Desmanteladas 4 fábricas clandestinas de tabaco falsificado con una producción de 34.000 cajetillas por hora

Desmanteladas 4 fábricas clandestinas de tabaco falsificado con una producción de 34.000 cajetillas por hora

Ese nivel de producción equivale a unos beneficios de 153.000 € hora y un fraude de más de 120.000 € hora, se han incautado más de 69 toneladas de picadura de tabaco y 2.373.000 cajetillas finalizadas listas para su comercialización, las cuatro factorías estaban dominadas por una misma organización criminal, habiendo sido detenidas 47 personas e intervenidos más de 600.000 € en metálico.

tabaco_2.jpg

En el momento de la explotación, dos de las mencionadas factorías se encontraban en proceso de producción, una en la localidad toledana de Seseña y otra en la población sevillana de Mairena de Alcor, mientras que las otras dos permanecían inactivas al objeto de recibir los últimos componentes que las completasen. En este sentido, cabe reseñar que todas eran dominadas por una misma organización criminal.

De esta manera, una vez iniciada la producción, la maquinaria no dejó de funcionar hasta el mismo día en que las mismas fueron intervenidas. Para ello, la organización criminal conformó, en ambas fábricas, dos equipos de siete trabajadores especializados cada uno, con el fin de mantener la producción 24 horas al día.

Las medidas de seguridad impuestas por la organización eran extremas tanto en los desplazamientos de la mercancía, estableciendo medidas de contravigilancia, como en los regímenes de trabajo y estancia aplicados a sus trabajadores, no pudiendo salir estos de las instalaciones en los meses que permanecieran trabajando.

Es por ello que las fábricas se compartimentaban fundamentalmente en dos áreas, una de producción y almacenaje y otra de alojamiento y vida, donde los operarios disponían de diversos catres, útiles de cocina, comida, bebida y un rudimentario gimnasio.

tabaco_1.jpg

El conjunto de las dos fábricas que estaban en funcionamiento producían unas 34.000 cajetillas por hora, lo que equivale a 153.000 euros por hora, defraudando a su vez más de 120.000 € a la hora.

La operación se ha saldado con 47 personas detenidas (9 ucranianos, 1 búlgaro, 6 rumanos, 28 moldavos 1 francés y dos españoles), habiéndose realizado 7 registros domiciliarios en la provincia de Toledo, 1en Madrid, y 7 en la provincia de Sevilla. En el trascurso de estos registros, entre otros efectos, la fuerza actuante se incautó de más de 600.000 € provenientes presumiblemente de la venta de parte de la producción elaborada.

La organización criminal presentaba su producción en cajetillas falsificadas de marcas de primer nivel en cuanto a presencia en el mercado internacional del tabaco, lo que facilitaba su distribución posterior, habiéndose confiscado cartonaje falsificado dispuesto para conformar casi dos millones de cajetillas más.

Por otro lado, la actuación policial posibilitó la incautación de 2.373.000 cajetillas finalizadas falsificadas, listas para su comercialización fraudulenta, la cual hubiera reportado a la organización criminal unos dividendos que alcanzarían los 7.500.000 €.

Igualmente se pudieron decomisar 69 toneladas de picadura de tabaco, con un valor estimado de 16.000.000 €, que estaban dispuestas en la cadena de producción para ser procesadas con la intención de no parar la fabricación industrial de tabaco falsificado.

Todo ello supone el mayor golpe a la producción industrial de tabaco falsificado en España, desarticulando cuatro fábricas ilegales, junto con su producción y los integrantes de la organización criminal que las operaban, ingresando en prisión 16 de los detenidos.

tabaco_3.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenido un hombre tras una persecución policial y efectuar varios disparos

    La Policía Municipal de Madrid ha detenido a un hombre tras una persecución policial y tras efectuar tres disparos desde su vehículo, un suceso en el que no se han registrado heridos, ha informado el Cuerpo Local en una nota de prensa.

    Los hechos se desencadenaron cuando varios agentes, que estaban realizando patrullaje preventivo por la zona, observaron un vehículo circulando a gran velocidad y sin luces. Tras comprobar que tenía la ITV caducada y varias sanciones, le dieron el alto.

    En ese momento el conductor se dio a la fuga, poniendo en peligro a los agentes actuantes y a los vehículos que circulaban por la vía. Instantes después le perdieron de vista. A los pocos minutos fue localizado por otros agentes. El presunto conductor estaba escondido entre la maleza.

    Mientras tanto, por la emisora de la Policía Municipal informaron a los agentes que se habían producido disparos desde el vehículo que acababan de localizar, y que el conductor podría estar armado. Este se mostró en actitud muy nerviosa, llevándose la mano al torso con intención de sacar algo, momento en que fue detenido por los agentes.

    Luego, registraron el vehículo y aparecieron tres cartuchos detonados en la parte trasera del mismo. Al no aparecer ninguna arma procedieron a hacer una batida por el terreno. Tras varios minutos de búsqueda descubrieron un arma de fuego escondida en las proximidades del vehículo.

    Por todo ello, los agentes arrestaron a este hombre por tenencia ilícita de armas, desobediencia, resistencia, y conducción temeraria.

