Desarticulada una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en Madrid mediante el método del “lover-boy”

Desarticulada una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en Madrid mediante el método del “lover-boy”

Liberada una joven obligada a ejercer la prostitución en la calle Montera de Madrid durante jornadas de 12 horas diarias en las que, sin descanso ni para comer, debía realizar un mínimo de 15 servicios. Los detenidos, dos hombres y una mujer, utilizaban el método conocido como “lover-boy” para engañar a las jóvenes y conseguir que viajaran hasta España para vivir con el hombre del que se habían enamorado.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización compuesta por dos hombres y una mujer de origen rumano dedicados a la explotación sexual de mujeres. Los detenidos engañaban a jóvenes compatriotas para que viniesen a España bajo la promesa de un futuro mejor y, una vez aquí, eran obligadas a ejercer la prostitución en las calles de Madrid. En el marco de esta operación ha sido liberada una mujer que estaba siendo explotada sexualmente por los miembros de este grupo.

La investigación comenzó hace más de un año cuando los agentes detectaron a una joven rumana ejerciendo la prostitución en la calle Montera de Madrid y sospecharon que podría estar siendo víctima de trata. Posteriores gestiones permitieron a los investigadores llegar los responsables de la organización, dos hermanos varones y una mujer, que se encargaban de controlar a las víctimas y obligarlas a ejercer la prostitución. Además, los agentes comprobaron que la mujer realizaba las funciones de tesorera y se encargaba de administrar los beneficios obtenidos de la explotación de las víctimas y enviar a su país de origen una parte de los mismos.

Los policías han constatado que la organización captó a la mujer en Rumanía aprovechándose de su situación de vulnerabilidad. Para convencer a la víctima de que viajara a España utilizaron el método conocido como "lover-boy", por lo que ella consideraba que venía a España para tener un futuro mejor junto al hombre del que se había enamorado. Una vez en nuestro país, la joven fue alojada en el domicilio de los traficantes que, aprovechándose de que era madre de una niña de tres años a la que no tenía otro medio para mantener, la obligaron a ejercer la prostitución en la zona de la calle Montera de Madrid.

La mujer debía de ejercer la prostitución en la vía pública durante todos los días de la semana, en jornadas de más de doce horas, sin posibilidad de descansar ni para comer, llegando a realizar hasta 15 servicios en un jornada. La víctima estaba en todo momento bajo el control de los tratantes que se encontraban en la zona y se encargaban de seleccionar a los clientes.

Tras su detención, los agentes han podido constatar que los tres arrestados mantenían un elevado nivel de vida a pesar de no haber tenido nunca un trabajo legal en España.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.7 Sólo en los ocho primeros meses de 2017 se han recibido casi 600 llamadas y más de 450 correos, de los que se han derivado más de 200 investigaciones.


Medios

  • Medios

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policía Local de Torrejón ha impuesto 26 sanciones por no respetar los monumentos y normas de funcionamiento del Parque Europa

    La Policía Local de Torrejón continúa corrigiendo las conductas improcedentes de las personas que ponen en peligro y dañan las réplicas de los monumentos instalados en el Parque Europa. Así, durante el pasado año 2017, ha impuesto un total de 26 sanciones por comportamientos irresponsables y por el incumplimiento de las normas de funcionamiento del parque, que son de obligado cumplimiento para todos los visitantes y usuarios de este gran pulmón verde de la ciudad.

    El objetivo de estas sanciones no es otro que poner freno a la falta de civismo y al gamberrismo y que gracias al trabajo preventivo de los efectivos policiales y a la concienciación de los visitantes que están teniendo con el patrimonio que es de todos, ha descendido con respecto al año 2016 las sanciones impuestas.

    Afortunadamente el comportamiento cívico es el que caracteriza a la mayoría de los visitantes de esta emblemática zona verde y de ocio de la ciudad, pero la Policía Local está aplicando con rigor las ordenanzas municipales en los casos de incivismo para preservar para todos este patrimonio de los torrejoneros, que es ya el Parque Europa.

    En este sentido la mayoría de las sanciones han sido impuestas por dañar los monumentos y ponerlos en peligro de forma irresponsable, subiéndose a ellos a la hora de realizar fotos e incluso por intentar bañarse en las dos zonas de lago con las que cuenta el parque.

