Desarticulado en Madrid un grupo organizado dedicado a la venta de vehículos sustraídos

Desarticulado en Madrid un grupo organizado dedicado a la venta de vehículos sustraídos Destacado

Se dedicaban a la sustracción de vehículos en el territorio nacional, falsificaban su documentación y números de bastidor; posteriormente se vendían en países de la Unión Europea. Hay 3 personas detenidas, se han incautado 9 vehículos y el resultado patrimonial defraudado y puesto a disposición judicial asciende a cerca de 350.000 euros.

robo_coches.jpg

La Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid, en el marco de la Operación Panaserra, han desmantelado una red criminal a nivel nacional, dedicada al robo de vehículos, para su posterior manipulación y venta en diferentes países de la Unión Europea.

Hay tres personas detenidas acusadas de falsedad documental, receptación, contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal. Se han incautado un total de nueve vehículos y el resultado patrimonial defraudado y puesto a disposición judicial asciende a cerca de 350.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron en noviembre de 2018 y se creó un equipo de trabajo conjunto para la vigilancia de los implicados que falsificaban la documentación y “maquillaban” los vehículos para su venta.

El principal cabecilla de la organización encargaba a otro grupo la sustracción de los vehículos de una marca concreta a los que, posteriormente, manipulaban los elementos identificativos y fabricaban una documentación falsificada, que después utilizaban para la venta de los mismos.

La primera fase de explotación se ha llevado a cabo en Madrid, Leganés y Toledo y se han registrado cinco domicilios, dos guardamuebles y una gran nave en la que ocultaban diferente material y efectuaban la manipulación de los vehículos. También se han inspeccionado tres establecimientos, abiertos al público, relacionados con la organización.

En los registros se ha intervenido gran cantidad de documentos falsificados como 51 permisos de circulación, 15 stickers de ITV, 81 stickers de diferentes landers para las placas de matrícula, 43 sellos oficiales y dos 2 sellos-tampón, todos ellos de Alemania.

Además, se han incautado 18 permisos de circulación de Austria, 10 certificados de matriculación de Dinamarca, dos permisos de circulación en blanco de Bulgaria, 16 permisos de circulación españoles en blanco, 15 tarjetas de Inspección Técnica de España y un Certificado de Registro de ciudadano de la Unión Europea.

En uno de los registros también se encontró un paquete de unos 280 gramos de cocaína mezclado con Metanfetaminas.

Se les ha incautado, además, diferente material con el que eludían a las fuerzas policiales y simulaban llaves, inhibidores de frecuencia por satélite, geolocalizadores de última generación, lectores y clonadores de tarjetas magnéticas, dispositivos de seguimiento GPS, lectores de OBD, y 311 tarjetas magnéticas en blanco, llaves de vehículos dobladas y sus espadines vírgenes, gran cantidad de documentación personal de los integrantes de las trama a nombre de terceras personas con diferentes identidades, cheques en blanco, pagarés, teléfonos móviles y una troqueladora de uso mecánico para la confección de placas de matrículas.

Se han intervenido también numerosos útiles para la manipulación de los números de bastidor y para la falsificación de la documentación de vehículos. Ha llamado la atención de los investigadores la gran cantidad de material para la falsificación de documentos oficiales, destinados a vehículos y a personas, equipos informáticos, plastificadoras de documentos, hologramas en blanco, impresoras, tintas etc.

Así mismo y debido a la gran cantidad de documentación que resta por analizar y los equipos informáticos incautados hasta el momento, se les puede relacionar con la sustracción de más de 1.000 vehículos, distribuidos por toda Europa.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detienen a 10 personas por timar a ancianos en varios pueblos y ciudades, entre ellos Mejorada del Campo

    Hasta la fecha se han esclarecido un total de 28 estafas ocurridas en Barcelona y Villafranca del Penedés (Barcelona), Marbella (Málaga), Burgohondo (Ávila), Manzanares (Ciudad Real), Ocaña, Sonseca y Yepes (Toledo), Pinto, Villaviciosa de Odón, Arganda del Rey, Perales del Río, Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid, Galapagar, Madrid, Ciempozuelos, Boadilla del Monte, Navalcarnero y Collado Villalba en Madrid, imputándoles además un delito de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a grupo criminal.

