueblo de impedir la salida del infante, se unió el de vengar a los muertos y el de deshacerse de los franceses.

levantamiento.jpg

En el Pretil de los Consejos, por San Justo y por la plazuela de la Villa, la irrupción de gente armada viniendo de los barrios bajos era considerable; mas por donde vi aparecer después mayor número de hombres y mujeres, y hasta enjambres de chicos y algunos viejos fue por la plaza Mayor y los portales llamados de Bringas. Hacia la esquina de la calle de Milaneses, frente a la Cava de San Miguel, presencié el primer choque del pueblo con los invasores, porque habiendo aparecido como una veintena de franceses que acudían a incorporarse a sus regimientos, fueron atacados de improviso por una cuadrilla de mujeres ayudadas por media docena de hombres.4​

Los madrileños comenzaron así un gran levantamiento popular espontáneo pero largamente larvado desde la entrada de las tropas francesas, improvisando soluciones a las necesidades de la lucha callejera. Se constituyeron partidas de barrio comandadas por caudillos espontáneos; se buscó el aprovisionamiento de armas, ya que en un principio las únicas de que dispusieron fueron navajas; y se comprendió la necesidad de impedir la entrada en la ciudad de nuevas tropas francesas.

Todo esto no fue suficiente y Murat pudo poner en práctica una táctica tan sencilla como eficaz. Cuando los madrileños quisieron hacerse con las puertas de la cerca de la ciudad para impedir la llegada de las fuerzas francesas acantonadas en sus afueras, el grueso de las tropas de Murat (unos 30 000 hombres) ya había penetrado, haciendo un movimiento concéntrico para dirigirse hacia el centro. No obstante, la gente siguió luchando durante toda la jornada utilizando cualquier objeto que fuera susceptible de servir de arma, como piedras, agujas de coser o macetas arrojadas desde los balcones. Así, los acuchillamientos, degollamientos y detenciones se sucedieron en una jornada sangrienta.

Mamelucos y lanceros napoleónicos extremaron su crueldad con la población y varios cientos de madrileños, hombres y mujeres, sin distinción de edad, así como soldados franceses, murieron en la refriega. Goya reflejaría estas luchas años después, en su lienzo La Carga de los Mamelucos.

Si bien la resistencia al avance francés fue mucho más eficaz de lo que Murat había previsto, especialmente en la puerta de Toledo, la puerta del Sol y el Parque de Artillería de Monteleón,3​ su operación de cerco le permitió someter a Madrid bajo la jurisdicción militar y poner bajo sus órdenes a la Junta de Gobierno. Poco a poco, los focos de resistencia popular fueron cayendo.

malasaña.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Plaza Mayor de Torrejón será testigo de una recreación histórica de la Guerra de la Independencia

    Está organizada por “Voluntarios de Madrid 1808/1814” en colaboración con el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, con motivo de la festividad del 2 Mayo que recuerda el levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas de Napoleón Bonaparte.

    Los vistosos trajes de época del ejército francés y los guerrilleros españoles recorrerán la Plaza Mayor el 4 de mayo, a las 11:00 horas, después habrá una recreación histórica del levantamiento del 2 de mayo a las 11:20 horas, para desfilar posteriormente a las 12:00 horas hasta la Plaza del Museo de la Ciudad.

    guerra_independencia.jpg

    Un año más, con motivo del 2 de mayo, los “Voluntarios de Madrid 1808/1814” han organizado en colaboración con el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz y el Museo de la Ciudad, una recreación histórica de la Guerra de la Independencia el próximo domingo 4 de mayo.

    Las tropas francesas y los patriotas españoles se enfrentarán en la Plaza Mayor a partir de las 11:00 horas. A continuación, desfilarán por las calles Hospital, Ronda del Saliente, Cervantes, y Jabonería hasta el Museo de la Ciudad, donde habrá juegos y talleres para niños hasta las 14:00 horas.

