La Comunidad y Ecoembes han entregado en la localidad 400 contenedores azules a 71 municipios de hasta 50.000 habitantes

La Comunidad y Ecoembes han entregado en la localidad 400 contenedores azules a 71 municipios de hasta 50.000 habitantes

La empresa fabricante lleva 20 años instalada en Campo Real y exporta contenedores a todo el mundo. La Comunidad de Madrid y Ecoembes entregaron en la planta de Sanimobel de Campo Real 400 contenedores azules para la recogida selectiva, separado y reciclado de papel y cartón a un total de 71 municipios de hasta 50.000 habitantes de la región.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, junto con el alcalde de Campo Real, Felipe Moreno y diversos regidores de la Comunidad, presidieron la entrega, enmarcada en el convenio marco de colaboración entre el Gobierno regional y Ecoembes, con la participación de la Federación de Municipios de Madrid, para la recogida selectiva, separación y reciclado de los residuos de envases ligeros y papel-cartón en la región, que cuenta con un presupuesto anual de 30 millones de euros.

Izquierdo señaló, que con estos 400 nuevos contenedores se prevé aumentar 1.700 toneladas al año la recogida de papel-cartón, en la Comunidad y ha destacado que el reciclaje de este residuo se elevó en 2017 en la región hasta un 82,3% de los envases totales de papel-cartón adheridos (más de 85.000 toneladas), un incremento que aumenta cada año desde 2014.

Por su parte, Moreno ha destacado “el orgullo” que supone que sea una empresa campeña la que fabrique estos contenedores que sirvan para contribuir al Medio Ambiente. Además, ha puesto en valor el espíritu empresarial de los campeños y ha calificado el tejido industrial local como “uno de los más dinámicos del sureste madrileño”. “Una industria que no para” – ha dicho- “y a la que pronto se sumarán
nuevas empresas”.

"Para nosotros es un orgullo poder facilitar la instalación de estos 400 contenedores y dar un paso en la senda de la Economía Circular de la mano de Ecoembes y con el reconocimiento del Gobierno de la Comunidad de Madrid”, ha explicado el director general de Sanimobel, José Antonio Cañadas, durante el acto, recalcando que “se trata de un producto cuya innovación y fabricación se enclavan en Campo Real y eso solamente sería posible gracias al apoyo del Ayuntamiento al tejido industrial del municipio”.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Alcalá renueva el 100% de los contenedores de basura de todos los barrios la ciudad, un total de 2700

    El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido, han informado sobre los nuevos contenedores de residuos que se han renovado en todos los barrios de la ciudad.

    El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido, han informado sobre los nuevos contenedores de residuos que se han renovado en todos los barrios de la ciudad.

    "En estos cuatro años hemos renovado más del 100% de los contenedores, un total de 2700 en todos los barrios la ciudad, que ha supuesto una inversión de casi 2 millones de euros" ¿ ha afirmado el alcalde. "Partíamos de una situación compleja, ha proseguido, porque el anterior equipo de gobierno del Partido Popular eliminó de un plumazo en la última Junta de Gobierno de 2015 la renovación de los contenedores de la ciudad y llegó a tener una deuda con la empresa de limpieza de más 45 millones de euros. Gracias a la buena gestión hemos saneado las cuentas y ahora somos capaces de invertir y de mejorar. Somos conscientes de que queda mucho por hacer, aún nos queda por delante el reto del civismo y de las heces caninas, pero tenemos toda la motivación para estar orgullosos de vivir en la mejor ciudad", ha subrayado.

