El periodista de Mejorada del Campo, Antonio Pampliega, presentó su reportaje "Pasaporte Pampliega: Coltán, mineral de sangre"

El periodista de Mejorada del Campo, Antonio Pampliega, presentó su reportaje "Pasaporte Pampliega: Coltán, mineral de sangre" Destacado

El periodista mejoreño, Antonio Pampliega ahondó desde el corazón del Congo en uno de los mayores conflictos armado del continente africano, una guerra camuflada que ha provocado millones de víctimas a causa de las mafias que rodean el negocio de la extracción de coltán.

Antonio Pampliega volvió al infierno en su reportaje en El Congo, que fue emitido por la televisión Cuatro el pasado martes, con una acogida e índices de audiencia muy positivos.

El fotoperiodista de Mejorada, Antonio Pampliega, especializado en cubrir información desde los lugares más conflictivos y peligrosos del planeta como Siria o Irak, se puso al frente de "Pasaporte Pampliega: coltán, mineral de sangre", un reportaje especial producido por Cuatro en colaboración con Cuerdos de Atar.

Antonio Pampliega investigó las muertes y el éxodo masivo en el Congo por las mafias vinculadas a la extracción del coltán.

La explotación del coltán, un mineral imprescindible para fabricar instrumentos básicos en la era de la comunicación como móviles, consolas o videojuegos, mueve miles de millones de dólares en el mercado negro y ha generado una tupida red de tráfico llevada a cabo por mafias internacionales. Denunciar esta situación desde el propio terreno es exponer la vida a un riesgo inmediato de muerte.

“El objetivo de nuestro reportaje es poner el Congo en el mapa y que deje de ser un ‘agujero negro’ informativo”, explica el propio Antonio Pampliega. “Es sorprendente el nivel de violencia que hay en este país. Después de diez años cubriendo conflictos bélicos, el Congo es uno de los peores destinos en los que he trabajado. Hay que contar el sufrimiento al que están sometidos millones de personas por culpa del coltán, las condiciones a las que están sometidos los trabajadores de las minas, niños, mujeres y hombres prácticamente esclavizados”, explicaba Antonio.

El Congo, una zona sometida por los traficantes, más del 80% del coltán que existe en el mundo procede del Congo. A pesar de los numerosos intentos de legalizar la extracción de este mineral o las medidas adoptadas por Naciones Unidas e impulsadas por grandes potencias como Estados Unidos, el país está sometido por guerrillas y traficantes capaces de esclavizar a poblaciones enteras para conseguir este preciado material.

“El Congo es uno de los países más ricos del mundo en recursos naturales pero curiosamente es el tercero más pobre”, apostilló Pampliega. ‘Coltán, mineral de sangre’ mostrará cómo funcionan estas minas, hablará con responsables de la ONU que trabajan sobre el terreno y mostrará el crudo testimonio de mujeres y niños que hoy están bajo el auxilio de ONG internacionales y que han sobrevivido a matanzas y vejaciones.

“Tengo muchísimas imágenes grabadas en la mente después de tantos años cubriendo guerras, pero enfrentarme a testimonios de víctimas y descubrir una realidad tan salvaje como ésta, incluso a mí se me escapaba. El ser humano es aún más cruel de lo que yo creía”, recuerda Pampliega. “No entiendo ese grado de ensañamiento con mujeres y niños. Sus testimonios tienen que ser escuchados para llegar al espectador y empatizar con un conflicto que queda muy lejos”.

El corresponsal de guerra y su equipo visitaron las localidades de Butembo y Beni, en el noroeste del país, la zona más conflictiva del Congo. Allí, en los últimos meses, centenares de personas han sido masacradas por las guerrillas.

Pampliega patrulló con un batallón de soldados de la ONU, en combate permanente con la guerrilla Mai-Mai y charlará con trabajadores de organizaciones de ayuda para explicar la situación en la que viven y cómo se puede ayudar al Congo.

