El "Auto de la Pasión" de Lucas Fernández, del siglo XI en Campo Real

El "Auto de la Pasión" de Lucas Fernández, del siglo XI en Campo Real Destacado

La Asociación Cultural Thalia representará, hoy sábado 8 de abril a las 20:00 horas, el 'Auto de Pasión' de Lucas Fernández, del siglo XVI, en la iglesia parroquial de Santa María del Castillo.

El objetivo de Lucas Fernández, es ofrecer una descripción interpretativa del AP. Me pareció imprescindible abordar este propósito desde varios puntos de vista, necesidad que surgió de la propia contextura del AP. Este estudio se divide en dos bloques que tratan de «Proximidades - Diversidad» y luego "El movimiento interior como solución dramática del AP". 

auto_pasion2.jpg

Esta división es más práctica que teórica ya que, en realidad, ambos se superponen. En la primera parte tengo en cuenta los textos más afines al AP de Lucas Fernández siguiendo el criterio de proximidad ya sea genérica (sobre todo), cronológica (sincronía), geográfica (por cuanto Castilla es el ámbito privilegiado), de producción y reproducción, etc. En la segunda parte sigo el criterio de diversidad genérica y variedad tipológica de los textos mencionados, apertura cronológica (diacronía) y geográfica (hacia el ámbito europeo).

Ninguna de estas partes es esencialmente conclusiva, pero pretendo establecer una trama sincrónica en la que se reflejen nodos de conexión entre un género, por ejemplo, y un proceso de textualización, así como resaltar las coincidencias nada fortuitas entre los agentes difusores de la literatura pasional y las comunidades que la demandan y para las que se encuentra diseñada. La lectura de las notas a pie de página la estimo para esta sección muy importante, ya que están diseñadas con la idea de hipervínculo más que como notas al uso.

La segunda parte dedicada a «El movimiento interior» es un listado somero de textos y tradiciones textuales con las que pretendo sugerir la idea de un sistema literario complejo en cuya diversidad se asientan las posibilidades de elección del AP de Lucas Fernández, independientemente de que éste tuviera un conocimiento directo o no de los textos que aquí se convocan.

Este segundo bloque consta igualmente de dos partes cuya diferenciación, sin embargo, es más sutil, dominando primero la idea del espacio, luego la del tiempo. Ambas ideas están ligadas por la de movimiento. La primera parte se inicia con un cuadro de diálogo que enlaza con la primera sección sobre «Proximidades - Diversidad». Propongo una descripción comparativa de tres piezas dramáticas próximas entre sí pero con evidentes diferencias en la asociación de procedimientos.

A continuación me centro en los recursos y procedimientos del AP como pieza dramática que, a mi entender, supone un hito en la modernidad literaria castellana de la época, en tanto que compendio de posibilidades-propuestas, apertura a nuevos moldes y solución de problemas específicamente dramáticos. La resolución de estos problemas viene dada, sobre todo, por lo que aquí llamo movimiento interior, que es la clave dinámica tanto de la escritura poética del AP como de su recepción. La parte sustantiva del sintagma se refiere a varios aspectos de la dramatización.

Aspecto interno: los recursos estructurales en el espacio de la escritura que se refieren a una acción determinada (ver, oír, caminar) que implica, en un primer nivel, a los propios actores y, en un segundo nivel, a los receptores de la dramatización, ya sea a través de la lectura, ya sea a través de una recepción auditiva y visual. No se trata, con todo, únicamente de subrayar verbos que indiquen acción o el uso de didascalias internas o externas, sino también de elementos funcionales como la repetición, la yuxtaposición, el contrapunto o el hiato. El AP no progresa desde la linealidad tiempo-lugar-acción sino que la fragmenta y establece este principio de fragmentación como recurso estético. Desde este punto de vista he sugerido una lectura posmoderna de AP.

Aspecto externo: se refiere al efecto de la retórica del texto como agente provocador de un movimiento. Este movimiento es por un lado espontáneo, por otro, sofisticado. Espontáneo en cuanto los elementos dispuestos en la trama son reconocidos por un público que ha naturalizado su tema y determinados elementos simbólicos o litúrgicos como elementos culturales compartidos en distintos grados de competencia. Sofisticado en cuanto se origina en unos usos intelectualmente complejos cuya clave es la meditación. En este sentido existe, y en mi opinión es la clave para la comprensión del AP, una representación mental no menos importante que la visual. El adjetivo interior del sintagma se refiere a este hecho. Entiendo que es un aspecto externo porque su uso viene dado por la aplicación de una infraestructura pedagógica y de prácticas religiosas y devocionales que son externas a los procedimientos retóricos de la composición, aunque los dirigen.

17834074_1869380446674736_5300175283967255922_o.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.