En el primer semestre del año bajan un 17 % los robos con violencia e intimidación en Madrid

En el primer semestre del año bajan un 17 % los robos con violencia e intimidación en Madrid Destacado

Los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones han bajado un 8% y un 11, 2% se han reducido los robos de vehículos.

El Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha ofrecido los datos de criminalidad de la Secretaría de Estado de Seguridad del primer semestre de 2018 durante La Junta y el Consejo Local de Seguridad, que se celebró en la sede de la Delegación del Gobierno.

De enero a junio de 2018 y por tipos delictivos destaca la reducción de siete de los diez indicadores de criminalidad con respecto al mismo período del año anterior. Un 11,1% han bajado los homicidios dolosos y asesinatos consumados, un 42, 1% se han reducido las tentativas de homicidios dolosos y asesinatos, un 4,6% los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, un 17% los robos con violencia o intimidación, se han reducido un 8% los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, un 2,5% los hurtos y bajan también un 11,2% las sustracciones de vehículos.

Respecto a las tipologías penales, que este año experimentan un mayor crecimiento, se encuentran los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un 10,8% y el tráfico de drogas que ha aumentado un 15,1%. Estos datos reflejan un aumento de un 1% de las infracciones penales. A pesar de este parámetro, Madrid sigue siendo una de las capitales más seguras de Europa.

La Junta ha sido copresidida por el Delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes y la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena y han acudido, entre otros, la subdelegada del Gobierno, Maria Paz García Vega; el jefe Superior de Policía de Madrid, Jorge Manuel Martí y el coronel de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos.

Se confirma la efectividad del Plan Wagen, puesto en marcha hace más de un año por la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Durante el primer semestre del año los robos de vehículos han bajado un 11,2%.

Los robos con fuerza en domicilios experimentaron una caída de un 3,9% respecto al mismo periodo de 2017. El Plan Domus sigue demostrando su eficacia a pesar de hacer frente a un tipo delictivo muy complejo.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Desarticulada una organización dedicada al cultivo de marihuana para su exportación y venta a traficantes europeos

    Para abastecerse de marihuana la organización contaba, en la provincia de Badajoz, con un clan familiar cuyos miembros dirigían una red de invernaderos y cultivos indoor. La organización operaba desde Madrid estableciendo contactos con traficantes de Reino Unido, Francia e Italia principalmente, a quienes enviaban la droga mediante empresas de paquetería.

    En los 25 registros simultáneos practicados en la Comunidad de Madrid y en la provincia de Badajoz se ha detenido a 22 personas y se han desmantelado 8 plantaciones de marihuana y se han aprehendido 10.500 plantas y 250 kilos de cogollos empaquetados y preparados para su venta

    Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de la Operación ”Farmers-Bambusa” desarrollada en la Comunidad Autónoma de Madrid y la provincia de Badajoz, han detenido a 22 personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y defraudación del fluido eléctrico. Los detenidos conformaban un grupo delictivo dedicado al cultivo indoor de marihuana para su posterior tráfico a diferentes países europeos.

    La investigación comenzó en enero de 2018, cuando agentes de la Policía Nacional recibieron varias denuncias, de vecinos de la localidad madrileña de Parla, en las que alertaban de la existencia de un piso en el que podría estar siendo almacenada marihuana en grandes cantidades. Fruto de las primeras investigaciones, se incautaron 109 kilos de cogollos de marihuana y 105.200 euros y se detuvo a cuatro ciudadanos de nacionalidad china, responsables de la guarda y custodia de la droga.

    Dentro de las diferentes colaboraciones y coordinaciones entre Policía Nacional y Guardia Civil encaminadas a la lucha contra el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes, agentes de la Comisaría de Parla, de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz, descubrieron la existencia de un complejo entramado que operaba desde Madrid y Parla, compuesto por ciudadanos chinos que actuaban en pequeñas células que, a su vez, se encargaban de contactar con los receptores de diversos países europeos: Reino Unido, Francia e Italia, principalmente.

    Cada célula, una vez que acordaba y recibía el dinero del cliente correspondiente, contactaba en la provincia de Badajoz con un clan familiar que había construido una red de invernaderos y cultivos indoor de marihuana, y que les servía el estupefaciente. Para hacerse una idea del volumen del negocio ilícito, se destaca que en una sola semana el comprador venido de Madrid a Mérida, podía adquirir marihuana valorada en unos 300.000 euros.

