Detenidos en Pioz cuando transportaban medio kilo de Hachís

Detenidos en Pioz cuando transportaban medio kilo de Hachís

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha detenido en el término municipal de Pioz, a dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. A los detenidos se les intervino medio kilogramo de hachís.

Los hechos que motivaron esta detención ocurrieron el jueves por la tarde, cuando una patrulla del Servicio de Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Horche se encontraba realizando un control preventivo a la altura del kilómetro 22,500 de la carretera autonómica CM-2004 y procedieron a dar el alto a un turismo que circulaba en dirección a la localidad de Pioz.

Una vez detenido el vehículo, los agentes procedieron a identificar a sus dos ocupantes, momento en el que uno de ellos intentó ocultar algún objeto entre sus ropas, por lo que se le invitó a bajar del vehículo, ocupándole un paquete que contenía unas planchas de sustancia de hachís.

Por este motivo, los agentes trasladaron a estas personas junto a con su vehículo a la dependencias de la Guardia Civil de Horche.

La Guardia Civil de Horche instruyó las correspondientes diligencias por la detención de DE.L.R., y de D.R.C., de 24 y 23 años respectivamente, domiciliados el primero de ellos en Azuqueca de Henares y el segundo en Villanueva de la Torre, que fueron entregadas junto con los detenidos en el Juzgado de Guardia.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Una patrulla de Guías Caninos desplegada en la operación MINERVA’19 descubre 900 kilos de hachís en el interior de una furgoneta

    La operación MINERVA’19 comenzó el 12 de julio y tiene como objetivo reforzar las inspecciones en frontera para luchar contra la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza, incluida la amenaza terrorista. Sus intervenciones se han incrementado un 10,8% respecto al pasado año efectuando más de 1.400.000 inspecciones fronterizas de viajeros y 300.000 de vehículos.

    La incautación se llevó a cabo la pasada semana. Una patrulla de Guías Caninos, compuesta por un agente español y otro finlandés, procedieron a inspeccionar un vehículo en el filtro de entrada del puerto de Algeciras procedente de Tánger, descubriendo más de 900 kilos de hachís oculto en su interior. El vehículo había sido manipulado en su totalidad para esconder la mercancía que se encontraba compactada en más de 2.600 paquetes. Los dos ciudadanos fueron detenidos por un delito contra la salud pública.

    Esta intervención sucedió en el marco de la operación MINERVA’19 que dio comienzo el pasado 12 de julio y donde participan policías europeos de 16 estados miembros, todos ellos liderados por la Policía Nacional. Su objetivo es reforzar las inspecciones en frontera para luchar contra la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza. Se ha registrado un total de 1.803 incidentes -un incremento de 10,8% respecto al año anterior- relativos a la evasión del control fronterizo, individuos escondidos en vehículos y falsedades documentales. Se han visto involucrados 2.029 inmigrantes irregulares, siendo 101 menores de edad. Tras las intervenciones se ha procedido a la detención de 216 personas.

    Cabe destacar que desde el inicio de MINERVA, se ha investigado a 32 personas relacionadas con actividades de terrorismo islámico, lo que supone un incremento del 300% respecto al año pasado. Hasta el momento se han efectuado por las fronteras de Ceuta, Algeciras y Tarifa más de 1.400.000 inspecciones a pasajeros y 300.000 vehículos

  • Incautadas dos toneladas de hachís en una “guardería” de Huelva

    Tres personas han sido detenidas, entre ellas el jardinero del chalé donde se guardaba la droga y que se aprovechaba de la confianza de los propietarios para utilizar la vivienda como “guardería”. Intervenidos 61 fardos de arpillera que contenían más de dos mil kilogramos de estupefaciente además de dos todoterrenos utilizados para su transporte.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20190410_3.mp4

    Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de la Agencia Tributaria, en una operación conjunta, han incautado dos toneladas de hachís y detenido a tres personas en una operación contra el narcotráfico en Huelva. La droga, repartida en 61 fardos de arpillera, fue localizada en el interior de una “guardería”. La operación se enmarca en el Plan Funcional “Seguridad Meridional”, plan de choque establecido contra el narcotráfico en el extremo sur peninsular.

    La investigación comenzó el pasado mes de febrero. Los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de una organización dedicada al transporte de hachís por vía marítima que alijaba en la costa de Huelva. Los investigados utilizaban vehículos todoterreno, preparados para el transporte de la droga, que escondían habitualmente en una zona estratégica que les facilitaba un rápido acceso desde el lugar de alijo hasta el de guarda y custodia.

    Tras diversas gestiones, los investigadores detectaron el uso inmediato de los vehículos escondidos para llevar a cabo un alijo de drogas en la playa del “catalán” de Islantilla (Huelva), observando dos todoterreno en movimiento que recogían la droga en la costa para transportarla hasta un chalé en las inmediaciones, donde era ocultada.