    El concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido, ha hecho hincapié en el esfuerzo realizado para conseguir no sólo la renovación de la totalidad de los contenedores de la ciudad, sino también su ampliación. "Actualmente contamos con 2700 nuevos contenedores que han sustituido a los contenedores de metal que estaban muy deteriorados, respecto a 2015, tenemos un 16% más de capacidad de contenedores en la fracción resto, un 20% más en los contenedores de envases y plásticos y un 30% en los contenedores de papel, eso ha facilitado que hayamos aumentado el reciclaje de papel y cartón en un 50% y en un 20% el de envases, además hemos puesto en funcionamiento un punto limpio móvil, hemos renovado los contenedores soterrados, los vehículos del servicio de limpieza, y puesto en marcha campañas de limpieza intensiva de 112.000m2 de plazas y aceras todo ello para tratar de mejorar la limpieza y la percepción de la limpieza de Alcalá", ha explicado Egido.

    Inmediatamente después, Javier Rodríguez Palacios y Alberto Egido, acompañados por la concejala de Participación, Laura Martín, y la de Cultura y Turismo, María Aranguren, además de por un representante de Ecovidrio, han presentado una nueva iniciativa, unos contenedores para reciclar vidrio personalizados con imágenes de mujeres feministas, un proyecto que recibe el nombre de "Mujeres con Eco".

    Egido ha explicado que la iniciativa consiste en instalar 20 contenedores morados y pintados a mano con imágenes de 20 mujeres emblemáticas para la historia del feminismo, por ejemplo Carmen Conde, Francisca de Pedraza, Emilia Pardo Bazán o Soledad Gustavo. "Además Ecovidrio propone a vecinos y vecinas y al sector hostelero el reto de conseguir reciclar 180 toneladas de vidrio, es decir 3 envases por persona. Lograr el reto supondrá que una entidad local que trabaje por el feminismo recibirá una donación de 2.000 euros para invertir en sus proyectos". Egido ha explicado también que estos 20 contenedores se suman a los 751 que ya existen en la ciudad.

    El alcalde ha expresado su agradecimiento a Ecovidrio "por poner en marcha iniciativas como esta, una campaña humilde con grandes objetivos, el más importante visibilizar a las mujeres".

  • La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Campo Real desbloquean la sede de la Missem

    En las próximas semanas, el edificio empezará a prestar servicio a los más de 25.000 habitantes de los seis municipios que integran
    la Mancomunidad. El nuevo espacio permitirá desarrollar nuevos proyectos sociales y cuenta con una cámara Gessel para tratar a menores.

    La Mancomunidad Intermunicipal de Servicios del Este de Madrid (Missem) ha vuelto, este pasado viernes, a su sede original de Campo Real. Un regreso que ha sido posible gracias al esfuerzo de la Comunidad y del Ayuntamiento para desbloquear una situación que se prolongaba ya durante años.

    El director general de Administración Local de la Comunidad de Madrid, Ignacio Merino, ha recepcionado la sede de la Missem. El centro se encontraba cerrado desde que se solicitó su reforma con un plan regional de inversiones, por lo que sus trabajadores han permanecido durante años en otro inmueble municipal que no reunía las condiciones necesarias que este servicio necesitaba.

    “Gracias al trabajo realizado durante toda la legislatura por parte de la persistencia de la mancomunidad y la Comunidad de Madrid, Campo Real y todos los municipios que integran la Mancomunidad podrán disfrutar de su nuevo centro de servicios sociales”, ha explicado el presidente de la Missem, Jorge González, durante la recepción del inmueble, que estará operativo en las próximas semanas.

    Por su parte, el alcalde, Felipe Moreno, ha expresado su “enorme satisfacción” por cumplir otro de sus compromisos de Gobierno con la puesta en marcha de este centro que, en su opinión, “los campeños y el resto de vecinos de la comarca se merecían desde años, y ahora por fin es una realidad gracias al esfuerzo conjunto de la Comunidad, la Mancomunidad y el Ayuntamiento”.

    Con su puesta en marcha, la Mancomunidad podrá ofrecer nuevos servicios. Entre ellos, una cámara Gessel, que facilitará el trabajo terapéutico familiar sistémico y la supervisión del equipo de profesionales responsables de la intervención, creando un entorno amigable para menores víctimas de delitos o personas vulnerables.