    Este clan familiar se encontraba perfectamente estructurado con roles muy definidos: el cabecilla de la organización contaba con diferentes personas de la familia a su servicio y dedicadas a la creación de invernaderos en el interior de diferentes inmuebles. Estas instalaciones contaban con enganches ilegales a la red eléctrica con el objetivo de obtener energía para los múltiples aparatos, máquinas, transformadores y material -cuantificables en decenas de miles de euros- para el cultivo y desarrollo de las plantas. También contaban con cuidadores y guardadores del cultivo, a quienes les ofrecían vivir en los citados inmuebles a cambio de ciertas cantidades de dinero.

    Una vez que las células recogían el estupefaciente, era transportado a Madrid, donde la organización disponía de estructuras estables de pisos, garajes y almacenes en los que la depositaban, procesaban, envasaban y camuflaban entre otros objetos de procedencia legal, para ser enviadas al extranjero de forma inmediata y en un plazo inferior a 24 horas. De esta forma la droga permanecía.

    Ante estos hechos y pruebas incriminatorias obtenidas durante un año de investigación, el pasado 23 de enero se llevaron a cabo 25 registros simultáneos practicados en domicilios, garajes y naves de Madrid y Parla así como en las localidades pacenses de Mérida, Arroyo de San Servan, Santa Amalia y Conquista del Guadiana. Además, se ha detenido a 11 ciudadanos chinos y 11 españoles, se han desmantelado 8 invernaderos indoor y los agentes han incautado 10.500 plantas y 250kg kilogramos de cogollos de marihuana, empaquetados y preparados para su venta. Por otro lado, se han intervenido tres vehículos utilizados por la organización, 195.000 euros en efectivo y 6 escopetas.

    Los registros se desarrollaron de forma conjunta con el despliegue de más de 250 agentes de la Comisaría de Parla y la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional; de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz; las USECIC de las Comandancias de la Guardia Civil de Badajoz y Cáceres, GRS de Madrid y Sevilla, apoyados por el Servicio Aéreo de la Guardia Civil de Sevilla y perros adiestrados en búsqueda de sustancias estupefacientes de ambos Cuerpos.

    A cinco de los detenidos se les ha decretado prisión eludible bajo fianza entre 3.000 y 10.000 euros, los restantes están en libertad con cargos. La operación, que ha estado tutelada por el Juzgados de Instrucción número 4 de Parla (Madrid), sigue abierta, con el objetivo de la localización y detención de otros integrantes de esta organización criminal.

  • La Policía Nacional desarticula una organización que residía en Torrejón dedicada al robo de vehículos

    Los principales cabecillas residían en la localidad de Torrejón de Ardoz, donde ocultaban parte de los útiles empleados para la actividad delictiva. Además, se han realizado registros tanto en este inmueble como en la nave de Cabanillas del Campo, donde falsificaban los coches.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20190201_1.mp4

    Los detenidos sustraían los vehículos en el distrito madrileño de Hortaleza para, posteriormente, trasladarlos hasta una pequeña localidad de Guadalajara para dejarlos “enfriar” y proceder a su completa falsificación en una nave, asignándoles un número de chasis, placas y documentación de otros coches siniestrados de la misma marca.

    robos_vehiculos_2.jpg

    Cuando el vehículo estaba preparado, era trasladado por carretera hasta Polonia donde era matriculado como vehículo importado para, posteriormente, ser dado de baja en nuestro país por la exportación

    Hay cuatro personas detenidas, todos ellos de nacionalidad polaca, que se repartían las tareas de sustracción de los turismos, falsificación de sus elementos identificativos y documentación así como de su traslado hasta Polonia

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización especializada en el robo y falsificación de vehículos en Madrid y Guadalajara. Una vez modificados, los turismos eran enviados a Polonia para su venta. Hay cuatro personas -de nacionalidad polaca- detenidas y se han realizado dos registros en la localidad de Torrejón de Ardoz y en una nave de Cabanillas del Campo (Guadalajara).

    La investigación se inicio a finales del mes de abril de 2018, con el robo de un vehículo en el distrito madrileño de Hortaleza. Tras realizar localizar y visualizar las cámaras de video-vigilancia existentes en la zona donde se produjo el hecho, se logró identificar al autor de la sustracción que resultó ser un hombre de nacionalidad polaca. Igualmente, se averiguó que en las inmediaciones donde se había producido ese robo se había sustraído esa misma noche otro vehículo, tratándose de los mismos autores.

    Por otro lado, se detectó un incremento del robo de vehículos de esa marca y modelo, coincidiendo varias circunstancias en todos ellos. Ante la posibilidad de que los responsables pudieran formar parte de un grupo organizado, se iniciaron vigilancias y seguimientos para identificar al resto de integrantes, así como el modus operandi empleado.

