Dos individuos ocupan una vivienda de Nuevo Baztán para su cultivo de Marihuana

Dos individuos ocupan una vivienda de Nuevo Baztán para su cultivo de Marihuana

policia-local-espaldas.jpgUn vecino de Nuevo Baztán avisó a la Policía Local de la localidad para comunicar que había visto como dos individuos se introducían en una propiedad privada la cual llevaba un tiempo vacía.

El suceso ocurrió en un chalet de la Urbanización Eurovillas en el día de ayer, 10 de Agosto. Los agentes de la Policía Local se trasladaron al lugar donde sorprendieron a dos individuos intentando darse a la fuga sin lograrlo ya que fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Dicha vivienda tiene todos sus accesos tapiados para evitar la entrada deocupas, pero durante la inspección ocular, se observó un butrón de grandes dimensiones que era utilizado para acceder a la misma.

Hoy día 11 de Agosto los Agentes han procedido a inspeccionar la vivienda con los propietarios de la misma. Dentro se han encontrado dos habitaciones utilizadas como secadero de marihuana, múltiple material de uso habitual para estos menesteres, así como diverso material procedente de robos en otras viviendas.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detienen a seis atracadores de locales de apuestas en Corredor Henares

    Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta, han detenido a seis miembros de un grupo criminal especializado en el asalto de locales comerciales, preferentemente de apuestas deportivas. Para cometer los robos, intimidaban a los empleados con armas de fuego o blancas para sustraer la recaudación que oscilaba entre los 2.000 y 3.000 euros. Actuaban en Madrid – en la zona del Corredor del Henares y Madrid capital- y en la provincia de Cuenca, llegando a maniatar a la empleada de una clínica veterinaria de Madrid en su último robo.

    Botín de 2.000 a 3.000 euros
    La investigación comenzó el pasado mes de noviembre tras tener conocimiento los agentes de varios robos en establecimientos de apuestas deportivas en la zona del Corredor del Henares (Madrid), Madrid capital y la provincia de Cuenca.

    En las primeras indagaciones los agentes constataron que los autores siempre actuaban de la misma forma. Normalmente tres jóvenes entraban en el establecimiento y, mientras uno de ellos vigilaba la puerta de acceso, los otros dos intimidaban a un empleado con armas de fuego o blancas para hacerse con la recaudación, que oscilaba entre los 2.000 y 3.000 euros. En ocasiones, un cuarto individuo esperaba en el interior de un vehículo para facilitar la huída del lugar. Las pesquisas encaminaron a los investigadores a tres jóvenes alcalaínos implicados en los hechos, que conjuntamente o a veces separados y colaborando con terceros, dirigían las células de comisión de los asaltos.

    Liberada una empleada maniatada en el último robo.

    En el curso de las pesquisas los agentes identificaron a tres de los investigados tras un atraco de una clínica veterinaria de Madrid. En el establecimiento sustrajeron la caja fuerte y dejaron maniatada con bridas a una trabajadora. Los asaltantes consiguieron huir en un vehículo hasta la localidad de Alcalá de Henares, donde se interceptó el vehículo y se detuvo a los tres atracadores. En el momento del arresto llevaban dos cuchillos de grandes dimensiones, una defensa extensible y la caja fuerte oculta dentro un trasportín para mascotas.

    Las indagaciones continuaron para culminar con la total desarticulación de la organización criminal y se centraron en la localización de uno de los miembros que lideraba activamente la comisión de los atracos, y que llegó a empuñar un arma de fuego para intimidar al dependiente de un local de juegos. En el momento de su arresto fue localizado otro individuo también implicado en los hechos y que, además, estaba buscado por un juzgado de Marbella.

    Finalmente, fue arrestado otro hombre implicado en un atraco en Daganzo (Madrid). La operación se ha saldado con la detención de los seis integrantes del grupo criminal, todos ellos han ingresado en prisión.

  • Desarticuladas dos organizaciones criminales dedicadas al tráfico de marihuana y al contrabando de tabaco

    En el marco de la investigación conjunta Troya-Zacatín han sido detenidas 20 personas –18 hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 63 años y nacionalidades polacas y españolas- y se investiga a otras dos por su presunta implicación en los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y contrabando.

    La investigación, que se ha llevado a cabo con la práctica de 11 registros en las provincia de Sevilla, ha permitido la aprehensión de 145 kilogramos de cogollos de marihuana y 17.000 cajetillas de tabaco de contrabando.

    Las redes, asentadas en las provincias de Málaga y Sevilla, respectivamente, adquirían y trasportaban el estupefaciente desde nuestro país hasta distintos países de la Unión Europea, especialmente a Polonia.

    Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de la operación Troya-Zarracatín contra el tráfico de drogas a mediana y gran escala desarrollada en las provincias de Sevilla y Málaga, han desarticulado dos organizaciones criminales dedicadas al tráfico de marihuana. El operativo, que ha culminado el pasado día 10 de mayo con la detención de 20 personas -14 españolas y seis polacas- como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y contrabando, se ha desarrollado con la práctica de 11 registros en la provincia de Sevilla.

    Durante la investigación, los agentes se han incautado de 145 kilogramos de marihuana y 306 plantas de marihuana; además han intervenido 17.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 59.000 euros, dos armas de fuego y otra simulada, material para el cultivo y envasado del estupefaciente, material electrónico así como 14 vehículos, entre ellos un camión y siete coches de gama alta.

    Las pesquisas se iniciaron en Marbella, a raíz de varias informaciones que apuntaban a la existencia de un grupo organizado asentado en el Palmar de Troya (Sevilla) -formado por ciudadanos españoles- con fuertes conexiones con otro radicado en la provincia de Málaga -integrado por ciudadanos polacos- que se estarían dedicando al tráfico de estupefacientes, concretamente de marihuana.

    Los agentes averiguaron que los componentes de la trama polaca disponían de la infraestructura necesaria para la adquisición, ocultación y posterior venta de marihuana en Europa, especialmente en Polonia; así, una vez que adquirían la droga, la escondían en depósitos de metal herméticos y sellados que posteriormente trasportaban en vehículos hasta el lugar de destino, allí era recepcionada por las mismos integrantes que habían estado negociando, recopilando y preparando el envío en el Palmar de Troya.

    Así mismo constataron que era la trama española -asentada en la mencionada localidad sevillana- con una importante infraestructura y capacidad de abastecer con grandes cantidades de marihuana a distintos compradores, entre ellos a la red polaca, la que les suministraba el estupefaciente. Este grupo, a su vez, adquiría la droga a diferentes proveedores de la zona y que en algunas ocasiones, son sus propios integrantes quienes la cultivan, para ello se valen de multitud de inmuebles próximos entre sí, en ocasiones de difícil acceso, en cuyos perímetros habían instalado cámaras de seguridad con la finalidad de entorpecer la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    El pasado día 10, los agentes interceptaban un camión, donde los agentes hallaron 50 kilos de marihuana en el interior de un depósito de metal sellado.

    Tras esta incautación, se realizaron 11 registros en las localidades sevillanas de Utrera, Los Morales y Dos Hermanas, en donde se han intervenido, entre otros efectos, sustancias estupefacientes, armas de fuego, 59.000 euros en efectivo, 17.000 cajetillas de tabaco de contrabando, útiles para el cultivo y envasado de los estupefacientes, documentación, el material electrónico y los vehículos.

    Los arrestados han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ha ordenado el ingreso en prisión de diez de ellos.

  • Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros

    La Guardia Civil ha desmantelado una célula muy activa de ciudadanos albaneses y rumanos especializada en robos en viviendas que llevaban a cabo en numerosas localidades madrileñas.

    En la operación, denominada Hábitat Drin, han sido arrestados cuatro hombres de origen albanés y rumano de entre 25 y 33 años, sin antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio y vecinos de Madrid, ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

    Así se ha acabado con este grupo, al que se imputan robos en Villalbilla, Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Venturada y Bustarviejo.

    Sus integrantes robaban prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos entradas en casas al día, fundamentalmente entre los ejes de la A1 y la A6.

    La investigación se inició el pasado año tras un robo en Villalbilla en el que los autores consiguieron hacerse con un suculento botín de más de 100.000 euros  en joyas, dinero y un vehículo todoterreno.

    Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el "modus operandi" como los autores podrían tener relación con otros hechos similares: los ladrones se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios para estudiar zonas y seleccionar viviendas, teniendo como principal objetivo chalés individuales.

    Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y, una vez dentro, se hacían con artículos de valor, principalmente joyas, pequeños electrodomésticos, dinero en efectivo y documentación personal.

    En ocasiones sustraían además algún vehículo que empleaban para perpetrar futuros hechos delictivos.

    Se trataba de una célula compuesta por cuatro individuos, de los que tres accedían a las viviendas mientras otro vigilaba.

    Tras ser identificados y localizados se practicaron tres registros en los pisos de Madrid en los que vivían, en los que se intervinieron centenares de artículos de joyería, 5.000 euros en moneda fraccionada, una pistola detonadora, teléfonos móviles y otros artículos electrónicos y aparatos para comunicarse.