Localizan un arsenal de armas de guerra tras la desarticulación de una organización criminal holandesa

Localizan un arsenal de armas de guerra tras la desarticulación de una organización criminal holandesa Destacado

Las armas, entre las que hay fusiles Ak47, subfusiles de asalto SKorpion, pistolas semiautomáticas y granadas de mano, estaban todas ellas municionadas y listas para su uso.

Se ha localizado el mayor almacén de Europa de sustancias precursoras para la elaboración de drogas sintéticas, con miles de litros de productos químicos, con los que se hubiesen podido producir más de 45 toneladas de anfetamina, 80 toneladas de MDMA y 25 millones de pastillas de éxtasis.

estupefacientes.jpg

La organización desarticulada, con fuertes vínculos internacionales, es considerada la más activa y peligrosa de los Países Bajos, donde también se han desmantelado tres grandes laboratorios de fabricación de drogas sintéticas.

La Guardia Civil y la Policía Nacional, fruto de las nuevas líneas de investigación que se han ido llevando a cabo a raíz de la explotación de la Operación STAR/BANANERO, en la que se aprehendieron más de 6 toneladas de cocaína el pasado mes de octubre en un polígono industrial de Málaga y que llevó consigo la total desarticulación de la más peligrosa organización criminal holandesa asentada en la zona, han ejecutado importantes avances en la operación.

Fruto de esta obtención y elaboración de información, los agentes localizaron en un garaje alquilado por uno de los investigados un auténtico arsenal de armas de guerra propio de los mayores exponentes del crimen organizado, entre las que destacan 1 fusil Ak47, 5 subfusiles de asalto Skorpion, 2 pistolas semiautomáticas, 1 revolver, 4 granadas de mano, 3 silenciadores y abundante munición, todas ellas escondidas en el interior de un vehículo, municionadas y listas para su uso.

En este sentido, se ha intervenido un total de 35 vehículos, la mayoría de ellos de alta gama, en los que se han encontrado numerosos huecos y dobles fondos en su interior practicados con sofisticados sistemas hidráulicos que los hacían totalmente inapreciables, y que permitían la ocultación y el traslado de notorias cantidades de cocaína, dinero y drogas sintéticas por toda Europa con bastante seguridad de no ser detectados.

En estas búsquedas realizadas y registros practicados, también se han localizado en Málaga otras sustancias estupefacientes que no pudieron comercializar debido a su detención; 4 kilogramos de MDMA, 1,2 kilogramos de cocaína, 1 kilogramo de hachís y 20.000 pastillas de éxtasis.

De la misma manera, en el mes de abril también se consiguió localizar y desmantelar lo que, a juicio de las instituciones europeas, ha sido el mayor almacén de sustancias precursoras para la elaboración de drogas sintéticas descubierto hasta la fecha en Europa.

En él han aparecido 19.000 litros de ácido fórmico, 33.000 de formamida, más de 22 toneladas de sosa caústica y, por otro lado, una tonelada de APAA y casi 6 toneladas de PMK, compuesto este básico para la elaboración de MDMA, que sólo con esta aprehensión ha duplicado cifras de aprehensiones anteriores a nivel europeo, entre muchos otros compuestos químicos intervenidos.

Con estas cantidades de precursores y para hacerse una idea de su volumen, se valora que se podrían haber fabricado 80 toneladas de MDMA, 45 toneladas de anfetamina y 25 millones de pastillas de éxtasis.

La organización criminal desarticulada estaba considerada como una de las más poderosas y peligrosas en Países Bajos, figurando algunos de sus miembros, ahora detenidos, como objetivos prioritarios de las fuerzas de seguridad de ese país.

A lo largo de esta compleja investigación, los investigadores han podido constatar que este grupo criminal se encargaba tanto de distribuir e introducir en España grandes cantidades de clorhidrato de cocaína, así como de facilitar a otros grupos la logística necesaria para introducir en puertos holandeses, portugueses y españoles contenedores cargados con gran cantidad de sustancia estupefaciente, que posteriormente se distribuía por todo el territorio nacional y resto de Europa.