    Los agentes comprobaron que los investigados acudían frecuentemente a empresas dedicadas a la compra-venta de vehículos siniestrados, donde adquirían a bajo coste coches siniestrados de imposible reparación, para de esta manera obtener su documentación original (permiso de circulación, ficha técnica y placas de matrícula). Después localizaban un vehículo de la misma marca, modelo y antigüedad y lo sustraían para luego falsificarlo, haciéndolo pasar por el siniestrado como si hubiera sido reparado.

    Los autores de los robos actuaban principalmente en el distrito madrileño de Hortaleza. Una vez sustraídos, trasladaban los vehículos hasta una urbanización de una pequeña localidad de Guadalajara para dejarlos “enfriar” y, finalmente, ser trasladados a una nave de Cabanillas del Campo donde procedían a su completa falsificación. Cuando el vehículo estaba preparado, un conductor viajaba a nuestro país desde Polonia para hacerse cargo del vehículo, siendo trasladado a Polonia por carretera. Ya en su destino, era matriculado como un vehículo importado y dado de baja en España.

    La investigación culminó con la detención de tres personas en Cabanillas del Campo (Guadalajara) y otra en el distrito de Hortaleza (Madrid), con lo que se ha desarticulado esta organización de ciudadanos polacos dedicados al robo, falsificación y comercialización de vehículos de gama media, actividad que les reportaba importantes beneficios económicos.

    Este grupo criminal estaba perfectamente estructurado con determinación clara del papel desempeñado por cada uno de sus miembros. Por una parte se encontraban los encargados de la sustracción de los vehículos; en otro escalón, los que realizaban la falsificación de los elementos identificativos así como de su documentación para ponerlos en circulación y, por último, los responsables de su transporte por carretera hasta Polonia.

  • La Policía Nacional interviene 74 kilos de MDMA en Madrid en dos operaciones contra el tráfico de drogas sintéticas

    En la primera de las intervenciones, los agentes incautaron 69 kilogramos de metanfetamina y arrestaron a cuatro personas –tres en España y una en Alemania- entre ellas al líder de la organización y dos de sus lugartenientes principales.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20190127_1.mp4

    Los detenidos transportaban el estupefaciente en camiones desde el centro de Europa hasta España, camuflándolo entre carga legal hasta la localidad de Villarreal (Castellón) donde residía el cabecilla.

    En otra operación posterior, se han incautado otros cinco kilogramos de MDMA en Madrid y se ha detenido a uno de los principales vendedores de esta sustancia en el criptomercado de navegación anónima.

    i_20190127_13_th.jpg

    Agentes de la Policía Nacional han intervenido 74 kilos de MDMA en dos operaciones contra el tráfico de drogas sintéticas llevadas a cabo en Madrid. En una de ellas, que ha contando con la colaboración de las Policías alemanas de Wurzbug y Unterfranken, se han intervenido 69 kilos de MDMA y se ha arrestado a cuatro personas –tres en España y una en Alemania- entre ellas al líder de la organización y dos de sus lugartenientes principales.

    Los detenidos transportaban el estupefaciente en camiones desde el centro de Europa hasta España, camuflándolo entre carga legal hasta Villarreal (Castellón), ciudad donde residía el cabecilla. En otra operación posterior se han incautado otros cinco kilogramos de MDMA en Madrid, donde se ha detenido a uno de los principales vendedores de esta sustancia en el criptomercado de navegación anónima (mercado de la Red TOR donde los vendedores pueden ocultar su IP para evitar ser descubiertos).

    La operación comenzó en el año 2015 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización de narcotraficantes dedicados a introducir MDMA en nuestro país. Tras varias gestiones, los agentes localizaron la ruta de transporte que utilizaban para introducir la droga sintética en España, siendo su origen el centro de Europa a través de camiones con carga legal. El centro de recepción era en Villarreal (Castellón), ciudad donde residía el líder de la red, para su posterior remisión a Madrid en diferentes vehículos desde donde era distribuido finalmente a varios puntos de la geografía española.

    La organización de traficantes realizaba sus actividades ilícitas en varios países de Europa, contando con una gran capacidad logística para conseguir introducir la droga en nuestro país. De esta forma los investigadores han acreditado continuos desplazamientos por el territorio europeo donde contaban con los contactos y la infraestructura necesaria para conseguir distribuir y comercializar la sustancia ilegal.

    La operación ha culminado con la desarticulación de la red de narcotraficantes, evitando así que puedan seguir introduciendo sustancias sintéticas ilícitas en España para su posterior comercialización. Se ha arrestado a cuatro personas, tres de ellas en España, entre las que se encuentra el líder de la organización y dos de sus principales lugartenientes. El cuarto integrante ha sido arrestado en Alemania, donde además han sido emitidas cinco Órdenes Europeas de Detención y Entrega respecto del resto de miembros de la organización.

    i_20190127_12_th.jpg