Guardia Civil ha desarticulado un peligroso grupo delictivo especializado en robos con violencia en joyerías y naves industriales

Guardia Civil ha desarticulado un peligroso grupo delictivo especializado en robos con violencia en joyerías y naves industriales Destacado

En la operación han sido detenidos 4 personas a los que se les imputa 11 robos cometidos con fuerza. A los autores se les imputan 26 delitos, entre ellos uno de homicidio en grado de tentativa. Se han intervenido dos revólveres y munición que utilizaban para cometer sus delitos y se han recuperado efectos por un valor de un millón de euros.

La Guardia Civil, en el marco de la OP. VISANTO, ha detenido a cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 28 y los 35 años, integrantes de un peligroso grupo delictivo especializado en robos cometidos a joyerías y naves industriales a los que se les imputa 11 robos cometidos fuerza.

g2.jpg

Se han recuperado joyas, vehículos y material sustraído con un valor de un millón de euros, así como dos revólveres y munición con los que cometían sus delitos, inhibidores de frecuencia, centralitas de clonación de llaves de vehículos, extractores de bombines, llaves maestras y dinero en efectivo.

La operación se inició el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil detectó en la provincia de Toledo varios robos cometidos en establecimientos cuyo “modus operandi” coincidía. Estos robos se cometían en las cercanías de dos de las carreteras principales que la cruzan, la A-5 (Madrid-Extremadura) y la A-4 (Madrid-Andalucía).

Por tal motivo, los agentes centraron sus investigaciones sobre un grupo de personas que estaba actuando en las cercanías de la autovía A-4 con un alto grado de peligrosidad debido a la violencia con la que cometían los delitos, generalmente a última hora de la tarde y centrándose en naves logísticas y joyerías.

Fruto de las investigaciones, la Guardia Civil pudo constatar que se trataba de un grupo delictivo que utilizaba vehículos de alta gama como herramienta de fuerza tanto para la comisión de alunizajes como para garantizar su huída gracias a su elevada potencia, llegando a causar situaciones de extrema gravedad y riesgo cuando algún vehículo policial intentó interceptarlos.

La investigación en uno de los hechos, cometido en un establecimiento público ubicado de la A-4 a su paso por la localidad de Seseña (Toledo), llevó a los agentes hasta dos conocidos delincuentes por robos violentos. Uno de ellos residía en esta misma localidad y había participado incluso en algún reportaje televisivo por su destreza al volante.

El avance de esta investigación de la Guardia Civil determinó que otro peligroso delincuente asentado en la localidad de Ontígola (Toledo), hermano de uno de los anteriores, no sólo participaría con ellos en la comisión de los delitos, sino que sería el cabecilla de este grupo delictivo.

Durante esta investigación se produjo un hecho delictivo de extrema gravedad en la localidad de Yunquera de Henares (Guadalajara), donde cinco delincuentes encapuchados y a punta de pistola, habían asaltado a un vigilante de seguridad de una nave logística y le habían sustraído su arma reglamentaria.

La Guardia Civil logró identificar los vehículos utilizados para cometer este hecho los cuales habían sido sustraídos y se les había cambiado la placa de matrícula.

Días más tarde, los agentes de tuvieron conocimiento de un robo con violencia cometido a unos joyeros de Córdoba cuando volvían con el género a su joyería, por cuatro delincuentes con el rostro oculto y que portaban dos armas cortas de fuego con las que habían intimidado a las víctimas.

La Guardia Civil confirmó que estos delincuentes eran los investigados por lo que se estableció un dispositivo para su localización y detención.

En el momento de proceder a su detención, los agentes sorprendieron a estos peligrosos delincuentes llegando al domicilio de uno de ellos en Ontígola (Toledo), con los dos vehículos utilizados y descargando varios bultos de gran tamaño.

Cuando éstos se percataron de la presencia policial, uno de ellos se oculto en la vivienda mientras que los otros tres huyeron a gran velocidad con los dos vehículos, intentando atropellar a dos agentes y embistiendo violentamente a dos vehículos policiales.