En total han sido detenidas 20 personas, 16 en una primera fase en España y, durante los meses siguientes, otras 2 personas en Holanda, 1 en Costa Rica y otra en Austria debido a una Orden Europea de Detención y Entrega.

El objetivo detenido el pasado miércoles en Austria era el responsable del envío de las 6 toneladas de cocaína hasta España, ciudadano costarricense con pasaporte canadiense, se realizó en Costa Rica el registro de su vivienda, localizando diversa documentación vinculada con la peligrosa organización holandesa desarticulada. Se trata del primer caso en que las autoridades policiales españolas logran acreditar en origen toda la operativa de carga y traslado de la droga hasta un puerto de salida en América Central, así como las personas involucradas en dicho país, todo ello gracias a la estrecha colaboración con la PCD (Policía Control de Drogas) costarricense.

Se ha colaborado estrechamente con autoridades y cuerpos policiales de Holanda, Portugal, Alemania, Rumanía, Costa Rica y Estados Unidos, lo que ha permitido localizar y desmantelar tres grandes laboratorios de drogas sintéticas en Holanda, vinculados con los objetivos investigados en esta operación, con 70 kilos de MDMA y más de una tonelada y media del precursor PMK.

También se ha intervenido cerca de un millón y medio de euros en metálico, la mayor parte se encontraba oculto junto con 18 relojes de lujo, sólo uno de ellos valorado en 250.000 euros, así como varios millones de euros en propiedades y en bitcoins, pendientes de cuantificar.

dinero.jpg

 

 

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Guardia Civil de Arganda detiene por robar a 4 menores de Arganda del Rey y 1 de Mejorada del Campo

    La Guardia Civil de Arganda detiene a cinco menores por robar y herir con una navaja a sus víctimas, los menores son acusados de cometer diversos robos con fuerza durante las fiestas patronales de Arganda del Rey, que habían generado "alarma social" entre la población por su actitud violenta, llegando incluso a apuñalar y proferir cortes con arma blanca a sus víctimas.

    Según ha informado el Instituto Armado, los menores formaban un grupo que actuaba en la vía pública de la localidad, donde escogían sus víctimas para cometer sus robos. Algunas de las víctimas fueron heridas con cuchillos y tuvieron que ser hospitalizadas.

    Los arrestos han corrido a cargo de agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a Arganda del Rey. Cuatro de ellos residentes en el municipio y otro en la localidad de Mejorada del Campo, y a todos se les acusa de cuatro robos con violencia o intimidación y tres delitos de lesiones.

    El operativo se inició tras distintas denuncias interpuestas donde varias víctimas detallaron haber sufridos robos en el mes de agosto y principios del mes de septiembre.

    Durante la madrugada del pasado día 10 de septiembre de 2019, en la celebración de las fiestas patronales de esta localidad, concretamente en la carpa joven ubicada en el recinto ferial, otras dos personas resultaron víctimas de robos con violencia, donde los autores emplearon armas blancas, hiriéndolos mediante tres apuñalamientos a uno de ellos y el corte de la falange de un dedo al otro.

    Tras las comprobaciones realizadas, los agentes observan que la descripción física aportada por las víctimas y modus operandi empleado eran coincidentes y apuntaban a un mismo grupo.

    Rápidamente se localizó a los presuntos autores de los robos, cinco menores que formaban parte del mismo grupo de amitos y a los que se puso, tras su detención, a disposición de la Fiscalía de Menores.

  • La Policía desarticula una red especializada en la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos

    Han detenido a 33 personas e investigado a otras tres, a quienes se les atribuyen 1.640 infracciones penales cometidas en 33 provincias del territorio nacional. Se estima que el beneficio conseguido por la organización podría ascender a más de 760.000 euros.

    https://www.policia.es/videos/images/i_20191001_1.jpg

    Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, dentro del marco de la operación “BRAIN-CECI” desarrollada en Castilla La Mancha, Madrid y Comunidad Valenciana, han desmantelado una activa organización especializada en la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos.

