Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas

Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas

Se ha procedido a la detención en España de 11 personas y a la investigación de otras 137 por estos delitos. Esta organización, que operaba desde España y Colombia, habría banqueado más de 8 millones de euros mediante métodos tradicionales y de compra-venta de Bitcoins.

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas, en la denominada Operación Tulipán Blanca, coordinada por Europol, que se inició gracias a la colaboración mantenida por la Guardia Civil con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, ha permitido detectar una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.

Como resultado de esta operación, se han llevado a cabo un total de 8 entradas y registros en nuestro país, en los que se ha intervenido abundante material informático, documentación y otros efectos indiciarios de la comisión de este tipo de delitos, entre ellos una gran cantidad de bolsas de embalaje de dinero y máquinas contadoras.

La operación se ha cerrado con la detención de 11 personas y la investigación de otras 137 personas por los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Se ha podido demostrar la bancarización de dinero procedente del narcotráfico por valor de 8.369.867 euros en efectivo, mediante el uso de 174 cuentas corrientes abiertas con la única finalidad de crear una gran estructura de blanqueo de capitales.

Dentro de las múltiples metodologías de blanqueo detectadas por parte de los investigadores destacan principalmente el uso de tarjetas de crédito y la compra venta de criptomoneda.

Respecto al uso de tarjetas, la parte de la organización criminal asentada en España dedicada a la venta de sustancias estupefacientes, aportaba grandes cantidades de dinero en efectivo al grupo de blanqueadores, quienes disponían de la infraestructura para llevar a cabo la denominada “bancarización” de dicho dinero.

Este blanqueo de capital se producía mediante el ingreso del dinero en efectivo en pequeñas cantidades en diferentes cajeros automáticos de España, para lo que contaban con una amplia red de testaferros.

De manera paralela, miembros de la organización criminal se desplazaban a Colombia con las tarjetas de crédito asociadas a las cuentas corrientes de ingreso, desde donde se realizaban retiradas de efectivo de cajeros automáticos en varias ciudades colombianas como Cali, Bogotá, Medellín y Cucuta, así como en la ciudad de Panamá.

Debido a la presión de las entidades bancarias y al rastro que deja este tipo de transacciones, la organización opta por intentar romper esta trazabilidad o seguimiento de sus movimientos de capitales con la compra de criptomonedas, principalmente Bitcoins, en una conocida plataforma de venta de moneda virtual.

Pese a la dificultad de investigar este tipo de movimientos, la Guardia Civil ha podido reconstruir íntegramente toda la trazabilidad del capital gracias a la colaboración judicial con las Autoridades de Finlandia, país de la sede social de la citada casa de cambio, hasta poder determinar el origen y destino del dinero.

De esta manera se pudo constatar que todas las partidas de dinero convertidas en Bitcoins procedían de España, concretamente de la organización investigada, y que el destino de las mismas después de las correspondientes operaciones pantalla de compra-venta fueron cuentas corrientes de entidades colombianas, donde se procedía a la retirada de efectivo en Pesos colombianos.

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Guardia Civil desarticula una organización delictiva especializada en robos con violencia en domicilios habitados

    Hay nueve personas detenidas y se han esclarecido 62 hechos delictivos cometidos en diez provincias diferentes. Se han intervenido más de 40.000 euros en metálico, gran cantidad de joyas y numerosos efectos procedentes de los robos. Para obtener información de dónde se ocultaban los objetos de valor, no dudaban en amenazar, intimidar, retener e incluso agredir a los moradores. Durante estos robos resultaron heridas seis personas, una de ellas de gravedad, que permaneció ingresada, durante varios días en la unidad de cuidados intensivos de un hospital valencianos.

    2.jpg

    La Guardia Civil, en el marco de la Operación Carcosa, ha desarticulado una organización delictiva, especializada en la comisión de robos en casas habitadas, con los moradores en su interior.

    Hay nueve personas detenidas, de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años, a los que atribuye la comisión de 62 infracciones penales. Se estima que esta red, desde marzo de 2018, habría obtenido un botín que las víctimas han valorado por encima de los 200.000 euros.

    Los investigadores determinaron que los robos seguían un patrón similar y se pudo identificar a varias personas, todas ellas con un amplio historial delictivo, relacionadas con otra organización criminal desarticulada en el año 2015.

    La organización delictiva estaba compuesta por dos células interrelacionadas que interactuaban juntas en función de la envergadura del asalto a perpetrar. La primera de ellas se asentaba en la provincia de Castellón de la Plana y la segunda en la localidad madrileña de Valdemoro.

    Tras realizar un estudio de la zona del robo, los encargados de ejecutar el mismo se desplazaban a pie hasta el objetivo elegido. Así lograban permanecer ocultos hasta el mismo momento de llevar a cabo el robo.

    Elegían generalmente domicilios ubicados en urbanizaciones aisladas y realizaban el asalto cuando sus moradores se encontraban en el interior, a los que no dudaban en amenazar, intimidar, retener e incluso agredir para obtener la información de los lugares donde ocultaban las joyas y otros efectos de valor.

    Durante estos robos resultaron heridas seis personas, una de ellas de gravedad que permaneció ingresada, durante varios días, en la unidad de cuidados intensivos de un hospital valenciano.

