Los detenidos por extorsión a empresarios en Rivas, el asunto podría tener relación con una banda organizada

Los detenidos por extorsión a empresarios en Rivas, el asunto podría tener relación con una banda organizada

La detencion en Rivas de 2 personas por extorsión a un empresario, podria tener relacion con el caso de la banda organizada que lleva varios meses operando en la zona del corredor del henares, se dedican a extorsionar a pequeños empresarios, solicitándoles cantidades que oscilan los 5.000 y 20.000 euros, informándoles de que conocen todos sus movimientos y dándoles detalles de su vida cotidiana, posesiones y familiares mas cercanos y amenazandoles en relacion a ellos.

Según información que han facilitado a Sucesos del Henares, se sospecha que son ya mas de 100 los empresarios afectados y se está investigando por la policía.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos hombres de 41 y 42 años acusados de extorsionar presuntamente con amenazas de muerte a un empresario del sector de la financiación empresarial a nivel internacional.

La denuncia llegó a los investigadores en febrero, que añaden que los presuntos autores llamaban al móvil del empresario y le amenazaban con matarlo, facilitándole datos y fotografías de su vida cotidiana y miembros de su familia para convencerle de que estaba siendo investigado.

Las investigaciones de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante determinaron que el motivo de las amenazas podría tratarse de una deuda que, al parecer, había contraído el denunciante con uno de los presuntos extorsionadores.

Esa deuda habría motivado que este contratara a una segunda persona para que ejerciera presión sobre la víctima y poder así conseguir recuperar el dinero que presuntamente le adeudaba.

Se pudo entonces identificar a quien presuntamente realizaba las amenazas directamente sobre la víctima y, después, también a la persona que había encargado el cobro de la deuda.

El dispositivo policial permitió detener al primero de ellos en la ciudad de Alicante, tras lo cual los agentes registraron el domicilio y encontraron en él el teléfono desde el que presuntamente el arrestado realizaba las amenazas.

En una segunda fase, los agentes detuvieron en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid al otro presunto implicado en los hechos, la persona que presuntamente habría pagado a la primera con el objetivo de que extorsionara a la víctima para que le pagara la cantidad de dinero que supuestamente le debía.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policía Nacional detiene a 20 aluniceros por desvalijar 32 tiendas de telefonía

    Cometían los asaltos de madrugada, utilizando uno o dos vehículos, sustraídos pocos días antes, eempotrando uno de ellos en la puerta o escaparate para acceder al interior. El grupo delictivo destacaba por su rapidez, cometían los asaltos en apenas 50 segundos, e itinerancia ya que llegaron a recorrer más de mil kilómetros en una sola noche para cometer un robo.

    El valor total de los teléfonos robados alcanzaría un valor de 700.000 euros, terminales que eran enviados a Rumanía a través de empresas de paquetería, siendo recuperados 116 smartphones en el interior de una maleta propiedad de uno de los arrestados.

    Los 32 robos con fuerza que se les imputan fueron cometidos en tiendas de telefonía de Albacete, Valencia, Sagunto, Alzira, Reus, Torrente, Cartagena, Tarragona, Elche, Pamplona, Onteniente, Miranda de Ebro, Calatayud, Burgos, Sevilla, Teruel, Santa Pola, Gandía, Murcia, Sabiñanigo, Mollerusa (Lérida), Villareal y Elda.

    Los autores materiales de los robos rotaban continuamente, yendo y volviendo de Rumanía cada poco tiempo, siendo arrestados finalmente en España (11), Rumanía (4), Francia (3), Italia (1) y Suecia (1) y entre los que se encuentra su líder.

    Recuperado un vehículo de alta gama valorado en más de 80.000 euros, sustraído en Almería y utilizado en los últimos cuatro robos cometidos en localidades de Huesca, Lérida, Castellón y Alicante.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a cometer robos con fuerza mediante el procedimiento de alunizaje en tiendas de telefonía de toda España. El objetivo de los asaltos eran los productos expuestos en la tienda y expositores, cuyo destino final era Rumania. Operaban de noche y con rapidez, incluso en menos de un minuto, recopilaban los terminales y huían del lugar. Para cometer los robos se desplazaban por todo el territorio nacional y, hasta el momento, se les imputan 32 robos con fuerza en 23 ciudades de toda España. 

    A lo largo de la investigación, los agentes identificaron a las personas que integraban la organización y constataron que rotaban continuamente. Una vez que un grupo de integrantes de la organización ejecutaba varios robos, abandonaba España y dejaban paso a nuevos miembros de la organización llegados de Rumania. Igualmente, los investigadores constataron que la organización enviaba los teléfonos robados a ese país a través de empresas de paquetería.

    La operación se ha saldado con la detención de 20 personas, de los cuales 11 permanecen en prisión, si bien la investigación continúa abierta con el fin de identificar plenamente a otros integrantes de la organización receptores de los terminales robados en España. Hasta el momento se les imputan 32 robos con fuerza por el método del alunizaje en tiendas de telefonía.

