Detienen a seis atracadores de locales de apuestas en Corredor Henares

Detienen a seis atracadores de locales de apuestas en Corredor Henares

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta, han detenido a seis miembros de un grupo criminal especializado en el asalto de locales comerciales, preferentemente de apuestas deportivas. Para cometer los robos, intimidaban a los empleados con armas de fuego o blancas para sustraer la recaudación que oscilaba entre los 2.000 y 3.000 euros. Actuaban en Madrid – en la zona del Corredor del Henares y Madrid capital- y en la provincia de Cuenca, llegando a maniatar a la empleada de una clínica veterinaria de Madrid en su último robo.

Botín de 2.000 a 3.000 euros
La investigación comenzó el pasado mes de noviembre tras tener conocimiento los agentes de varios robos en establecimientos de apuestas deportivas en la zona del Corredor del Henares (Madrid), Madrid capital y la provincia de Cuenca.

En las primeras indagaciones los agentes constataron que los autores siempre actuaban de la misma forma. Normalmente tres jóvenes entraban en el establecimiento y, mientras uno de ellos vigilaba la puerta de acceso, los otros dos intimidaban a un empleado con armas de fuego o blancas para hacerse con la recaudación, que oscilaba entre los 2.000 y 3.000 euros. En ocasiones, un cuarto individuo esperaba en el interior de un vehículo para facilitar la huída del lugar. Las pesquisas encaminaron a los investigadores a tres jóvenes alcalaínos implicados en los hechos, que conjuntamente o a veces separados y colaborando con terceros, dirigían las células de comisión de los asaltos.

Liberada una empleada maniatada en el último robo.

En el curso de las pesquisas los agentes identificaron a tres de los investigados tras un atraco de una clínica veterinaria de Madrid. En el establecimiento sustrajeron la caja fuerte y dejaron maniatada con bridas a una trabajadora. Los asaltantes consiguieron huir en un vehículo hasta la localidad de Alcalá de Henares, donde se interceptó el vehículo y se detuvo a los tres atracadores. En el momento del arresto llevaban dos cuchillos de grandes dimensiones, una defensa extensible y la caja fuerte oculta dentro un trasportín para mascotas.

Las indagaciones continuaron para culminar con la total desarticulación de la organización criminal y se centraron en la localización de uno de los miembros que lideraba activamente la comisión de los atracos, y que llegó a empuñar un arma de fuego para intimidar al dependiente de un local de juegos. En el momento de su arresto fue localizado otro individuo también implicado en los hechos y que, además, estaba buscado por un juzgado de Marbella.

Finalmente, fue arrestado otro hombre implicado en un atraco en Daganzo (Madrid). La operación se ha saldado con la detención de los seis integrantes del grupo criminal, todos ellos han ingresado en prisión.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policía Nacional detiene en Alcobendas y Madrid a miembros de una organización criminal dedicada a la sustracción de vehículos todoterreno de lujo

    Los agentes han recuperado 20 vehículos de alta gama sustraídos, cuyo valor total asciende al millón de euros. La organización criminal estaba compuesta por ciudadanos búlgaros especializados, algunos de ellos en la sustracción de vehículos y otros en la falsificación de sus elementos identificativos.

    Utilizaban un novedoso sistema de falsificación, ya que la documentación y las placas de matrícula eran alteradas en países del extranjero, fundamentalmente en Suecia, y posteriormente enviadas a España para falsificar los elementos identificativos de los vehículos y dotarlos de una apariencia de legalidad.

    Agentes de Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada a la sustracción de vehículos todoterreno de lujo. Además, han detenido a nueve personas en Gupúzcoa (1), Calatayud (4), Alcobendas (1) y Madrid (3), y han recuperado 20 vehículos de alta gama sustraídos cuyo valor asciende al millón de euros.

