Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

En una investigación de la Guardia Civil de Albacete, el equipo ROCA, ha detenido a tres personas, como presuntas autoras de diez delitos de robo con fuerza cometidos en naves industriales del polígono industrial Romica de Albacete. Se ha conseguido recuperar la mayoría de los objetos sustraídos en los ilícitos penales esclarecidos.

Los tres detenidos, vecinos de las localidades madrileñas de Getafe, Mejorada del Campo y Loeches, dos de 37 y uno de 39 años de edad, contaban con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

La Guardia Civil tuvo conocimiento se una serie de robos cometidos en naves industriales del polígono albaceteño de Romica, entre los meses de julio y agosto del actual, que seguían un mismo patrón en cuanto a los horarios de comisión y al modus operandi, aglutinado estos hechos en lo que se denominó operación 'Kamiro'.

Durante el transcurso de la investigación se pudo averiguar que los ahora detenidos se desplazaban desde la provincia de Madrid hasta el polígono Albacete de Romica, aprovechando las horas centrales del día para cometer los robos en las naves industriales.

Tras la detención de los autores de los robos, la Guardia Civil ha conseguido recuperar, varias grapadoras industriales, martillos neumáticos, sierras de calar, taladros, 57 rollos de cable de cobre, 40 rollos de cable de toma de tierra, 2 rollos de manguera de cable, varios maletines de herramientas, 3 cizallas de distintos tamaños y numerosos destornilladores, estos últimos presumiblemente utilizados para cometer los hechos delictivos.

Todos estos objetos recuperados, valorados en 25.000 euros han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenido tras una persecución con un coche que había robado en Alcalá

    La Guardia Civil detuvo este lunes en Lugo a un hombre de nacionalidad rumana, como presunto autor del robo de un coche. El hombre empleaba hasta 14 identidades falsas y tenía numerosos antecedentes por delitos similares.

    Según han explicado los agentes, los hechos ocurrieron sobre las 18,15 horas de este lunes, cuando dos patrullas que se encontraban realizando un punto de verificación en una rotonda de la carretera AG-64, a su paso por Vilalba (Lugo), observaron un comportamiento inusual del conductor de un turismo de color blanco.

    Cuando trataban de identificarlo, el conductor y único ocupante del turismo desobedeció la orden e inició una fuga a gran velocidad en dirección a Ferrol. Tras una persecución, los agentes lograron interceptarlo en el término municipal de Xermade (Lugo).

    Una vez interceptado, los agentes pudieron constatar que el vehículo sospechoso había sido sustraído en la localidad de Alcalá de Henares, en el mes de noviembre. El conductor del turismo resultó ser un ciudadano de nacionalidad rumana al que le constaban más de treinta antecedentes policiales por robos de vehículos y en viviendas y al que le figuran catorce identidades falsas.

    En el interior del turismo, ocultos en los asientos traseros, los agentes localizaron numerosas herramientas utilizadas habitualmente para forzar puertas y ventanas en viviendas, destacando capuchas para ocultar el rostro, guantes, destornilladores de grandes dimensiones y un mecanismo elaborado de forma artesanal, formado por una placa metálica triangular y tres tornillos fijos, que utilizan los delincuentes para forzar los bombines de las cerraduras.

  • Detenido por robar en casas de Arganda mientras sus dueños dormían

    La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 59 años de nacionalidad colombiana, como presunto autor de una decena de robos con fuerza perpetrados en viviendas de la localidad de Arganda mientras sus inquilinos se encontraban durmiendo.

    Los agentes detectaron un incremento de los robos con fuerza en interior de viviendas por la noche y coincidiendo cuando los dueños de éstas se encontraban durmiendo en su interior.

    La investigación ha sido llevada a cabo por los agentes de la Guardia Civil de Arganda del Rey tras las denuncias que se habían presentado por las víctimas de los robos.

    Todos los robos se producían entre las tres y las cinco de la madrugada en vivienda unifamiliares a las que accedían forzando las puertas correderas de los domicilios.

    Los agentes, que habían recogido información de las víctimas, sabían que se trataba de una persona que siempre actuaba encapuchada, vestida de negro y con guantes.