  • Detenidas tres personas por el secuestro exprés de dos menores

    La Guardia Civil ha detenido a tres individuos, uno de ellos menor de edad, como supuestos autores de haber amenazado a dos menores a punta de navaja para obligar a su madre a sacar dinero del cajero y entregárselo en Galapagar.

    Según han confirmado fuentes de la investigación, los hechos han tenido lugar en la madrugada de este sábado 12 de enero cuando los detenidos entraron a la vivienda y a punta de navaja amenazaron a los niños mientras obligaban a la madre a que fuera a un cajero a sacar dinero.

    Entre los objetos que sustrajeron del domicilio se encontraba una tablet, que tenía activado un sistema de localización GPS, por lo que gracias a ello, los agentes del Instituto Armado pudieron detectar el dispositivo y llegar hasta los presuntos autores de los hechos.

    Los tres detenidos son de nacionalidad marroquí, y uno de ellos, según estas fuentes, es menor de edad. Por otra parte, estas fuentes han señalado que también esta misma madrugada se han denunciado otros tres robos en domicilios con los moradores en su interior y que la investigación para detener a los autores está abierta.

    Fuentes conocedoras de la investigación han explicado que las detenciones se han practicado en colaboración con la Policía Local de Galapagar.

  • La Guardia Civil realiza una macrooperación contra el tráfico de armas e incauta más de 300

    La Guardia Civil ha incautado 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos en la mayor operación contra armas activas de los últimos años. Entre las armas intervenidas se encuentran fusiles de asalto AK47, subfusiles, pistolas ametralladoras y más de 250 armas cortas plenamente funcionales.

    La macrooperación, que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria, se ha saldado con cuatro detenidos.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_05.jpg

    La Guardia Civil ha llevado a cabo una de las mayores operaciones contra el tráfico de armas en nuestro país. La operación “GOLALDE” se ha saldado con la incautación de un arsenal de 322 armas de fuego y más de 50.000 cartuchos. Cuatro personas han sido detenidas a raíz de la investigación que se ha desarrollado en Madrid, Asturias y Cantabria. A los detenidos se les imputa los delitos de tráfico de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones. La Guardia Civil ha ejecutado un total de 11 registros en domicilios y locales vinculados a la operación.

    Los detenidos traficaban con armas de fuego de distintas procedencias tanto nacionales como extranjeras. Incluso aprovechaban armas de fuego inutilizadas que posteriormente manipulaban para ponerlas de nuevo en condiciones de efectuar fuego real. Dichas armas de fuego, junto con la munición para las mismas, eran vendidas a delincuentes de todo el país. Al tener sus números de serie borrados o no estar registradas en las bases de datos nacionales, las armas podían ser desviadas al mercado ilegal.

    La investigación se inició a principios de año al detectar en Internet a un individuo que, bajo la falsa identificación como coleccionista, vendía armas de fuego a un precio muy superior al del mercado. Este vecino de una pedanía de Gijón –de 49 años-, carecía de cualquier tipo de licencia de armas pues le habían sido revocadas hace años a raíz de un episodio de violencia doméstica. Las conversaciones posteriores para concretar los detalles de la venta y entrega tenían lugar en aplicaciones de mensajería encriptada.

    Este primer detenido poseía un total de 16 armas de fuego, todas ellas activas, entre las que destacan un fusil de asalto de fabricación soviética AK-47, dos subfusiles de fabricación israelí UZI y un subfusil de fabricación estadounidense INGRAM dotado de silenciador, así como abundante munición para los mismos. Dada la naturaleza de armas de guerra de estas últimas, por su capacidad para hacer fuego automático, su tráfico ilícito supone un riesgo aún mayor.

    A otro de los detenidos, también en Gijón, le fueron incautadas en su domicilio 211 armas, 193 de ellas pistolas y revólveres. Este mismo individuo tenía instalado en el trastero de su domicilio un taller clandestino para la manipulación de armas y la fabricación ilegal de munición. En este domicilio la Guardia Civil intervino además varias armas de fuego en proceso de rehabilitación, numerosos cañones nuevos, piezas fundamentales y cargadores, así como más de 30.000 cartuchos metálicos de diferente calibre y 18 kilos de pólvora para la fabricación de munición.

    Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (PICAF) de la Guardia Civil. En los últimos cinco años se han explotado más de 28 operaciones contra redes de tráfico de armas con el resultado de 295 personas detenidas, más de 3.050 armas de fuego incautadas y 334.300 cartuchos metálicos intervenidos.

    Efectos incautados por Guardia Civil:
    275 armas cortas (pistolas y revólveres).
    34 armas largas (rifles y escopetas)
    7 subfusiles (armas de guerra)
    4 pistolas ametralladoras (armas de guerra)
    1 fusil de asalto (arma de guerra)
    1 bolígrafo-pistola y 1 bastón-escopeta (armas prohibidas)
    3 silenciadores.
    Mas de 50.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres.
    18 kg. de pólvora y miles de vainas, proyectiles y pistones para la fabricación artesanal e ilegal de munición.
    Numerosos cañones nuevos, cientos de cargadores de todo tipo de armas, herramientas para la manipulación y rehabilitación de armas de fuego.

    2018-12-12_op_golalde_gijon_07.jpg