“Este reportaje debe servirnos para extraer muchas lecciones”, explica Pampliega. “La lección con la que yo me quedo me la transmitieron las víctimas de esta barbarie: no hay que rendirse nunca. Hay que luchar y tratar de cambiar las cosas porque mucha gente pequeña haciendo cosas pequeñas es capaz de cambiar el mundo”.

El tráfico del coltán, una realidad reflejada en la película ‘El cuaderno de Sara’ de Telecinco Cinema, la emisión en Cuatro de ‘Pasaporte Pampliega: Coltán, mineral de sangre’ coincide en la semana del estreno en cines de la nueva película de Telecinco Cinema, ‘El cuaderno de Sara’. Esta cinta protagonizada por Belén Rueda cuenta la historia de Laura, una mujer desesperada por localizar a su hermana desaparecida en medio de la selva del Congo. Por este motivo, Laura viaja hasta Uganda para iniciar un peligroso viaje al corazón de África, un territorio dominado por los señores de la guerra.

Antonio Pampliega, fotoperiodista curtido en los horrores de la guerra, saltó de sus habituales crónicas internacionales para France Presse, Associated Press, CNN, BBC, The Times, El País o EFE a los principales titulares de portada de todos los medios en julio de 2015. Este freelance encargado de cubrir algunos de los conflictos internacionales más violentos como Irak, Líbano, Pakistán, Egipto, Afganistán, Haití, Honduras, Somalia o Sudán fue secuestrado por una facción de Al Qaeda en Siria. Precisamente allí fue donde se dio a conocer al gran público con su participación en el reportaje ‘Infiltrados’, que Cuatro emitió en mayo de 2015.

Permaneció retenido junto con otros dos periodistas españoles (Ángel Sastre y José Manuel López) durante 299 días. Un cautiverio del que consiguió salir con vida en 2016 y cuyos demonios exorcizó con la publicación del libro ‘En la oscuridad’. La escritura fue la terapia para seguir dedicándose a su pasión: “Darle voz a las víctimas que existen en todas las guerras y conflictos internacionales para que nos abran los ojos y hagan comprender su sufrimiento”.

Ahora, Pampliega ha vuelto a Cuatro con este reportaje especial dedicado al coltán y a las consecuencias que su explotación incontrolada en el Congo viene causando desde hace décadas. “Que Mediaset haya pensado en mí para conducir este reportaje es un motivo de orgullo. Llevo diez años tratando de dar visibilidad a los que más sufren y por fin tengo esta ventana tan grande para que pueda llevar esa realidad a los hogares españoles. Al principio estaba un poco temeroso por la responsabilidad, pero ahora puedo decir que estoy muy orgulloso del trabajo de todo un gran equipo que ha sacado adelante una grandísima pieza de periodismo de acción y denuncia”.

Además, como reportero habitual en zonas de guerra, Pampliega también sueña con otro objetivo con este programa: “Ojalá que después de este reportaje los espectadores valoren el trabajo de los periodistas que viajan a zonas de conflicto. La imagen del aguerrido corresponsal de guerra que nos ha vendido Hollywood se aleja muchísimo de la realidad".

antonio_pampliega.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Guardia Civil desarticula una red delictiva por defraudar 2,7 millones de euros con falsas contrataciones y portabilidades telefónicas

    Se ha detenido a 29 personas por la comisión de 634 hechos delictivos y se han intervenido 10 vehículos, 16.153 euros, 305 teléfonos móviles, 425 tarjetas SIM y se han bloqueado 34 cuentas bancarias. Las víctimas de las estafas se encuentran dispersas en 48 provincias de la geografía española.

    La Guardia Civil, en el marco de la operación TELEFONES desarrollada en Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón y Cataluña, ha desmantelado una organización delictiva dedicada a estafar a las compañías operadoras de telefonía móvil mediante la realización de falsas contrataciones y portabilidades telefónicas.

    2019-01-17_TELEFONES_03.jpg

    Se ha detenido a 29 personas, con edades entre los 19 y los 55 años y de 8 nacionalidades diferentes, por la comisión de 634 hechos delictivos, entre ellos estafa, usurpación de estado civil, falsedad documental, revelación de secretos, blanqueo de capitales y pertenencia a una organización criminal.

