Desmantelado un taller clandestino en Alcalá de Henares que vendía vehículos robados por piezas

Desmantelado un taller clandestino en Alcalá de Henares que vendía vehículos robados por piezas Destacado

Hay 7 personas detenidas y se han esclarecido 25 robos de coches. Cada uno de los arrestados realizaba una tarea específica dentro de la organización, actuando todos ellos como una cadena de montaje de una fábrica que se ponía en marcha cuando entraba la demanda de una pieza o vehículo.

Tras sustraer el coche solicitado, era trasladado hasta una nave industrial de Alcalá de Henares donde se extraían las piezas que después vendían a través de Internet y en talleres.

Video de la Policia Nacional: https://twitter.com/i/status/1265949183644704768

El chasis y las partes carentes de valor se enviaban a chatarrerías conniventes donde desaparecía cualquier rastro del vehículo. En el registro del taller clandestino, los agentes recuperaron tres vehículos completos sustraídos y una gran cantidad de piezas cortadas y despiezadas, así como multitud de útiles para realizar la ilícita actividad.

Otros componentes eran vendidos a través en Internet y en talleres, pero también eran empleados por los detenidos para efectuar reparaciones a personas que contactaban con ellos para reparar vehículos siniestrados.

Con esta modalidad generaban una competencia desleal al sector de los talleres de reparación, al no tributar por ninguna de estas actividades y no ofrecer ningún tipo de garantía dichas reparaciones, con el consiguiente peligro para la seguridad vial. Los policías también constataron que la organización desmantelada se dedicaba a estafar a compañías aseguradoras, al estar en connivencia las supuestas víctimas de los robos con las personas que despiezaban los vehículos.

De esta forma obtenían un doble beneficio ya que, por un lado, conseguían la indemnización de la compañía aseguradora y, por otro, el dinero obtenido por la venta de las piezas de dicho vehículo. Concretamente, los agentes han averiguado dos casos en los cuales las víctimas utilizaron un viaje a sus países de origen, Rumanía, para denunciar el robo al regreso.

En ese tiempo, los detenidos tenían tiempo suficiente para deshacerse del vehículo sin ningún tipo de riesgo y, posteriormente, cobraban la correspondiente indemnización por parte de la aseguradora.

Finalmente, y tras identificar a todos los implicados, se estableció el correspondiente dispositivo operativo que permitió el arresto de siete personas, todas ellas en la Comunidad de Madrid, entre los que se encuentran los encargados del robo y despiece así como a los receptores de las piezas.

Las gestiones de los agentes han permitido esclarecer, hasta el momento, 25 hechos delictivos que habrían causado un perjuicio económico superior a los 600.000 euros.

Cada uno de los arrestados realizaba una tarea específica dentro de la organización, actuando todos ellos como una cadena de montaje de una fábrica que se ponía en marcha cuando entraba la demanda de una pieza o vehículo.

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Nueve personas detenidas y dos investigadas por estafar a una empresa del sector vinícola con el "timo del nazareno"

    Desarticulada una red de falsas empresas que revendían botellas de vino usando el timo del nazareno. La organización desmantelada creó más de 90 empresas ficticias a través de las que hacían los pedidos de vinos que no pagaban después.

    Han estafado más de 125.000 botellas de vino que revendían cambiando la etiqueta.

    La Guardia Civil ha desarticulado una red de falsas empresas que estafaban botellas de vino a través del timo de nazareno. La operación Dolio se ha saldado con nueve detenidos y dos investigados –entre 34 y 81 años- como autores de los delitos de blanqueo, estafa, falsedad documental, contra la propiedad industrial, receptación y pertenencia a organización criminal.

    El timo del nazareno era el modus operandi por el que llegaron a conseguir 125.000 botellas de una empresa vinícola localizada en Burgos. A través de alguna de las 90 empresas ficticias que tenían, los detenidos encargaban el vino a la empresa proveedora, que admitía en cobro en pagarés.

    Una vez entregado el producto pactado –que supera los 129.320 euros-, la empresa víctima comprueba que todo ha sido una operación fraudulenta ya que dichos pagarés carecen de fondos.

