Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas

Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas

Se ha procedido a la detención en España de 11 personas y a la investigación de otras 137 por estos delitos. Esta organización, que operaba desde España y Colombia, habría banqueado más de 8 millones de euros mediante métodos tradicionales y de compra-venta de Bitcoins.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas, en la denominada Operación Tulipán Blanca, coordinada por Europol, que se inició gracias a la colaboración mantenida por la Guardia Civil con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, ha permitido detectar una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.

Como resultado de esta operación, se han llevado a cabo un total de 8 entradas y registros en nuestro país, en los que se ha intervenido abundante material informático, documentación y otros efectos indiciarios de la comisión de este tipo de delitos, entre ellos una gran cantidad de bolsas de embalaje de dinero y máquinas contadoras.

La operación se ha cerrado con la detención de 11 personas y la investigación de otras 137 personas por los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Se ha podido demostrar la bancarización de dinero procedente del narcotráfico por valor de 8.369.867 euros en efectivo, mediante el uso de 174 cuentas corrientes abiertas con la única finalidad de crear una gran estructura de blanqueo de capitales.

Dentro de las múltiples metodologías de blanqueo detectadas por parte de los investigadores destacan principalmente el uso de tarjetas de crédito y la compra venta de criptomoneda.

Respecto al uso de tarjetas, la parte de la organización criminal asentada en España dedicada a la venta de sustancias estupefacientes, aportaba grandes cantidades de dinero en efectivo al grupo de blanqueadores, quienes disponían de la infraestructura para llevar a cabo la denominada “bancarización” de dicho dinero.

Este blanqueo de capital se producía mediante el ingreso del dinero en efectivo en pequeñas cantidades en diferentes cajeros automáticos de España, para lo que contaban con una amplia red de testaferros.

De manera paralela, miembros de la organización criminal se desplazaban a Colombia con las tarjetas de crédito asociadas a las cuentas corrientes de ingreso, desde donde se realizaban retiradas de efectivo de cajeros automáticos en varias ciudades colombianas como Cali, Bogotá, Medellín y Cucuta, así como en la ciudad de Panamá.

Debido a la presión de las entidades bancarias y al rastro que deja este tipo de transacciones, la organización opta por intentar romper esta trazabilidad o seguimiento de sus movimientos de capitales con la compra de criptomonedas, principalmente Bitcoins, en una conocida plataforma de venta de moneda virtual.

Pese a la dificultad de investigar este tipo de movimientos, la Guardia Civil ha podido reconstruir íntegramente toda la trazabilidad del capital gracias a la colaboración judicial con las Autoridades de Finlandia, país de la sede social de la citada casa de cambio, hasta poder determinar el origen y destino del dinero.

De esta manera se pudo constatar que todas las partidas de dinero convertidas en Bitcoins procedían de España, concretamente de la organización investigada, y que el destino de las mismas después de las correspondientes operaciones pantalla de compra-venta fueron cuentas corrientes de entidades colombianas, donde se procedía a la retirada de efectivo en Pesos colombianos.

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Policía Nacional desarticula una red que habría estafado más de 150.000 euros a grandes compañías de telecomunicación

    La actividad ilícita consistía en conseguir terminales móviles y activar las líneas de voz y datos para, tras falsificar los contratos, facilitar su venta de manera fraudulenta en tiendas de compra venta o incluso en Rumanía.

    La operación ha culminado con la detención de 10 ciudadanos rumanos y con el registro de cuatro viviendas en la provincia de Madrid en los que han sido aprehendidos, entre otros efectos, 25 móviles de alta gama, decenas de tarjetas SIM y dos vehículos de gran cilindrada.

    La actividad ilícita de la organización consistía en conseguir terminales móviles, activar las líneas de voz y datos y finalmente obtener los correspondientes contratos para facilitar su venta, todo ello de manera fraudulenta. La operación ha concluido con la detención y posterior puesta a disposición judicial de 10 personas de nacionalidad rumana.

    La operación comenzó cuando investigadores de la Policía Nacional identificaron una sofisticada red criminal que operaban de manera fraudulenta con terminales y líneas de telefonía móvil.

    La organización tenía un claro reparto de tareas. El modus operandi se dividía entre los denominados conseguidores, encargados de obtener terminales móviles de alta gama y los activadores que daban el alta a las líneas de voz y datos. Seguidamente lograban los oportunos documentos de identidad y contratos falsificados necesarios para complementar las dos primeras labores. El último paso consistía en la venta de los terminales, preferentemente en tiendas de compra-venta de artículos de segunda mano o incluso sacarlos del país para su comercialización en Rumanía.

    Las pesquisas se dilataron durante meses debido a las medidas de seguridad que emprendían los integrantes de la red cambiando en numerosas ocasiones de domicilio en España y con continuos viajes a Rumanía, dificultando así su localización.

  • Desarticulado un grupo criminal dedicado al robo de camiones y mercancías en la A-2

    Han sido detenidas 32 personas y se han esclarecido 118 robos que han supuesto pérdidas de hasta dos millones de euros, los robos se perpetraban en polígonos industriales y áreas de servicio de la autovía del Nordeste, en las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria y Zaragoza.

    La Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la operación “TOLVAJ” han desarticulado un grupo criminal dedicado al robo en camiones estacionados en áreas de servicio y polígonos industriales de la autovía A-2. Concretamente, en tramos de las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria y Zaragoza. Se han detenido un total de 32 personas y se han esclarecido hasta 118 robos con fuerza, que habrían supuesto pérdidas de unos dos millones de euros.