    La Guaria Civil ha detenido a diez personas e investiga a dos más por su presunta implicación en 28 delitos de estafa a personas de avanzada edad en varios municipios de Toledo, Ciudad Real, Ávila, Málaga, Barcelona y Madrid. Se estima que el grupo podría haber obtenido unos beneficios superiores a los 140.000 euros. Entre los efectos intervenidos, figura un guión para perpetrar el timo del 'tocomocho' de forma exitosa.

    La investigación tenía su origen, tras detectar un incremento en el número de denuncias en la zona sur de la Comunidad de Madrid, con la existencia de un nexo común: las víctimas eran siempre personas de edad avanzada y los autores eran dos o tres personas que si no lograban su objetivo con el timo, no dudaban en utilizar la violencia.

    Tras analizar las denuncias existentes en el Puesto de la Guardia Civil de Pinto, se realizó un estudio pormenorizado, localizando varios hechos en la Comunidad de Madrid, con la misma metodología, centrando la investigación en un clan familiar, liderado por la matriarca del mismo, que cuenta con numerosos antecedentes por hechos similares.

    Los ya detenidos, que tienen fijada su residencia Móstoles, Navalcarnero, Quijorna y Casarrubios del Monte, suman más de 300 antecedentes y tienen una estructura delincuencial muy marcada. La líder del clan, una mujer de 55 años es la encargada de gestionar el dinero estafado, realizando inversiones inmobiliarias, compra de vehículos, así como, del reparto de los beneficios entre sus hijos y los esposas/as de los mismos. En total, el grupo organizado lo formaban 12 personas con vínculos familiares, 7 hombres y 5 mujeres de origen español y con edades comprendidas entre los 21 y los 57 años de edad

    El entramado solía actuar en grupos de tres personas, elegían zonas utilizadas generalmente por las personas mayores para realizar sus paseos matutinos, seleccionado como víctimas a hombres o mujeres que estuvieran solos para perpetrar el timo.

    Una de las técnicas que utilizaban para engañar a los ancianos era la conocida la técnica del tocomocho. Para llevarla a efecto se desplazaban tres o cuatro personas hasta las inmediaciones de zonas de paseo habitual de los ancianos y una de ellas abordaba a una víctima ofreciéndole la compra de un billete de lotería supuestamente premiado,

    A continuación se acercaba una segunda persona ejerciendo funciones de gancho y se interesaba por la compra del citado billete. Tras unos minutos de conversación llegaban al acuerdo de la compra a medias del décimo y se desplazaban con la víctima en su vehículo hasta su vivienda o hasta algún cajero para conseguir el dinero. Una vez que lo tenían en su poder y para deshacerse de la víctima le pedían que bajase del vehículo a comprar algún producto alimenticio, abandonando los autores el lugar a toda prisa.

    En otros casos utilizaron el timo de la estampita, seleccionando a personas de avanzada edad que estuvieran en calles poco transitadas y solitarias y uno de los encartados, simulando una discapacidad mental, le ofrecía a la víctima una mochila con billetes. A continuación hacía acto de presencia una segunda persona que ejercía funciones de gancho y le ofertaba a la víctima cambiarle la mochila a medias. A los pocos minutos, volvía a aparecer esta segunda persona con un sobre con el dinero referente a su parte instando a la víctima a que fueran los tres hasta una entidad bancaria a sacar el dinero o a su vivienda si lo tenía en metálico. Cuando la víctima les había entregado el dinero, la persona que simulaba una discapacidad reclamaba chocolates para que el anciano se bajara del vehículo, abandonando inmediatamente los encartados el lugar.

    Por último, este grupo, también utilizaba el timo del 'parentesco'. Los ahora detenidos simulaban ser familiares lejanos de las víctimas. Tras conseguir establecer la duda, les comentan que en la actualidad regentan una joyería y que buscan joyas antiguas para realizar reproducciones. Una vez que se ganan la confianza de los ancianos y estos acceden a prestarles sus joyas para que las fotografíen, se marchan del lugar con su botín.

  • Detenidos 23 integrantes de una red dedicada al narcotráfico e implicada en un asesinato

    Se han realizado 13 registros en Madrid, Segovia, y Burgos, donde se han incautado 12,779 kilos de cocaína de gran pureza valorada en más de 750.000 euros, varias dosis de hachís dispuestas para venta, 5 vehículos de gama media y alta y más de 7.000 euros en metálico.

    Asimismo, se han llevado a cabo 13 registros en Segovia, Madrid y Miranda de Ebro (Burgos), donde se ha incautado 12,779 kilos de cocaína de gran pureza valorada en más de 750.000 euros, varias dosis de hachís dispuestas para venta, 5 vehículos de gama media y alta y más de 7.000 euros en metálico.

