Morata de Tajuña promociona en Fitur los secretos de la Vía Verde del Tajuña

Morata de Tajuña promociona en Fitur los secretos de la Vía Verde del Tajuña

El Ayuntamiento ha señalizado distintos elementos de la Batalla del Jarama y del patrimonio medioambiental e industrial que hay junto a la vía. El trazado del antiguo ferrocarril del Tajuña atravesaba la localidad madrileña de Morata de Tajuña durante más de 11 kilómetros. Un camino de hierro
convertido en Vía Verde que el Ayuntamiento morateño ha señalizado ahora, mostrando al visitante no sólo un rico patrimonio natural en torno a olivos centenarios y al cauce del río, sino vestigios del pasado, como hornos de cal y canteras, además de trincheras, fortines y refugios de la Batalla del Jarama, librada durante la Guerra Civil.

A través de 10 atriles informativos, el visitante que se acerque a Morata, a pie o en bicicleta, podrá descubrir ‘Los Secretos de la Vía Verde del Tajuña’. Un completo repaso a la Historia del municipio, pero también de la España reciente. Siguiendo el sendero rojo, una veintena de señales marcan el camino de vestigios que no han sucumbido al paso del tiempo. Un buen ejemplo son las diversas fortificaciones que el bando republicano erigió a este lado de la línea de combate.

Nidos de ametralladoras, cuevas, fortines, caminos cubiertos y trincheras que aún pueden verse en la misma vía verde o a una distancia máxima de 200 metros y que sorprenderán a los amantes del turismo bélico, pero también a aquellos atraídos por la considera como la primera batalla moderna de la Historia.

“El año pasado estuvimos en Fitur presentando el Parque de la Batalla del Jarama. Este año volvemos de la mano de Vías Verdes para mostrar a los futuros visitantes que parte de ese patrimonio ya está señalizado”, explicó el alcalde, Ángel Sánchez, durante su visita por la ruta. Un trazado dividido en dos tramos, una vertiente hacia Arganda y otra en dirección a Perales de Tajuña, que cuenta también con tres mesas informativas cercanas al casco urbano desde las que se puede comenzar el recorrido.

Un paseo entre las laderas, los páramos y la vega del Tajuña en el que sobresalen otros elementos de interés, como los campos de olivares de la variedad cornicabra, de los que se extraen, cada año, el 25% de la producción de aceite de la Comunidad de Madrid. También, es posible visitar el gigantesco plátano de la Isla Taray, incluido en el Catálogo de Árboles Singulares regional por su singularidad y más de 150 años de vida.

Una “verdadera promoción del turismo histórico, de Naturaleza y deportivo”, como destacó el concejal de Turismo, David Loriente, por el que el Ayuntamiento ha apostado en los últimos dos años con iniciativas como la reapertura al público del Museo de la Molinería, la consolidación del patrimonio cultural, la promoción de eventos, como la Semana Cultural o la I Feria de la Palmerita, la recuperación del patrimonio o la creación de un nuevo portal turístico que se presentará próximamente.

SecretosV5.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Napoleón volverá a Morata de Tajuña el 2 de mayo en una yincana histórica

    Absolutistas y liberales tratarán de detener a las tropas galas y a los afrancesados en esta yincana totalmente gratuita, 2 de mayo de 1808, el pueblo de Madrid se levanta contra los franceses. A primera hora de la tarde llegan las primeras noticias a Morata de Tajuña, pronto las tropas napoleónicas llegarán al pueblo. Es el momento de tomar partido:
    ¿absolutistas, liberales o afrancesados? 210 años más tarde, puedes volver a revivir este acontecimiento histórico en una yincana histórica totalmente gratuita para todas las edades.

    El Ayuntamiento de Morata de Tajuña ha organizado una yincana histórica q ue tendrá lugar el próximo 2 de mayo , en la que los participantes deberán tomar partido por una
    facción. El objetivo será derrotar al invasor francés a través de pruebas, juegos y actividades en las que, utilizando el trabajo en equipo y el sentido común, los jugadores, deberán ir superando las diversas fases para conseguir levantar el mayor número de recursos contra los invasores franceses.

    Tras concentrar al toque de las campanas a los jugadores en el ayuntamiento, y tras la soflama del alcalde al pueblo para defen der la independencia de España, a cada uno de los equipos se les distribuirá una carta lacrada con las misiones que cada grupo deberá acometer. Todo un alarde de ingenio y trabajo en equipo para superar las pruebas que el médico, el herrero o el cura de la localidad irán planteando a los jugadores.

    Por unas horas, los participantes se convertirán en miembros de la nobleza, el clero o la burguesía para defender los valores absolutistas; convencidos liberales como panaderos, vinateros o artesanos; e incluso afrancesados dispuestos a todo con tal de hacer prevalecer las ideas revolucionarias del emperador Napoleón Bonaparte. Frente a ellos, lo mejor de la Grande Armée dispuestos a convertir Morata en una v illa más del sueño napoleónico.

    “Lo que preten demos es desarrollar una actividad gratuita y para toda la familia en la que no sólo vengan a disfrutar, sino que a la vez que descubren Morata, aprendan uno
    de los acontecimientos más importantes de nuestra Historia”, explica el alcalde, Ángel Sánchez.