Finalmente uno de los delincuentes fue detenido tras huir a la carrera y ocultarse entre la vegetación, otros dos tras colisionar con los bolardos situados en una calle peatonal y el cuarto, el que inicialmente se había introducido en su vivienda, fue localizado y detenido escondido en un agujero excavado en un descampado en la parte posterior de la propiedad.

A los detenidos se les imputan 26 delitos, de los cuales 1 es de homicidio en grado de tentativa, 1 atentado contra agentes de la Autoridad, 2 de lesiones, 2 de robo con violencia e intimidación, 11 delitos de robo con fuerza, 1 tenencia ilícita de armas, 3 de daños, detención ilegal, 2 delitos contra la seguridad del tráfico, 1 de receptación, y 2 de falsificación de documentos.

Se han recuperado joyas por valor de 500.000 €, 8 vehículos sustraídos y otros efectos sustraídos, todo ellos con un valor de un millón de euros, así como dos revólveres (uno de ellos el sustraído al vigilante de seguridad) y munición con los que cometían sus delitos, inhibidores de frecuencia, centralitas de clonación de llaves de vehículos, extractores de bombines, llaves maestras y dinero en efectivo.

g3.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenidas 8 personas que transportaban hachís y marihuana en cajas de ajos

    Hay ocho personas detenidas y se han incautado 175 kilos de hachís y 61 de marihuana, entre otros efectos. La Guardia Civil, en el marco de la operación Garlicor ha desarticulado una organización delictiva dedicada al transporte terrestre de grandes cantidades de hachís desde Córdoba hasta Holanda. Hay ocho personas detenidas, de nacionalidad española y marroquí, y se han incautado 175 kilos de hachís y 61 de marihuana. La droga era transportada desde Córdoba hasta Holanda camuflada en el interior de cajas de ajos.

    Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de junio de 2019, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de dos aprehensiones de droga por parte de las autoridades holandesas, de aproximadamente 2.800 kilogramos de hachís y 157 de marihuana.

    Investigaciones posteriores permitieron averiguar que una organización delictiva que pudiera estar relacionada con estos envíos, estaba tratando de alquilar naves en polígonos industriales de Córdoba, con el objetivo de utilizarlas para ocultar la droga hasta que procediesen a su distribución.

    Investigaciones posteriores permitieron determinar que detrás de estos envíos se encontraba una organización delictiva perfectamente estructurada, compuesta por ocho personas con roles definidos dentro de la organización, que iba desde el alquiler de naves a la búsqueda de clientes para la venta de la droga, cuyo líder era un ciudadano magrebí con nacionalidad holandesa.

    El avance de la investigación permitió averiguar que la organización tenía alquiladas dos naves en dos polígonos industriales de Córdoba y determinar el modus operandi utilizado por la organización.

    El “modus operandi” utilizado por la organización consistía en el almacenaje, manipulación, ocultación y preparación para su envío de grandes cantidades de hachís y marihuana que camuflaban en cajas de ajos.

    Tras ubicar las naves donde se estaba ocultando la droga, en dos polígonos industriales de Córdoba, se procedió a la inspección de las mismas, localizando en su interior más de 175 kilogramos de hachís y 61 kilogramos de marihuana que fueron intervenidos y a dos miembros de la organización encargados de custodiar, ocultar y preparar para su envío la droga en cajas de ajos, que fueron detenidos.

    Posteriormente, se procedió al registro de dos domicilios del municipio malagueño de Benalmádena, donde se han intervenido 3.000 € posiblemente producto de la venta de la droga. Asimismo durante el desarrollo de la operación también se han intervenido otros 1.970 € en billetes fraccionados y 3 vehículos.

  • Tres personas detenidas por transportar hachís a Holanda oculto en dobles fondos de furgonetas

    Han sido intervenidos 95 kilogramos de hachís ocultos en un doble fondo de una furgoneta que simulaba transportar material eléctrico.

