Detenidos 5 componentes de un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización en Madrid

Detenidos 5 componentes de un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización en Madrid

Los cinco detenidos obligaban a pagar una renta mensual a las personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal, sembrando el terror y el desasosiego entre los residentes por sus “métodos” ante el retraso en el pago o la sospecha de que les delataran ante las autoridades.

Los arrestados utilizaban la violencia ante cualquier “conducta inadecuada” de algún residente, llegando a disparar en la rodilla a los inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales.

En una ocasión, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y fue sometida a todo tipo de vejaciones y amenazas de muerte.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una operación conjunta denominada MATE_HORTELANO, han desarticulado un grupo criminal que gestionaba la ocupación mafiosa de una urbanización de apartamentos en Madrid. Los integrantes de la organización amenazaban a los residentes de los apartamentos con armas de fuego que llegaron a utilizar contra dos inquilinos que no habían pagado sus rentas mensuales, disparándoles en la rodilla por “su conducta inadecuada”. Han sido detenidos cinco integrantes de esta red que alquilaban los pisos a personas que ocupaban las viviendas de forma ilegal y les obligaban a pagar una cantidad de dinero al mes.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de junio del pasado año. Los agentes tuvieron conocimiento de una serie de hechos que venían sucediendo en una urbanización de apartamentos en Madrid, donde se producían coacciones, amenazas y agresiones a residentes de la misma.

Con las primeras pesquisas se averiguó que las viviendas de dicha urbanización eran propiedad de una sociedad. Esta empresa había alquilado de forma legal varios de los apartamentos, pero otros se encontraban vacíos u ocupados de forma ilegal, por lo que hicieron un acuerdo con un ciudadano español para que se encargase del cuidado y protección de la totalidad de la finca. Pronto este individuo comenzó a realquilar de forma ilegal los apartamentos vacíos, quedándose con las rentas del alquiler, y obteniendo así un beneficio extra e ilegal por la gestión irregular de la finca.

Para afianzar el negocio lucrativo, el investigado contactó con un grupo criminal que comenzó a utilizar la violencia para extender el miedo entre todos los residentes. Además de sembrar el terror entre el vecindario, también tenían amedrentado al personal que trabajaba en la urbanización, con el objeto de evitar ser denunciados a las autoridades.

El grupo criminal amenazaba a los inquilinos con armas de fuego, llegando incluso a disparar en la rodilla a los moradores que no hacían el pago mensual. En dos ocasiones dispararon a residentes, concretamente en los meses de abril y de agosto del pasado año, siendo uno de ellos localizado por una patrulla que acudió al lugar tras ser alertada por sus vecinos tras oír una detonación. Siguiendo el rastro de sangre, los agentes llegaron hasta una vivienda donde la víctima se retorcía de dolor sin intención alguna de ser asistido, por el miedo que tenía a los arrestados.

Asimismo, y ante la sospecha de que una vecina estaba facilitando información a las autoridades, los detenidos encerraron a la mujer en un chalet de la provincia de Toledo, donde la agredieron sexualmente y la sometieron a todo tipo de vejaciones y amenazas.

Tras analizar toda la información, los agentes establecieron el dispositivo operativo para desmantelar el grupo criminal. Debido a la extrema peligrosidad fue necesaria la intervención del Grupo Especial de Operaciones, logrando la detención de cinco personas -dos ellas de origen español, dos de Eslovenia y uno más de Croacia-. Una de las detenciones se produjo en la localidad de Cobisa (Toledo), tras una entrada y registro con apoyo de la USECIC de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo.

A los arrestados se les imputa un delito de tenencia ilícita de armas, agresión sexual, detención ilegal, amenazas, robo con violencia e intimidación y pertenencia a grupo criminal. Hasta el momento se han intervenido dos armas de fuego largas y una corta, documentación relevante y una moto robada con las placas dobladas.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Policía Nacional desarticula una red que habría estafado más de 150.000 euros a grandes compañías de telecomunicación

    La actividad ilícita consistía en conseguir terminales móviles y activar las líneas de voz y datos para, tras falsificar los contratos, facilitar su venta de manera fraudulenta en tiendas de compra venta o incluso en Rumanía.

