Coslada pone en marcha el nuevo Plan de mejora del Tráfico la Seguridad Vial

Coslada pone en marcha el nuevo Plan de mejora del Tráfico la Seguridad Vial

El Alcalde de Coslada Ángel Viveros, junto al Jefe de Policía Local Gabriel Cerrato, presentaron el Plan de Mejora del Tráfico y la Seguridad Vial en Coslada, un Plan en el que se recogen numerosas medidas dirigidas a la mejora de resultados en materia de circulación y siniestralidad.

El objetivo de dicho Plan es incrementar los niveles de calidad y resultados obtenidos hasta ahora en el ámbito de la investigación de accidentes, instrucciones de atestados, diligencias e informes y ampliar esos buenos resultados a objetivos más amplios como:

- Reducción paulatina del número de accidentes.

- Garantizar la adecuada circulación del transporte público.

- Garantizar el correcto estacionamiento a personas con movilidad reducida.

- Vigilar la correcta utilización de los estacionamientos regulados de carga y descarga y/o parada del taxi. 

- Regular y vigilar el estacionamiento en zonas de riesgo para que puedan actuar los servicios de Emergencia.

- Vigilancia y control de las infracciones cometidas por los conductores.

El Alcalde de Coslada ha puesto en valor “el gran trabajo que desempeñan los hombres y mujeres que forman parte del Cuerpo de Policía Local".

Viveros añadía que su objetivo es, lejos de caer en la autocomplacencia, dar un nuevo impulso a la policía en materia de seguridad y en el cumplimiento de las ordenanzas municipales.

Las campañas de sensibilización y concienciación son el primer paso para la eliminación de conductas incívicas que atentan contra las más elementales normas de convivencia ciudadana, siendo las sanciones una medida drástica que la Policía Local y el Ayuntamiento no descartan.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenidas 11 personas por pertenencia a organización criminal relacionada con el tráfico de heroína

    Se da por desarticulado un importante grupo que preparaba vehículos con caletas altamente sofisticadas e indetectables en Madrid
    El trabajo de los perros detectores de droga fue fundamental para hallar parte de la droga que se encontraba enterrada entre tierra y lodo a 1,50 metros de profundidad.

    Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido a 11 personas relacionadas con el tráfico de heroína, de diversas nacionalidades, y realizado cuatro registros en domicilios de Illa, Vigo, Carballo y Madrid, así como una nave industrial en Humanes (Madrid). Han sido incautados 20 kilos de heroína, 40.000 euros en efectivo, 11 vehículos, una escopeta y un arma simulada, maquinaria de envasar al vacío y numerosos teléfonos y ordenadores.

    La operación comenzó a mediados del mes de enero de 2019, cuando se tuvo constancia de un significativo repunte de la venta de sustancias estupefacientes en la localidad coruñesa de Carballo. Los agentes de A Coruña centraron su investigación en Goians, controlando un domicilio donde residía una pareja ambos con numerosos antecedentes por tráfico de drogas.

    Tras mantener un control exhaustivo sobre este domicilio, los agentes detectaron varias visitas realizadas con numerosas medidas de seguridad por parte de un individuo de nacionalidad albanesa, el cual recientemente había salido de prisión y era conocido por los investigadores, pues había sido detenido en el 2017.

    Se consiguió averiguar que este individuo se encontraba asentado en la Illa de Arousa, que no realizaba ningún tipo de actividad remunerada y hacía uso de diversos turismos de gama alta. Este se relacionaba con distintas personas estrechamente vinculadas al narcotráfico. De este modo se pudo detectar la estrecha vinculación con otro individuo igualmente con antecedentes por tráfico de drogas, que efectuaba numerosos desplazamientos a Madrid.

    La organización contaba con un líder, de origen albanés, que era el encargado de establecer los contactos con los distintos compradores en la comunidad gallega, así como de llevar a cabo las correspondientes negociaciones.

    Esta organización criminal mantenía un elevado nivel de sofisticación y rigurosas medidas de seguridad en sus reuniones, desplazamientos y comunicaciones entre ellos. Contaban con un taller clandestino ubicado en el polígono madrileño de Humanes donde los vehículos usados para la comisión de los delitos pasaban varios meses en el interior de esta nave donde eran transformados instalando en su carrocería e interior de los mismo sofisticados habitáculos de gran tamaño, recubiertos de plomo e imposibles de detectar ante un eventual control policial donde esconder la droga.

    Cuando estos vehículos estaban preparados para realizar el transporte, eran rematriculados con placas de Rumanía y entregados a las personas que se encargaban de efectuar largos desplazamientos a bordo de los mismos hasta diversos países de Europa, principalmente los Países Bajos en donde eran cargados y regresaban nuevamente a España.

    Estos vehículos, en ocasiones iban directamente a Galicia, y en otras ocasiones acudían a la nave clandestina de Madrid, donde la droga era traspasada a otros vehículos y transportada a tierras gallegas.

  • 450 escolares de sexto de Primaria de San Fernando han pasado por las instalaciones del centro de Educación Vial

    El alcalde, Javier Corpa, el primer teniente de alcalde, Alberto Hontecillas; y el concejal de Seguridad, Roberto Baldanta; visitaron el circuito y pudieron intercambiar impresiones con los participantes.

