Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

En una investigación de la Guardia Civil de Albacete, el equipo ROCA, ha detenido a tres personas, como presuntas autoras de diez delitos de robo con fuerza cometidos en naves industriales del polígono industrial Romica de Albacete. Se ha conseguido recuperar la mayoría de los objetos sustraídos en los ilícitos penales esclarecidos.

Los tres detenidos, vecinos de las localidades madrileñas de Getafe, Mejorada del Campo y Loeches, dos de 37 y uno de 39 años de edad, contaban con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

La Guardia Civil tuvo conocimiento se una serie de robos cometidos en naves industriales del polígono albaceteño de Romica, entre los meses de julio y agosto del actual, que seguían un mismo patrón en cuanto a los horarios de comisión y al modus operandi, aglutinado estos hechos en lo que se denominó operación 'Kamiro'.

Durante el transcurso de la investigación se pudo averiguar que los ahora detenidos se desplazaban desde la provincia de Madrid hasta el polígono Albacete de Romica, aprovechando las horas centrales del día para cometer los robos en las naves industriales.

Tras la detención de los autores de los robos, la Guardia Civil ha conseguido recuperar, varias grapadoras industriales, martillos neumáticos, sierras de calar, taladros, 57 rollos de cable de cobre, 40 rollos de cable de toma de tierra, 2 rollos de manguera de cable, varios maletines de herramientas, 3 cizallas de distintos tamaños y numerosos destornilladores, estos últimos presumiblemente utilizados para cometer los hechos delictivos.

Todos estos objetos recuperados, valorados en 25.000 euros han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Guardia Civil desarticula una organización delictiva especializada en robos con violencia en domicilios habitados

    Hay nueve personas detenidas y se han esclarecido 62 hechos delictivos cometidos en diez provincias diferentes. Se han intervenido más de 40.000 euros en metálico, gran cantidad de joyas y numerosos efectos procedentes de los robos. Para obtener información de dónde se ocultaban los objetos de valor, no dudaban en amenazar, intimidar, retener e incluso agredir a los moradores. Durante estos robos resultaron heridas seis personas, una de ellas de gravedad, que permaneció ingresada, durante varios días en la unidad de cuidados intensivos de un hospital valencianos.

    2.jpg

    La Guardia Civil, en el marco de la Operación Carcosa, ha desarticulado una organización delictiva, especializada en la comisión de robos en casas habitadas, con los moradores en su interior.

    Hay nueve personas detenidas, de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años, a los que atribuye la comisión de 62 infracciones penales. Se estima que esta red, desde marzo de 2018, habría obtenido un botín que las víctimas han valorado por encima de los 200.000 euros.

    Los investigadores determinaron que los robos seguían un patrón similar y se pudo identificar a varias personas, todas ellas con un amplio historial delictivo, relacionadas con otra organización criminal desarticulada en el año 2015.

    La organización delictiva estaba compuesta por dos células interrelacionadas que interactuaban juntas en función de la envergadura del asalto a perpetrar. La primera de ellas se asentaba en la provincia de Castellón de la Plana y la segunda en la localidad madrileña de Valdemoro.

    Tras realizar un estudio de la zona del robo, los encargados de ejecutar el mismo se desplazaban a pie hasta el objetivo elegido. Así lograban permanecer ocultos hasta el mismo momento de llevar a cabo el robo.

    Elegían generalmente domicilios ubicados en urbanizaciones aisladas y realizaban el asalto cuando sus moradores se encontraban en el interior, a los que no dudaban en amenazar, intimidar, retener e incluso agredir para obtener la información de los lugares donde ocultaban las joyas y otros efectos de valor.

    Durante estos robos resultaron heridas seis personas, una de ellas de gravedad que permaneció ingresada, durante varios días, en la unidad de cuidados intensivos de un hospital valenciano.

    Tras cometer el robo, abandonaban rápidamente el lugar de los hechos, desplazándose a pie a varios kilómetros, donde permanecían ocultos durante un tiempo prudencial para seguidamente dirigirse a la “guardería”, y ocultar provisionalmente los efectos sustraídos.

