Síntomas cuando te faltan vitaminas

Síntomas cuando te faltan vitaminas

Las vitaminas son los nutrientes esenciales en una dieta sana y equilibrada, la dieta es la mejor manera de obtener las vitaminas que necesitamos. Los suplementos solo deben usarse, por prescripción médica, para compensar el déficit de estos nutrientes en etapas muy concretas. No hay que abusar de las vitaminas, porque un exceso puede tener efectos contraproducentes para la salud, lo que se conoce como hipervitaminosis.

Síntomas cuando te hacen falta vitaminas
Grietas alrededor de la boca: La falta de hierro, zinc, vitaminas del grupo B. son las causantes de las grietas alrededor de la boca; estas vitaminas las puedes encontrar en el salmón, atún, huevo, almejas, tomate seco, lentejas.

Erupciones en la piel tipo acné, rojas o blancas: Esto ocurre cuando a nuestro organismo le falta vitaminas A y D, y ácidos grasos esenciales, debes evitar las grasas saturadas y grasas trans y procurar comer grasas naturales, lo puedes encontrar en el salmón, frutos secos como nueces y almendras, semillas de

Perdida de cabello y erupción cutánea: La pérdida de cabello está relacionada directamente con la falta de Zinc en el organismo, la falta de esta vitamina dificulta la cicatrización de heridas, la piel se presenta reseca y con erupciones frecuentes.
Los alimentos que contienen zinc, son las semillas de calabaza, frutos secos, cereales integrales, coliflor, champiñones, frambuesa y plátano, la vitamina A en zanahorias y pimientos rojos.

Calambres musculares: Esto se da en forma de dolores punzantes en los pies, las pantorrillas, arcos de los pies. Se debe a la falta de calcio, magnesio y potasio, es por eso que debes aumentar a tu dieta cerezas, calabaza, manzanas, pomelo, brócoli y espinacas.

Adormecimiento en las manos y pies: Ocurre, cuando el problema esta relacionado con los nervios periféricos a falta de vitaminas como el complejo B, acido fólico, es importante añadir a tu dieta diaria, espinacas, espárragos, remolachas, frejoles, huevo, pulpo, mejillones.

Las vitaminas son claves para las reacciones químicas que tienen lugar en las células; es decir, para que todo el cuerpo funcione correctamente, para convertir ciertos nutrientes en energía y para enfrentarnos a las enfermedades. Necesitamos incorporar las vitaminas a través de ciertos alimentos para tener salud, encontrar mejor y vernos mejor.

Alimentos ecológicos: ¿Tienen más vitaminas?
Este tema genera mucha controversia entre los profesionales que están a favor o en contra de la alimentación ecológica. Cada año aparecen mas estudios que muestran que no hay diferencias nutricionales entre los alimentos ecológicos y los convencionales; y al mismo tiempo cada año también salen estudios que demuestran que sí los hay. ¿A quién debemos hacer caso? ¿Hay marcas o intereses detrás? Seguramente, sólo hay que investigar un poco más. Los nutricionistas más convencionales no quieren ver según qué. Universidades de todo el mundo, incluidas de aquí, sin ninguna financiación de marcas, así como investigaciones financiadas por la Unión Europea aportan evidencias científicas de que los alimentos ecológicos tienen más vitaminas (y otros nutrientes) que los normales. Es el caso de la vitamina C: fertilizantes nitrogenados en dosis altas disminuyen la concentración de la vitamina.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Mascarilla casera de pepino y miel

    Los pepinos ayudan a tonificar e hidratar la piel. Tienen la gran ventaja de tener el mismo ph (o grado de acidez / alcalinidad) de la piel, esto hace que sean ideales para restaurar este ph después de usar ciertos productos como limpiadores. Después de usarlos tu piel se sentirá suave, fresca y más firme.

    Ingredientes:

    • 1- 1/ 4 de taza de miel de abeja.
    • 2- opcional unas gotas de jugo de limón o una gota de aceite esencial (essential oil).
    • 3- 1 pepino.

    Aplicación:
    Pela el pepino y córtalo en rebanadas muy finas o tritúralo en la licuadora o procesador de alimentos.

    Si usas limón mézclalo con la miel.

    Límpiate la cara con tu limpiadora.

    Aplícate la miel y dale un masaje a tu rostro. Con movimientos circulares siempre hacia arriba siguiendo la dirección del músculo. Deja la miel por mas o menos 10 minutos en tu piel, mientras tanto descansa y cierra los ojos, trata de pensar en cosas agradables.

    Elimina la miel con agua tibia.

    Pon el pepino sobre tu rostro, cuello y decollete. Puedes cubrir aun tus ojos si deseas con pepino.