    El inmueble, de tres alturas, incorporará también tres nuevos despachos en los que se trabajarán proyectos de carácter anual, pudiéndose incorporar nuevos proyectos que hasta ahora no se podían llevar a cabo debido a la falta de espacio las instalaciones.

     “Este edificio dotará a la Missem de aquellas herramientas y espacios que hasta ahora habían frenado su crecimiento”, ha comentado González.

    La nueva sede contará también con un despacho para los educadores sociales, un área destinada a contabilidad y una sala de juntas que se convertirá en sala polivalente en la que, en un futuro se podrán organizar exposiciones o utilizarse como sala de formación.

    “Ha sido un trabajo arduo, muchas veces parecía una meta inalcanzable, pero hemos conseguido el respaldo necesario para poder lograrlo”, ha precisado el presidente de la Mancomunidad, agradeciendo al director general de Administración Local su “labor por desbloquear la situación que presentaba el edificio durante años”.

    Cuando en las próximas semanas todos los servicios se trasladen a su nueva ubicación, los 25.000 habitantes de Ambite, Campo Real, Loeches, Olmeda de las Fuentes, Pozuelo del Rey y Villar del Olmo contarán con un centro totalmente adaptado a sus necesidades. De esta manera, los trabajadores de la Mancomunidad quedarán repartidos entre Campo Real y Loeches, los municipios más grandes de la que la integran, aunque teniendo espacios también en cada uno de los pueblos donde se desplazan a ofrecer servicios.

  • 800 mayores de Campo Real podrán beneficiarse del nuevo servicio de comida a domicilio

    El Ayuntamiento subvencionará este servicio diario con un precio reducido de cinco euros diarios para los beneficiario. Campo Real pondrá en marcha, el próximo 11 de marzo, un nuevo servicio de comida a domicilio para mayores de 65 años y personas con movilidad reducida o cualquier otra discapacidad, del que podrán beneficiarse cerca de 800 vecinos.

    Con el programa ‘Comidas para nuestros mayores’, el Equipo de Gobierno del Consistorio campeño pretende que cualquiera de los 781 jubilados que residen en el municipio puedan recibir diariamente en su domicilio la comida de toda la semana.

    El proyecto, enmarcado en la Estrategia de Habilidades Sociales en la que la concejalía de Servicios Sociales lleva trabajando durante la legislatura, busca paliar los problemas de movilidad, económicos y sociales de las personas en una situación vulnerable.

    “Hay vecinos en nuestro pueblo que, por su avanzada edad o por padecer una discapacidad, no tienen ya la capacidad suficiente para ir a hacer la compra o cocinar. Un problema que se agrava porque, en muchos casos, viven solos”, ha explicado el alcalde, Felipe Moreno, que se ha mostrado “especialmente satisfecho por cumplir otro de sus compromisos” que podría llegar a los 781 mayores de 65 años de la localidad y a las personas que por su situación de discapacidad también lo precisen.

    El menú, compuesto de un plato principal, segundo, postre y pan, estará adecuado a las necesidades personales de cada usuario, siendo su importe total de seis euros, de ellos, cinco correrán a cargo de los beneficiarios y uno estará sufragado por el Ayuntamiento.

    “Hemos querido que este nuevo servicio llegue a todas aquellas personas para fomentar su autonomía, hacerles menos dependiente de su red social y mejorar así su calidad de vida”, ha precisado el concejal de Servicios Sociales y presidente de la Missem, Jorge González, que ha recordado que, desde hace dos años, la Mancomunidad trabaja en Campo Real en el proyecto ‘Mayores Contigo’, para aquellos
    que se encuentra en soledad o tienen sus vínculos sociales más débiles.

    La comida se cocinará diariamente y se repartirá todas las mañanas de lunes a sábado, entregándose este último día también la ración del domingo. Además, si el mayor está a cargo de un cuidador, éste también podrá solicitar la comida, que en este caso no estará subvencionado, con un coste de seis euros.