    La operación ha culminado con la detención de 10 ciudadanos rumanos y con el registro de cuatro viviendas en la provincia de Madrid en los que han sido aprehendidos, entre otros efectos, 25 móviles de alta gama, decenas de tarjetas SIM y dos vehículos de gran cilindrada.

    La actividad ilícita de la organización consistía en conseguir terminales móviles, activar las líneas de voz y datos y finalmente obtener los correspondientes contratos para facilitar su venta, todo ello de manera fraudulenta. La operación ha concluido con la detención y posterior puesta a disposición judicial de 10 personas de nacionalidad rumana.

    La operación comenzó cuando investigadores de la Policía Nacional identificaron una sofisticada red criminal que operaban de manera fraudulenta con terminales y líneas de telefonía móvil.

    La organización tenía un claro reparto de tareas. El modus operandi se dividía entre los denominados conseguidores, encargados de obtener terminales móviles de alta gama y los activadores que daban el alta a las líneas de voz y datos. Seguidamente lograban los oportunos documentos de identidad y contratos falsificados necesarios para complementar las dos primeras labores. El último paso consistía en la venta de los terminales, preferentemente en tiendas de compra-venta de artículos de segunda mano o incluso sacarlos del país para su comercialización en Rumanía.

    Las pesquisas se dilataron durante meses debido a las medidas de seguridad que emprendían los integrantes de la red cambiando en numerosas ocasiones de domicilio en España y con continuos viajes a Rumanía, dificultando así su localización.

  • Desarticulado un grupo criminal dedicado al robo de camiones y mercancías en la A-2

    Han sido detenidas 32 personas y se han esclarecido 118 robos que han supuesto pérdidas de hasta dos millones de euros, los robos se perpetraban en polígonos industriales y áreas de servicio de la autovía del Nordeste, en las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria y Zaragoza.

    La Guardia Civil y la Policía Nacional, en el marco de la operación “TOLVAJ” han desarticulado un grupo criminal dedicado al robo en camiones estacionados en áreas de servicio y polígonos industriales de la autovía A-2. Concretamente, en tramos de las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria y Zaragoza. Se han detenido un total de 32 personas y se han esclarecido hasta 118 robos con fuerza, que habrían supuesto pérdidas de unos dos millones de euros.

    Esta operación se inició el pasado septiembre tras el alarmante aumento de robos en dicha autovía. En tan sólo 20 días, entre los meses de julio y agosto del pasado año, la organización criminal llegó a cometer siete robos con fuerza y dos sustracciones de camiones en la provincia de Guadalajara, que se incrementaron en los meses posteriores.

    La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara pudo determinar la existencia de una organización criminal muy activa, compuesta por 30 miembros, y perfectamente jerarquizada. Sus componentes actuaban en grupos organizados de entre cinco a nueve personas. Los líderes de cada grupo se repartían las zonas de actuación, que previamente seleccionaban tras realizar labores de vigilancia. Para ello utilizaban vehículos alquilados o a nombre de terceras personas o familiares como lanzaderas, para realizar labores de vigilancia y observación para seleccionar el objetivo.

    Una vez seleccionado, rajaban la lonas de los camiones que iban a abordar (lo que denominan “catas”) y aparcaban sus camiones en paralelo para traspasar la mercancía robada. Posteriormente, era vendida a receptadores. En el caso de que el precio de la venta no fuera satisfactorio, la mercancía era revendida en mercadillos y se deshacían de ella en apenas 24 horas.
    Detenciones
    La Guardia Civil detuvo a cinco miembros de la organización el pasado 24 de mayo, cuando se disponían a cometer un robo, a la altura del kilómetro 75 de la autovía A-2, en el término municipal de Torija. Días más tarde, otros nueve individuos de la organización fueron localizados y detenidos.

