Intervenidos 680 kilos de cocaína en un contenedor marítimo en el Puerto de Barcelona

Intervenidos 680 kilos de cocaína en un contenedor marítimo en el Puerto de Barcelona

El estupefaciente era transportado en un buque portacontenedores procedente de Brasil mediante la modalidad de gancho ciego o “rip off”. Esta modalidad consiste en introducir la droga en un contenedor con mercancía legal declarada para, posteriormente, ser extraída en el puerto de destino horas después de su llegada.

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con funcionarios de la Agencia Tributaria, han intervenido 680 kilos de cocaína en el interior de un contenedor marítimo en el puerto de Barcelona. El estupefaciente era transportado mediante la modalidad de gancho ciego o “rip off”. Los agentes inspeccionaron diversos contenedores marítimos transportados en un buque procedente de Brasil, y localizaron 650 kilos de cocaína.

La droga era transportada mediante la modalidad de gancho ciego o “rip off” consistente en introducir la droga en un contenedor con mercancía legal declarada, en éste caso bobinas de papel. Una vez en el puerto de destino, es extraída por parte de la organización de narcotraficantes en las horas posteriores a la bajada del contenedor en el interior del recinto portuario.

i_20180312_13_th.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Agentes de la Policía Nacional han abortado el pase de unos 150 kilos de cocaína que se iba a realizar en la madrileña estación de Atocha

    Presuntamente, los cuatro detenidos forman parte de una organización de narcotraficantes que introducían la droga vía marítima, a través de embarcaciones que hacían escala en Huelva. Desde allí era trasladada por carretera hasta Madrid, lugar donde era recepcionada por los miembros encargados de su distribución.

    La cocaína viajaba en “caletas” fabricadas en el interior de vehículos para su ocultación. Entre los detenidos se encuentra el líder de la organización quien viajó expresamente desde Colombia para supervisar el trasvase de la droga.

    https://www.policia.es/videos/images/i_20190416_1.jpg

    El estupefaciente fue transportado desde Huelva hasta la capital madrileña en vehículos “caleteados” –con compartimentos preparados para su ocultación-, siendo el aparcamiento de la estación el lugar donde se realizaría el traspaso.

    Entre los arrestados se encuentra el líder de la organización, quien se desplazó desde Colombia para supervisar personalmente la operación alojándose en un hotel próximo a la estación.

    Agentes de la Policía Nacional han abortado el pase de unos 150 kilos de cocaína que se iba a realizar en la madrileña estación de Atocha. Presuntamente, los cuatro detenidos forman parte de una organización de narcotraficantes que introducían la droga vía marítima, a través de embarcaciones que hacían escala en Huelva. Desde allí era trasladada por carretera hasta Madrid, lugar donde era recepcionada por los miembros encargados de su distribución. La cocaína viajaba en “caletas” fabricadas en el interior de vehículos para su ocultación. 

    Tras varias gestiones, los agentes comprobaron que la red investigada había enviado un cargamento de cocaína oculta en un habitáculo del casco de un barco portacontenedores que navegaba regularmente desde Colombia hasta Europa, realizando parada en Huelva. Era tal su grado de profesionalidad, que para la extracción de la droga contaban con buzos especializados a su servicio.

    Una vez que el estupefaciente se encontraba en España, era transportado hasta Madrid para su traspaso a los miembros del grupo encargados de la distribución. El traslado se realizaba en vehículos con “caleta” o huecos estancos fabricados en el interior para ocultar la droga.

    Los investigadores detectaron que el pase de la droga se iba a realizar en las inmediaciones de Atocha, por lo que se estableció el correspondiente dispositivo operativo en la zona detectando al líder de la red, quien se había desplazado expresamente desde Colombia para supervisar los pormenores de la intervención alojándose en un hotel de las inmediaciones.

    Los agentes comprobaron que el principal investigado entregaba las llaves de un vehículo a otro individuo quien, presuntamente, se encargaría de su recogida y posterior ocultación. Dos horas más tarde, otra persona distinta se acercaba hasta el aparcamiento de la estación para recoger el turismo y emprender la marcha, momento en el que los agentes le interceptaron y arrestaron. A continuación eran detenidos los otros integrantes que se encontraban en la zona.

    Tras inspeccionar el vehículo, los policías detectaron un compartimento expresamente elaborado y preparado para el transporte de la droga que ocultaba 58 paquetes de cocaína, localizando además otro turismo con 77 paquetes más en las inmediaciones.

    En total se han aprehendido 135 paquetes de cocaína que contenían unos 150 kilos de cocaína así como unos 2500 euros destinados a pagar una parte del transporte.

