El Pleno de Arganda del Rey aprueba la cesión del “Ernest Lluch” a la Guardia Civil

El Pleno de Arganda del Rey aprueba la cesión del “Ernest Lluch” a la Guardia Civil

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Arganda del Rey aprobó esta mañana la cesión gratuita del bien municipal “Ernest Lluch” a la Gerencia de Infraestructura y Equipamiento de Seguridad del Ministerio del Interior para su uso como cuartel de la Guardia Civil. El dictamen de la Comisión Informativa de Modelo de Ciudad, Obras Públicas y Salud Pública se aprobó con los votos a favor de PSOE, IUCM, PP, Ciudadanos, Arganda Sí Puede y el Concejal No Adscrito, y con el voto en contra de Ahora Arganda. La cesión se realizará por un periodo de cinco años, prorrogables en periodos de cinco años, hasta un máximo de 30.

Antes de la votación, el alcalde Guillermo Hita afirmó que “no vamos a entrar en el debate de las competencias porque no podíamos prescindir de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en nuestro municipio y era algo que estaba en riesgo debido a la situación del cuartel de la Guardia Civil”.

También indicó que va “a dirigir una carta al Ministro del Interior para recordarle que tiene unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento para la construcción de un nuevo cuartel”, “nos tenemos que sentir orgullosos de tener la Comandancia de la Guardia Civil de la zona en nuestro municipio”, concluyó el Alcalde.

Por su parte, el concejal de Modelo de Ciudad, Jorge Canto, apuntó en su intervención que “se han cumplido todos los requisitos para la cesión, se han hecho todas las modificaciones de traslado, se han realizado las obras y se ha concluido el informe sin alegaciones”.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

    En una investigación de la Guardia Civil de Albacete, el equipo ROCA, ha detenido a tres personas, como presuntas autoras de diez delitos de robo con fuerza cometidos en naves industriales del polígono industrial Romica de Albacete. Se ha conseguido recuperar la mayoría de los objetos sustraídos en los ilícitos penales esclarecidos.

    Los tres detenidos, vecinos de las localidades madrileñas de Getafe, Mejorada del Campo y Loeches, dos de 37 y uno de 39 años de edad, contaban con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

    La Guardia Civil tuvo conocimiento se una serie de robos cometidos en naves industriales del polígono albaceteño de Romica, entre los meses de julio y agosto del actual, que seguían un mismo patrón en cuanto a los horarios de comisión y al modus operandi, aglutinado estos hechos en lo que se denominó operación 'Kamiro'.

    Durante el transcurso de la investigación se pudo averiguar que los ahora detenidos se desplazaban desde la provincia de Madrid hasta el polígono Albacete de Romica, aprovechando las horas centrales del día para cometer los robos en las naves industriales.

    Tras la detención de los autores de los robos, la Guardia Civil ha conseguido recuperar, varias grapadoras industriales, martillos neumáticos, sierras de calar, taladros, 57 rollos de cable de cobre, 40 rollos de cable de toma de tierra, 2 rollos de manguera de cable, varios maletines de herramientas, 3 cizallas de distintos tamaños y numerosos destornilladores, estos últimos presumiblemente utilizados para cometer los hechos delictivos.

    Todos estos objetos recuperados, valorados en 25.000 euros han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

  • La Guardia Civil desmantela una organización dedicada a la distribución de productos cárnicos en mal estado

    Modificaban las fechas de caducidad de productos que eran devueltos por los supermercados para posteriormente revenderlos a través de otras empresas del grupo. En los tres registros realizados en Valencia y Madrid se inmovilizaron más de 1.000 toneladas de productos cárnicos insalubres cuyo valor rondaría los 5 millones de euros.

    En el marco de la operación JAMVINA la Guardia Civil junto con personal de la Dirección General de Salut Pública de la Conselleria de la Generalitat Valenciana ha desarticulado una organización criminal dedicada a la distribución de productos cárnicos en condiciones de insalubridad.

    Los inspectores veterinarios del departamento de Salud de La Ribera levantaron acta por carencias documentales así como el incumplimiento de las medidas de salubridad e higiene. Una vez conocidos los hechos por los agentes del Equipo de Policía Judicial de Carlet y miembros del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, se procedió de forma coordinada con personal de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana al inicio de la operación.

    La fase de explotación de esta operación culminó con la detención de seis personas e investigación de otras ocho. De nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 25 y 60 años, se les imputan delitos contra la salud pública, organización criminal y blanqueo de capitales.

    Los miembros de la organización, que pertenecían a varias empresas que formaban parte del entramado, se dedicaban a introducir en el mercado alimentos en malas condiciones y en diversos formatos. Para ello no dudaban en utilizar marcas comerciales de otras empresas con el objetivo de dar salida a estos productos.

    Los presuntos autores de esta trama perseguían reducir costes y maximizar beneficios. Por un lado, evitaban el desembolso a la hora de destruir los productos caducados o en malas condiciones. Además, conseguían nuevos ingresos con la manipulación de las fechas de caducidad de las piezas enteras o bien loncheando los productos e introduciéndolos otra vez en el mercado a un precio muy competitivo.