    En una segunda fase de la operación, más de 30 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a otras 18 personas, entre las que se encontraba el líder de la organización.

    Se han esclarecido 118 robos y se ha conseguido desmantelar un grupo organizado muy activo dedicado al robo con fuerza en camiones cuya actividad criminal ha ocasionado una pérdida patrimonial de unos dos millones de euros entre los daños ocasionados y las mercancías y vehículos sustraídos.

    Se han logrado frustrar numerosos robos y se han recuperado en áreas de servicio varios camiones cargados de diferentes mercancías tales como televisores, perfumes, electrodomésticos y prendas de vestir, valorados en un total aproximado de 290.000 euros.

    También se ha intervenido un camión que la organización utilizaba para cometer los robos y se han incautado herramientas y otros efectos para la comisión de los hechos delictivos.

    La operación “TOLVAJ” ha sido llevada a cabo por miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancias de Guadalajara, Soria y Zaragoza, y por agentes del Grupo XXI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.

    a2_banda_2.jpg

     

     

  • Policía Nacional desarticula un grupo responsable de tres atracos en establecimientos comerciales

    Tres de los seis arrestados en la operación fueron detenidos in fraganti cuando iban a perpetrar un robo en un establecimiento de apuestas deportivas de Aranda de Duero.

    El responsable del grupo utilizaba una documentación falsificada para alquilar los vehículos con los que perpetraban los robos.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20180627_1.mp4

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Burgos un grupo especializado en asaltar locales comerciales. Para cometer los robos intimidaban a los empleados de los comercios con un arma de fuego. Hasta el momento se les atribuye su presunta participación en un asalto a un establecimiento de apuestas deportivas, un bingo y una panadería, con los que obtuvieron un botín de más de 21.000 euros. Tres de los seis integrantes del grupo fueron detenidos “in fraganti” cuando iban a perpetrar un robo en un establecimiento de apuestas deportivas de Aranda de Duero (Burgos).

    La investigación comenzó a finales del pasado mes de mayo cuando se tuvo conocimiento de un robo cometido con un arma de fuego en un local de juegos y apuestas en la localidad de Aranda de Duero (Burgos) donde obtuvieron un botín de 18.441 euros. Días más tarde se produjo un nuevo asalto, esta vez en un bingo de la ciudad de Burgos, en el que tres personas inmovilizaron a la responsable de la sala mientras la amedrentaban con un arma, llegando a llevarse 1.850 euros de la recaudación. El tercer asalto se produjo en una panadería de Burgos en la que un individuo encañonó con una pistola a la encargada del comercio, llevándose 200 euros.

    Dada la similitud de los casos los agentes buscaron conexión entre estos hechos, determinando que un mismo hombre había participado en los tres asaltos y que además, era el líder de la organización. Esta persona utilizaba un pasaporte y un permiso de conducir falsos de la República de Guatemala para alquilar los vehículos con los que posteriormente se cometían los robos. Además, era el encargado de reclutar a otros colaboradores para formar grupos más o menos estables con el fin de cometer los asaltos.

    Detenidos in fraganti cuando iban a asaltar un establecimiento de apuestas deportivas

    Los investigadores seguían la pista a este hombre cuando comprobaron que había contactado con otras dos personas con la intención de cometer un nuevo hecho delictivo en Aranda de Duero. Se estableció entonces un dispositivo policial que culminó con la detención de tres individuos de origen sudamericano que, a bordo de dos vehículos, se disponían a asaltar un establecimiento de apuestas deportivas en la localidad arandina.

    Al advertir la presencia policial el líder del grupo huyó del lugar y se refugió en una vivienda de la localidad arandina. Ante la sospecha de que este hombre podía encontrarse armado, y dada su peligrosidad se solicitó el apoyo del Grupo Especial de Operaciones (GEO), que logró su detención y la recuperación del arma que había utilizado en los asaltos.