    La organización utilizaba dos vías para dar salida a los efectos sustraídos; por una parte la venta de joyas y objetos en establecimientos de compra venta de metales preciosos y de segunda mano, lo que permitió la interceptación e intervención de los mismos, y, por otra, la venta en el mercado ilícito, a “peristas”, que difuminaban el rastro de las joyas mediante su venta a terceros.

    Durante la fase de explotación de la operación se han realizado seis registros domiciliarios en los que se han incautado más de 40.000 euros en metálico, gran cantidad de joyas, teléfonos móviles, material informático, herramientas, electrodomésticos y prendas de vestir, todo ello procedente de los robos.

    Se han esclarecido un total de 62 delitos, entre ellos 17 robos con violencia e intimidación, 17 de detención ilegal, 20 robos con fuerza en las cosas (5 de ellos en grado de tentativa), 6 de lesiones, 1 de robo/hurto de uso de vehículo a motor y otro más de pertenencia a organización criminal. Estos delitos se cometieron en las provincias de Albacete, Asturias, Alicante, Castellón, Cuenca, Madrid, Tarragona, Teruel, Toledo y Valencia.

    La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones o el esclarecimiento de nuevos hechos.

  • Un control de guardia civil y policía en Velilla detecta material para robar en un vehículo y sus ocupantes con antecedentes por robos con violencia

    El trabajo conjunto que ha llevado a cabo la Guardia Civil y Policía Local de Velilla de San Antonio, ha obtenido resultados, esta pasada noche en un control conjunto se ha tenido una intervención donde al detener un vehículo con cinco ocupantes, estando en el punto se observa a dos vehículos que no llegan al control, porque se desvían anteriormente, por lo que una patrulla se dispone a comprobar dichos vehículos mientras los otros componentes siguen con los ocupantes del turismo en el control.

    La policía comprobó que los vehículos desviados no tienen nada pendiente, pero al volver al punto de identificación por el recorrido que ha utilizado el vehículo detenido, observan en la calzada que hay una cizalla grande y varios guantes negros.

    Los agentes procedieron al registro del vehículo y al cacheo de los ocupantes, encontrando en su interior, más guantes del mismo modelo que los localizados en la carretera, así como de varias bragas bufanda, una llave de grifa de grandes dimensiones, una llave inglesa, linternas, destornilladores y cuchillas.

    Los ocupantes presentan varios antecedentes por robo con fuerza, robo con violencia, hurtos, daños, atentados contra agentes de la autoridad y delitos contra la seguridad vial.

    Se trasladaron a tres de ellos al puesto de Guardia Civil en Mejorada del Campo para su completa filiación, ya que no portaban documentación personal.

  • Detenido en Rivas por atracar dos bancos de Alcalá de Henares

    La Policía Nacional ha detenido a un ladrón de bancos en Rivás Vaciamadrid que había actuado en dos sucursales bancarias de Alcalá de Henares y cuatro en Madrid tras haberse fugado de la cárcel en la que cumplía condena por hechos similares.

    El detenido actuaba en solitario y en poco más de tres meses logró atracar seis bancos. Su modus operandi era acercarse al mostrador con una pistola y entregaba una nota manuscrita que ponía "ATRACO".

    La investigación se inició el pasado mes de octubre tras denunciarse el primer atraco en un banco de Alcalá de Henares de la que se llevó la cantidad de nueve mil euros. Posteriormente volvió a actuar en otra sucursal de Alcalá de Henares y en cuatro de Madrid utilizando el mismo procedimiento de mostrar un papel en el que advertía del atraco.

    El ladrón esperaba su turno como un cliente más hasta que le tocaba su turno. Utilizaba distintos modos de transporte, entre ellos, una bicicleta con la que logró escapar de una sucursal bancaria.

    En el momento de su detención el atracador iba con la bicicleta que utilizó para escapar de uno de los atracos, algo que le delató, entre otras cosas.

    Ha sido puesto a disposición judicial y decretado su ingreso en prisión por los atracos, por estar fugado y por un delito de falsedad documental ya que utilizaba una identificación falsa de un extrajero.