  • Morata de Tajuña trabaja para evitar casos de xylella fastidiosa en su municipio

    La localidad produce el 25% de las aceitunas para aceite de la región y está situada a pocos kilómetros de Villarejo de Salvanés. Morata de Tajuña, a través de su concejalía de
    Medio Ambiente, ha comenzado a trabajar para mejorar la prevención y detectar posibles casos de xylella fastidiosa en los olivares del municipio tras detectarse un brote de esta bacteria en la vecina localidad de Villarejo de Salvanés.

    “Su lucha es un muy compleja, por lo que sólo cabe, a día de hoy, la prevención”, ha comentado el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, David Velilla, quien conoció la noticia precisamente cuando mantenía una reunión con el director de la Escuela de Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid , Luis Ricote, y con los concejales de Agricultura de los pueblos vecinos de Chinchón y Ciempozuelos, Rebeca Bris y Rubén Iglesias.

    Una cita en la que los tres pueblos planteaban la elaboración de políticas agrícolas conjuntas entre los municipios y la Escuela de Agrónomos. La xylella fastidiosa es una bacteria que afecta a más de 300 especies de plantas, entre las que se encuentra el olivo, y que ya ha arrasado millones de éstos en Italia, desde donde la enfermedad se ha extendido a Baleares y a Alicante.

    Una enfermedad conocida como el ébola del olivo que podría afectar a los olivares de Morata de Tajuña, de los que se extrae el 25% de las aceitunas destinadas a la elaboración de aceite de la región.

    De momento, los municipios afectados son Villar ejo de Salvanés, Fuentidueña de Tajo, Villamanrique de Tajo y Valdaracete, todos ellos a escasos kilómetros de Morata. “La Comunidad de Madrid ha actuado muy bien y con la celeridad necesaria calificando de utilidad pública la lucha contra esta bacteria, ante el brote detectado en Villarejo”, incidió Velilla, quien ha insistido en que “desde el Ayuntamiento se irá informando puntualmente del desarrollo de los acontecimientos de esta plaga”.

    Desde la concejalía de Agricultura del Consistorio morateño ya se han puesto en contacto con el Ayuntamiento de Villarejo de Salvanés para ofrecerles la ayuda que precisen y para poner en marcha junto a la Comunidad de Madrid “planes serios de comunicación e información sobre la plaga”.

    La posible llegada de esta plaga al centro peninsular era una de las preocupaciones de la concejalía. De hecho, en el marco de la última Feria del Aceite y del Ajo de Morata, ya se realizaron charlas informativas para que los agricultores morateños aprendiesen a conocer y aplicar buenas prácticas agrarias para mantengan las explotaciones en un estado sanitario adecuado que pudiese evitar la llegada de la enfermedad.

  • Morata de Tajuña invierte 30.000 euros en la Biblioteca Municipal en el último año

    Una nueva mampara acristalada solucionará los problemas de insonorización entre las zonas de lectura infantil y de adultos. El centro fue premiado por el Ministerio de Cultura por sus iniciativas de fomento de la lectura. El Ayuntamiento de Morata de Tajuña, a través de la Concejalía de Cultura, continúa apostando por la difusión de la lectura. Sólo durante el último año, el Consistorio ha invertido cerca de 30.000 euros en mejoras como la sustitución del antiguo sistema de climatización, la instalación de una mampara divisoria entre las
    secciones, la renovación del mobiliario o equipos informáticos.

    La mejor insonorización de las zonas infantil-juvenil y de adultos era una de las demandas de los usuarios del centro de lectura. Ahora, gracias a una inversión de 7.500 euros, se ha instalado una mampara de separación acristalada con una puerta automática que, en palabras del concejal de Cultura, David Loriente, durante su visita a la Biblioteca Municipal, “garantizará la tranquilidad en la zona de adultos y evitará las quejas de los usuarios”, que hasta ahora veían complicado compaginar una labor de estudio con el murmullo o los juegos de los más pequeños.

    Mejoras que se suman a la adquisición de tres equipos informáticos, con una subvención de la Comunidad de Madrid, a la sustitución de la puerta de acceso, la compra de baldas, la compra de un tatami para actividades de cuentacuentos con los más pequeños, o la sustitución de la antigua máquina de climatización por valor de 19.000 euros.

    “Estas inversiones demuestran el interés del Equipo de Gobierno por mejorar nuestra biblioteca y el confort de sus usuarios”, recordó el concejal de Cultura, para quien este tipo de actuaciones y la programación que se organiza en el centro han repercutido en que fuese premiado en el Concurso de Proyectos de Animación Lectora del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. El proyecto con el que concursaba la biblioteca llevaba por título "No son molinos, amigo Sancho... Son GIGANTES" y fue distinguido con el Premio María Moliner con el puesto 14 de entre las más de 600 propuestas presentadas de municipios de entre 5.000 y 20.000 habitantes.

    Con cerca de 17.000 volúmenes, de ellos 15.000 en formato libro, la Biblioteca Municipal de Morata cuenta con más de 3.000 usuarios, muchos de los cuales, en torno a 1.860, son niños. Un “motor cultural” del pueblo, como reconoce su responsable Óscar Ortego, cuyo sentido es “que la gente tenga afición por la lectura”, consiguiéndolo a través de una “biblioteca moderna” con un club de lectura, diversas actividades y el proyecto Biblioteca Integrada para descubrir a los niños del CEIP Claudio Vázquez la pasión por los libros.