  • La Guardia Civil detiene a 20 personas pertenecientes a una organización delictiva dedicada a la venta y distribución de cocaína y tucibí conocida como “Pantera Rosa”

    La operación BENÁS se ha saldado con la incautación de más de 30 kilos de cocaína, 1’5 kilos de tucibí conocida como “pantera rosa o cocaína rosa”, (droga muy agresiva que puede causar graves secuelas) y otros tipos de sustancias estupefacientes. Se han llevado a caco 15 registros domiciliarios donde se han intervenido más de 20.000 euros, una pistola simulada y 8 vehículos y se han desarticulado siete puntos de venta de droga. Es la aprehensión de tucibí más importante llevada a cabo por la Guardia Civil.

    pantera_rosa.jpg

    La Guardia Civil, en el marco de la operación BENÁS, desarrollada en la provincia de Huesca, ha procedido a la detención de 20 personas (16 varones y 4 mujeres de entre 25 y 64 años), en las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y Huesca, pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína, hachís y tucibí conocida como “Pantera Rosa”, una droga química especialmente peligrosa, dado que sus componentes pueden provocar graves secuelas si se consume de forma continuada en un breve periodo de tiempo.

    En la operación se han intervenido 30’5 kilogramos de cocaína, 1,5 kilos de tucibí, 600 gramos de polen de hachís, 1 kilogramo de marihuana, sustancia de corte, 15 básculas de precisión, utensilios para la manipulación y distribución de droga, documentación contable de las transacciones de dinero efectuadas, 20.450 euros en metálico, 8 vehículos, 1 pistola simulada, munición y cartuchería de arma larga, 44 teléfonos móviles, 6 tablets, 5 portátiles y 2 discos duros.

    A los detenidos se les imputan los supuestos delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

    Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron determinar la localización exacta de los puntos de venta, así como la identificación de los miembros de la organización y su estatus dentro de la misma. Igualmente, se pudo constatar como los componentes de la organización estaban repartidos por varios puntos del territorio nacional para la distribución de la droga.

    Continuando con las investigaciones, se logró determinar que la organización tenía el control del mercado ilícito de cocaína, hachís y marihuana en la Comarca de La Ribagorza (Huesca).

    Por tal motivo, los agentes llevaron a cabo 15 entradas y registros en domicilios de las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y en la Comarca de La Ribagorza (Huesca), donde se incautaron numerosas sustancias estupefacientes, sustancia de corte, dinero en efectivo y utensilios para la manipulación, pesaje y venta al por menor de las drogas, así como gran cantidad de dinero en efectivo y documentación contable acreditativa de las transacciones llevadas a cabo.

    Gracias a esta intervención la Guardia Civil, se ha conseguido localizar, antes de que se distribuyera desde Madrid al resto de puntos de venta de la organización, una partida de tucibí conocida como “pantera rosa o cocaína rosa”.

    La organización adquiría las sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, directamente desde los países de producción, siendo recepcionada en Madrid y desde allí suministrada a los puntos de venta o distribución en las provincias de Burgos, Madrid y Huesca. Para ello los sospechosos hacían los desplazamientos tomando grandes medidas de seguridad para evitar ser identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

    Una vez trasladada la droga hasta las provincias de Huesca y Burgos, procedían al corte y preparación de las sustancias, para su posterior venta y distribución.

    Cabe destacar el nivel de especialización conseguido por la organización ya que cada miembro realizaba un trabajo específico desde la adquisición de la sustancia en el país de origen y su transporte a España, su almacenamiento, corte y preparación, y su posterior distribución. De esta forma aumentaban sus beneficios económicos.

    Con esta operación se dan por desarticulados siete puntos de venta de droga en Huesca, dos puntos de distribución y venta en Burgos, y diversos domicilios en las provincias de Madrid y Guadalajara utilizados como almacenes de droga de la organización para su posterior distribución por el territorio nacional.

    Cabe destacar que es la aprehensión de tucibí más importante llevada a cabo por la Guardia Civil.

    En uno de los registros se desmanteló varios habitáculos de más de 80 metros cuadrados preparados con todos los elementos preceptivos para la ubicación de una gran plantación indoor de marihuana.

    pantera_rosa_2.jpg

     

     

  • La Policía Local de Villalbilla continua realizando controles de seguridad en su municipio

    La Policía Local de Villalbilla junto a la Guardia Civil de Anchuelo continúan con la realización de controles preventivos de tráfico y de estupefacientes en diferentes zonas del municipio madrileño de Villalbilla.

    El pasado sábado 2 de febrero, la Policía Local en sus patrullas por diferentes lugares del municipio y alertados por los vecinos, acuden acompañados por la Unidad Canina Kloe e identifican a dos personas mayores y tres menores de edad portando sustancias estupefacientes, entre ellas cocaína.

    La Policía ha querido llamar la atención a los padres de menores, puesto que una de las sustancias requisadas eran "5 gramos de cocaína, y esto son palabras mayores, lo que no quiere decir que la hachís y la marihuana, sean tolerables", anotaban los propios agentes.