    Se estima que la red desarticulada habría defraudado 2.700.000 euros al traficar durante al menos 3 años con móviles de alta gama en diferentes localidades de 48 provincias españolas.

    La operación se inició cuando agentes de la Guardia Civil de Higueruela (Albacete), dentro de un servicio operativo de seguridad ciudadadana realizado en una vía de comunicación próxima a la localidad de Caudete, intervinieron dentro de un turismo 21 telefonos móviles de última generación sin que el conductor del vehículo pudiera acreditar la legítima procedencia de los mismos.

    Tras la aprehensión de estos dispositivos la Guardia Civil comenzó unas investigaciones que permitieron identificar el origen de los teléfonos y comprobar que constituían un envío dentro de un entramado criminal dedicado a la obtención de teléfonos móviles de alta gama mediante la estafa a las compañías operadoras utilizando un sofisticado y novedoso “modus operandi”.

    Obtenían fraudulentamente teléfonos móviles de alta gama en Europa y los vendían en Marruecos.

    El lucro principal de la organización criminal procedía de la venta en Marruecos de teléfonos móviles Smartphone, de alta gama, obtenidos de manera fraudulenta en España y otros países europeos, principalmente Francia y Alemania. Para ello, una de las ramas de la organización se dedicaba a comprar de forma ilícita, en países de Sudamérica, datos reales de clientes de compañías operadoras de telefonía móvil que dan servicio en España. Con esos datos, en establecimientos comerciales de “confianza” para la organización, se activaban líneas de teléfono prepago de compañías virtuales para después solicitar la portabilidad de estas líneas a las principales compañías operadoras en España.

    Puesto que los datos del supuesto “cliente” resultaban ser reales y conocidos por las compañías operadoras, éstas ofertaban la posibilidad de contratar la compra a plazos de teléfonos móviles de alta gama.

    Hechas las contrataciones, los teléfonos eran enviados por las compañías a través de empresas de mensajería donde la organización también contaba con repartidores captados que entregaban irregularmente los terminales a la última rama de la organización, encargada de receptar los smartphone, gestionar su salida hacia Marruecos mediante el uso de “mulas” y lograr allí su venta al público obteniendo el beneficio final de la actividad criminal.

    Todas las personas que formaban parte del entramado criminal recibían un pago por los “servicios” prestados de acuerdo a sus funciones, previamente delimitadas.

    Los jefes o “cabecillas” se encargaban de pagar un precio prefijado por los datos de clientes obtenidos en Sudamérica y posteriormente vendían los terminales móviles a un segundo escalón jerárquico. Este segundo escalón se dedicaba a pagar a los repartidores por cada envío entregado, así como también a las personas encargadas de transportar los terminales hasta Marruecos. A su vez, este escalón tenía en el país vecino sus propios cauces de venta de los terminales móviles al público general.

    2019-01-17_TELEFONES_04.jpg

    Paralelamente a la actividad principal de la organización, algunos de los miembros, utilizaban los datos obtenidos de terceros para estafar a financieras automovilísticas y formalizar pequeños créditos o préstamos personales.

    Alto nivel de vida de los clanes afincados en España y Marruecos

    Una de las principales características de los líderes de la organización era su movilidad geográfica con el fin de obstaculizar cualquier tipo de investigación de la que pudieran ser objeto, lo que les hacía desplazarse continuamente por distintas provincias españolas e incluso por el extranjero.

    Las actividades delictivas reportaban importantes beneficios a los principales miembros de la organización, los cuales mantenían un alto nivel de vida en España llegando incluso a adquirir propiedades inmobiliarias y vehículos de alta gama.

    Además, para no levantar sospechas, trataban de mantener las cuentas bancarias con un saldo normalizado realizando continuas extracciones de efectivo. El dinero en efectivo era transportado hasta Rumanía y Marruecos, países de origen de los integrantes de la organización, donde lo utilizaban para la adquisición y acondicionamiento de propiedades, algunas de ellas de lujo.

