La Policía Nacional desmantela en Madrid una red de trata que obligaba a sus victimas a hurtar prendas de ropa para su venta en su propio outlet en Rumanía

La Policía Nacional desmantela en Madrid una red de trata que obligaba a sus victimas a hurtar prendas de ropa para su venta en su propio outlet en Rumanía

Liberadas dos víctimas que fueron instruidas por la organización para cometer los hurtos, utilizando bolsos forrados de aluminio para esconder las prendas y ganzúas para quitar los dispositivos de alarma, siendo aleccionadas para no sobrepasar la cantidad que a efectos legales es considerada como delito leve.

https://www.policia.es/videos/wmv/20181016_1.mp4

Las prendas sustraídas eran enviadas por paquetería hasta Rumanía donde la red desmantelada disponía de una gran tienda outlet y, tras ser etiquetadas de nuevo, eran puestas a la venta.

Los arrestados captaban a mujeres venezolanas, todas ellas jóvenes y carentes de dinero, a través de Instagram y por el método del lover boy bajo el engaño de un empleo como internas y una vida en pareja llena de posibilidades.

La Policía Nacional ha desarticulado en Móstoles una organización delictiva dedicada a captar a mujeres a través de la red social Instagram para obligarlas a hurtar prendas de ropa. En el operativo policial desarrollado se han detenido a cinco personas y dos víctimas han sido liberadas. Las mujeres, todas ellas jóvenes y con una vida precaria, recibían directrices de la organización de cómo hurtar las prendas de ropa en tiendas de una reconocida marca empresarial. Los efectos sustraídos eran posteriormente enviados hasta Rumanía donde se vendían en una gran tienda tipo outlet propiedad de la red desmantelada.

La investigación comenzó cuando los agentes constataron la existencia de un grupo criminal dedicado a la trata de seres humanos en Móstoles, tras varias gestiones, los policías averiguaron el modus operandi de la organización y el perfil de las víctimas, mujeres venezolanas, jóvenes y carentes de dinero ni siquiera para alimentarse, circunstancia que las convertía en altamente vulnerables.

La conocida red social Instagram era utilizada para captar a las víctimas. A través de esta plataforma iban adquiriendo confianza con ellas, y mediante el método lover boy eran seducidas, prometiéndoles una vida mejor en España y la posibilidad de obtener un trabajo como internas y una vida en pareja llena de posibilidades.

Una vez que eran convencidas y aceptaban lo que se les planteaba como una oportunidad para mejorar su futuro, el cabecilla de la red seguía las instrucciones de otro miembro para que la entrada en España de las mujeres se produjera de forma regular. Las víctimas llegaban a nuestro país como turistas, recibiendo un billete de ida y vuelta y una reserva de hotel, gestiones que trataban de justificar los requisitos necesarios para la entrada en España.

Una vez en Madrid, las mujeres eran alojadas en un domicilio de otro integrante de la organización donde eran controladas y se les indicaban la deuda contraída por el viaje y la forma de saldarla, hurtar para el beneficio de la red.

Las mujeres recibían instrucciones claras de cómo y en qué tipo de tiendas debían cometer los hurtos, siempre pertenecientes a un mismo grupo empresarial. También eran aleccionadas sobre el número de prendas a hurtar diariamente, sin que la suma debiera sobrepasar la cantidad para que a efectos legales sea considerado un delito leve.

A la hora de cometer los hurtos, debían vestir una ropa determinada para pasar desapercibidas y usar bolsos forrados de aluminio y ganzúas para poder quitar con facilidad las alarmas que protegen a las prendas. Los agentes han constatado que las prendas hurtadas eran enviadas por paquetería hasta la ciudad de Ploiesti (Rumanía), donde la propia organización tenía una gran tienda de ropa tipo outlet. Allí etiquetaban de nuevo las prendas y se ponían a la venta con lo que todos los beneficios eran para el grupo delictivo. Además eran anunciadas en su página web, copiando también los modelos de las páginas web de un famoso grupo textil.

Tras analizar toda la información recopilada, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo operativo en Móstoles (Madrid). Se logró la detención de los cinco miembros de la red- cuatro ciudadanos rumanos y un venezolano- y la liberación de dos de las víctimas. Los investigadores realizaron un registro domiciliario donde hallaron placas de alarma y prendas de ropa valoradas en más de 30.000 euros.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Policía Nacional desarticula una red que habría estafado más de 150.000 euros a grandes compañías de telecomunicación

    La actividad ilícita consistía en conseguir terminales móviles y activar las líneas de voz y datos para, tras falsificar los contratos, facilitar su venta de manera fraudulenta en tiendas de compra venta o incluso en Rumanía.

