La Policía desarticula una red especializada en la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos

La Policía desarticula una red especializada en la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos

Han detenido a 33 personas e investigado a otras tres, a quienes se les atribuyen 1.640 infracciones penales cometidas en 33 provincias del territorio nacional. Se estima que el beneficio conseguido por la organización podría ascender a más de 760.000 euros.

https://www.policia.es/videos/images/i_20191001_1.jpg

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, dentro del marco de la operación “BRAIN-CECI” desarrollada en Castilla La Mancha, Madrid y Comunidad Valenciana, han desmantelado una activa organización especializada en la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos.

Se ha detenido a 33 personas y se ha investigado a otras tres, con edades comprendidas entre los 23 y los 55 años, por los supuestos delitos de estafa, falsificación de documentos oficiales y mercantiles, usurpación de estado civil, robos con fuerza y descubrimiento y revelación de secretos. Se estima que el beneficio conseguido por la red podría ascender a más de 760.000 euros.

Se les atribuye la comisión 1.640 infracciones penales, cometidas durante los años 2017 y 2018 en las provincias de Albacete, Madrid, Valencia, Alicante, Castellón, Murcia, Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Cuenca, Almería, Málaga, Sevilla, Jaén, Granada, Córdoba, Cádiz, Burgos, Soria, Palencia, Segovia, Salamanca, Valladolid, Zaragoza, Huesca, Teruel, Santander, Asturias, A Coruña, Lugo, Badajoz, Barcelona y Vizcaya.

La operación se inició como consecuencia de la comisión de un delito de estafa en una sucursal bancaria de la localidad albaceteña de Pozohondo. Tras las investigaciones llevadas por los agentes se detectaron a varias personas que podrían conformar un importante y complejo entramado criminal dedicado a la sustracción, falsificación y posterior cobro de pagarés y cheques falsos.

Era un grupo perfectamente organizado y jerarquizado. Tres de sus miembros ejercerían funciones de dirección y coordinación, ubicados en la parte superior de la pirámide. Seguidamente se encontrarían los “falsificadores”, con una amplia formación y especialización en la manipulación, adulteración y falsificación de documentos identificativos y medios de pago bancarios.

En niveles inferiores de la organización estaban los “buzoneadores” o encargados de sustraer la correspondencia de los buzones de sociedades mercantiles, casi siempre en polígonos industriales o directamente de vehículos del servicio de Correos, en busca de pagarés o cheques originales, los cuales eran entregados a los “Jefes-falsificadores”, quienes les modificaban el importe, la fecha de vencimiento y los datos del beneficiario.

Por otra parte, otros miembros de la red, los “conductores”, eran los encargados de reclutar y transportar hasta las sucursales bancarias elegidas para perpetrar las estafas a los “pasadores”, que eran los autores materiales de los cobros. A estos últimos se les suministraban documentos de identidad falsa con su fotografía y una firma que fuese capaz de reproducir.

Para dar veracidad a los documentos falsos se respetaba la información básica como sería la sociedad mercantil que emite el documento, su nº IBAN de cuenta bancaria, la firma del representante que consta en el documento original y el número de serie de éste, consiguiendo de esta forma una mayor sensación de validez.

Las falsificaciones se realizaban en los “laboratorios”, acreditándose la existencia de, al menos, tres inmuebles dedicados a estos menesteres, cuya ubicación solamente era conocida por los “Jefes” de la organización. En ellos, durante los registros practicados, se localizaron ordenadores, impresoras y escáneres de máximas prestaciones tecnológicas, así como la correspondencia postal sustraída, documentos ya falsificados y listos para su uso, productos químicos, tintas luminiscentes y tampones preparados para simular las medidas de seguridad de los documentos mercantiles o de identidad, así como papel de calidad idéntica al utilizado para la emisión legalmente de los efectos financieros.

Durante la fase de explotación se practicaron 4 registros en las viviendas de residencia de los jefes y en un piso utilizado como laboratorio, donde se realizaban las tareas de falsificación de los documentos de identidad y medios de pago bancarios.

En dichos registros fueron incautados una gran cantidad de efectos u objetos relacionados con la investigación, entre los que se encontraban:

- 3.220 euros, en billetes de distinto valor, procedente de la actividad delictiva investigada.

- Numerosos teléfonos móviles.

- Equipos informáticos completos (ordenadores, impresoras y escáner).

- Productos químicos, tintas luminiscentes y un dispositivo de luces ultravioletas.

- Papel de calidad idéntica al utilizado legalmente para la emisión de los efectos financieros.

- Prensas eléctricas plastificadoras y guillotinas para recortar el papel.

- Herramientas diversas como cútters, tijeras, rodillos, jeringuillas, pegamentos, rotuladores indelebles, guantes, etc…

- Numerosos documentos de identidad (DNI’s) y medios de pago financieros (pagarés/cheques) falsos y otros originales sustraídos.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La policía echa el guante a la reina del alunizaje en el centro comercial La Gavia

    La Policía Nacional ha detenido a la Tata, que es como se conoce a la reina del alunizaje, una mujer que destacaba entre las delicuentes de robos estampando coches o a mazazos en establecimiento. Jetzabel Herrero llevaba dos años en paradero desconocido, con un amplísimo historial delictivo y seis órdenes de detención y personación en juzgados, así como una séptima de detención e ingreso en prisión.

    La detención tuvo lugar el centro comercial La Gavia, en el Ensanche de Vallecas, los agentes de policía patrullaban por la zona en un dispositivo de prevención de hurtos acabó con el arresto de una de las mujeres más buscadas de Madrid.