    Durante los 9 registros practicados en la operación se intervinieron numerosos efectos de valor procedente de las actividades ilícitas del grupo, destacando 10 vehículos, 305 teléfonos móviles, 425 tarjetas SIM, 16.153 euros en efectivo, 335 dólares americanos, 41.000 pesos venezolanos, 2 ordenadores portátiles provistos de programas para manipular documentos de identidad y números de cuentas bancarias y abundante documentación de interés relativa a la actividad delictiva desarrollada por la organización.

    Igualmente han sido bloqueadas 34 cuentas bancarias, así como 24 tarjetas de crédito.

    La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almansa, que han contado con la colaboración de agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil de Albacete, de las Áreas de Investigación de la Guardia Civil de Fraga y Vall de Uxó, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Lleida, así como de la 5ª Unidad de Distrito de la Policía Local de Valencia.

    Asimismo, ha sido determinante para el desarrollo de la investigación el intercambio de información con otros países, utilizando para ello diversas herramientas policiales de cooperación internacional como el grupo 4 de inteligencia financiera de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, Interpol y analistas del Área de Estafas de Europol.

  • El periodista mejoreño, Antonio Pampliega presenta en su pueblo su libro "En la oscuridad"

    El 9 de marzo tendrá lugar la presentación del libro de peridista y vecino de Mejorada del Campo, Antonio Pampliega "En la Oscuridad", a las 19:00 horas en la Biblioteca Municipal.

    El libro "En la oscuridad", narra lo vivido a mediados de julio de 2015, donde tres periodistas españoles cruzan la frontera de Turquía en dirección a Siria. Es el tercer viaje a la zona de Antonio Pampliega, que tiene la sensación de que esta vez algo no va como siempre. De improviso, una furgoneta les corta el paso. Del interior salen seis hombres armados que les sacan a gritos del coche en el que viajan. Su contacto en la zona, pronto resulta evidente, les ha traicionado.

    Desde ese momento y hasta la liberación de los tres periodistas transcurren diez meses. Casi 300 días de encierro de los que Antonio Pampliega se lleva la peor parte, porque desde octubre de 2015 y hasta el día en que por fin sale libre, el 7 de mayo de 2016, sus secuestradores, la rama de Al Qaeda en Siria, le mantienen en aislamiento, creyéndole un espía, en medio de golpes, humillaciones y amenazas.

    En este libro por primera vez un periodista español narra un secuestro en Siria. Sin nadie con quien compartir la angustia de la situación, Antonio Pampliega trató en esos meses de mantener viva la esperanza escribiendo y memorizando un diario en el que reza día y noche porque sus compañeros sigan con vida y por salir algún día de su encierro. En el que trata de dar voz a los que, como él, han podido contarlo. Y también a los que no.

    En mayo de 2015 el periodista recibió el Premio de la Buena Prensa a la mejor serie de reportajes por su trabajo en Alepo para EL MUNDO y fue finalista en otra de las categorías por Los niños perdidos de Alepo, un reportaje publicado en El País.

    Fue además, uno de los primeros profesionales en entrar en Siria tras el inicio del conflicto en el año 2011, desde entonces, ha recorrido la mayoría de las provincias del país en una docena de viajes en los que ha tratado siempre de reflejar el sufrimiento de la población civil y las cicatrices que la guerra genera.

    El periodista ha cubierto diversos conflictos en zonas peligrosas como Irak, Líbano, Pakistán, Egipto, Afganistán, Haiti, Honduras, Siria, Somalia y Sudán del Sur. Colaboraba desde 2013 en el diario digital Neupic y sus trabajos han sido publicados, entre otros medios, por ELMUNDO, Efe, El País, Público, La Razón, la BBC, CNN, Cuatro y La Sexta.

    Desde su blog "Un mundo en guerra", Pampliega denunciaba los atentados del Estado Islámico e informaba de la situación actual de los países a través de las historias personales de las víctimas de conflictos bélicos.