Desarticulada una organización de narcotraficantes integrada por miembros de la Ndrangheta italiana y del clan de los Castañas

Desarticulada una organización de narcotraficantes integrada por miembros de la Ndrangheta italiana y del clan de los Castañas

Durante la operación se han detenido a 44 personas y se han realizado 34 registros en Italia y España en los que se han intervenido 2744 kilos de hachís, 72.525 euros en metálico, 12 armas de fuego y 14 vehículos, entre otros efectos. La organización tenía previsto un plan de fuga de una prisión española para un cabecilla de la organización ‘Ndrangheta´.

Entre los arrestados hay un funcionario de prisiones que colaboraba con los narcotraficantes italianos que ya estaban en prisión. Se han realizado un total de 34 registros domiciliarios en España e Italia donde se han intervenido 2.744 kilogramos de hachís, 2,5 kilogramos de marihuana, 72.525 euros en metálico, 12 armas de fuego y 14 vehículos, entre otros efectos.

1.jpg

La investigación se inició en marzo de 2016 cuando los investigadores detectaron contactos en la provincia de Málaga entre ciudadanos italianos y los cabecillas del clan de los Castañas. La colaboración con la policía italiana determinó que se trataba de un conocido grupo criminal asentado en el país transalpino, los ‘Ndrangheta´ de Calabria.

La organización estaba dirigida por un miembro de la ‘Ndrangheta, con domicilio en Sotogrande (Cádiz), que ejercía de intermediario entre el suministrador de la droga y el resto de miembros de la organización en Italia.

El hachís era trasladado desde España hasta diferentes países de Europa, principalmente a Italia. La droga era escondida en el interior de camiones de empresas de transporte, en ocasiones entre mercancías perecederas y en otras entre mobiliario.

2.jpg

En junio de 2018, tras la huida de un miembro del clan de los Castañas del hospital de Algeciras, los agentes llevaron a cabo la primera fase de explotación de esta operación. Las primeras detenciones se produjeron en un hotel rural de Jimena de la Frontera (Cádiz) por el que pagaban más de 8.000 euros mensuales.

En una segunda fase del operativo, desarrollado el pasado mes de abril, los agentes procedieron a la detención de nueve personas en las localidades de Los Barrios, Algeciras, Guadiaro, Marbella, Torremolinos y Málaga, y de otras cuatro en Italia.

A los arrestados se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, y falsificación de documento público.

3.jpg

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policía Nacional detiene a 20 aluniceros por desvalijar 32 tiendas de telefonía

    Cometían los asaltos de madrugada, utilizando uno o dos vehículos, sustraídos pocos días antes, eempotrando uno de ellos en la puerta o escaparate para acceder al interior. El grupo delictivo destacaba por su rapidez, cometían los asaltos en apenas 50 segundos, e itinerancia ya que llegaron a recorrer más de mil kilómetros en una sola noche para cometer un robo.

    El valor total de los teléfonos robados alcanzaría un valor de 700.000 euros, terminales que eran enviados a Rumanía a través de empresas de paquetería, siendo recuperados 116 smartphones en el interior de una maleta propiedad de uno de los arrestados.

    Los 32 robos con fuerza que se les imputan fueron cometidos en tiendas de telefonía de Albacete, Valencia, Sagunto, Alzira, Reus, Torrente, Cartagena, Tarragona, Elche, Pamplona, Onteniente, Miranda de Ebro, Calatayud, Burgos, Sevilla, Teruel, Santa Pola, Gandía, Murcia, Sabiñanigo, Mollerusa (Lérida), Villareal y Elda.

    Los autores materiales de los robos rotaban continuamente, yendo y volviendo de Rumanía cada poco tiempo, siendo arrestados finalmente en España (11), Rumanía (4), Francia (3), Italia (1) y Suecia (1) y entre los que se encuentra su líder.

    Recuperado un vehículo de alta gama valorado en más de 80.000 euros, sustraído en Almería y utilizado en los últimos cuatro robos cometidos en localidades de Huesca, Lérida, Castellón y Alicante.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a cometer robos con fuerza mediante el procedimiento de alunizaje en tiendas de telefonía de toda España. El objetivo de los asaltos eran los productos expuestos en la tienda y expositores, cuyo destino final era Rumania. Operaban de noche y con rapidez, incluso en menos de un minuto, recopilaban los terminales y huían del lugar. Para cometer los robos se desplazaban por todo el territorio nacional y, hasta el momento, se les imputan 32 robos con fuerza en 23 ciudades de toda España. 

    A lo largo de la investigación, los agentes identificaron a las personas que integraban la organización y constataron que rotaban continuamente. Una vez que un grupo de integrantes de la organización ejecutaba varios robos, abandonaba España y dejaban paso a nuevos miembros de la organización llegados de Rumania. Igualmente, los investigadores constataron que la organización enviaba los teléfonos robados a ese país a través de empresas de paquetería.