    Los vistosos trajes de época del ejército francés y los guerrilleros españoles recorrerán la Plaza Mayor a las 11:00 horas, hará una recreación histórica del levantamiento del 2 de mayo a las 11:20 horas, para desfilar posteriormente a las 12:00 horas hasta la Plaza del Museo de la Ciudad.

    Programa de la Recreación Histórica de la Guerra de la Independencia el domingo 6 de mayo:

    o 11:00 horas.- Desfile en la Plaza Mayor.

    o 11:20 horas.- Recreación histórica en la Plaza Mayor

    o 12:00 horas.- Salida hacia la Plaza del Museo de la Ciudad. Recorrido: Plaza Mayor, calles Hospital, Ronda del Saliente, Cervantes, y Jabonería hasta el Museo de la Ciudad.

    o 12:30 horas.- Juegos y talleres para los niños y niñas hasta las 14:00 horas en el Museo de la Ciudad.

  • Cuatro personas detenidas en Madrid por apropiarse de todo el patrimonio de una anciana con demencia

    La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas que estaban a punto de apoderarse de todo el patrimonio de una mujer de 84 años con trastorno cognitivo, logrando su confianza para aislarla de su familia y amigos con la intención de vender su casa y retirar todo su dinero.

    Según ha informado Jefatura Superior de Policía de Madrid, los arrestados, tres hombres y una mujer, crearon un "entorno de falsa amistad" sobre la víctima aprovechándose de su estado mental.

    La mujer, entre dinero en metálico y el valor de su vivienda, disponía de un patrimonio valorado en 300.000 euros y fue su entidad bancaria la que alertó de retiradas sospechosas de dinero en efectivo en un corto espacio de tiempo.

    En el momento de la detención, los agentes se percataron que los arrestados tenían un poder notarial para lograr la adjudicación de la vivienda, denominado "poder ruinoso", situada en el barrio de Aluche para ponerla a su nombre con la intención de ponerla en venta.
    Uno de los arrestados, de nacionalidad española y de 80 años, ha relatado a la Policía Nacional que conoció al hermano de la víctima de la apropiación indebida hace 20 años y los agentes sospecha que, en connivencia con el resto de detenidos, estableció un plan para apoderarse de su patrimonio por su estado mental. A dos de ellos se les impuso una orden de alejamiento sobre la víctima.

    La investigación se inició a finales de marzo, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de ciertos movimientos inusuales en la cuenta bancaria de la anciana, pues había aumentado "considerablemente" los reintegros "muy por encima del promedio normal que venía realizando la mujer".

    Varias averiguaciones permitieron comprobar que la mujer presentaba problemas cognitivos y que, tras ser "aislada" de su entorno familiar y social, fue ingresada en una residencia por los presuntos autores.

    Éstos, posteriormente, la iban a recoger al centro para acudir a la entidad bancaria donde tenía los ahorros y realizar reintegros de dinero del que se apoderaban, comprobando que la suma superaba los 10.000 euros en efectivo.


    En la detención, llevada a cabo el pasado jueves, descubrieron que los arrestados habían cambiado la cerradura de la vivienda de la víctima y habían conseguido ese poder notarial para adjudicarse el piso y poder venderlo. De hecho, en el momento de la detención se disponían a formalizar la escritura a su nombre.

    En la operación se detuvo a cuatro personas -tres hombres y una mujer-, a los que les fueron intervenidas una cartilla bancaria de la víctima, dinero en efectivo, así como escrituras de autotutela sobre la mujer y una fotocopia de su documento nacional de identidad.
    Finalmente fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó una orden de alejamiento de dos de los presuntos autores sobre la víctima y revocó los poderes notariales que habían obtenido.

    Dos de los arrestados son de nacionalidad española y de 60 y 80 años respectivamente. También se procedió a la detención de un varón argentino de 56 años y una mujer de nacionalidad alemana de 38 años.