    A lo largo de la pasada semana, varios agentes establecieron un amplio dispositivo que permitió la detención del presunto autor en el interior de una vivienda mientras perpetraba un robo en el interior. Durante la detención, el ladrón ofreció a los agentes una "enorme resistencia" e incluso procedió a agredir a los agentes con un destornillador que llevaba.

    El individuo cuenta con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y se le imputa la autoría de al menos 10 robos con fuerza en el interior de viviendas.

    El ladrón no tiene un domicilio fijo y ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado su ingreso en prisión.

  • La Guardia Civil realiza una macrooperación contra el tráfico de armas e incauta más de 300

    La Guardia Civil ha incautado 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos en la mayor operación contra armas activas de los últimos años. Entre las armas intervenidas se encuentran fusiles de asalto AK47, subfusiles, pistolas ametralladoras y más de 250 armas cortas plenamente funcionales.

    La macrooperación, que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria, se ha saldado con cuatro detenidos.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_05.jpg

    La Guardia Civil ha llevado a cabo una de las mayores operaciones contra el tráfico de armas en nuestro país. La operación “GOLALDE” se ha saldado con la incautación de un arsenal de 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos. Cuatro personas han sido detenidas a raíz de la investigación que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria. A los detenidos se les imputa los delitos de tráfico de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones. La Guardia Civil ha ejecutado un total de 11 registros en domicilios y locales vinculados a la operación.

    Los detenidos traficaban con armas de fuego de distintas procedencias tanto nacionales como extranjeras. Incluso aprovechaban armas de fuego inutilizadas que posteriormente manipulaban para ponerlas de nuevo en condiciones de efectuar fuego real. Dichas armas de fuego, junto con la munición para las mismas, eran vendidas a delincuentes de todo el país. Al tener sus números de serie borrados o no estar registradas en las bases de datos nacionales, las armas podían ser desviadas al mercado ilegal.

    La investigación se inició a principios de año al detectar en Internet a un individuo que, bajo la falsa identificación como coleccionista, vendía armas de fuego a un precio muy superior al del mercado. Este vecino de una pedanía de Gijón –de 49 años-, carecía de cualquier tipo de licencia de armas pues le habían sido revocadas hace años a raíz de un episodio de violencia doméstica. Las conversaciones posteriores para concretar los detalles de la venta y entrega tenían lugar en aplicaciones de mensajería encriptada.

    Este primer detenido poseía un total de 16 armas de fuego, todas ellas activas, entre las que destacan un fusil de asalto de fabricación soviética AK-47, dos subfusiles de fabricación israelí UZI y un subfusil de fabricación estadounidense INGRAM dotado de silenciador, así como abundante munición para los mismos. Dada la naturaleza de armas de guerra de estas últimas, por su capacidad para hacer fuego automático, su tráfico ilícito supone un riesgo aún mayor.

    A otro de los detenidos, también en Gijón, le fueron incautadas en su domicilio 211 armas, 193 de ellas pistolas y revólveres. Este mismo individuo tenía instalado en el trastero de su domicilio un taller clandestino para la manipulación de armas y la fabricación ilegal de munición. En este domicilio la Guardia Civil intervino además varias armas de fuego en proceso de rehabilitación, numerosos cañones nuevos, piezas fundamentales y cargadores, así como más de 30.000 cartuchos metálicos de diferente calibre y 18 kilos de pólvora para la fabricación de munición.

    Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. En los últimos cinco años se han explotado más de 28 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 295 personas detenidas, más de 3.050 armas de fuego incautadas y 334.300 cartuchos metálicos intervenidos.

    Efectos incautados por Guardia Civil:
    275 armas cortas (pistolas y revólveres).
    34 armas largas (rifles y escopetas)
    7 subfusiles (armas de guerra)
    4 pistolas ametralladoras (armas de guerra)
    1 fusil de asalto (arma de guerra)
    1 bolígrafo-pistola y 1 bastón-escopeta (armas prohibidas)
    3 silenciadores.
    Mas de 50.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres.
    18 kg. de pólvora y miles de vainas, proyectiles y pistones para la fabricación artesanal e ilegal de munición.
    Numerosos cañones nuevos, cientos de cargadores de todo tipo de armas, herramientas para la manipulación y rehabilitación de armas de fuego.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_07.jpg