    La operación ha culminado con la detención de 10 ciudadanos rumanos y con el registro de cuatro viviendas en la provincia de Madrid en los que han sido aprehendidos, entre otros efectos, 25 móviles de alta gama, decenas de tarjetas SIM y dos vehículos de gran cilindrada.

    La actividad ilícita de la organización consistía en conseguir terminales móviles, activar las líneas de voz y datos y finalmente obtener los correspondientes contratos para facilitar su venta, todo ello de manera fraudulenta. La operación ha concluido con la detención y posterior puesta a disposición judicial de 10 personas de nacionalidad rumana.

    La operación comenzó cuando investigadores de la Policía Nacional identificaron una sofisticada red criminal que operaban de manera fraudulenta con terminales y líneas de telefonía móvil.

    La organización tenía un claro reparto de tareas. El modus operandi se dividía entre los denominados conseguidores, encargados de obtener terminales móviles de alta gama y los activadores que daban el alta a las líneas de voz y datos. Seguidamente lograban los oportunos documentos de identidad y contratos falsificados necesarios para complementar las dos primeras labores. El último paso consistía en la venta de los terminales, preferentemente en tiendas de compra-venta de artículos de segunda mano o incluso sacarlos del país para su comercialización en Rumanía.

    Las pesquisas se dilataron durante meses debido a las medidas de seguridad que emprendían los integrantes de la red cambiando en numerosas ocasiones de domicilio en España y con continuos viajes a Rumanía, dificultando así su localización.

  • Alcalá de Henares adquiere nuevos vehículos y motocicletas y vestuario para la Policía Local

    Un concurso público ha regulado la adquisición de 3 nuevas motocicletas para el servicio de la Policía Local de Alcalá de Henares. En concreto, se han adquirido 2 Scooter modelo Piaggio MP3 500 (modelo de tres ruedas), y una Kymco Grand Dink 300. Estas motocicletas se suman a la flota de vehículos de la Policía Local de Alcalá.

    El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a través del portal de compras de la Administración, ha comprado también cuatro nuevos vehículos: 2 patrullas Ford CMAX 1.0 Ecoboost, y un Ford Ranger para la Policía Local (sección Medio Ambiente), y un Ford Mondeo 2.0 Ecoboost híbrido para Alcaldía.

    Simultáneamente, se han dado de baja por antigüedad 2 vehículos adscritos al servicio de Alcaldía: un Volvo S80, y un Saab 93, y se ha destinado un Nissan Almera de este departamento al Parque Municipal de Servicios.

    La renovación de vehículos en la Policía Local continúa el camino iniciado en 2017, cuando ya se adquirieron dos nuevos vehículos patrulla Ford CMAX 1.0 Ecoboost.

    En total, la inversión en los vehículos y en las motocicletas ha sido de 108.808,32 euros.

    Finalmente, la Junta de Gobierno Local del pasado viernes 23 de marzo aprobó la adjudicación definitiva, que se ha realizado mediante procedimiento abierto, del suministro de vestuario con destino a la plantilla de la Policía Local de Alcalá de Henares, que se compone de chalecos antibala de uso interior/exterior, ropa de motoristas, uniformes y equipamiento.

    En total, el Ayuntamiento ha invertido la cantidad de 118.340,49 euros en este contrato.

  • Loeches dona más de 15 toneladas de ropa usada a Humana

    En Loeches están comprometidos con ayudar a quienes más lo necesitan y a contribuir a mejorar nuestro medio ambiente, una prueba irrefutable de ello son los 15.557 kg de ropa usada que han recuperado de la mano de Humana en 2017.

    Las donaciones de los vecinos representan un aumento del 22% respecto al año anterior (12.709 kg), lo que confirma la fidelidad de la ciudadanía hacia un modelo de gestión del residuo textil con finalidad social. El textil es la fracción recogida selectivamente con mayor potencial de aprovechamiento por encima del vidrio, el papel o el plástico.

    Beatriz Martín, responsable del área de Recogida de Humana en la zona Centro (Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha), destaca que “cada vez hay más interés por parte de la ciudadanía y de las administraciones por reducir la cantidad de residuos y alargar la vida de aquellas prendas que están en buen estado”.

    Las más de 15 toneladas recogidas el año pasado representan un ahorro de 49 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que beneficia a nuestro pueblo y al medio ambiente.