  • La Guardia Civil detiene a 20 personas pertenecientes a una organización delictiva dedicada a la venta y distribución de cocaína y tucibí conocida como “Pantera Rosa”

    La operación BENÁS se ha saldado con la incautación de más de 30 kilos de cocaína, 1’5 kilos de tucibí conocida como “pantera rosa o cocaína rosa”, (droga muy agresiva que puede causar graves secuelas) y otros tipos de sustancias estupefacientes. Se han llevado a caco 15 registros domiciliarios donde se han intervenido más de 20.000 euros, una pistola simulada y 8 vehículos y se han desarticulado siete puntos de venta de droga. Es la aprehensión de tucibí más importante llevada a cabo por la Guardia Civil.

    pantera_rosa.jpg

    La Guardia Civil, en el marco de la operación BENÁS, desarrollada en la provincia de Huesca, ha procedido a la detención de 20 personas (16 varones y 4 mujeres de entre 25 y 64 años), en las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y Huesca, pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína, hachís y tucibí conocida como “Pantera Rosa”, una droga química especialmente peligrosa, dado que sus componentes pueden provocar graves secuelas si se consume de forma continuada en un breve periodo de tiempo.

    En la operación se han intervenido 30’5 kilogramos de cocaína, 1,5 kilos de tucibí, 600 gramos de polen de hachís, 1 kilogramo de marihuana, sustancia de corte, 15 básculas de precisión, utensilios para la manipulación y distribución de droga, documentación contable de las transacciones de dinero efectuadas, 20.450 euros en metálico, 8 vehículos, 1 pistola simulada, munición y cartuchería de arma larga, 44 teléfonos móviles, 6 tablets, 5 portátiles y 2 discos duros.

    A los detenidos se les imputan los supuestos delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

    Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron determinar la localización exacta de los puntos de venta, así como la identificación de los miembros de la organización y su estatus dentro de la misma. Igualmente, se pudo constatar como los componentes de la organización estaban repartidos por varios puntos del territorio nacional para la distribución de la droga.

    Continuando con las investigaciones, se logró determinar que la organización tenía el control del mercado ilícito de cocaína, hachís y marihuana en la Comarca de La Ribagorza (Huesca).

    Por tal motivo, los agentes llevaron a cabo 15 entradas y registros en domicilios de las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y en la Comarca de La Ribagorza (Huesca), donde se incautaron numerosas sustancias estupefacientes, sustancia de corte, dinero en efectivo y utensilios para la manipulación, pesaje y venta al por menor de las drogas, así como gran cantidad de dinero en efectivo y documentación contable acreditativa de las transacciones llevadas a cabo.

    Gracias a esta intervención la Guardia Civil, se ha conseguido localizar, antes de que se distribuyera desde Madrid al resto de puntos de venta de la organización, una partida de tucibí conocida como “pantera rosa o cocaína rosa”.

    La organización adquiría las sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, directamente desde los países de producción, siendo recepcionada en Madrid y desde allí suministrada a los puntos de venta o distribución en las provincias de Burgos, Madrid y Huesca. Para ello los sospechosos hacían los desplazamientos tomando grandes medidas de seguridad para evitar ser identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

    Una vez trasladada la droga hasta las provincias de Huesca y Burgos, procedían al corte y preparación de las sustancias, para su posterior venta y distribución.

    Cabe destacar el nivel de especialización conseguido por la organización ya que cada miembro realizaba un trabajo específico desde la adquisición de la sustancia en el país de origen y su transporte a España, su almacenamiento, corte y preparación, y su posterior distribución. De esta forma aumentaban sus beneficios económicos.

    Con esta operación se dan por desarticulados siete puntos de venta de droga en Huesca, dos puntos de distribución y venta en Burgos, y diversos domicilios en las provincias de Madrid y Guadalajara utilizados como almacenes de droga de la organización para su posterior distribución por el territorio nacional.

    Cabe destacar que es la aprehensión de tucibí más importante llevada a cabo por la Guardia Civil.

    En uno de los registros se desmanteló varios habitáculos de más de 80 metros cuadrados preparados con todos los elementos preceptivos para la ubicación de una gran plantación indoor de marihuana.

    pantera_rosa_2.jpg