    La organización criminal estaba compuesta por ciudadanos búlgaros especializados, algunos de ellos, en la sustracción de vehículos y, otros, en la falsificación de sus elementos identificativos. Utilizaban un novedoso sistema de falsificación, ya que la documentación y las placas de matrícula eran alteradas en países del extranjero, fundamentalmente en Suecia, y posteriormente enviadas a España para falsificar los elementos identificativos de los vehículos y dotarlos de una apariencia de legalidad.

    Los investigadores detuvieron a uno de los conductores de la organización en Guipúzcoa, cuando intentaba abandonar España con un vehículo sustraído que portaba una placa de matrícula de Suecia. Poco tiempo después recuperaron un vehículo de alta gama que había sido sustraído en Madrid, logrando la identificación de sus autores. A partir de entonces, y tras varias gestiones, los agentes comprobaron que la organización sustraía los vehículos en la Comunidad de Madrid, principalmente en el distrito de Hortaleza y en la zona de Pozuelo. Además, consiguieron recuperar varios de los coches que habían sido sustraídos y que la organización tenía “enfriando” en diversas calles de la capital con las placas de matrícula falsificadas.

    Los especialistas en falsificación de la organización utilizaban un novedoso sistema. Recibían del extranjero la documentación y las placas de matrícula, fundamentalmente de Suecia, que habían sido falsificadas allí. A continuación, con el “kit” que habían recibido, alteraban los elementos identificativos del vehículo sustraído (número de bastidor y placas de matrícula). De esta forma, el coche robado obtenía una apariencia de legalidad que permitía entregarlos a los conductores de la organización, quienes finalmente lo trasladaban fuera de España. Además, para evitar ser descubiertos durante el proceso, se desplazaban a zonas despobladas, en las que la vigilancia resultaba muy difícil, y llevaban a cabo las falsificaciones.

    En la última fase de la investigación, los agentes detuvieron a los integrantes de la organización e intervinieron numerosos útiles destinados a facilitar la sustracción y falsificación de los vehículos. Entre los efectos intervenidos se encuentran: dispositivos electrónicos de última generación para el robo de coches, documentación y placas de matrícula falsas, un fracturador y extractor de bombines, y stickers y números de bastidor para falsificar el VIN de los vehículos.

  • Detienen a la banda de los fruitis tras robar 25 fruterías de Coslada y San Fernando de Henares

    Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco jóvenes como presuntos autores de más de 25 robos con fuerza cometidos en fruterías de los municipios de Coslada y San Fernando de Henares en el mes de abril. Los jóvenes, que acumulan un amplio historial delictivo, podían llegar a asaltar entre tres y cuatro comercios en una sola noche.

    Dos de los detenidos fueron arrestados mientras cometían uno de los robos al ser sorprendidos "in fraganti". Los jóvenes arrestados, con un amplio historial delictivo, podían llegar a asaltar hasta tres y cuatro establecimientos en una noche.

    La investigación se inició a mediados del mes de abril cuando comenzaron a recibirse en la Comisaría de Coslada-San Fernando numerosas denuncias de propietarios de fruterías que al abrir sus comercios se encontraban con los cierres y verjas de seguridad forzadas, y con todo el interior revuelto. Uno de los dueños de varios establecimientos llegó a denunciar hasta ocho robos en sus tiendas, tres de ellos, cometidos en una misma noche.

    La banda, apodada por los vecinos de Coslada y San Fernando como "los fruitis" al ser el objeto de sus robos las fruterías de ambas localidades, llegó a actuar entre tres y cuatro veces por noche, lo que había generado una gran alarma social entre los residentes de las zonas.

    Los individuos forzaban la persiana o el cierre de seguridad de los establecimientos, sustraían el dinero del cambio que quedaba en el cajón de la caja registradora y ocasionaban cuantiosos daños en el mobiliario de la tienda y en el género que en ella encontraban, tirándolo al suelo y dejándolo no apto para el consumo.

