El Hospital Príncipe de Asturias refuerza su Unidad de Hemodiálisis

El Hospital Príncipe de Asturias refuerza su Unidad de Hemodiálisis

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá ha reforzado su labor asistencial en la Unidad de Hemodiálisis ampliando en ocho personas la atención que presta para estos pacientes crónicos.

La medida supondrá para estos pacientes tener que evitar desplazarse a otros centros especializados de la Comunidad de Madrid con un ahorro de tiempo al recibir sus tratamientos en el propio Hospital.

Despues de este verano, el Hospital volverá a incrementar su capacidad con 8 pacientes más, que supone un 25% más de su capacidad, desde que se ha reforzado. Esta mejora en la calidad de la atención sanitaria también implica minimizar el riesgo de contagios por coronavirus.

La Unidad de Diálisis, que se abrió en octubre de 2017 con 16 puestos para pacientes crónicos en hemodiálisis y 10 puestos adicionales para pacientes agudos y técnicas especiales (sobre todo plasmaféresis), aislamiento en caso de enfermedades transmisibles y control de excedentes, atendía regularmente 64 pacientes en hemodiálisis de crónicos y 30 en diálisis peritoneal. Además, realiza anualmente entre 350 y 400 hemodiálisis de pacientes agudos.

Esta nueva Unidad se encuentra situada en la planta baja del centro, sobre una superficie de casi mil metros cuadrados. Cuenta con almacenes, zonas de entrenamiento, de espera, sala de estar para el personal, despachos y consultas. Su excelente diseño, propiciado por la Dirección del Centro, ha permitido atender con seguridad y solvencia a los pacientes con enfermedad renal durante la pandemia de coronavirus.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Un tipo de fármacos para la hipertensión muy usados no aumentan el riesgo de presentar COVID-19

    Según un estudio del Hospital de Alcalá publicado en The Lancet. La prestigiosa revista The Lancet publica un trabajo de Fármaco-Epidemiología en el que se demuestra que la administración de fármacos bloqueantes del sistema renina-angiotensina por parte de la población es segura y no aumenta el riesgo de presentar COVID-19 ni tampoco de agravarla. El sistema renina-angiotensina eleva la presión arterial y, por tanto, cuando se bloquea con estos medicamentos, la presión arterial baja. Por eso estos fármacos se utilizan mucho como antihipertensivos, aunque tienen otras aplicaciones.

    La publicación es fruto del estudio que han dirigido profesionales de Farmacología Clínica y Medicina del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares) y la Universidad de Alcalá junto con otros seis hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Clínico San Carlos, Ramón y Cajal, Puerta de Hierro, La Princesa, Getafe y Hospital Central de la Defensa), la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y el IDAEA-CSIC de Barcelona.

    El trabajo publicado en The Lancet recoge el análisis realizado con más de 1.100 pacientes con COVID-19 (confirmados por el test PCR) e ingresados de forma consecutiva en los siete hospitales participantes entre el 1 y el 24 de marzo, y más de 11.000 controles de la población general extraídos de forma aleatoria de la base de datos BIFAP de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. A través de la historia clínica electrónica, se extrajo información de las recetas de medicamentos antihipertensivos de los pacientes y de los sujetos controles, además de variables sociodemográficas (sexo y edad) y otras relacionadas con enfermedades previas de los pacientes.

    El estudio confirma que el sexo masculino, la edad avanzada y los antecedentes de enfermedades cardiovasculares (hipertensión, insuficiencia cardiaca, antecedentes de infarto) y la diabetes son factores de riesgo de la COVID-19 que requiere ingreso hospitalario. Sin embargo, el uso de los bloqueantes de sistema renina-angiotensina no aumenta dicho riesgo, ni siquiera en los pacientes que presentaron los cuadros más graves (ingreso en UCI o fallecimiento). Por el contrario, el estudio sugiere que estos fármacos podrían ser beneficiosos en pacientes diabéticos, aunque es un resultado que tendrá que confirmarse en futuras investigaciones.

    A comienzos de marzo, se formuló la hipótesis de que estos medicamentos podrían facilitar o agravar la COVID-19. Dicha hipótesis se apoyaba en que algunos estudios en animales habían sugerido que dichos fármacos aumentaban la presencia en las células organismo de una proteína conocida como ACE2, que el coronavirus utiliza para anclarse en ella y penetrar en las células para replicarse (de algún modo es como "su puerta de entrada" en las células).

    Asimismo, los primeros estudios epidemiológicos de pacientes con COVID-19 indicaban que esta enfermedad era más grave en personas con afecciones cardiovasculares para las que se utilizan los bloqueantes del sistema renina-angiotensina. La hipótesis tenía cierta lógica y, en pleno momento álgido de la pandemia como era el caso, la comunidad científica mostró su preocupación y reclamó que se hicieran urgentemente estudios que confirmaran o descartaran esta hipótesis. Algunos médicos habían comenzado a sustituir estos medicamentos por otros, aunque múltiples sociedades científicas habían desaconsejado esta práctica.