    Para ejecutar la estafa siempre realizaban la misma estrategia. Consistía en crear una empresa ficticia y elegir un comercio suministrador de mercancías. Al principio suelen hacer pequeños pedidos y pagan al contado, ganándose la confianza de las víctimas potenciales. Más adelante realizan grandes suministros de mercancía y aplazan el pago. Una vez recibido el encargo, de manera repentina, se llevan el género facturado y desaparecen sin abonarlo.

    Posteriormente, la organización cambiaba las etiquetas y revendía el vino estafado por valor superior dándole una apariencia de mejor calidad.

    Con base de operaciones en La Rioja, la red utilizó dos empresas ficticias conectadas entre sí -una ubicada en Madrid y otra en Valencia- para cometer las estafas. Para complicar la posible investigación, crearon ramificaciones en las provincias de Navarra, Lugo, Valencia, Toledo y Madrid, lugares donde se han practicado todas las detenciones.

    La Guardia Civil ha logrado recuperar en Zaragoza y Navarra parte del vino sustraído, concretamente 3.160 botellas de vino y 60 envases de cinco litros. Este producto ya había sido reetiquetado para su introducción en el mercado.

    Las 90 empresas ficticias no tenían actividad comercial ni patrimonio conocido, se usaba como sociedades instrumentales para blanquear el beneficio económico de las ventas ilícitas de los productos vinícolas.

    El grupo de estafadores estaba perfectamente organizado y contaba con una estructura jerarquizada. Cada miembro del mismo tenía funciones específicas y concretas en el desarrollo de las actividades ilícitas.

  • Alcalá pone en marcha una campaña de concienciación contra el abandono de mascarillas y guantes en espacios naturales y vías públicas

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares recuerda a la ciudadanía que las mascarillas y los guantes no pueden ser abandonados en los espacios naturales y vías públicas de la ciudad.

    El uso habitual de mascarillas para evitar el contagio por Covid-19 se ha convertido en una práctica común de nuestro día a día. Debido al hecho de ser en su mayoría materiales desechables hay que desprenderse de ellos, pero no es posible hacerlo de cualquier manera, ni en cualquier sitio.

    Las mascarillas y los guantes no son reciclables y por tanto deben depositarse en los contenedores de fracción resto, de tapa verde. De esta forma, se evitará la propagación del virus.

    Ante las repetidas muestras de abandono de mascarillas y guantes en la vía pública, el Ayuntamiento ha diseñado un cartel en el que se recuerda que debemos cuidar la naturaleza, y no abandonar las mascarillas y los guantes en espacios naturales ni en las vías o espacios públicos.

  • Alcalá de Henares realiza trabajos de conservación y mantenimiento de la escultura de Miguel de Cervantes

    La escultura de Cervantes que preside la plaza de la ciudad complutense que lleva su nombre, obra del italiano Carlo Nicoli y que data del año 1879, es uno de los emblemas más importantes de Alcalá de Henares y, por este motivo, es necesario realizar labores de conservación y mantenimiento que garanticen su preservación para el futuro.

    Desde la Concejalía de Patrimonio Histórico han realizado estos días los citados trabajos, ya que la obra había sufrido a lo largo de los últimos años la agresión tanto de agentes naturales y ambientales como de la contaminación provocada por los vehículos que hasta hace poco más de una año transitaban por la Plaza de Cervantes y muy especialmente el ataque de los excrementos de aves.

    Los trabajos realizados consisten en la limpieza mecánica y química mediante alcohol y cepillado de toda la pieza, la eliminación con bisturí de detritus y excrementos de aves y, por último, la protección final que permite conservar el patinado con una resina específica para metales con protección ultravioleta.

    La concejala de Patrimonio Histórico, Diana Díaz del Pozo, ha destacado la importancia de la realización de estos trabajos, que se ejecutan cada 5 años, "ya que garantizan que esta escultura, icónica para nuestra ciudad, se encuentre en todo momento en perfecto estado y evitan tener que acometer fuertes inversiones de restauración en el futuro".