    Los policías estaban a alerta por si se producía algún movimiento sospechoso de carteristas en el centro comercial, que suele estar lleno. Pero observaron a una mujer voluptuosa, esculpida en el gimnasio y en el quirófano, que les sonaba: se trataba de Jetzabel Herrero Pernía, española de 33 años y apodada la Tata.

    La fugitiva estaba en ese momento comiendo con su pareja y el hijo menor de ambos en uno de los restaurantes de la planta superior del complejo. «La reconocieron rápidamente, al tratarse de una conocida alunicera», explican fuentes policiales. Y no una cualquiera: «Es integrante de una organización criminal que ha operado durante años en Madrid, responsable de robos con fuerza en establecimientos y también con violencia, así como de enfrentamientos armados con la Policía».

    Los agentes se acercaron a la pareja y se identificaron como policías, momento en que la Tata intentó darse a la fuga ayudada por su novio, que intentó interponerse en el camino, forcejeando con ellos. Pero no consiguió su propósito y la delincuente fue reducida y engrilletada. Fue trasladada a comisaría, donde no quiso declarar, y pasó a disposición judicial. Y, de allí, a la cárcel de Alcalá-Meco.

    Jetzabel cuenta con una larga lista de 40 detenciones por distintos delitos, la mayoría de tipo violento, además de las requisitorias judiciales ya comentadas. Su círculo más íntimo también se encuentra en prisión, puesto que fue pareja de Jonathan Moñiz Alcaide, «el Piojo», un sujeto extremadamente peligroso que ha sido siempre un delincuente «muy cotizado». 

    También fue su pareja Iván Bocero Vega, quien se encuentra en prisión por haber apuñalado seis veces a un policía fuera de servicio en un bar de copas, el pasado mes de mayo.

    Acumula a sus 25 años un total de 29 detenciones y se le relaciona con las actividades delictivas del Piojo.

  • Ignacio Vázquez, reclama al Gobierno de España, una reforma del Código Penal para que los delincuentes con tantísimos antecedentes no salgan en libertad después de cometer un delito

    La legislación actual ha permitido la puesta en libertad a los 5 detenidos en la Operación Jaula con 55 antecedentes con delitos contra el patrimonio, circunstancia que crea alarma social y supone un menosprecio al arriesgado trabajo policial que supuso la desarticulación de esta banda criminal.

    El alcalde de Torrejón de Ardoz, Ignacio Vázquez, reclama al Gobierno de España una reforma del Código Penal para que los delincuentes con tantísimos antecedentes no salgan en libertad después de cometer un delito. Hay que recordar que la Policía Local de Torrejón de Ardoz y el Cuerpo Nacional de Policía interceptaron y detuvieron el pasado sábado a una banda organizada dedicada al robo en establecimientos.

    Los presuntos delincuentes estaban a punto de perpetrar un nuevo robo en un conocido restaurante de Torrejón, donde habían sembrado la alarma entre algunos comerciantes. Los integrantes de esta banda serían los presuntos autores de los robos en diferentes establecimientos hosteleros y comerciales de Torrejón de Ardoz y otras localidades de la región. Además, incluso en su huida intentaron atropellar a uno de los Policías Locales.

    El Código Penal actual ha permitido que, a pesar de los graves hechos de los que se les acusa y sus antecedentes penales, los detenidos, tras ser puestos a disposición judicial, sea decretada su puesta en libertad.

    “Los ciudadanos no entendemos como delincuentes con tantísimos antecedentes penales y que además han sido sorprendidos infraganti intentando robar un establecimiento y provocando una persecución policial con graves riesgos para los agentes policiales, puedan quedar en libertad al día siguiente, según el actual Código Penal. Nos parece un escarnio para los vecinos que han sufrido los robos, un menosprecio para los agentes que pusieron su vida en riesgo para detenerlos y la muestra de que nuestra legislación no está a la altura de las circunstancias”, destacó el alcalde.

    “No podemos permanecer impasibles y como alcalde de Torrejón de Ardoz reclamo una reforma del Código Penal para que los delincuentes con tantísimos antecedentes no salgan en libertad después de cometer un delito ya que, además incluso en su huida intentaron atropellar a uno de los Policías Locales”, valoró Ignacio Vázquez.

  • Tres detenidos en Cosladas tras sustraer de una nave de logística prendas de vestir por valor de alrededor de 1.000 euros

    La Policía Local de Coslada procedió estos días a la detención de tres individuos en el Centro de Transportes de Coslada (CTC) en colaboración con los vigilantes de seguridad de dichas instalaciones.

    Según se desprende de la información facilitada por el cuerpo policial, los ya detenidos, todos vecinos de Madrid, fueron interceptados después de que hubiesen accedido a una nave de logística situada en la calle Andorra de la citada área industrial.

    La intervención se llevó a cabo en colaboración con el servicio privado de seguridad del recinto, una vez detectada la presencia de un vehículo estacionado en las inmediaciones de la mencionada nave. Del coche se bajaron tres individuos quienes, a través de la parte trasera de la misma, se introdujeron en el recinto y forzaron uno de los muelles para poder acceder a su interior.

    La patrulla de la Policía Local de Coslada, una vez en el lugar de los hechos y tras comprobar que los vigilantes retenían a los tres participantes, se incautó del material textil que habían sustraído de la nave: prendas de ropa de una conocida marca comercial valoradas en torno a los 1.000 euros. Además, también portaban dos teléfonos móviles.

    Se da la circunstancia de que sobre uno de los detenidos pesaba una orden judicial de búsqueda, detención y personación.

    Tras el operativo, los arrestados fueron trasladados a la comisaría de Coslada-San Fernando del Cuerpo Nacional de Policía, para instruir las oportunas diligencias.