    Tras acceder al inmueble fueron localizados 61 fardos de arpillera que contenían más de dos mil kilogramos de hachís, además de un arma corta y uno de los vehículos utilizados en el transporte de la droga. En ese momento fueron arrestadas las dos personas encargadas de la custodia de la “guardería”. Acto seguido se registró el lugar donde la organización escondía los vehículos donde se arrestó a otro individuo y se recuperó un vehículo más.

    Entre los arrestados se encuentra el jardinero del chalé donde se guardaba la droga quien, aprovechando la confianza de los propietarios de la vivienda que le habían contratado, lo utilizaba como guardería debido a que la misma era utilizada por sus dueños solo en momentos puntuales vacacionales.

  • Guardia Civil detiene a 57 personas miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas

    La organización, desplegada desde Estepona (Málaga) a Tarifa (Cádiz), estaba en expansión y podría estar colocando actualmente en Europa unos 60.000 kilos de hachís al año. Se han incautado cerca de 10 toneladas de hachís, además de 12 vehículos que habían sido previamente sustraídos. También se han intervenido bienes inmuebles por valor de cerca de 3 millones de euros y bienes muebles cuyo valor roza los 300.000 euros.

    Se han desmantelado 10 “guarderías” para la ocultación de la droga y los vehículos robados ubicadas en zonas de difícil acceso para impedir y dificultar la acción de las Fuerzas de Seguridad.

    hachis_2.jpg

    La Guardia Civil, en el marco del esfuerzo operativo contra el narcotráfico que la 4ª Zona de la Guardia Civil en Andalucía está desarrollando en el área del estrecho y su zona de influencia, ha desarrollado la operación “Albarracín” en la que ha sido desarticulada una de las más importantes organizaciones criminales dedicada al tráfico de drogas entre el Norte de África y Europa a través de las costas andaluzas.

    La organización desarticulada funcionaba como una cooperativa en la que los líderes compartían los recursos y los medios humanos. Contaba con pilotos experimentados de embarcaciones semirrígidas, conocidas como “gomas”, para transportar el hachís desde Marruecos a nuestras costas. Estos pilotos ocupaban un escalón alto en la organización y estaban muy bien considerados y retribuidos.

    Durante las operaciones de desembarque contaban con un nutrido grupo de personas, los conocidos como “puntos”, que utilizaban teléfonos móviles o walkie-talkies para dar aviso en caso de que la Guardia Civil hiciera acto de presencia, con lo que se abortaría el alijo hasta el momento adecuado.

    Al llegar las embarcaciones a tierra eran recibidas por grupos de personas de la máxima confianza de los líderes, los conocidas como “collas”, dirigidos durante la descarga por su “jefe de colla”.

    El hachís era cargado en vehículos que previamente habían sido robados por una “división” que, tras robarlos, los preparaba para la carga y los escondía en lugares seguros hasta que eran utilizados para el transporte de la mercancía. Eran, preferentemente, todo-terrenos de gran capacidad, a los que tintaban las lunas de negro y quitaban los asientos traseros para aumentar la capacidad de carga.

     

    Por otro lado, contaban con un sistema de “guarderías” de droga doble o triple, con personal encargado de su custodia, para evitar la acción de la Guardia Civil o de otras organizaciones que se dedican a robarla “vuelcos”. En primer lugar los fardos de hachís se cargaban en los vehículos robados y se ocultaban en un lugar cerca de la costa para “enfriar” la mercancía. Una vez que pasa un tiempo prudencial, para asegurarse que no están perseguidos por las FCSE, son transportados a otra segunda guardería o zulo. Este 

    En total la Guardia Civil, en las diferentes aprehensiones que ha realizado, ha incautado 9.640 kilogramos de hachís de diferentes alijos, ocurridos en las playas de Tarifa, San Roque y Manilva.

    Ha descubierto 10 guarderías cerca de la costa, utilizadas para esconder la droga y los vehículos en las localidades de Manilva, Casares, San Enrique de Guadiaro, Tesorillo, Estepona y Tarifa. En estos lugares y en los alijos se han recuperado doce vehículos robados en España y Marruecos.

    Se han realizado ocho registros en domicilios y se ha incautado numerosa documentación que será analizada por equipos especializados en investigación económica y blanqueo de capitales. Además, se ha solicitado a la Autoridad Judicial la prohibición de la disposición de los bienes muebles e inmuebles nominales de los implicados, estando en ejecución una Investigación Patrimonial para determinar el origen de esos bienes. Hasta el momento los investigadores han intervenido bienes inmuebles por un valor 2.809.576 euros y de bienes muebles por 293.818 euros.

    Hay 57 personas detenidas, la mayoría mientras culminaban los alijos en la playa y en la custodia de la droga y de los vehículos sustraídos, el resto son los jefes de la organización y personal de los escalones de infraestructura y logística. Uno de los cabecillas es un empleado público que llevaba una vida aparentemente “normal”, sin hacer ningún tipo de alarde u ostentación. Se ha ordenado el ingreso en prisión de más de la mitad de los detenidos.