    Esta operación se inició el pasado septiembre tras el alarmante aumento de robos en dicha autovía. En tan sólo 20 días, entre los meses de julio y agosto del pasado año, la organización criminal llegó a cometer siete robos con fuerza y dos sustracciones de camiones en la provincia de Guadalajara, que se incrementaron en los meses posteriores.

    La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara pudo determinar la existencia de una organización criminal muy activa, compuesta por 30 miembros, y perfectamente jerarquizada. Sus componentes actuaban en grupos organizados de entre cinco a nueve personas. Los líderes de cada grupo se repartían las zonas de actuación, que previamente seleccionaban tras realizar labores de vigilancia. Para ello utilizaban vehículos alquilados o a nombre de terceras personas o familiares como lanzaderas, para realizar labores de vigilancia y observación para seleccionar el objetivo.

    Una vez seleccionado, rajaban la lonas de los camiones que iban a abordar (lo que denominan “catas”) y aparcaban sus camiones en paralelo para traspasar la mercancía robada. Posteriormente, era vendida a receptadores. En el caso de que el precio de la venta no fuera satisfactorio, la mercancía era revendida en mercadillos y se deshacían de ella en apenas 24 horas.
    Detenciones
    La Guardia Civil detuvo a cinco miembros de la organización el pasado 24 de mayo, cuando se disponían a cometer un robo, a la altura del kilómetro 75 de la autovía A-2, en el término municipal de Torija. Días más tarde, otros nueve individuos de la organización fueron localizados y detenidos.

    En una segunda fase de la operación, más de 30 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a otras 18 personas, entre las que se encontraba el líder de la organización.

    Se han esclarecido 118 robos y se ha conseguido desmantelar un grupo organizado muy activo dedicado al robo con fuerza en camiones cuya actividad criminal ha ocasionado una pérdida patrimonial de unos dos millones de euros entre los daños ocasionados y las mercancías y vehículos sustraídos.

    Se han logrado frustrar numerosos robos y se han recuperado en áreas de servicio varios camiones cargados de diferentes mercancías tales como televisores, perfumes, electrodomésticos y prendas de vestir, valorados en un total aproximado de 290.000 euros.

    También se ha intervenido un camión que la organización utilizaba para cometer los robos y se han incautado herramientas y otros efectos para la comisión de los hechos delictivos.

    La operación “TOLVAJ” ha sido llevada a cabo por miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancias de Guadalajara, Soria y Zaragoza, y por agentes del Grupo XXI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.

    a2_banda_2.jpg

     

     

  • Policía Nacional desarticula un grupo responsable de tres atracos en establecimientos comerciales

    Tres de los seis arrestados en la operación fueron detenidos in fraganti cuando iban a perpetrar un robo en un establecimiento de apuestas deportivas de Aranda de Duero.

    El responsable del grupo utilizaba una documentación falsificada para alquilar los vehículos con los que perpetraban los robos.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20180627_1.mp4

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Burgos un grupo especializado en asaltar locales comerciales. Para cometer los robos intimidaban a los empleados de los comercios con un arma de fuego. Hasta el momento se les atribuye su presunta participación en un asalto a un establecimiento de apuestas deportivas, un bingo y una panadería, con los que obtuvieron un botín de más de 21.000 euros. Tres de los seis integrantes del grupo fueron detenidos “in fraganti” cuando iban a perpetrar un robo en un establecimiento de apuestas deportivas de Aranda de Duero (Burgos).

    La investigación comenzó a finales del pasado mes de mayo cuando se tuvo conocimiento de un robo cometido con un arma de fuego en un local de juegos y apuestas en la localidad de Aranda de Duero (Burgos) donde obtuvieron un botín de 18.441 euros. Días más tarde se produjo un nuevo asalto, esta vez en un bingo de la ciudad de Burgos, en el que tres personas inmovilizaron a la responsable de la sala mientras la amedrentaban con un arma, llegando a llevarse 1.850 euros de la recaudación. El tercer asalto se produjo en una panadería de Burgos en la que un individuo encañonó con una pistola a la encargada del comercio, llevándose 200 euros.

    Dada la similitud de los casos los agentes buscaron conexión entre estos hechos, determinando que un mismo hombre había participado en los tres asaltos y que además, era el líder de la organización. Esta persona utilizaba un pasaporte y un permiso de conducir falsos de la República de Guatemala para alquilar los vehículos con los que posteriormente se cometían los robos. Además, era el encargado de reclutar a otros colaboradores para formar grupos más o menos estables con el fin de cometer los asaltos.

    Detenidos in fraganti cuando iban a asaltar un establecimiento de apuestas deportivas

    Los investigadores seguían la pista a este hombre cuando comprobaron que había contactado con otras dos personas con la intención de cometer un nuevo hecho delictivo en Aranda de Duero. Se estableció entonces un dispositivo policial que culminó con la detención de tres individuos de origen sudamericano que, a bordo de dos vehículos, se disponían a asaltar un establecimiento de apuestas deportivas en la localidad arandina.

    Al advertir la presencia policial el líder del grupo huyó del lugar y se refugió en una vivienda de la localidad arandina. Ante la sospecha de que este hombre podía encontrarse armado, y dada su peligrosidad se solicitó el apoyo del Grupo Especial de Operaciones (GEO), que logró su detención y la recuperación del arma que había utilizado en los asaltos.