Detenidos 5 componentes de un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización en Madrid

Detenidos 5 componentes de un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización en Madrid

Los cinco detenidos obligaban a pagar una renta mensual a las personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal, sembrando el terror y el desasosiego entre los residentes por sus “métodos” ante el retraso en el pago o la sospecha de que les delataran ante las autoridades.

Los arrestados utilizaban la violencia ante cualquier “conducta inadecuada” de algún residente, llegando a disparar en la rodilla a los inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales.

En una ocasión, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y fue sometida a todo tipo de vejaciones y amenazas de muerte.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta denominada MATE_HORTELANO, han desarticulado un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización de apartamentos en Madrid. Los integrantes de la organización amenazaban a los residentes de los apartamentos con armas de fuego que llegaron a utilizar contra dos inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales, disparándoles en la rodilla por “su conducta inadecuada”. Han sido detenidos cinco integrantes de esta red que alquilaban los pisos a personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal y les obligaban a pagar una cantidad de dinero al mes.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de junio del pasado año. Los agentes tuvieron conocimiento de una serie de hechos que venían sucediendo en una urbanización de apartamentos en Madrid, donde se producían coacciones, amenazas y agresiones a residentes de la misma.

Con las primeras pesquisas se averiguó que las viviendas de dicha urbanización eran propiedad de una sociedad. Esta empresa había alquilado de forma legal varios de los apartamentos, pero otros se encontraban vacíos u ocupados de forma ilegal, por lo que hicieron un acuerdo con un ciudadano español para que se encargase del cuidado y protección de la totalidad de la finca. Pronto este individuo comenzó a realquilar de forma ilegal los apartamentos vacíos, quedándose con las rentas del alquiler, y obteniendo así un beneficio extra e ilegal por la gestión irregular de la finca.

Para afianzar el negocio lucrativo, el investigado contactó con un grupo criminal que comenzó a utilizar la violencia para extender el miedo entre todos los residentes. Además de sembrar el terror entre el vecindario, también tenían amedrentado al personal que trabajaba en la urbanización, con el objeto de evitar ser denunciados a las autoridades.

El grupo criminal amenazaba a los inquilinos con armas de fuego, llegando incluso a disparar en la rodilla a los moradores que no hacían el pago mensual. En dos ocasiones dispararon a residentes, concretamente en los meses de abril y de agosto del pasado año, siendo uno de ellos localizado por una patrulla que acudió al lugar tras ser alertada por sus vecinos tras oír una detonación. Siguiendo el rastro de sangre, los agentes llegaron hasta una vivienda donde la víctima se retorcía de dolor sin intención alguna de ser asistido, por el miedo que tenía a los arrestados.

Asimismo, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y la sometieron a todo tipo de vejaciones y amenazas.

Tras analizar toda la información, los agentes establecieron el dispositivo operativo para desmantelar el grupo criminal. Debido a la extrema peligrosidad fue necesaria la intervención del Grupo Especial de Operaciones, logrando la detención de cinco personas -dos ellas de origen español, dos de Eslovenia y uno más de Croacia-. Una de las detenciones se produjo en la localidad de Cobisa (Toledo), tras una entrada y registro con apoyo de la USECIC de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo.

A los arrestados se les imputa un delito de tenencia ilícita de armas, agresión sexual, detención ilegal, amenazas, robo con violencia e intimidación y pertenencia a grupo criminal. Hasta el momento se han intervenido dos armas de fuego largas y una corta, documentación relevante y una moto robada con las placas dobladas.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Guardia Civil detiene a 20 miembros de una organización criminal dedicada al robo de mercancía de camiones de gran tonelaje y tráfico de drogas

    Han sido esclarecidos un total de 98 delitos en diferentes provincias, se estima en más de un millón de euros la valoración de los efectos recuperados.

    La Guardia Civil en el marco de la operación “Aceikoa-Supertruck” ha detenido a 20 miembros de una organización criminal dedicada al robo de mercancía de camiones de gran tonelaje y tráfico de drogas. En la misma operación han sido investigados otras 41 personas. Han sido realizados ocho registros en las localidades de Pinos Puente, Atarfe y Domingo Pérez y han sido intervenidos 37.240 euros en metálico, tres vehículos y seis motocicletas, joyas de gran valor, y numerosos efectos de cosmética, limpieza, comida, etc.