    La Guardia Civil ha desarrollado la operación Fisher en la localidad de La Junquera (Girona), en la que han sido intervenidos 95 kilogramos de hachís y detenidas tres personas de nacionalidad polaca como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

    A finales del pasado mes de marzo agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento que un grupo criminal durante el estado de alarma tenía intención de trasportar un cargamento de droga a Holanda.

    Este grupo criminal estaba formado por tres hombres de nacionalidad polaca, los cuales utilizaban la cobertura de transportar material eléctrico en tres furgonetas de gran tamaño, para realizar el trasporte de droga desde España a países de Europa, fundamentalmente Holanda.

    Los detenidos entraban en España por carretera conduciendo tres furgonetas, recogiendo dos de ellas en diferentes polígonos industriales de Cataluña material eléctrico con el que cargarían las tres furgonetas y ofrecer la apariencia de un transporte de material ordinario y legal en caso de ser controlados por la fuerzas de seguridad, y volver hacia el norte de Europa.

    Al mismo tiempo cargaban la droga en un doble fondo preparado a tal efecto en los laterales de una de las furgonetas. Para los desplazamientos utilizaban numerosas medidas de seguridad circulando en convoy en el que una furgoneta hacia las funciones de lanzadera circulando por delante para detectar posibles controles policiales y otra hacía funciones de contravigilancia circulando mas retrasada para evitar seguimientos de las fuerzas de seguridad y dar apoyo por si surgía alguna avería o contratiempo.

  • Detenidas dos personas tras localizar dos plantaciones con más de 300 plantas de marihuana

    La investigación se inició tras identificar durante un control de movilidad establecido por el estado de alarma a dos personas que se mostraban excesivamente nerviosas ante la presencia de los agentes. Los ahora detenidos se desplazaban hasta la localidad de Fondón (Almería) de forma habitual para explotar dos cultivos de marihuana indoor.

    La Guardia Civil ha localizado en Almería dos plantaciones de marihuana con más de 300 plantas y ha detenido a P. V. R., vecino de Berja (Almería) y a J. L. G. R., vecino de Adra, por los delitos contra la salud pública, cultivo de marihuana, defraudación de fluido eléctrico y desobediencia grave.

    La investigación se inició tras identificar durante un control de movilidad establecido por el estado de alarma a dos personas que se mostraban excesivamente nerviosas ante la presencia de los agentes.

    Al ser preguntados sobre el motivo de su desplazamiento, manifestaron que se habían desplazado para comprobar el estado de una vivienda que tenían alquilada en la zona, siendo denunciados por efectuar un desplazamiento no permitido. Tras inspeccionar el vehículo también fueron denunciados por tenencia de sustancias estupefacientes al portar en el vehículo cocaína y hachís.

    Posteriormente, los agentes recabaron información sobre la actividad que estas dos personas ejercían en la vivienda alquilada, obteniendo numerosos indicios que demostraban su presencia de forma esporádica pero continua en la misma, donde permanecían cortos espacios de tiempo, manteniendo aparatos de aire acondicionado funcionando permanentemente.

    Por ello, se estableció un dispositivo de vigilancia y se comprobó que estas dos personas visitaban también otro local en la localidad de Fondón y del que emanaba un fuerte olor a marihuana.

    En la fase final de la investigación los agentes realizaron una inspección en las dos inmuebles, localizando en la vivienda una plantación “indoor” de marihuana con 196 plantas de marihuana que contaban con suministro de la red eléctrica de forma ilegal, y en el local una plantación “indoor” con 136 plantas de marihuana, una balanza de precisión y 18 pastillas de éxtasis.

    Por todo ello, se detuvo a P. V. R., vecino de Berja (Almería) y a J. L. G. R., vecino de Adra, por los delitos contra la salud pública (cultivo de marihuana), defraudación de fluido eléctrico y desobediencia grave.

    Ambos detenidos habían sido denunciados en varias ocasiones por saltarse el confinamiento decretado por la crisis sanitaria del covid 19.