    Los agentes lograron la detención de dos de sus miembros cuando fueron descubiertos "in-fraganti" forzando los cierres de una de las tiendas, logrando la identificación y posterior detención de los otros tres. El mayor de ellos, con un amplio historial delictivo por delitos contra el patrimonio, fue enviado a prisión quedando el resto en libertad.

  • La Policía Nacional desarticula tres grupos de grafiteros que causaron daños por más de 556.000 euros en trenes y vagones

    Los agentes han arrestado a ocho personas a las que se les imputan 128 delitos de daños y más de 4.000 metros cuadrados afectados por las pintadas. Realizaban estudios previos y adoptaban fuertes medidas de seguridad, ocasionaban daños en verjas perimetrales de seguridad y puertas de entrada para acceder a los lugares en los que se encontraban los trenes.

    Al principal investigado, a quien se le atribuyen más de 500 pintadas en la ciudad de A Coruña, se le intervinieron armas de fuego y una placa de policía simulada, entre otros efectos, en un registro realizado en su domicilio.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20190611_1.mp4

    Agentes de Policía Nacional han desarticulado tres grupos de grafiteros que pintaban en trenes y vagones en distintas localidades del norte de España. Han detenido a ocho personas en A Coruña (2), León (3), Madrid (1), Miranda de Ebro (1) y Burgos (1), a las que se les imputan 128 delitos de daños por un valor de más de 556.000 euros y más de 4.000 metros cuadrados afectados por las pintadas. Los detenidos, que realizaban estudios previos y adoptaban fuertes medidas de seguridad, ocasionaban daños en verjas perimetrales de seguridad y puertas de entrada para acceder a los lugares en los que se encontraban los trenes. Además, al principal investigado, a quien se le atribuyen más de 500 pintadas en la ciudad de A Coruña, se le intervinieron armas de fuego y una placa de policía simulada, entre otros efectos, en un registro realizado en su domicilio.

    La investigación se inició en marzo del presente año cuando los agentes tuvieron conocimiento de la acción de tres grupos de grafiteros en distintas localidades de Galicia, Castilla y León, Asturias y Cantabria. Asimismo, observaron que uno de los investigados, que firma con el tag “COAS”, era un activo grafitero al que le constaban distintas detenciones por hechos violentos.

    Este individuo apareció en un periódico gallego como el grafitero que sistemáticamente deslucía los muros de la ciudad de A Coruña, llegando a pedir el ayuntamiento ayuda a la fiscalía al verse incapaz de frenarlo.

    Los tres grupos de grafiteros actuaban de manera reiterada y sistemática realizando grafitis en trenes y vagones de RENFE de distintas localidades del norte de España. 

    Agentes de La Coruña detuvieron a dos de los investigados, uno de ellos el que firma como “COAS”, a los que se les imputa un total de 70 delitos de daños por un valor de 215.640 euros. Otros tres fueron detenidos en León, y un cuarto en Madrid; a éstos se les imputan 38 delitos de daños por un valor de 209.080 euros. Finalmente, los agentes de Burgos y Miranda de Ebro detuvieron a otros dos de los investigados, a los que se les imputan 20 delitos de daños por un valor de 131.496,74 euros. Esto se traduce en un total de 128 delitos de daños por un valor de 556.217 euros y 4.367 metros cuadrados afectados.

    Los agentes constataron que los detenidos realizaban estudios previos y adoptaban fuertes medidas de seguridad. Comprobaban si existía la presencia de vigilantes de seguridad o dispositivos técnicos de vigilancia en los lugares a los que pretendían acceder. Además, actuaban en zonas fuera del alcance de las cámaras de vigilancia, o durante la noche, y cuando no tenían más remedio que exponerse ocultaban su rostro con gorros, bufandas o verduguillos tipo militar.

    Todo ello con el único objeto de no ser reconocidos, motivo por el que ha resultado difícil su identificación. Asimismo, para acceder a las instalaciones, finales de vía, cocheras o talleres en los que se encontraban los trenes a pintar, ocasionaban daños en verjas perimetrales de seguridad y puertas de entrada.