La Policía Nacional desmantela cinco laboratorios clandestinos e incauta casi 3.000 plantas de marihuana

La Policía Nacional desmantela cinco laboratorios clandestinos e incauta casi 3.000 plantas de marihuana

Uno de los cultivos ilegales estaba situado en un “zulo” al que se accedía por una entrada camuflada y a través de estrechos pasadizos, y donde era necesario el uso de mascarillas para poder respirar.

Los cinco centros ilegales estaban perfectamente acondicionados con ventiladores, transformadores de luz, ionizadores, humidificadores, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución del estupefaciente.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado cinco laboratorios utilizados para el cultivo, procesado y elaboración de droga en Toledo en el marco de la operación Fuente-Romero. Se han intervenido casi 3.000 plantas de marihuana de las cuales 643 se encontraban escondidas en un “zulo” ubicado en el sótano de una vivienda donde fue necesario acceder con mascarillas debido al ambiente irrespirable. Los cinco cultivos ilegales estaban perfectamente acondicionados para el procesado y la distribución del estupefaciente.

Siete personas fueron arrestadas y tres de ellas han ingresado en prisión provisional.

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre. Los agentes tuvieron conocimiento de un intento de venta de varios kilos de marihuana en Toledo e iniciaron las gestiones para conocer el origen y el destino de esa droga. Los policías constataron la existencia de un grupo criminal dedicado al cultivo y distribución de marihuana en la capital toledana y en varias localidades de la provincia.

Los integrantes del grupo tenían claramente diferenciados los roles con un claro reparto de tareas. Uno de ellos se encargaba de suministrar esquejes de plantas en crecimiento para su trasplante a los laboratorios clandestinos mientras que otro realizaba el montaje de las instalaciones eléctricas y de los dispositivos indispensables para acondicionar los cultivos. Otro de ellos controlaba presencialmente los cultivos y distribuía la droga una vez obtenida.

Tras recabar todos los datos, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo operativo y practicaron seis registros en inmuebles desmantelando cinco laboratorios clandestinos en las localidades de Hormigos (2), Escalonilla, Torrijos y El Casar de Escalona. Todos ellos estaban perfectamente acondicionados con ventiladores, transformadores de luz, humidificadores, ionizadores, condensadores y semilleros para el cultivo, procesado y distribución de la droga. En total, los agentes se incautaron de 2.899 plantas de cannabis sativa y 3.400 kilogramos de marihuana.

El cultivo ilegal localizado en el Casar de Escalona estaba situado en un “zulo” oculto en el gallinero de la finca, al que se accedía por una entrada camuflada y a través de estrechos pasadizos. En el lugar era necesario el uso de mascarillas debido al ambiente irrespirable y allí los agentes localizaron 643 plantas.

Los agentes arrestaron a un total de siete personas como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Tres de ellos han ingresado en prisión provisional.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenidos en Parla y Moraleja de Enmedio miembros de una organización criminal dedicada al narcotráfico

    La operación ha culminado con la detención de cinco hombres y una mujer pertenecientes al clan conocido como “Los Manueles”, uno de los detenidos hacía uso de una identidad falsa para evitar su puesta a disposición judicial como autor de un delito de homicidio cometido en 2008 en León. La operación se ha saldado con la detención de 6 personas, hombres y 1 mujer, pertenecientes al clan conocido como “Los Manueles”.

    .Op_Sakember.jpg

    La operación se inició en mayo de 2017, cuando los agentes recibieron un aviso del servicio de atención de emergencias 112 en el que informaban que una persona que se encontraba en la calzada de la A-62, a su paso por el término municipal de Villares de la Reina (Salamanca), presentaba, entre otras heridas, dos impactos de arma de fuego de pequeño calibre en una de sus piernas.

    Continuando con las investigaciones, se pudo averiguar que la víctima había quedado previamente con otras personas para realizar una operación de compraventa de un vehículo. Mientras circulaban con el turismo de la víctima para comprobar que funcionaba correctamente, aprovecharon para amenazarlo y dispararle con una pistola dos veces en una pierna, teniéndose que lanzar la victima del coche en marcha para salvar su vida y huyendo los agresores con el coche.