    Se ha detenido a 33 personas y se ha investigado a otras tres, con edades comprendidas entre los 23 y los 55 años, por los supuestos delitos de estafa, falsificación de documentos oficiales y mercantiles, usurpación de estado civil, robos con fuerza y descubrimiento y revelación de secretos. Se estima que el beneficio conseguido por la red podría ascender a más de 760.000 euros.

    Se les atribuye la comisión 1.640 infracciones penales, cometidas durante los años 2017 y 2018 en las provincias de Albacete, Madrid, Valencia, Alicante, Castellón, Murcia, Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Cuenca, Almería, Málaga, Sevilla, Jaén, Granada, Córdoba, Cádiz, Burgos, Soria, Palencia, Segovia, Salamanca, Valladolid, Zaragoza, Huesca, Teruel, Santander, Asturias, A Coruña, Lugo, Badajoz, Barcelona y Vizcaya.

    La operación se inició como consecuencia de la comisión de un delito de estafa en una sucursal bancaria de la localidad albaceteña de Pozohondo. Tras las investigaciones llevadas por los agentes se detectaron a varias personas que podrían conformar un importante y complejo entramado criminal dedicado a la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos.

    Era un grupo perfectamente organizado y jerarquizado. Tres de sus miembros ejercerían funciones de dirección y coordinación, ubicados en la parte superior de la pirámide. Seguidamente se encontrarían los “falsificadores”, con una amplia formación y especialización en la manipulación, adulteración y falsificación de documentos identificativos y medios de pago bancarios.

    En niveles inferiores de la organización estaban los “buzoneadores” o encargados de sustraer la correspondencia de los buzones de sociedades mercantiles, casi siempre en polígonos industriales o directamente de vehículos del servicio de Correos, en busca de pagarés o cheques originales, los cuales eran entregados a los “Jefes-falsificadores”, quienes les modificaban el importe, la fecha de vencimiento y los datos del beneficiario.

    Por otra parte, otros miembros de la red, los “conductores”, eran los encargados de reclutar y transportar hasta las sucursales bancarias elegidas para perpetrar las estafas a los “pasadores”, que eran los autores materiales de los cobros. A estos últimos se les suministraban documentos de identidad falsa con su fotografía y una firma que fuese capaz de reproducir.

    Para dar veracidad a los documentos falsos se respetaba la información básica como sería la sociedad mercantil que emite el documento, su nº IBAN de cuenta bancaria, la firma del representante que consta en el documento original y el número de serie de éste, consiguiendo de esta forma una mayor sensación de validez.

    Las falsificaciones se realizaban en los “laboratorios”, acreditándose la existencia de, al menos, tres inmuebles dedicados a estos menesteres, cuya ubicación solamente era conocida por los “Jefes” de la organización. En ellos, durante los registros practicados, se localizaron ordenadores, impresoras y escáneres de máximas prestaciones tecnológicas, así como la correspondencia postal sustraída, documentos ya falsificados y listos para su uso, productos químicos, tintas luminiscentes y tampones preparados para simular las medidas de seguridad de los documentos mercantiles o de identidad, así como papel de calidad idéntica al utilizado para la emisión legalmente de los efectos financieros.

    Durante la fase de explotación se practicaron 4 registros en las viviendas de residencia de los jefes y en un piso utilizado como laboratorio, donde se realizaban las tareas de falsificación de los documentos de identidad y medios de pago bancarios.

    En dichos registros fueron incautados una gran cantidad de efectos u objetos relacionados con la investigación, entre los que se encontraban:

    - 3.220 euros, en billetes de distinto valor, procedente de la actividad delictiva investigada.

    - Numerosos teléfonos móviles.

    - Equipos informáticos completos (ordenadores, impresoras y escáner).