  • Una patrulla de Guías Caninos desplegada en la operación MINERVA’19 descubre 900 kilos de hachís en el interior de una furgoneta

    La operación MINERVA’19 comenzó el 12 de julio y tiene como objetivo reforzar las inspecciones en frontera para luchar contra la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza, incluida la amenaza terrorista. Sus intervenciones se han incrementado un 10,8% respecto al pasado año efectuando más de 1.400.000 inspecciones fronterizas de viajeros y 300.000 de vehículos.

    La incautación se llevó a cabo la pasada semana. Una patrulla de Guías Caninos, compuesta por un agente español y otro finlandés, procedieron a inspeccionar un vehículo en el filtro de entrada del puerto de Algeciras procedente de Tánger, descubriendo más de 900 kilos de hachís oculto en su interior. El vehículo había sido manipulado en su totalidad para esconder la mercancía que se encontraba compactada en más de 2.600 paquetes. Los dos ciudadanos fueron detenidos por un delito contra la salud pública.

    Esta intervención sucedió en el marco de la operación MINERVA’19 que dio comienzo el pasado 12 de julio y donde participan policías europeos de 16 estados miembros, todos ellos liderados por la Policía Nacional. Su objetivo es reforzar las inspecciones en frontera para luchar contra la inmigración ilegal y la delincuencia transfronteriza. Se ha registrado un total de 1.803 incidentes -un incremento de 10,8% respecto al año anterior- relativos a la evasión del control fronterizo, individuos escondidos en vehículos y falsedades documentales. Se han visto involucrados 2.029 inmigrantes irregulares, siendo 101 menores de edad. Tras las intervenciones se ha procedido a la detención de 216 personas.

    Cabe destacar que desde el inicio de MINERVA, se ha investigado a 32 personas relacionadas con actividades de terrorismo islámico, lo que supone un incremento del 300% respecto al año pasado. Hasta el momento se han efectuado por las fronteras de Ceuta, Algeciras y Tarifa más de 1.400.000 inspecciones a pasajeros y 300.000 vehículos

  • La Policía Nacional desmantela en Madrid un club clandestino para celebración de torneos ilegales de póker

    Teniendo en cuenta el número de jugadores, y las sanciones impuestas a las infracciones cometidas por el torneo contra la legislación del juego, el montante de éstas podría rebasar los 100.000 euros.

    Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un club clandestino en el que se celebraban torneos de póker ilegales en la madrileña localidad de San Sebastián de los Reyes. En el momento de la entrada en el local, los investigadores identificaron a 28 jugadores que se encontraban realizando apuestas. Uno de los identificados, que hacía las veces de croupier, portaba en el momento del registro 1.750 euros, cantidad que coincide con el número de jugadores que se encontraban en el local y el precio fijado para la inscripción. Teniendo en cuenta el número de jugadores y las sanciones impuestas a las infracciones cometidas por el torneo contra la legislación del juego, el montante de éstas podría rebasar los 100.000 euros.

    Las investigaciones se inician cuando se recibe por parte de la Dirección General de Ordenación del Juego una comunicación en la que se informa de la próxima realización de un torneo de póker que carece de los requisitos que estipula la legislación vigente. Dicho encuentro se produciría previsiblemente el día 14 de agosto en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes. Inmediatamente, los agentes organizan un dispositivo con el fin de localizar el lugar en el que se iba a llevar a cabo el torneo y proceder a la comprobación de los hechos.

    El día de la partida, los investigadores desplegados en el lugar observan cómo a la hora que se tiene fijado el inicio de la misma, alrededor de unas cuarenta personas entran en el local de forma progresiva. Debido a que la vigilancia ha mostrado indicios claros de que en el local pueda estar llevándose a cabo la realización de las partidas de póker ilegales, se decide entrar en el mismo para inspeccionarlo.

    Los agentes comprueban que, efectivamente, en el interior del establecimiento se está realizando un torneo ilegal de póker donde se estaba jugando simultáneamente en tres mesas, identificando a 28 jugadores que estaban participando en la partida ilegal. Además se recontaron las fichas que tenía en ese momento cada jugador y se intervinieron diversos naipes y útiles para jugar al póker.

    Uno de los identificados, que realizaba las veces de croupier, portaba en el momento del registro 1.750 euros, cantidad que coincide con el número de jugadores que estarían participando y el precio fijado para la inscripción. Este hombre, además de realizar las veces de croupier en su mesa, disponía de un ordenador portátil en el que controlaba el tiempo del juego de las tres mesas.

    De todo esto se realizó el acta correspondiente que se remitirá a la Dirección General de Ordenación del Juego, con objeto de que lleve a cabo la pertinente sanción administrativa. Teniendo en cuenta el número de jugadores y las sanciones impuestas a las infracciones contra la legislación del juego, el montante de éstas podría rebasar los 100.000 euros.

    Siguiendo con el ejemplo de Madrid, el hecho de participar en una “timba clandestina” lleva aparejada una sanción para el jugador de más de 3.000€, y para el organizador de dicha actividad, entre 9.000€ y 600.000€.