Un funcionario herido en un intento de motín en la prisión de Estremera

Un funcionario herido en un intento de motín en la prisión de Estremera Destacado

Los sindicatos CCOO y CSIF han denunciado una agresión a un funcionario de la prisión de Estremera el pasado domingo, coincidiendo con el reparto de medicación, cuando varios internos protagonizaron un incidente al destrozar mobiliario del módulo para solicitar d modo violento asistencia médica urgente.

Según han informado ambos sindicatos en un comunicado, varios funcionarios tuvieron que intervenir para controlar la situación "violenta" que se producía en uno de los módulos residenciales de la prisión.

Algunos internos, durante el reparto de la medicación, reclamaron la presencia urgente de un médico, provocando "desperfectos en el módulo y apropiándose de palos y barras para bloquear el acceso al departamento, creando una situación de mucha tensión".

Este incidente dejó herido grave a un funcionario de prisiones. En este caso, "la falta de personal y la ausencia de tratamiento para la enfermedad mental en prisiones" son, a juicio de los sindicatos, "las principales causas del incidente" y "del aumento de la conflictividad" en el Centro Penitenciario de Estremera.

El 13% de los puestos de trabajo están vacantes, siendo especialmente grave la actual falta de personal facultativo en el centro. Tan sólo hay tres médicos para garantizar la asistencia sanitaria durante las 24 horas del día, los 365 días del año de los 1.170 internos que residen en el centro penitenciario.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La policía echa el guante a la reina del alunizaje en el centro comercial La Gavia

    La Policía Nacional ha detenido a la Tata, que es como se conoce a la reina del alunizaje, una mujer que destacaba entre las delicuentes de robos estampando coches o a mazazos en establecimiento. Jetzabel Herrero llevaba dos años en paradero desconocido, con un amplísimo historial delictivo y seis órdenes de detención y personación en juzgados, así como una séptima de detención e ingreso en prisión.

    La detención tuvo lugar el centro comercial La Gavia, en el Ensanche de Vallecas, los agentes de policía patrullaban por la zona en un dispositivo de prevención de hurtos acabó con el arresto de una de las mujeres más buscadas de Madrid.

    Los policías estaban a alerta por si se producía algún movimiento sospechoso de carteristas en el centro comercial, que suele estar lleno. Pero observaron a una mujer voluptuosa, esculpida en el gimnasio y en el quirófano, que les sonaba: se trataba de Jetzabel Herrero Pernía, española de 33 años y apodada la Tata.

    La fugitiva estaba en ese momento comiendo con su pareja y el hijo menor de ambos en uno de los restaurantes de la planta superior del complejo. «La reconocieron rápidamente, al tratarse de una conocida alunicera», explican fuentes policiales. Y no una cualquiera: «Es integrante de una organización criminal que ha operado durante años en Madrid, responsable de robos con fuerza en establecimientos y también con violencia, así como de enfrentamientos armados con la Policía».

    Los agentes se acercaron a la pareja y se identificaron como policías, momento en que la Tata intentó darse a la fuga ayudada por su novio, que intentó interponerse en el camino, forcejeando con ellos. Pero no consiguió su propósito y la delincuente fue reducida y engrilletada. Fue trasladada a comisaría, donde no quiso declarar, y pasó a disposición judicial. Y, de allí, a la cárcel de Alcalá-Meco.

    Jetzabel cuenta con una larga lista de 40 detenciones por distintos delitos, la mayoría de tipo violento, además de las requisitorias judiciales ya comentadas. Su círculo más íntimo también se encuentra en prisión, puesto que fue pareja de Jonathan Moñiz Alcaide, «el Piojo», un sujeto extremadamente peligroso que ha sido siempre un delincuente «muy cotizado». 

    También fue su pareja Iván Bocero Vega, quien se encuentra en prisión por haber apuñalado seis veces a un policía fuera de servicio en un bar de copas, el pasado mes de mayo.

    Acumula a sus 25 años un total de 29 detenciones y se le relaciona con las actividades delictivas del Piojo.

  • Ingresa en la prisión de Alcalá-Meco la expresidenta de una protectora que exterminaba masivamente a perros y gatos

    La expresidente de la protectora Parque Animal de Torremolinos ha ingresado el pasado jueves en la prisión de Alcalá-Meco para cumplir los casi cuatro años de cárcel a los que fue condenada por el exterminio masivo de perros y gatos sin utilizar los medios adecuados con un veterinario provocando la agonía de las mascotas.

    Finalmente Carmen Marín ingresó voluntariamente en el Centro de Inserción Social Victoria Kent de Madrid desde donde fue trasladada la prisión de Alcalá-Meco, para cumplir los tres años y nueve meses de cárcel a los que ha sido condenada por maltrato animal, falsedad documental e intrusismo tras quedar probado que exterminó de forma cruel a cientos perros, gatos y otras mascotas en la protectora Parque Animal de Torremolinos.

    El pasado 31 de octubre el juzgado de lo penal 14 de Málaga, que dictó la sentencia, ordenó el ingreso en prisión de Marín en un plazo de cinco días. Sus abogados recurrieron y pidieron la suspensión de la condena alegando diversas enfermedades de la condenada o el recurso de amparo ante el Constitucional.

    La fiscalía se ha opuesto a esa suspensión, finalmente Marín ha comenzado a cumplir condena.

  • Condenada a 14 años la mujer que tiro a la basura a su bebé en Mejorada

    La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a catorce años de cárcel a una mujer que intentó matar en 2015 a su hijo recién nacido arrojándolo, dentro de una bolsa de deporte, a un contenedor de basura de la localidad madrileña de Mejorada del Campo.

    En la sentencia, la Sección primera de la Audiencia de Madrid condena a Catalina D.M. como responsable de un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco.

    carcel-madre-basura-Mejorada-Campo.jpg
    Además no podrá aproximarse a menos de 500 metros del menor ni comunicarse con él durante veinticuatro años.

    El tribunal considera que la mujer actuó a sabiendas de que dicha acción "entrañaba un peligro concreto de muerte para el menor y aceptaba el resultado", al tiempo que señala que concurre alevosía debido a la imposibilidad de que el bebé, de quince días, pudiera defenderse.

    La sentencia -contra la que cabe recurso- considera probado que el 6 de julio de 2015 la procesada, colombiana de 37 años, fue dada de alta tras dar a luz.

    Poco después, el día 15, cogió al bebé y lo metió en el interior de una bolsa de deporte junto con varios enseres del niño para después introducirlo en otra de basura de color negro y anudarla.

    A continuación metió todo en un contenedor de basura de restos orgánicos de tipo subterráneo, ubicado a unos 150 metros de su domicilio, en la Avenida de los Toreros de Mejorada del Campo, donde había más de treinta bolsas con diferentes residuos.

    Un vecino escuchó el llanto del bebé y avisó a la Guardia Civil, que tuvo que llamar a operarios de la empresa de recogida de basura para poder abrir el contenedor, logrando rescatar al bebé con vida.

    La condenada admitió los hechos en el juicio y aseguró en su último turno de palabra, llorando y de rodillas ante el tribunal, que estaba "más que arrepentida por la barbaridad" de lo ocurrido.