    La investigación se inició tras detectar un aumento en la venta de sustancias estupefacientes, especialmente cocaína en zonas de ocio de Segovia capital y localidades próximas.

    Tras las primeras indagaciones los agentes identificaron a varias personas que pudieran estar vinculadas a una red de distribución de droga, con base en Madrid, que abastecía a puntos de distribución ubicados en Segovia, Miranda de Ebro (Burgos) y Leganés (Madrid) y que contaba con fuertes medidas de seguridad, con el fin de dificultar la labor policial.

    En el transcurso de las investigaciones, también se tuvo conocimiento de la posible comisión de un asesinato entre miembros de la organización en Miranda de Ebro (Burgos). A primeros del mes de mayo se halló el cadáver de una persona con evidencias de violencia en una zona de meandros del río Ebro, en la pedanía de Montañana (Burgos), a escasos kilómetros de Miranda de Ebro. Por estos hechos se desarrolló otro operativo en la citada localidad de Burgos.

    Por otro lado, los agentes averiguaron que un miembro del grupo iba a viajar a Sudamérica al objeto de importar una importante cantidad de droga. Gracias al seguimiento realizado sobre los objetivos, el día 24 de mayo se localizó en el aeropuerto de Barajas a un pasajero que regresaba de Sudamérica, el cual al ser identificado y comprobadas sus pertenencias, se pudo verificar como transportaba oculto en dobles fondos de maletas la cantidad de 11,370 kilos de cocaína de extrema pureza.

    Paralelamente a estos hechos, la red continuaba con sus desplazamientos a la capital segoviana, lo que permitió que el día 23 de junio se interceptara un vehículo que transportaba 1,316 kilos de cocaína, llamando la atención el alto grado de sofisticación en el método de ocultamiento de la droga.

    Tras ello, los días 24 y 25 de junio, los investigadores de la Guardia Civil detuvieron a los integrantes de la organización y llevaron a cabo registros simultáneos en Madrid y Segovia.

    Las diferentes líneas de investigación seguidas permitieron ubicar en Leganés (Madrid) un domicilio que podría albergar un laboratorio para "cocinar" droga, custodiado continuamente por dos personas.

    Los agentes establecen un dispositivo de vigilancia sobre estas dos personas, dando como resultado el pasado día 2 de la detención de uno de ellos en la vía pública.

    Posteriormente se registró la vivienda, donde además de detener al otro integrante, se localizó una sala dispuesta con todos los útiles necesarios y sustancias para "cocinar" droga, incautando 88 gramos de cocaína dispuesta para su adulteración y multiplicación, 48 gramos de anfetamina, 2 gramos de metanfetamina, 6 litros de acetona, 6 kilos de sustancia para corte, básculas, termo selladoras, prensas, moldes, mezcladoras, y material de seguridad personal para el manipulado de los productos químicos.

  • Detenidos en Mdrid dos integrantes de un grupo criminal dedicado a cometer robos mediante el método del alunizaje

    El grupo criminal estaba afincado en Madrid si bien uno de sus miembros, residente en Sitges (Barcelona), se dedicaba a recopilar información y a vigilar los establecimientos comerciales para asegurar el éxito de los posibles robos.

    Los autores de los hechos se desplazaban de Madrid a Barcelona días antes, o incluso la misma noche del robo, para cometer el ilícito y regresaban a la capital con el botín, que rápidamente introducían en el mercado de compra-venta de objetos robados.

    En algunos de sus alunizajes, el grupo delictivo empleó una máquina retroexcavadora sustraída para lograr acceder al lugar. El valor de los efectos sustraídos en los robos imputados, cometidos entre octubre de 2018 y marzo de 2019, asciende a más de 1.000.000 de euros.

    https://www.policia.es/videos/wmv/20190713_1.mp4

    En una operación conjunta de la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra, se ha detenido a dos integrantes de un grupo criminal itinerante dedicado, presuntamente, a cometer robos con fuerza mediante el método del alunizaje. El grupo criminal estaba afincado en Madrid si bien uno de sus miembros, residente en Sitges (Barcelona), se dedicaba a recopilar información y a vigilar los establecimientos comerciales para asegurar el éxito de los posibles robos. Los autores de los hechos estaban especializados en la comisión de robos con fuerza mediante el método del alunizaje empleando, para ello, vehículos de alta gama sustraídos. 