    Fruto de las investigaciones posteriores se supo que los responsables del intento del homicidio formaban parte de una organización criminal denominada el clan de “Los Manueles”, diseminados por gran parte de España, especialmente en las provincias de Madrid y Toledo

    Por tal motivo, se procedió a la detención de los 6 integrantes del grupo delictivo así como al registro de 6 domicilios ubicados en los municipios de Parla y Moraleja de Enmedio (Madrid), Seseña y Casarrubios del Monte (Toledo). Los agentes han intervenido cuatro armas cortas entre las que supuestamente se encuentra la empleada para el intento de homicidio, dos escopetas y un rifle, tres chalecos antibala y dos turismos. También se ha intervenido numerosa munición de diversos tipos de armas, dinero, y documentación falsa y falsificada.

    Además se ha localizado una plantación indoor de cannabis sativa con un total de 249 plantas y un peso aproximado de 30 kilogramos y otra con la cosecha ya recolectada y 8044 gramos de cogollos de marihuana preparados para su distribución y 104 gramos de hachís.

    Durante uno de los registros, los arrestados utilizaron a sus hijos menores para tratar de ocultar a los agentes una pistola municionada, munición, dinero y llaves de varios vehículos.

    Uno de los detenidos empleó una identidad falsa para evitar su arresto, siendo necesaria la colaboración del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para demostrar mediante el examen de sus huellas dactilares la identidad verdadera. Así se pudo constatar que esta persona hacía uso de una identidad falsa desde el año 2008 para huir de la justicia tras cometer un homicidio en la provincia de León.

    A los detenidos se les considera posibles autores de los delitos de homicidio en grado de tentativa, robo con violencia, tenencia ilícita de armas, usurpación de estado civil y falsedad documental, pertenencia a organización criminal, trafico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

    Sakember3.jpg

     

     

  • Guardia Civil detiene a 20 miembros de una organización criminal dedicada al robo de mercancía de camiones de gran tonelaje y tráfico de drogas

    Han sido esclarecidos un total de 98 delitos en diferentes provincias, se estima en más de un millón de euros la valoración de los efectos recuperados.

    La Guardia Civil en el marco de la operación “Aceikoa-Supertruck” ha detenido a 20 miembros de una organización criminal dedicada al robo de mercancía de camiones de gran tonelaje y tráfico de drogas. En la misma operación han sido investigados otras 41 personas. Han sido realizados ocho registros en las localidades de Pinos Puente, Atarfe y Domingo Pérez y han sido intervenidos 37.240 euros en metálico, tres vehículos y seis motocicletas, joyas de gran valor, y numerosos efectos de cosmética, limpieza, comida, etc.

    6567_02.jpg

    También han sido desmantelados siete laboratorios de cultivo de marihuana tipo Indoor, donde se han aprehendido 2.500 plantas de marihuana, 35 kilogramos de cogollos de esta sustancia, así como 7 básculas de precisión y todos los útiles necesarios para su elaboración.

    La Guardia Civil inició la investigación el pasado mes de Octubre como consecuencia de una oleada de robos en áreas de descanso de las principales vías de comunicación, sobre camiones de gran capacidad y en horario nocturno.

    Tras el minucioso estudio de los diferentes robos producidos realizado por los agentes encargados de la investigación, estos se centraron en un grupo de personas sospechosas los cuales tenían numerosos antecedentes por hechos de similares características.

    Tras establecerse una serie de apostaderos y vigilancias sobre las zonas afectadas, los agentes de la Guardia Civil descubrieron que estas personas sospechosas formaban parte de dos grupos bien diferenciados y jerarquizados que operaban dentro de esta organización criminal, con un único líder que se encargaba de repartir el trabajo y los lugares de comisión de los hechos delictivos.