    Deja el pepino por 5 o 10 minutos y elimina con agua tibia.

    Sentirás la piel firme y limpia.

  • “Cuidar al que cuida” desarrollado en unos centros de salud de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, se convierte en un referente de los entornos saludables y del bienestar de los profesionales

    Los centros de salud de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz de la Sanidad Madrileña han implantado un exitoso plan de salud psicosocial que lleva por titulo “Cuidar al que cuida” manifestando ser una institución comprometida con el bienestar emocional y felicidad de sus profesionales.

    Este caso de éxito extraordinario demuestra que la gestión saludable de personas ya es una realidad en muchas organizaciones sanitarias y, que la Humanización de la Asistencia Sanitaria debe empezar por "cuidar y hacer más felices" a los profesionales sanitarios. Subrayar que hoy en día, de las escasas iniciativas saludables de atención psicosocial puestas en marcha en el sistema sanitario español es referido programa de "escucha activa" al profesional sanitario.

    La intervención está enfocada a la prevención y resolución de problemas emocionales que puedan afectar en el desempeño del trabajo mediante una “escucha activa” a través de cuestionarios y entrevistas personales dando cobertura a tres mil ochocientos profesionales entre personal sanitario y no sanitario.
    El enfoque del proyecto es ofrecer a los profesionales sanitarios un escenario y unas condiciones que resulten atractivas, favorables y saludables desde el punto de vista psicosocial, lo cuál no sólo será un beneficio para los trabajadores y la institución, sino que transformará a la organización en un lugar de trabajo respetado y admirado por sus pacientes y la ciudadanía.

    La felicidad en el trabajo y la mejora de las relaciones interpersonales son la base del proyecto saludable “Cuidar al que cuida"

    Reconocimientos
    Hasta la fecha, el programa de salud psicosocial "Cuidar al que cuida " ha cosechado numerosas distinciones y galardones tanto a nivel nacional como internacional.
    El proyecto además cuenta con el apoyo de organizaciones e instituciones públicas y privadas, como el Colegio de Psicólogos de Madrid, la Patronal Catalana Foment del Treball, la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria, el Centro de Humanización de la Salud, la Sociedad Castellana de Medicina y Seguridad en el Trabajo, Mi Empresa es Saludable, la Asociación Científica de Expertos en Seguridad y Salud Laboral de Andalucía, la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Prevencionar, el Observatorio de Recursos Humanos, RH Saludable, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Universidades, la Consejería de Sanidad de Madrid, Asociaciones de RRHH... entre otras muchas.

    Desde la aplicación del programa se observa una mejoría en el estado emocional y de salud psicosocial del 88% de los participantes y un 85% de ellos asegura notar mejora en su satisfacción personal y su autoestima y un 90% considera que ha mejorado el clima laboral, la cohesión de grupo y la comunicación.
    El grado de participación de los profesionales en el programa alcanza el 88%.

    Ha mejorado la imagen social corporativa de los centros de salud de la Dirección Asistencial Este del Servicio Madrileño de Salud.

    En 2017, el ambiente psicológico, el clima y ambiente de trabajo ha mejorado significativamente en comparación con el de 2016 según las puntuaciones de los profesionales. Los profesionales han comunicado un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal, y un mejor “bienestar” mental.

    Según los datos publicados de la Comunidad de Madrid, ha aumentado el nivel de satisfacción de los usuarios y pacientes en relación a la atención recibida por los profesionales en los servicios/centros donde se ha aplicado el programa.

  • Los mejores alimentos para combatir el estrés

    Los principales alimentos que ayudan a controlar el estrés, son aquellos que aportan vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destacan la A, B, C y E,que combaten directamente la formación de radicales libres.

    La vitamina A la puedes encontrar en las zanahorias, brócoli, coles de Bruselas, espinacas, boniatos y melón. Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante y se encuentran en la levadura de cerveza,lácteos, carnes, cereales, aguacate, repollo y judías verdes.Para obtener vitamina E, es necesario consumir frutos secos y aceites vegetales y la vitamina C está presente en los cítricos y en el brócoli, los pimientos, el melón y el tomate. Entre los minerales destacan el potasio, magnesio y calcio, que son imprescindibles, porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés; además tiene propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco.

    Destacan las frutas, verduras,cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras (puede desaparecer en la cocción, por eso es aconsejable consumir esta agua en forma de sopa o salsas). Los frutos secos,cereales y semillas también lo contienen, pero hay que consumirlos enteros porque el magnesio se destruye en el proceso de trituración y el calcio, es conocido como “ tranquilizante natural” y, desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

    Algunos alimentos estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas, ayudando al organismo a mantenerse relajado mientras que otros favorecen la irritabilidad. Entre los alimentos “relajantes” están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol.