Desarticulada una de las mayores organizaciones dedicada al tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar

Desarticulada una de las mayores organizaciones dedicada al tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar

La investigación ha finalizado con 21 personas detenidas y 16 registros domiciliarios en Algeciras, Los Barrios y Estepona; asimismo, se han recuperado 4 vehículos sustraídos, 40.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 1.000 litros de gasolina y más de 18.000 euros.

La organización introducía en nuestras costas grandes cantidades de hachís, procedente de Marruecos, mediante “narcolanchas”; posteriormente lo transportaban en vehículos de alta gama hasta lugares seguros o “guarderías” para, finalmente, distribuirla por todo el territorio nacional hacia otros países europeos.

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, han desarticulado una de las principales organizaciones de tráfico de hachís que operaba en el Campo de Gibraltar.

La investigación ha finalizado con 21 personas detenidas y 16 registros domiciliarios en Algeciras (Cádiz), Los Barrios (Cádiz) y Estepona (Málaga). Asimismo, se han recuperado 4 vehículos sustraídos, 40.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 1.000 litros de gasolina, un dron con cámara térmica y más de 18.000 euros. La organización introducía en nuestras costas grandes cantidades de hachís, procedente de Marruecos, mediante “narcolanchas”; posteriormente lo transportaban en vehículos de alta gama hasta lugares seguros o “guarderías” para, finalmente, distribuirla por todo el territorio nacional hacia otros países europeos.

La investigación policial se inició el pasado mes de septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una importante organización criminal presuntamente dedicada a la introducir grandes cantidades de hachís desde Marruecos hasta las costas españolas mediante “narcolanchas”. Una vez en nuestro país, transportaban la droga en vehículos de alta gama -previamente sustraídos por la organización- desde la costa hasta lugares seguros, conocidos como “guarderías”, para posteriormente distribuirla por el resto del territorio nacional hacia otros países europeos.

Los investigadores constataron que al frente de esta organización se encontraba un viejo conocido de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, apodado “el Nimo”. Concretamente, se trataba del lugarteniente de un narcotraficante huido de la Justicia y conocido como “el Messi”. Finalmente, los agentes le han detenido a él y a sus más estrechos colaboradores; se les imputa la introducción de grandes cantidades de hachís intervenido en los últimos meses.

Además, durante las semanas previas a la fase de explotación de la operación, los agentes detuvieron a 17 miembros de la organización e intervinieron más de 6 toneladas de hachís. Asimismo, recuperaron 9 vehículos sustraídos que, presuntamente, eran utilizados para el transporte de la droga, así como 8.500 cajetillas de tabaco y 700 litros de gasolina que servían para abastecer a las “narcolanchas”.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en oficinas de empresas

    Las detenciones se llevaron a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz. Cuatro personas han sido detenidas tras una investigación iniciada con un robo cometido en Salamanca en el que consiguieron apropiarse de 150.000 euros.

    El avance de la investigación desveló que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas.

    En los cuatro registros realizados se han intervenido diversos efectos así como siete vehículos, algunos de ellos utilizados en los robos investigados.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal itinerante dedicada, presuntamente, al robo con fuerza en oficinas de diferentes empresas de Castilla y León.

    Cuatro personas han sido detenidas tras cuatro registros domiciliarios llevados a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz, acusadas de pertenencia a grupo criminal organizado, delito contra la salud pública y cometer cinco robos con fuerza en Béjar, Salamanca, León y Zamora.

    Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, tras cometerse un robo con fuerza en unas oficinas de Salamanca, en donde los autores sustrajeron 150.000 euros en efectivo de una caja fuerte que violentaron con un soplete de oxicorte. Las gestiones policiales permitieron identificar a los cuatro presuntos autores del robo, residentes en Madrid y Torrejón y con muy pocos antecedentes a pesar de haber ejecutado a la perfección el robo.

    El avance de la investigación permitió comprobar que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas. Los agentes concluyeron que los detenidos llevaban tiempo cometiendo hechos de este tipo, para lo cual habían aprendido de personas con amplia experiencia delictiva, manteniéndose en el anonimato y siendo desconocidos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hasta la presente investigación.

    Llevaban un alto nivel de vida, sin ingresos que justificasen lujos como el uso de vehículos de alta gama, el gasto desmesurado en ocio, ropa de marca, viviendas tipo chalet y viajes, entre otros.

    Además del robo inicial en Salamanca, y a pesar de las restricciones de movilidad debidas a la situación de pandemia, el grupo investigado cometió en los últimos meses otros cuatro robos con fuerza en oficinas de distintos puntos de Castilla y León, todos ellos con el mismo modus operandi. En uno de ellos, llevado a cabo en Zamora el pasado mes de febrero, sustrajeron 42.000 euros en efectivo, además de joyas.

    Durante los cuatro registros domiciliarios practicados en Madrid y Torrejón de Ardoz, los agentes intervinieron diversos efectos de interés para la investigación, además de siete vehículos, algunos de los cuales fueron utilizados en los robos con fuerza investigados.

  • La Policía Nacional detiene en Torrejón a 7 miembros de la banda latina Forty Two

    Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido en Torrejón de Ardoz a 7 personas, tres de ellos menores, todos ellos pertenecientes a la banda latina “Forty Two”.

    Acusados de delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión y detención ilegal. Al parecer, inducían a los menores captados a abandonar su domicilio familiar y les obligaban a financiar sus actividades por medio de robos y venta de estupefacientes.

    La operación, desarrollada por la Brigada Local de Información de la Comisaría de Policía Nacional de Torrejón de Ardoz y el Grupo de Información de la Comandancia de Guadalajara, se inició tras la desaparición de varias menores de edad en la localidad de Azuqueca de Henares.

    Tras las pesquisas efectuadas, se logró determinar que dichas desapariciones estaban vinculadas a la actividad de captación de nuevos miembros que llevaban a cabo los responsables de la banda latina "Forty Two", que residían en Torrejón de Ardoz.

    Los jóvenes eran sometidos a un ritual de iniciación en el que se les obligaba a abandonar su domicilio ya que les aseguraban que la banda funcionaría como una familia para ellos. En estos rituales, los aspirantes debían soportar agresiones físicas y, además, se les exigía el pago de una cuota y la asistencia a reuniones semanales. Para poder financiar las actividades de la banda, utilizaban a los menores forzándoles a cometer pequeños robos y a vender sustancias estupefacientes.

  • La Policía Nacional desarticula in fraganti un grupo criminal especializado en alunizajes en tiendas de telefonía de toda España

    Cuatro personas han sido detenidas en Burgos cuando acababan de actuar en una tienda de un centro comercial, donde se habían de 77 terminales móviles de alta gama y seis tabletas.

    Se les imputan 24 hechos delictivos similares cometidos en las provincias de Albacete, Almería, Burgos, Cáceres, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Huesca, La Rioja, Málaga, Murcia, Navarra y Zaragoza.

    Contaban con gran capacidad para desplazarse por todo el territorio nacional y para actuar a un ritmo frenético, como lo demuestra el hecho de que la noche anterior cometieran otro robo con fuerza en Albacete.

    Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal de aluniceros al detener, in fraganti, a cuatro personas que acababan de violentar, presuntamente, una tienda de telefonía en el interior de un centro comercial de Burgos, en donde se apoderaron de 77 terminales móviles de alta gama y seis tabletas. Los detenidos viajaban a bordo del mismo vehículo que habían utilizado durante la madrugada anterior para cometer un robo con fuerza similar en la ciudad de Albacete, lo que demuestra la gran capacidad de desplazamiento por todo el territorio nacional de esta organización. Hasta el momento, se le ha podido imputar un total de 24 robos con fuerza mediante alunizaje y 19 sustracciones de vehículos.

    Las investigaciones, que se prolongaron durante meses, se iniciaron cuando los agentes se percataron de la existencia de un grupo criminal especializado en robos con fuerza en establecimientos de telefonía, ubicados tanto en centros comerciales como en la vía pública, y repartidos por todo el territorio nacional. Las informaciones recabadas por la Policía Nacional pudieron constatar el ritmo frenético de esta organización, así como los daños ocasionados en cada una de sus ejecuciones.

    Sus intervenciones delictivas presentaban un patrón común, que consistía en fracturar los acristalamientos o persianas de los establecimientos mediante el uso directo de vehículos o de mazas y picos. Obtenían, de esta manera, cuantiosos beneficios de manera rápida y sencilla.

    Para la ejecución de estos hechos ilícitos, utilizaban vehículos robados de gama media, los cuales eran utilizados como ariete. Para la huida, sin embargo, utilizaban turismos de gran cilindrada y de mayor volumen, también sustraídos, los cuales aparecían posteriormente rociados en su totalidad con extintores, consiguiendo de esta manera borrar los vestigios biológicos que pudieran ser hallados en la inspección ocular técnico policial. Estos vehículos portaban matrículas sustraídas que, en ocasiones, iban sobre la placa original del vehículo.

    La organización, altamente especializada en este tipo de delitos, realizaba labores previas de captación de información de los lugares donde iban a cometer el robo, analizaban los vehículos a utilizar y llevaban a cabo la sustracción de los mismos. De manera previa a la intervención que provocó el arresto de los cuatro miembros de la organización en Burgos, ya habían llevado a cabo otro hecho similar en la misma ciudad tan solo 20 días antes. En esa ocasión, en apenas un minuto y medio se apoderaron de 122 teléfonos de gama alta valorados en más de 82.000 euros.

    Los detenidos, junto a las diligencias tramitadas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Burgos, el cual ha decretado el ingreso en prisión de tres de los cuatro detenidos, quedando en libertad el único que carecía de antecedentes. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas imputaciones y detenciones.