    Tras cometer el robo, abandonaban rápidamente el lugar de los hechos, desplazándose a pie a varios kilómetros, donde permanecían ocultos durante un tiempo prudencial para seguidamente dirigirse a la “guardería”, y ocultar provisionalmente los efectos sustraídos.

    La organización utilizaba dos vías para dar salida a los efectos sustraídos; por una parte la venta de joyas y objetos en establecimientos de compra venta de metales preciosos y de segunda mano, lo que permitió la interceptación e intervención de los mismos, y, por otra, la venta en el mercado ilícito, a “peristas”, que difuminaban el rastro de las joyas mediante su venta a terceros.

    Durante la fase de explotación de la operación se han realizado seis registros domiciliarios en los que se han incautado más de 40.000 euros en metálico, gran cantidad de joyas, teléfonos móviles, material informático, herramientas, electrodomésticos y prendas de vestir, todo ello procedente de los robos.

    Se han esclarecido un total de 62 delitos, entre ellos 17 robos con violencia e intimidación, 17 de detención ilegal, 20 robos con fuerza en las cosas (5 de ellos en grado de tentativa), 6 de lesiones, 1 de robo/hurto de uso de vehículo a motor y otro más de pertenencia a organización criminal. Estos delitos se cometieron en las provincias de Albacete, Asturias, Alicante, Castellón, Cuenca, Madrid, Tarragona, Teruel, Toledo y Valencia.

    La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones o el esclarecimiento de nuevos hechos.

  • Un control de guardia civil y policía en Velilla detecta material para robar en un vehículo y sus ocupantes con antecedentes por robos con violencia

    El trabajo conjunto que ha llevado a cabo la Guardia Civil y Policía Local de Velilla de San Antonio, ha obtenido resultados, esta pasada noche en un control conjunto se ha tenido una intervención donde al detener un vehículo con cinco ocupantes, estando en el punto se observa a dos vehículos que no llegan al control, porque se desvían anteriormente, por lo que una patrulla se dispone a comprobar dichos vehículos mientras los otros componentes siguen con los ocupantes del turismo en el control.

    La policía comprobó que los vehículos desviados no tienen nada pendiente, pero al volver al punto de identificación por el recorrido que ha utilizado el vehículo detenido, observan en la calzada que hay una cizalla grande y varios guantes negros.

    Los agentes procedieron al registro del vehículo y al cacheo de los ocupantes, encontrando en su interior, más guantes del mismo modelo que los localizados en la carretera, así como de varias bragas bufanda, una llave de grifa de grandes dimensiones, una llave inglesa, linternas, destornilladores y cuchillas.

    Los ocupantes presentan varios antecedentes por robo con fuerza, robo con violencia, hurtos, daños, atentados contra agentes de la autoridad y delitos contra la seguridad vial.

    Se trasladaron a tres de ellos al puesto de Guardia Civil en Mejorada del Campo para su completa filiación, ya que no portaban documentación personal.

  • Intervenido por primera vez el explosivo conocido como "Madre de Satán" antes de ser explosionado

    Técnicamente se denomina Triperóxido de Triacetona (TATP) y es muy utilizado en acciones terroristas de origen yihadista, como es el caso de atentados en París, Bruselas y la explosión de Alcanar (Tarragona).

    Se da por desarticulado un grupo criminal cuya actividad se centraba en el robo en cajeros automáticos mediante el uso de este peligroso explosivo casero, por el sistema conocido como "Paleta de Pizzero" o "Bate de Criquet".

    tedax_3.jpg

    Tras una laboriosa investigación, los autores fueron detenidos in fraganti, quedando constatada su participación en otros 5 hechos idénticos en las provincias de Albacete, Valencia y Cuenca, por los que existía una gran alarma social.

    La Guardia Civil, en el marco de la operación DAMAGE, da por desarticulado un grupo criminal extremadamente peligroso, dedicado al robo en entidades bancarias mediante el uso de explosivos en sus cajeros automáticos.

    La operación se ha saldado con la detención de 4 personas, y la puesta en busca y captura de una quinta, todas ellas de nacionalidad rumana, cuando se disponían a ejecutar un robo con esta técnica en una sucursal bancaria del municipio de Santa Ana (Albacete), durante la pasada semana, el cual fue abortado por los agentes encargados de la investigación, con el apoyo de la Unidad Especial de Intervención (UEI), que fue requerida a la vista de la peligrosidad y contundencia en las acciones de este grupo criminal.

    Se han intervenido 730 gramos de esta peligrosa sustancia lista para ser explosionada, tanto en el momento de la detención, como en uno de los registros que se han practicado en la localidad de Socuéllamos (Ciudad Real), municipio de residencia de algunos de los detenidos, donde también se han encontrado materiales y compuestos químicos utilizados en la fabricación del explosivo.

    La investigación se inicia tras la comisión de varios robos en cajeros automáticos de entidades bancarias del medio rural, mediante el posible uso de explosivos que ocasionaban daños de especial gravedad, peligrando en alguna ocasión la estructura de los edificios donde se albergaban los mismos, hechos que rápidamente causaron una grave alarma social a la vista de los daños que causaban estas explosiones.

    tedax_2.jpg