    El alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa; el primer teniente de alcalde, Alberto Hontecillas; y el concejal de Seguridad, Roberto Baldanta; visitaron ayer las instalaciones del centro de Educación Vial que el Ayuntamiento de Coslada cede a Policía Local para el desarrollo de sesiones formativas a los alumnos de sexto de Primaria de los siete colegios públicos del municipio.

    Más de 400 escolares han pasado por estas dependencias desde el pasado noviembre. Ayer ha sido el turno para los niños del CEIP Tierno Galván. Los/as agentes inician la jornada con una clase teórica que, después, los/as pequeños/as ponen en práctica en un recorrido dotado de todos los elementos y señales de circulación, como rotondas o semáforos, además de otros indicativos verticales. La campaña se completará en los meses de enero y febrero con una visita a Metro. “El objetivo es dotarles de cierta autonomía de cara al próximo curso lectivo, porque iniciarán su etapa formativa en el instituto y muchos/as de ellos/as tendrán que hacer uso del transporte público por primera vez (…). Además, comenzarán a ser más independientes en sus desplazamientos y deben conocer cuáles son las obligaciones del peatón y del conductor”, explicó el mandatario local.

    Durante su paso por el suburbano, aprenderán cómo obtener el billete en las máquinas expendedoras, dónde acudir para efectuar una reclamación o cuáles son las normas a seguir, tanto en el andén como para acceder y descender de los vagones. “Esta es una experiencia muy positiva porque reciben instrucciones de manera lúdica”, añadió el edil.

  • La Guardia Civil realiza una macrooperación contra el tráfico de armas e incauta más de 300

    La Guardia Civil ha incautado 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos en la mayor operación contra armas activas de los últimos años. Entre las armas intervenidas se encuentran fusiles de asalto AK47, subfusiles, pistolas ametralladoras y más de 250 armas cortas plenamente funcionales.

    La macrooperación, que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria, se ha saldado con cuatro detenidos.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_05.jpg

    La Guardia Civil ha llevado a cabo una de las mayores operaciones contra el tráfico de armas en nuestro país. La operación “GOLALDE” se ha saldado con la incautación de un arsenal de 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos. Cuatro personas han sido detenidas a raíz de la investigación que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria. A los detenidos se les imputa los delitos de tráfico de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones. La Guardia Civil ha ejecutado un total de 11 registros en domicilios y locales vinculados a la operación.

    Los detenidos traficaban con armas de fuego de distintas procedencias tanto nacionales como extranjeras. Incluso aprovechaban armas de fuego inutilizadas que posteriormente manipulaban para ponerlas de nuevo en condiciones de efectuar fuego real. Dichas armas de fuego, junto con la munición para las mismas, eran vendidas a delincuentes de todo el país. Al tener sus números de serie borrados o no estar registradas en las bases de datos nacionales, las armas podían ser desviadas al mercado ilegal.

    La investigación se inició a principios de año al detectar en Internet a un individuo que, bajo la falsa identificación como coleccionista, vendía armas de fuego a un precio muy superior al del mercado. Este vecino de una pedanía de Gijón –de 49 años-, carecía de cualquier tipo de licencia de armas pues le habían sido revocadas hace años a raíz de un episodio de violencia doméstica. Las conversaciones posteriores para concretar los detalles de la venta y entrega tenían lugar en aplicaciones de mensajería encriptada.

    Este primer detenido poseía un total de 16 armas de fuego, todas ellas activas, entre las que destacan un fusil de asalto de fabricación soviética AK-47, dos subfusiles de fabricación israelí UZI y un subfusil de fabricación estadounidense INGRAM dotado de silenciador, así como abundante munición para los mismos. Dada la naturaleza de armas de guerra de estas últimas, por su capacidad para hacer fuego automático, su tráfico ilícito supone un riesgo aún mayor.

    A otro de los detenidos, también en Gijón, le fueron incautadas en su domicilio 211 armas, 193 de ellas pistolas y revólveres. Este mismo individuo tenía instalado en el trastero de su domicilio un taller clandestino para la manipulación de armas y la fabricación ilegal de munición. En este domicilio la Guardia Civil intervino además varias armas de fuego en proceso de rehabilitación, numerosos cañones nuevos, piezas fundamentales y cargadores, así como más de 30.000 cartuchos metálicos de diferente calibre y 18 kilos de pólvora para la fabricación de munición.

    Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. En los últimos cinco años se han explotado más de 28 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 295 personas detenidas, más de 3.050 armas de fuego incautadas y 334.300 cartuchos metálicos intervenidos.

    Efectos incautados por Guardia Civil:
    275 armas cortas (pistolas y revólveres).
    34 armas largas (rifles y escopetas)
    7 subfusiles (armas de guerra)
    4 pistolas ametralladoras (armas de guerra)
    1 fusil de asalto (arma de guerra)
    1 bolígrafo-pistola y 1 bastón-escopeta (armas prohibidas)
    3 silenciadores.
    Mas de 50.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres.
    18 kg. de pólvora y miles de vainas, proyectiles y pistones para la fabricación artesanal e ilegal de munición.
    Numerosos cañones nuevos, cientos de cargadores de todo tipo de armas, herramientas para la manipulación y rehabilitación de armas de fuego.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_07.jpg