    6567_02.jpg

    También han sido desmantelados siete laboratorios de cultivo de marihuana tipo Indoor, donde se han aprehendido 2.500 plantas de marihuana, 35 kilogramos de cogollos de esta sustancia, así como 7 básculas de precisión y todos los útiles necesarios para su elaboración.

    La Guardia Civil inició la investigación el pasado mes de Octubre como consecuencia de una oleada de robos en áreas de descanso de las principales vías de comunicación, sobre camiones de gran capacidad y en horario nocturno.

    Tras el minucioso estudio de los diferentes robos producidos realizado por los agentes encargados de la investigación, estos se centraron en un grupo de personas sospechosas los cuales tenían numerosos antecedentes por hechos de similares características.

    Tras establecerse una serie de apostaderos y vigilancias sobre las zonas afectadas, los agentes de la Guardia Civil descubrieron que estas personas sospechosas formaban parte de dos grupos bien diferenciados y jerarquizados que operaban dentro de esta organización criminal, con un único líder que se encargaba de repartir el trabajo y los lugares de comisión de los hechos delictivos.

    Estos dos grupos se encargaban de actuar por separado y en diferentes días para que en caso de ser descubiertos no cayese toda la organización. Utilizaban furgonetas y turismos que alquilaban o compraban a terceras personas para cometer los robos y en cuanto a la mercancía, la vendían inmediatamente en los distintos mercadillos municipales de la localidad granadina de Pinos Puente, Atarfe y Domingo Pérez.

    Durante uno de los operativos de vigilancia en la localidad jienense de La Carolina se produjo un intento de robo en el que se pudo detener a siete de los componentes de esta organización infraganti cuando intentaban robar mercancía relacionada con la industria textil.

    6567_03.jpg

     

  • Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas

    Se ha procedido a la detención en España de 11 personas y a la investigación de otras 137 por estos delitos. Esta organización, que operaba desde España y Colombia, habría banqueado más de 8 millones de euros mediante métodos tradicionales y de compra-venta de Bitcoins.

    La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante el uso de criptomonedas, en la denominada Operación Tulipán Blanca, coordinada por Europol, que se inició gracias a la colaboración mantenida por la Guardia Civil con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, ha permitido detectar una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.

    Como resultado de esta operación, se han llevado a cabo un total de 8 entradas y registros en nuestro país, en los que se ha intervenido abundante material informático, documentación y otros efectos indiciarios de la comisión de este tipo de delitos, entre ellos una gran cantidad de bolsas de embalaje de dinero y máquinas contadoras.

    La operación se ha cerrado con la detención de 11 personas y la investigación de otras 137 personas por los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

    Se ha podido demostrar la bancarización de dinero procedente del narcotráfico por valor de 8.369.867 euros en efectivo, mediante el uso de 174 cuentas corrientes abiertas con la única finalidad de crear una gran estructura de blanqueo de capitales.

    Dentro de las múltiples metodologías de blanqueo detectadas por parte de los investigadores destacan principalmente el uso de tarjetas de crédito y la compra venta de criptomoneda.

    Respecto al uso de tarjetas, la parte de la organización criminal asentada en España dedicada a la venta de sustancias estupefacientes, aportaba grandes cantidades de dinero en efectivo al grupo de blanqueadores, quienes disponían de la infraestructura para llevar a cabo la denominada “bancarización” de dicho dinero.

    Este blanqueo de capital se producía mediante el ingreso del dinero en efectivo en pequeñas cantidades en diferentes cajeros automáticos de España, para lo que contaban con una amplia red de testaferros.

    De manera paralela, miembros de la organización criminal se desplazaban a Colombia con las tarjetas de crédito asociadas a las cuentas corrientes de ingreso, desde donde se realizaban retiradas de efectivo de cajeros automáticos en varias ciudades colombianas como Cali, Bogotá, Medellín y Cucuta, así como en la ciudad de Panamá.

    Debido a la presión de las entidades bancarias y al rastro que deja este tipo de transacciones, la organización opta por intentar romper esta trazabilidad o seguimiento de sus movimientos de capitales con la compra de criptomonedas, principalmente Bitcoins, en una conocida plataforma de venta de moneda virtual.