    Estos dos grupos se encargaban de actuar por separado y en diferentes días para que en caso de ser descubiertos no cayese toda la organización. Utilizaban furgonetas y turismos que alquilaban o compraban a terceras personas para cometer los robos y en cuanto a la mercancía, la vendían inmediatamente en los distintos mercadillos municipales de la localidad granadina de Pinos Puente, Atarfe y Domingo Pérez.

    Durante uno de los operativos de vigilancia en la localidad jienense de La Carolina se produjo un intento de robo en el que se pudo detener a siete de los componentes de esta organización infraganti cuando intentaban robar mercancía relacionada con la industria textil.

    6567_03.jpg

     

  • Detenidos 5 componentes de un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización en Madrid

    Los cinco detenidos obligaban a pagar una renta mensual a las personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal, sembrando el terror y el desasosiego entre los residentes por sus “métodos” ante el retraso en el pago o la sospecha de que les delataran ante las autoridades.

    Los arrestados utilizaban la violencia ante cualquier “conducta inadecuada” de algún residente, llegando a disparar en la rodilla a los inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales.

    En una ocasión, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y fue sometida a todo tipo de vejaciones y amenazas de muerte.

    Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta denominada MATE_HORTELANO, han desarticulado un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización de apartamentos en Madrid. Los integrantes de la organización amenazaban a los residentes de los apartamentos con armas de fuego que llegaron a utilizar contra dos inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales, disparándoles en la rodilla por “su conducta inadecuada”. Han sido detenidos cinco integrantes de esta red que alquilaban los pisos a personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal y les obligaban a pagar una cantidad de dinero al mes.

    Las investigaciones se iniciaron en el mes de junio del pasado año. Los agentes tuvieron conocimiento de una serie de hechos que venían sucediendo en una urbanización de apartamentos en Madrid, donde se producían coacciones, amenazas y agresiones a residentes de la misma.

    Con las primeras pesquisas se averiguó que las viviendas de dicha urbanización eran propiedad de una sociedad. Esta empresa había alquilado de forma legal varios de los apartamentos, pero otros se encontraban vacíos u ocupados de forma ilegal, por lo que hicieron un acuerdo con un ciudadano español para que se encargase del cuidado y protección de la totalidad de la finca. Pronto este individuo comenzó a realquilar de forma ilegal los apartamentos vacíos, quedándose con las rentas del alquiler, y obteniendo así un beneficio extra e ilegal por la gestión irregular de la finca.

    Para afianzar el negocio lucrativo, el investigado contactó con un grupo criminal que comenzó a utilizar la violencia para extender el miedo entre todos los residentes. Además de sembrar el terror entre el vecindario, también tenían amedrentado al personal que trabajaba en la urbanización, con el objeto de evitar ser denunciados a las autoridades.

    El grupo criminal amenazaba a los inquilinos con armas de fuego, llegando incluso a disparar en la rodilla a los moradores que no hacían el pago mensual. En dos ocasiones dispararon a residentes, concretamente en los meses de abril y de agosto del pasado año, siendo uno de ellos localizado por una patrulla que acudió al lugar tras ser alertada por sus vecinos tras oír una detonación. Siguiendo el rastro de sangre, los agentes llegaron hasta una vivienda donde la víctima se retorcía de dolor sin intención alguna de ser asistido, por el miedo que tenía a los arrestados.

    Asimismo, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y la sometieron a todo tipo de vejaciones y amenazas.

    Tras analizar toda la información, los agentes establecieron el dispositivo operativo para desmantelar el grupo criminal. Debido a la extrema peligrosidad fue necesaria la intervención del Grupo Especial de Operaciones, logrando la detención de cinco personas -dos ellas de origen español, dos de Eslovenia y uno más de Croacia-. Una de las detenciones se produjo en la localidad de Cobisa (Toledo), tras una entrada y registro con apoyo de la USECIC de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo.

    A los arrestados se les imputa un delito de tenencia ilícita de armas, agresión sexual, detención ilegal, amenazas, robo con violencia e intimidación y pertenencia a grupo criminal. Hasta el momento se han intervenido dos armas de fuego largas y una corta, documentación relevante y una moto robada con las placas dobladas.