    Las primeras pesquisas se iniciaron en octubre de 2018 cuando se creó un Equipo Conjunto de Investigación, formado por agentes de Policía Nacional y de Mossos d´Esquadra, con el objetivo de investigar a un grupo criminal, afincado en Madrid, implicado en un robo con fuerza ocurrido ese mismo mes en un establecimiento comercial de Girona. En dicho robo, los autores, tras forzar la puerta exterior de cristal con un mazo y cortar la persiana interior con una radial, accedieron al local y sustrajeron material electrónico –teléfonos móviles, relojes y cámaras fotográficas- valorado en 125.000 euros.

    Un mes después, los agentes tuvieron conocimiento de un nuevo hecho delictivo cometido en una lujosa tienda situada en el Paseo de Gracia de Barcelona. En esta ocasión, los autores empotraron un coche contra el escaparate, accedieron al interior del establecimiento y sustrajeron numerosos artículos –bolsos, cinturones y ropa- valorados en casi 400.000 euros. El modus operandi empleado confirmó que los investigados eran delincuentes especializados en la comisión de robos con fuerza mediante el método del alunizaje. Para ello, empleaban vehículos de alta gama sustraídos.

    Las gestiones de investigación practicadas en relación a los robos concluyeron que los autores de los mismos procedían de la Comunidad de Madrid. Los agentes identificaron a dos de ellos; uno era viejo conocido de la Policía por su amplio historial de antecedentes relacionados con delitos contra el patrimonio; el segundo, además de estar implicado en el robo, se dedicaría a la recopilación de información, y a la vigilancia previa de los establecimientos comerciales a robar, para facilitársela a sus consortes de Madrid.

    Con el avance de la investigación, los agentes observaron cómo este último individuo se desplazaba al Paseo de Gracia de Barcelona y estudiaba el enclave de ciertos comercios de artículos de lujo, analizando los escaparates, las medidas de seguridad y los alrededores. Asimismo, grababa vídeos y hacía fotos del establecimiento y sus inmediaciones, todo ello con la intención de asegurar el éxito de un posible alunizaje. Después, y con esta información, el grupo criminal se desplazaba de Madrid a Barcelona días antes, o la misma noche del robo, cometía el ilícito y regresaba a la capital con el botín que rápidamente introducía en el mercado de compra-venta de objetos robados.

    En el mes de febrero de 2019 se produjeron nuevos robos en un corto espacio de tiempo, atribuibles a alguno de los investigados, que confirmaron la frenética actividad delictiva de los mismos. Resultan llamativos dos robos con fuerza, por el método del alunizaje, cometidos en una tienda de bicicletas de alta gama de Pozuelo de Alarcón (Madrid). En el primero de ellos sustrajeron 17 bicicletas valoradas en más de 142.000 euros; en el segundo, que tuvo lugar sólo cinco días después, se llevaron siete bicicletas que, agentes de la Policía Nacional, recuperaron ese mismo día.

    Además, los agentes tuvieron conocimiento de otros dos alunizajes, cometidos también en febrero, en las delegaciones de una empresa distribuidora de tabaco sitas en Albacete y Ávila. La novedad de estos últimos radica en que los alunizajes se llevaron a cabo con una máquina retroexcavadora sustraída.

    En marzo de 2019 se produjo un nuevo alunizaje en el que, presuntamente, estaban involucrados los integrantes del grupo criminal investigado. El establecimiento afectado fue, nuevamente, una tienda de lujo situada en el Paseo de Gracia de Barcelona. Los autores golpearon varias veces con uno de los vehículos, marcha atrás, la puerta principal del establecimiento, consiguiendo romper las dos puertas y dejando abierto el acceso al interior. A continuación, cinco personas vestidas con ropa oscura y con el rostro tapado entraron en la tienda mientras un sexto individuo permanecía en el exterior realizando funciones de vigilancia. En esta ocasión, sustrajeron únicamente bolsos, ya que su salida en el mercado negro es más fácil y rápida, valorados en 422.000 euros. Cometido el robo, los autores abandonaron los coches en la localidad barcelonesa de Sant Pere Molanta, siendo recuperados en días posteriores.

    En la última fase de la investigación, los agentes han detenido a los dos principales investigados en Pinto (Madrid) y Sitges (Barcelona). Al detenido en Madrid, de 35 años, se le imputan 11 hechos en Madrid, Toledo y Albacete. La investigación continúa abierta.