    - Productos químicos, tintas luminiscentes y un dispositivo de luces ultravioletas.

    - Papel de calidad idéntica al utilizado legalmente para la emisión de los efectos financieros.

    - Prensas eléctricas plastificadoras y guillotinas para recortar el papel.

    - Herramientas diversas como cútters, tijeras, rodillos, jeringuillas, pegamentos, rotuladores indelebles, guantes, etc…

    - Numerosos documentos de identidad (DNI’s) y medios de pago financieros (pagarés/cheques) falsos y otros originales sustraídos.

  • Detenidos en Madrid y Asturias seis ciclistas y cinco personas por distribuir sustancias dopantes

    Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

    La red conseguía los medicamentos ilegales destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia

    Para evitar ser descubiertos en sus comunicaciones utilizaban un lenguaje propio con palabras clave, cómo “vainas” o “gas” para sustituir a dosis o a los productos dopantes.

    Agentes de la Policía Nacional, en la primera operación antidopaje realizada conjuntamente entre la Policía Nacional y AMERIPOL (Comunidad de Policías de América), han detenido en Madrid y Asturias a seis ciclistas de un club ovetense y cinco personas más, relacionadas con el mundo del ciclismo, por distribuir sustancias dopantes.

    Entre los arrestados se encuentra un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos. La red conseguía los medicamentos destinados a mejorar el rendimiento deportivo mediante el intercambio entre los propios deportistas, a través de una farmacia proveedora ubicada en un municipio asturiano y a nivel internacional, en países de procedencia de los investigados como Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia.

    Poco después, los agentes se incautaron de una bolsa que había sido arrojada previamente en un contenedor por varios de los integrantes del equipo investigado. Tras recuperar la bolsa abandonada y mirar su contenido se intervinieron diferentes ampollas de productos ilegales, jeringas, agujas y cajas vacías de sustancias utilizadas para mejorar el rendimiento deportivo. Con esta nueva evidencia, los investigadores profundizaron en la investigación y descubrieron que la red se abastecía de los medicamentos dopantes mediante dos vías. Una nacional, intercambiando los mismos entre los propios deportistas o a través de una farmacia ubicada en un municipio asturiano. Y, otra internacional, mediante los países de procedencia de los propios investigados (Colombia, Venezuela, Chile o Bielorusia).

    Avanzada la investigación revelaron que parte de los medicamentos ilegales con los que traficaban eran remitidos a Madrid desde Asturias. Ya en la capital, normalmente una persona era quién se encargaba de recibirlos y distribuirlos pero, en ocasiones uno de los ciclistas implicados realizaba entregas en mano a otros deportistas en su propio domicilio. Poco después, la investigación llevó a los agentes a averiguar que, la red tenía un alto grado de sofisticación y especialización, pues contaba con pisos destinados a la vivienda de los ciclistas que se habían convertido también en el lugar de suministro y distribución de los productos dopantes entre los deportistas. Asimismo, pare evitar ser detectados empleaban un leguaje propio con palabras clave en las comunicaciones, por ejemplo utilizaban la palabra “vainas” cuando querían referirse a dosis, “gas” para evitar nombrar a los propios medicamentos dopantes o “eso” cuando quería decir inyectables.

    Con toda esta información y tras acreditar el tráfico ilegal de medicamentos los investigadores, junto con la participación como observadores, de dos miembros de AMERIPOL detuvieron a 11 personas en Asturias y Madrid. Entre los arrestados se encuentran seis ciclistas de un equipo de Asturias y cinco personas más relacionadas con este mismo deporte; como un ex alto cargo de la real federación española de Ciclismo y un cargo municipal encargado de organizar eventos deportivos.

    Además realizaron tres registros en tres domicilios ubicados en varios puntos de Asturias y se incautaron de medicamentos ilegales entre ellos hormona del crecimiento, insulina, testosterona y vitaminas inyectables, varios teléfonos móviles y material informático.