    Los agentes han realizado tres registros y más de treinta inspecciones en empresas de las localidades valencianas de Alzira y Algemesi, así como en la localidad madrileña de Alcobendas, inmovilizándose más de 1.000 toneladas de productos cárnicos en mal estado. El valor estimado de lo inmovilizado rondaría los 5 millones de euros.

  • La Guardia Civil detiene a una persona especializada en el robo de vehículos por encargo

    Actuaba solo, como un “lobo solitario”, llegando a nuestro país con la única intención de hacer su propia campaña de robos de vehículos. Utilizaba matrículas del Cuerpo Diplomático para evitar controles policiales, recorriendo así distintas calles de Madrid para localizar modelos de vehículos concretos encargados por distintos grupos criminales. En el domicilio del detenido se han intervenido placas de matrículas diplomáticas falsificadas de varios países, llaves vírgenes y dispositivos electrónicos de arranque, además de útiles de manipulación de números de bastidor.

    robos_vehiculo1.jpg

    La Guardia Civil, en el marco de la operación DIPLO, ha detenido a un ciudadano de nacionalidad búlgara por el robo de varios vehículos, para lo que utilizaba un vehículo también sustraído que portaba placas de matrículas falsificadas del Cuerpo Diplomático de la Embajada de Polonia.

    En el registro del domicilio del detenido se han encontrado placas de matrícula de las embajadas de Rumanía y Jordania, más de veinte llaves "vírgenes" de vehículos, una quincena de placas de matrículas españolas y europeas, todas ellas falsificadas, dispositivos electrónicos para arrancar vehículos y múltiples útiles para manipular números de bastidor. Gran parte de este material es tecnología de última generación de gran valor económico, sólo disponible para profesionales del sector.

    La investigación se inició al detectarse un vehículo que portaba placas de matrícula de la Embajada de Polonia con indicios de ser falsas. Realizadas gestiones con el personal diplomático correspondiente, se constató que el vehículo original se encontraba en Polonia y que el investigado podría estar sustraído y ser utilizado con fines delictivos, con el consiguiente daño que se pudiera causar a la imagen de la representación diplomática afectada.
    De esta manera, el citado vehículo fue sometido a una estrecha vigilancia por parte de los investigadores, confirmándose que el mismo estaba sustraído y que era utilizado por un varón originario de Europa del Este que lo utilizaba para llevar a cabo otros robos de vehículos, valiéndose así de una falsa seguridad al amparo de la inmunidad diplomática.

    robo_vehículo2.jpg

    Su trabajo consistía en recorrer distintas calles de la capital madrileña para localizar los modelos de vehículos que le demandaban otras organizaciones criminales a las que él ofrecía sus servicios.

    Para ello, en el falso vehículo diplomático portaba todo el material necesario para llevar a cabo sus robos, tales como un extractor de cerraduras y otras herramientas para acceder a los mismos mediante el uso de la fuerza, que también le permitían acceder al puerto OBD del vehículo que, junto con un dispositivo que anula el inmovilizador electrónico de la centralita, lograba arrancar el mismo en apenas 20 segundos.

    Una vez sustraído el vehículo, únicamente le quedaba cambiar las placas de matrícula por otras dobladas para evitar que cualquier acción policial pudiese verificar que ese vehículo figurase como robado.

    Algunas organizaciones le solicitaban los vehículos sin falsificar, es decir “en crudo”, sólo con la placa de matrícula de otro modelo similar, ya que serían estos grupos los encargados de falsificar el número de bastidor y documentación. Por el contrario, otras los encargaban completos; con documentación extranjera, bastidor modificado y la electrónica del vehículo cambiada para que en los controles administrativos posteriores en cualquier país europeo no hubiese ningún problema.

    La persona ahora detenida no tenía ningún tipo de arraigo en España, viviendo en un piso "patera", mientras que su familia se encontraba en Bulgaria. Había llegado a nuestro país hace dos meses y no tenía conocimientos del castellano, cosa que tampoco le era necesario para robar dos vehículos por semana a bordo de un "supuesto vehículo diplomático".

    En el momento de la detención, portaba documentación falsa, correspondiendo la misma a un vecino suyo de su ciudad de residencia en Bulgaria. Esto, unido a la utilización de un supuesto vehículo "diplomático" le hacía moverse por cualquier ambiente con toda seguridad, hasta tal punto que dentro del automóvil que utilizaba, no le importaba llevar la documentación y matrículas originales del vehículo sustraído, sin ni siquiera desprenderse de ellas. De hecho, en varios de los seguimientos a los que estuvo sometido, evitó sin ningún problema varios controles policiales dentro de la capital por su condición de "Diplomático".

    Sin embargo, cuando conducía los vehículos sustraídos la situación era completamente diferente, ya que en una ocasión llegó a darse a la fuga en otro control policial, circulando en dirección prohibida por varias calles poniendo en grave peligro a los usuarios de la vía.

    Tras su detención, al verificar su verdadera identidad se comprobó que en Bulgaria se encontraba en búsqueda y captura por hechos similares a los aquí perpetrados.

    robo_vehículos_3.jpg