Imprimir esta página
Las historiadoras Laura y María Lara recuerdan en el programa Está Pasando de Telemadrid las aguas termales de Loeches y la historia que las rodea

Las historiadoras Laura y María Lara recuerdan en el programa Está Pasando de Telemadrid las aguas termales de Loeches y la historia que las rodea Destacado

Las hermanas Lara Martinez son historiadoras, escritoras y profesoras de historia, explicaban a las cámaras de Telemadrid la historia que rodea a Loeches, sus famosos balnearios de aguas curativas, los conventos y su historia y edificios emblemáticos e históricos.

Loeches ha contado históricamente con importantes manantiales, los más conocidos La Margarita y La Maravilla, junto a los cuales se edificó un balneario donde se bebían sus aguas, que surgían a 12,5º, consideradas curativas de dolencias como la tiña, el herpes y distintas cefaleas.

El balneario, hasta 1930, mantuvo abiertos seis pozos, uno de los cuales llevaba por nombre El Inagotable, de 17,6 metros de profundidad, con una capacidad o caudal de 163 metros cúbicos anuales. En 1942 fue adquirido por la familia Chávarri, propietaria de algunas de las principales fuentes mineromedicinales de Madrid.

Loeches recibió el título de villa en 1555, por parte de Carlos I. Felipe II la vendió, junto a otras villas pertenecientes al Arzobispado de Toledo, para sufragar los gastos del Estado con bula del papa, y el comprador fue el genovés Baltasar Catanno. Este a su vez vendió el señorío a la familia Cárdenas-Avellaneda.

La familia Cárdenas fundó allí el Convento de Carmelitas de San Ignacio Mártir en 1596, y allí permanecen inhumados. Íñigo de Cárdenas fue fundador también del monasterio de las Comendadoras de Santiago el mayor de Madrid. Su hijo fue embajador de España en Venecia y Francia. En este monasterio se educaría la hija de Felipe IV, la infanta María Teresa, cuyo nombre hace referencia a la Santa Carmelitana por intercesión de las monjas de Loeches.

Al morir los Cárdenas, el conde-duque de Olivares compró el señorío en 1633. Pretendió hacerse con el patronazgo del monasterio de carmelitas pero no lo consiguió. Por ello encargó a Alonso Carbonel (arquitecto del Palacio del Buen Retiro), la obra de un nuevo monasterio, el Monasterio de la Inmaculada Concepción, frente al anterior, muy similar al Real de la Encarnación de Madrid, y un modesto palacio del cual ya solo se conserva su puerta.

En 1643 el conde-duque de Olivares cesó como primer ministro de Felipe IV y fue desterrado a Loeches, proyectando convertir sus montes en un gran coto de caza, pero la oposición de los agricultores se lo impidió. En 1645, el conde-duque dejó Loeches al ser desterrado a Toro, en Zamora, pues sus enemigos querían alejarlo aún más de la corte. Ese verano murió y fue llevado nuevamente al monasterio de Loeches donde permanece enterrado hoy día.

laura_y_maria_lara.png

Las hermanas María y Laura Lara, son Historiadoras científicas, Primer Premio Nacional de Historia, Premio Uno de la Universidad de Alcalá y las Historiadoras de diversos programas de radio y televisión desde hace una década. Profesoras de Historia, escritoras de una treintena de libros, ganadoras del Premio de Novela Histórica, Premio Algaba, etc., María y Laura Lara son autoras de disertaciones y alocuciones en miles de conferencias, la mayor parte impartidas gratuitamente por todo el planeta. Las Hermanas Lara han elegido Loeches como su rincón en la Tierra después de haber pasado por África, América, Asia y numerosos países de Europa.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)