    Pese a la dificultad de investigar este tipo de movimientos, la Guardia Civil ha podido reconstruir íntegramente toda la trazabilidad del capital gracias a la colaboración judicial con las Autoridades de Finlandia, país de la sede social de la citada casa de cambio, hasta poder determinar el origen y destino del dinero.

    De esta manera se pudo constatar que todas las partidas de dinero convertidas en Bitcoins procedían de España, concretamente de la organización investigada, y que el destino de las mismas después de las correspondientes operaciones pantalla de compra-venta fueron cuentas corrientes de entidades colombianas, donde se procedía a la retirada de efectivo en Pesos colombianos.

     

  • Detenido el grupo de aluniceros que robó en la administración de lotería de Mejorada del Campo

    Se les atribuye su participación en medio centenar de robos con fuerza a establecimientos, entre ellos, la administración de loterías de Mejorada del Campo, en San Martín de la Vega, Colmenar Viejo y San Agustín del Guadalix, además del robo de cuarenta vehículos de alta gama. Los robos los perpetraban mediante alunizajes o utilizando mazas para romper los cristales de los escaparates. La Operación se ha llamado “Cerbero Horch” .

    Agentes de la Guardia Civil con destino en el Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid, coordinados con el Equipo de Policía Judicial de Colmenar Viejo, han logrado desmantelar un grupo criminal integrado por cuatro individuos de nacionalidad española, que se habían especializado en la comisión de robos con fuerza siendo sus objetivos principales entidades bancarias y administraciones de lotería. 

    La investigación se inició a finales del pasado años tras detectarse la existencia de varios robos en locales comerciales situados en distintas poblaciones de la Comunidad de Madrid, pero destacando el robo en varias administraciones de lotería días antes de la celebración del sorteo de Navidad. En concreto el grupo fue detectado por la Guardia Civil el pasado 17 de diciembre tras el robo en una administración de lotería de Colmenar Viejo, de la que se llevaron 64.000 euros en metálico y 300.000 en billetes de lotería. 

    El estudio pormenorizado de los hechos denunciados les llevó a identificar por diferentes indicios coincidentes a cuatro varones, entre los que se encontraba el “Cañada”, un destacado alunicero sobre el que se centraron todos los esfuerzos para su localización.

    El grupo robó unos cuarenta vehículos de alta gama, los cuales eran utilizados para los desplazamientos del grupo y para la perpetración de los robos. Sus preferidos eran Audi y BMW.

    Según la Guardia Civil, el grupo desmantelado actuaba de madrugada. En noviembre y diciembre sus objetivos fueron administraciones de lotería, entre las que se encuentra la localidad de nuestra comarca Mejorada del Campo, mientras que las entidades bancarias eran objetivos permanentes, siendo especialistas en la sustracción de los recicladores de efectivo. No obstante, también se les imputan robos en ópticas, tiendas de telefonía móvil, bares y restaurantes.

    Las entidades bancarias eran objetivos permanentes, siendo especialistas en la sustracción de recicladores de cajeros de efectivos. En el tiempo investigado han sustraído dos. Utilizaban un cabestrante que anclaban en una parte al cajero y al gancho del coche, consiguiendo arrancarlo de cuajo. Los recicladores se los llevaban y los cajeros lo abrían y se llevaban los cajetines de dinero. Todo ello en menos de cinco minutos.

    Su ámbito de actuación abarca toda la región. Destaca la gran compenetración de la banda a la hora de cometer los robos, teniendo totalmente repartidas sus tareas y actuando en un breve espacio de tiempo. Un especialista se encarga de la sustracción, 'el Cañada' en la conducción, no dudaba en utilizar la conducción evasiva y temeraria si eran detectados por la Policía, y los otros eran los que materializaban el robo. El montante total de lo sustraído es muy difícil de evaluar.

    Las detenciones efectuadas a finales de la semana pasada permitieron a los guardias civiles detener al cabecilla, M.C.G., de 33 años, y a tres jóvenes más con edades comprendidas entre los 25 y los 28 años, todos españoles y con numerosos antecedentes. En los tres registros domiciliados practicados en la capital, los agentes han recuperado numerosos efectos, de los que no han podido acreditar su lítica procedencia. Tres de los detenidos están en la cárcel y el cuarto en libertad con cargos.

    operacioncerbero_hors.jpg