    La operación se ha saldado con la detención de 20 personas, de los cuales 11 permanecen en prisión, si bien la investigación continúa abierta con el fin de identificar plenamente a otros integrantes de la organización receptores de los terminales robados en España. Hasta el momento se les imputan 32 robos con fuerza por el método del alunizaje en tiendas de telefonía.

  • La Policía Local de Torrejón de Ardoz sorprende a dos individuos que estaban a punto de robar en una vivienda

     Aunque el número de robos en viviendas en Torrejón siguen siendo bajos, durante el verano se produjeron varias incidencias de este tipo seguidas, lo que llevó al Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, a través de su Concejalía de Seguridad, a mantener una reunión de coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía, donde se establecieron directrices y un dispositivo especial de seguridad.

    Fruto de este dispositivo especial de seguridad, en el barrio Juncal, agentes de la Policía Local observaron la presencia de un hombre en actitud sospechosa junto a un vehículo, dándose éste a la fuga a pie al percatarse de la vigilancia policial.

    Los agentes encontraron agazapado en la parte trasera del vehículo a otro individuo de nacionalidad colombiana, junto a material y herramientas para abrir y forzar puertas.

    La Policía Local de Torrejón de Ardoz sorprendió hace unos días a dos individuos que presuntamente estaban a punto de robar en una vivienda. Aunque el número de robos en viviendas en Torrejón siguen siendo de los más bajos de España, durante el verano se produjeron varias incidencias de este tipo seguidas, lo que llevó al Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, a través de su Concejalía de Seguridad, a mantener una reunión de coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía, donde se establecieron unas directrices y un dispositivo especial de seguridad.

    Los agentes encontraron agazapado en la parte trasera del vehículo a otro individuo de nacionalidad colombiana, junto a material y herramientas para abrir y forzar puertas. Este hombre no portaba ningún tipo de documentación, su actitud era nerviosa, dando explicaciones incoherentes a los policías, y fue trasladado a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

    El alcalde, Ignacio Vázquez, indicó que “en cuanto confirmamos que se habían producido varios robos en viviendas en nuestra ciudad, nos pusimos en comunicación con la Policía Nacional para sumar esfuerzos con un importante dispositivo contra estos delitos que tanto daño pueden hacer a las familias”.

    El concejal de Seguridad, Juan José Crespo destacó que “esta actuación policial viene a demostrar que no solo las medidas diarias preventivas de la seguridad en Torrejón nos sitúan como uno de los municipios más seguros de España, sino que cuando hay una situación que rompe esa seguridad, la capacidad de respuesta y eficacia policial es máxima”.

  • Detenidos 4 personas cuando huían tras robar un banco en Parla

    La Policía Nacional desarticula una organización dedicada a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias, cuatro miembros del grupo fueron detenidos cuando abandonaban, en un vehículo y a gran velocidad, una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros,

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada, presuntamente, a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias. El arresto de los cuatro miembros del grupo se produjo cuando abandonaban una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros.

    Se ha acreditado su participación en doce asaltos en Madrid, Córdoba, Jerez de la Frontera, Benidorm y otras ciudades del cinturón metropolitano de la capital de España.

    El hecho que dio lugar al inicio de la investigación fue un asalto cometido el pasado 21 de junio en Benidorm. Cuatro individuos abordaron a la salida de una entidad bancaria a un hombre que acababa de retirar dinero de la misma, no dudando en emplear la violencia y arrojarle al suelo para apoderarse del dinero, empleando el método del “cogotazo”. Una quinta persona esperaba en un vehículo para facilitar la huida de todos los miembros del grupo tras la comisión del robo.

    Tras este suceso, los agentes comenzaron una investigación para tratar de identificar a los autores, llegando a la localización del vehículo con el que habían abandonado del lugar. Tras varias gestiones los agentes descubrieron que el coche también había sido utilizado por este grupo en un hurto llevado a cabo en un centro comercial de Valencia.

    Los integrantes del grupo tenían una alta organización y reparto de tareas. Entraban en las sucursales bancarias y aprovechaban el descuido de los clientes a la hora de retirar o ingresar dinero en metálico para apoderarse de su dinero o bien los esperaban a la salida del las mismas y allí los abordaban. Si tenían alguna dificultad en la comisión del hecho delictivo, no dudaban en emplear la violencia para hacerse con el botín.

    En otras ocasiones, entraban en la entidad bancaria interpretando perfectamente los papeles designados para despistar a los empleados que acababa de efectuar una operación de ingreso en efectivo. Antes de que pudieran introducirlo en la caja de seguridad, reclamaban su atención y hacían que perdiera de vista el dinero en metálico, momento que era aprovechado por otro miembro del grupo para apoderarse de él. Este modus operandi fue utilizado en un robo que en una sucursal bancaria del paseo de las Delicias de Madrid, donde los delincuentes lograron apoderarse de 62.500 euros en metálico.

    Una vez identificados los cuatro miembros del grupo, fueron detenidos en la madrileña localidad de Parla cuando abandonaban a gran velocidad una sucursal bancaria a bordo de un vehículo portando 6.700 euros.

    Todos ellos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.