El Fondo Monetario Internacional (FMI) pide subir impuestos a los más ricos para financiar el aumento del gasto público

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pide subir impuestos a los más ricos para financiar el aumento del gasto público

La lucha contra el coronavirus está obligando a los Gobiernos a movilizar una cantidad ingente de recursos que el Fondo Monetario Internacional cuantifica en 11,7 billones de dólares, lo que equivale al 12% del PIB mundial. Un gasto que incrementará como nunca los niveles de déficit y deuda pública en todo el mundo y que el responsable fiscal del FMI, Vitor Gaspar, propone financiar con “impuestos más altos para los más ricos y las empresas altamente rentables”.

Después de situar a España como la economía más castigada este año por el coronavirus, ayer el FMI actualiza sus previsiones fiscales en las que apunta que España cerrará 2020 con un déficit público del 14,1% del PIB, 3 puntos por encima de lo que prevé el Gobierno. Mientras que la deuda pública superará el 123% (el Gobierno la sitúa en el 118%).

Los economistas del fondo prevén que las cuentas públicas empiecen una lenta mejora a partir del próximo año, aunque el déficit seguirá por encima del 4% hasta 2025 y la deuda no bajará hasta ese año del 118% del PIB

Estos números dan buena cuenta del enorme impacto que está teniendo para las cuentas públicas, no solo de Españas, la lucha contra el coronavirus. Pero esta crisis es diferente a todas las anteriores, y por eso todos los organismos internacionales, también el FMI, han cambiado de enfoque y dónde hace unos años priorizaban el saneamiento de las cuentas públicas, ahora piden todo lo contrario.

En su último informe publicado, el Fondo Monetario aboga de hecho por aumentar el gasto público y mantener los estímulos económicos: “la prioridad a corto plazo es evitar el levantamiento prematuro del apoyo fiscal. Las medidas deberían persistir, al menos durante 2021, para sostener la recuperación y limitar las cicatrices a largo plazo”.

Apunta además a que los estímulos probablemente tengan que mantenerse hasta que exista una vacuna o un tratamiento efectivos y entonces “los gobiernos deberán fortalecer la recuperación corrigiendo el legado de la crisis, incluyendo los elevados niveles de deuda pública y privada, el desempleo y el aumento de las desigualdades y la pobreza”.

 

Fuente: Cadena Ser

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El PSOE de Torres de la Alameda sube las tasas por expedir documentos y el impuesto de vehículos a sus vecinos

    El Equipo de Gobierno del PSOE de Torres de la Alameda ha subido la tasa por expedición de documentos administrativos, tras el pleno de Julio, hace 6 días.

    La intervención en contra de dicha subida de tasas del portavoz del PP, Jose Antonio Blanco, no evitó que los concejales del  PSOE aprobaran la subida masiva de otras dos ordenadas fiscales del municipio madrileño de Torres de la Alameda, que "aprovecha los tiempos de incertidumbre de la crisis sanitaria por el Coronavirus para subir varias tasas a sus vecinos".

    El Partido Popular votó en contra de esta subida que supone más de un 23% con respecto a la anterior. "Ahora es el momento de ayudar a los torresanos y no de asfixiarles con subidas continuas de tasas como recientemente hemos podido comprobar con el pago del conocido numerito del coche, manifestaban desde el PP de Torres de la Alameda .

  • El Ayuntamiento de Garganta de los Montes amplía y facilita el fraccionamiento de los impuestos y tasas

    Hasta el 31 de julio se podrán pagar los vados y el IVTM, mientras que el IBI podrá abonarse entre el 1 de septiembre y el 31 de noviembre. El fraccionamiento del IBI pasará de las dos cuotas posibles anuales a cuatro a lo largo de los últimos meses del año.

    Los vecinos de Garganta de los Montes y El Cuadrón podrán pagar todos los tributos al Ayuntamiento con mayor facilidad gracias a la aprobación de un nuevo calendario fiscal para 2020 que flexibiliza los plazos para el pago de los tributos y aplaza cobros para paliar
    las consecuencias económicas que la crisis sanitaria y social por coronavirus está teniendo en las familias y pequeños empresarios locales. Además, se dobla el número de fraccionamientos del pago del IBI para reducir la presión fiscal.