    Además, los agentes también han denunciado a otros individuos por intentar consumir bebidas alcohólicas en zonas no permitidas o por el comportamiento incívico de los dueños de animales de compañía, que no recogen las heces o no llevan a los que son potencialmente peligrosos con su debida correa o bozal.

    La Policía Local ha determinado el parque como un punto fijo tanto para el control de tráfico de la zona, como para la seguridad del mismo. Gracias al dispositivo policial se han conseguido reducir bastante las sanciones y se está impidiendo en la medida de lo posible que se haga un uso indebido del parque. En este sentido, la Ordenanza Municipal establece, además de la reclamación de la cuantía de los daños ocasionados, sanciones económicas a partir de 200 euros para actos vandálicos, a partir de 125 para las pintadas y desde los 100 euros por subirse o dañar monumentos y esculturas, ya que el vandalismo o los graffitis en lugares no permitidos son conductas incívicas que afean la ciudad y además suponen un gasto extraordinario para las arcas municipales, que se pagan entre todos. Por otra parte, la Policía Local también ha intervenido en 130 actuaciones para solventar, asesorar y ayudar a los miles de usuarios que cada año visitan el Parque Europa.

  • La Policía Local de Villalbilla y la Guardia Civil realizan una campaña de vigilancia y control de furgonetas

    Durante el día de hoy y el próximo 18 de mayo se está llevando a cabo en el municipio de Villalbilla una Campaña Especial de vigilancia y control de furgonetas en las que se realizarán inspecciones sobre los vehiculos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad, etc) y sobres los conductores (permisos de conducción, tiempos de conducción, descansos y alcohol).

    Dicha campaña se realiza trabajando conjuntamente entre la Policía Local de Villalbilla y la Dirección General de Tráfico. El municipio de Villlalbilla se suma a colaborar con el calendario establecido por la DGT para llevar a cabo diferentes campañas de Vigilancia y Control durante el 2018.

  • El Psoe de Alcalá lamenta el populismo del PP de Alcalá y su vergonzoso intento de engañar a los vecinos de su ciudad

    Los populares parecen no comprender la diferencia entre un impuesto y una tasa. El PP de Alcalá vuelve a mentir a los alcalaínos y alcalaínas con datos sesgados, manipulados y falsos, manifestaban los socialistas complutenses.

    El PP de Alcalá parece no comprender la diferencia existente entre un impuesto, pagado por todos los vecinos y vecinas, y una tasa de grúa, sufragada únicamente por el infractor o infractora en cuestión. Al parecer, los populares complutenses se ponen del lado del infractor y pretenden que paguemos el resto por las infracciones de unos pocos.

    De no incrementarse la tasa, si alguien ocupa tu vado, o aparca sin la tarjeta correspondiente en una plaza destinada a personas con movilidad reducida, parte de los costes de la retirada del vehículo serían pagados por el vecino o vecina damnificada. Un sinsentido en el que lleva instalado el PP de Alcalá desde hace mucho tiempo.

    La subida de tasas de grúa para la recogida de vehículos mal estacionados no es para el buen vecino o vecina. A muchos nunca les ha tocado asumir este tipo de pagos, e incluso puede que nunca tengan que hacerlo. Afortunadamente, los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares cada vez infringen menos la normativa de tráfico, con una reducción del 22% en la retirada de vehículos por mal estacionamiento.

    Una vez más, el portavoz del PP de Alcalá, Víctor Chacón, miente a los vecinos y vecinas de la ciudad, utilizando el populismo al que ya nos tiene acostumbrados desde hace mucho tiempo. No solo al presentar cifras sesgadas, manipuladas y falsas, sino también al afirmar ante la ciudadanía que serán todos los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares sobre quienes recaerá el incremento de la tasa. Una tasa que únicamente será abonada por aquellos vecinos y vecinas que estacionen sus vehículos infringiendo la normativa de tráfico.

    Asimismo, el PSOE de Alcalá ha trecordado que únicamente las infracciones más graves son las que suponen la retirada del vehículo con la grúa, como puede ser el estacionamiento de vehículos en zonas reservadas para personas con movilidad reducida, vados permanentes, pasos de peatones…

    Por último, desde el grupo municipal socialista lamentaban la negativa tanto del PP de Alcalá como de Ciudadanos Alcalá en relación a la subida de la tasa por uso de la pista para exámenes de conducir, que haría insostenibles los exámenes de conducir en la ciudad y obligaría a los alcalaínos y alcalaínas a desplazarse hasta Móstoles.