    Los resultados son importantes porque dan tranquilidad a los médicos y a sus pacientes que no tienen que suspender ni cambiar el tratamiento con estos medicamentos. Incluso, como se indica, en algunos pacientes podrían actuar como protectores.

    Se estima que entre el 20 y el 30% de la población española de más de 40 años toma este tipo de medicamentos. Son los fármacos antihipertensivos más utilizados en el mundo y, además, tienen otras aplicaciones importantes como la insuficiencia cardiaca, el tratamiento de pacientes que han tenido un infarto agudo de miocardio, o para la prevención de la afectación renal en pacientes diabéticos. Todas estas enfermedades son muy prevalentes en las sociedades occidentales, de ahí que se utilicen tanto.

    En un comentario editorial que acompaña al artículo, los Dres. Bryan Williams (University College de Londres) y Yi Zhang (Tongji University de Shanghai) “aplauden el esfuerzo realizado por los investigadores que, frente a la considerable adversidad que ha supuesto esta pandemia, han generado con rapidez la evidencia científica necesaria que pone fin a la especulación sobre la seguridad de estos fármacos, dando tranquilidad a los pacientes y a sus médicos”.

    En conjunto, estos resultados dan soporte a la posición de muchas sociedades científicas y de la propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, que habían recomendado no suspender este tipo de fármacos ante la pandemia COVID-19.

  • El Hospital Príncipe de Asturias recibe 18 respiradores, 1000 mascarillas quirúrgicas y 120 gafas estancas donadas por un colectivo de ciudadanos de Wuhan

    El Ayuntamiento complutense puso ayer punto y final al proceso de transporte y trámites de aduana que ha hecho posible finalmente la donación al hospital alcalaíno de este material sanitario. El grupo de concejales de Ciudadanos inició los contactos con la comunidad china en España y gestionó el proceso de donación en origen. La implicación de la comunidad china en España y Wuhan ha sido clave para llevar a cabo esta operación.

    A mediados de marzo, gracias a la mediación y los contactos de la concejala de Ciudadanos del Ayuntamiento de Alcalá, Susana Ropero Calles, se estableció contacto con un colectivo de personas residentes en Wuhan y con sus familiares en España que, preocupados por el impacto de la pandemia en nuestro país, querían donar material médico-sanitario a una las zonas más golpeadas por el COVID-19.

    Desde el equipo de Gobierno y de manera muy personal el alcalde, Javier Rodríguez Palacios, mantuvo contacto con este colectivo y sus representantes en España para concretar esta donación al Hospital Príncipe de Asturias a través del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. La comunicación y la coordinación con el Hospital Príncipe de Asturias ha sido constante y ha participado de manera activa en la tramitación aduanera para que este esta donación pudiera llegar finalmente y ponerla al servicio de todos los ciudadanos y ciudadanas a los que el Hospital presta su servicio público.

    El material donado consiste en 18 respiradores/ventiladores, 1000 mascarillas quirúrgicas y 120 gafas estancas, material especialmente útil para mejorar la capacidad respiratoria a pacientes en planta e incluso de manera ambulatoria o domiciliaria por las características ligeras de estos equipos. El transporte desde China y todos los trámites aduaneros los ha sufragado el Ayuntamiento de Alcalá con fondos municipales destinados a la emergencia COVID-19.

    En este sentido, el Ayuntamiento ha querido agradecer también la receptividad de la Delegación del Gobierno de España en Madrid a la hora de facilitar los trámites para poder acelerar la recepción de este material conforme a los requisitos en materia aduanera.

    Rodríguez Palacios ha destacado que este es "un buen ejemplo de cómo con generosidad y buscando lo que nos une, podemos trabajar entre instituciones para canalizar la solidaridad y conseguir un logro muy positivo para los vecinos y vecinas de Alcalá". Asimismo, el alcalde ha agradecido la solidaridad de la comunidad china residente en España que ha facilitado esta donación y otras que han precedido para el Hospital Universitario Príncipe de Asturias

    Para Susana Ropero "esta ha sido una forma especial de hacer algo útil para el Hospital de Alcalá, para que pueda ayudar a salvar vidas de nuestros vecinos y que ha sido posible con el apoyo de mis compañeros de Ciudadanos y sobre todo con la enorme implicación del pueblo de Wuhan, que ha sido increíble, y a los que les envío mi más sincero agradecimiento".

  • La Policía Local de Loeches reparte la medicación que envía el Hospital a sus vecinos y colabora con Cáritas en el reparto de alimentos

    La Policía Local de Loeches continua dando apoyo allí donde se la necesita, siempre con el objeto de velar por la seguridad y el bienestar de los vecinos y vecinas de su municipio.

    Parte de la jornada de ayer miércoles la dedicaron al reparto de la medicación a los pacientes del Hospital Príncipe de Asturias residentes en Loeches.

    También, han colaborado en el reparto de los 750 kilos de comida del Banco de Alimentos de Alcalá de Henares para que sean distribuidos por parte de Cáritas entre los vecinos y vecinas de su municipio.