    Ahora los vecinos tendrán hasta el 31 de julio para abonar sus tasas de vados y reservas de vía pública, así como el Impuestos sobre Vehículos de Tracción Mecánica, el “numerito”, lo que significa que tendrán dos meses más para afrontar sus pagos que con el calendario inicialmente aprobado.

    Pero será en los impuestos de mayor envergadura, el de Bienes Inmuebles (IBI) y el de Actividades Económicas (IAE), en los que se note especialmente esta ampliación del calendario, trasladándose el periodo de pago del 1 de septiembre al 30 de noviembre, aligerando así la
    presión fiscal a los vecinos dos meses más de lo habitual.

    En su resolución, el alcalde, Juan Carlos Carretero, también ha anunciado que no sólo se amplían los plazos de pagos, sino que se facilitará el pago de impuestos: “Facilitando el fraccionamiento y aplazamiento, el vecino verá aligerada su carga fiscal para poder asumirla mejor”.

    En este sentido, desde ahora el Ayuntamiento duplicará la posibilidad de fraccionar el pago del IBI, que pasa de dos mensualidades en los meses de agosto y noviembre, a cuatro a lo largo de los últimos meses del año. Además, en este ejercicio, todos aquellos que optaron por el fraccionamiento, pasarán automáticamente a pagar el recibo con este procedimiento.

    “Se trata de una medida que beneficia a todos los vecinos, pero que está diseñada especialmente para aquellos que, dadas las consecuencias de la crisis sanitaria, económica y social, necesiten aplazar y fraccionar sus pagos por haber tenido que cerrar sus negocios o por verse envueltos en despidos o ertes”, ha comentado Carretero, para quien el peso de esta crisis “no puede recaer sobre los vecinos”.

    En este sentido, el alcalde ha recordado que el Ayuntamiento demuestra de esta manera su compromiso con los vecinos con este “gran esfuerzo económico en la tesorería para dar flexibilidad al pago de los impuestos de todos los contribuyentes sin excepción”.

    Como complemento a estas medidas, el Ayuntamiento va a establecer un procedimiento excepcional para fraccionar o aplicar un aplazamiento más amplio del pago a los contribuyentes que tengan una especial dificultad para atender sus obligaciones fiscales. En este caso, serán los Servicios Sociales quienes realicen un estudio de la situación de vulnerabilidad de estas familias para que se puedan beneficiar de estas ayudas al pago de impuestos.

  • El Ayuntamiento de Perales de Tajuña amplía el pago del IBI y de toda s sus tasas e impuestos por el coronavirus

    Los ciudadanos de Perales se podrán acoger también a planes individualizados para poder fraccionar el pago de las tasas e impuestos. Los vecinos de Perales de Tajuña podrán pagar todos los tributos al Ayuntamiento hasta dentro de dos meses gracias a la aprobación de
    un nuevo calendario fiscal para 2020 que flexibiliza los plazos para el pago de los tributos y aplaza cobros para paliar las consecuencias económicas que la crisis sanitaria y social por coronavirus está teniendo en las familias y pequeños empresarios locales.

    Además, los ciudadanos se podrán acoger a planes individualizados para fraccionar el pago de las tasas e impuestos. Este nuevo calendario retrasa y amplía los periodos de pago de los diferentes impuestos, aplaza los recibos domiciliados del IBI y pospone al segundo periodo fiscal el cobro de algunos tributosque se venían realizando en el primer periodo con el fin de aligerar la carga fiscal.

    De esta manera, las liquidaciones notificadas antes del 18 de marzo, y cuyo plazo venza con posterioridad a esta fecha, podrán ser abonadas hasta el 30 de mayo, mientras que aquellas notificadas después de esa fecha, tendrá de plazo hasta el 20 de junio.

    La medida aprobada por el Ayuntamiento afectará directamente a los recibos más comunes, como el de la recogida de basuras, vados, así como al impuesto de vehículos de tracción mecánica. Además, también se amplía el pago de todo tipo de liquidaciones de plusvalías, ICIO, tasas municipales y de las deudas con la recaudación municipal.

    “En esta crisis, tenemos que estar con las familias y los empresarios peraleños. La ampliación y fraccionamiento supondrán una merma en los ingresos de las arcas municipales, pero tenemos la convicción que donde mejor está el dinero en estos momentos es en los bolsillos de todos los vecinos”, ha explicado la alcaldesa, Yolanda Cuenca.