Encuentran al hombre de 82 años desaparecido en El Soto de Aldovea

Encuentran al hombre de 82 años desaparecido en El Soto de Aldovea

El varón, enfermo de alzhéimer, fue encontrado en una zona recóndita, consciente y semienterrado, y se procedió a su traslado al Hospital de Torrejón de Ardoz.

En el operativo también participaron efectivos de Policía Nacional y miembros de Protección Civil de municipios colindantes.

Agentes de Policía Local y voluntarios/as de Protección Civil de San Fernando de Henares colaboraron en la búsqueda y rescate de un hombre de 82 años de edad y enfermo de alzhéimer tras el aviso de un familiar que comenzó a buscar al aludido alrededor de las 18 horas del pasado 2 de noviembre en las inmediaciones de la finca ‘El Soto de Aldovea’, Aldovea es un paraje natural que se encuentra en la margen derecha del río Henares, integrado a principios del siglo XIX en el municipio de San Fernando de Henares..

Los efectivos municipales, en estrecha colaboración con Policía Nacional, iniciaron el operativo alrededor de las 23:30 horas con los datos de descripción e indumentaria que les fueron aportados y siendo informados, además, que el anciano no portaba ni ropa de abrigo ni documentación.

Tras cuatro horas con resultado infructuoso y ante las escasas condiciones de visibilidad, se decidió posponer la búsqueda hasta las 07:30 horas del día siguiente con vehículos todo-terreno de Policía Local, tres radio patrullas de Policía Nacional, un helicóptero de la patrulla Cóndor y dotaciones de Protección Civil de San Fernando de Henares, a la que se unen, posteriormente, sus homólogos de Velilla de San Antonio, Loeches y Mejorada del Campo, y un equipo canino de rastreo procedente de Toledo.

“Sobre las 14:20 horas se comunica que la persona desparecida ha sido encontrada en una zona recóndita. Está consciente y semienterrado, con la cabeza parcialmente hundida en una especie de madriguera, procediendo, entonces, a tranquilizarle, inmovilizarle y darle traslado al Hospital de Torrejón”, explican fuentes de Policía Local.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Buscan a Cristian, un joven que ha desaparecido en Torrejón de Ardoz

    Cristian Ionut, el joven desaparecido, ha sido visto por última vez en Avenida Constitución de Torrejon de Ardoz a las 18:30 del pasado día 6 de Abril.

    Cristian de 21 años, mide 1,70 aproximadamente, es de complexión atletica, ojos Castaños, pelo corto y Castaño, piel blanca, cejas muy pobladas, acento extranjero (Rumanía).

    Lleva tatuajes en las 2 manos, tres puntos iguales.

    En el momento de la desaparición llevaba pantalón vaquero azul, sudadera morada, zapatillas blancas marca Kappa, gorra marrón con letras NYC y chaqueta negra con capucha, portaba documentación.

    El aviso ha sido denunciado por Protección Civil de Torrejón de Ardoz.

  • El joven encontrado en Torrejón podría ser Vladislav Utikal

    Cuatro días después de que las pruebas de ADN descartaran que el joven desaparecido en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz sea Marcello Volpe, un italiano de 26 años desaparecido en 2011, la Policía Nacional ya maneja un nuevo nombre que podría poner fin al misterio de su identificación.

    Según adelanta ABC, los agentes de la Policía Nacional trabajan sobre una pista, muy fiable, y estarían a la espera del correspondiente reconocimiento. Eso sí, tras el fallido anuncio lanzado el viernes, los investigadores han extremado las precauciones para llevar el caso con la máxima cautela. «Aún se están realizando indagaciones», señalaban ayer fuentes policiales a ABC.

    A falta de confirmación oficial, las pesquisas apuntan a que el chico localizado es en realidad Vladislav Utikal, de 30 años y natural de la República Checa. En paradero desconocido desde el pasado 18 de enero, su rastro se perdió en Nápoles, ciudad que ya habría visitado anteriormente y que explicaría el hecho de que entendiera el idioma transalpino. Además de su incuestionable parecido físico -pelo castaño claro, ojos marrones y rasgos faciales similares-, su estatura (1,88 metros) es la misma en ambos perfiles, una singularidad que fallaba en el caso del italiano (1,75 metros).

    vladislav-torrejon.jpg

    Las primeras informaciones que apuntaban a que el chico encontrado padecía algún tipo de discapacidad, autismo concretamente -la misma enfermedad de Marcello-, no son ciertas. Tan solo se trataba de una fuerte amnesia, motivo principal de su falta de comunicación. Es precisamente en esa falta de comunicación («solo se comunicaba por gestos y pequeñas frases incoherentes», explicaron al día siguiente de su aparición fuentes policiales), donde los investigadores hallaron un hecho clave. El joven no paraba de repetir dos palabras que, según parece, puestas en concordancia con la vida de Vladislav, aumentan sobremanera la posibilidad de que ambas personas sean la misma.

  • El ADN del joven encontrado en Torrejón no coincide con el de la madre de Marcello Volpe

    En la tarde de ayer, la madre del italiano desaparecido en el 2011 no reconoció al joven localizado en Torrejón de Ardoz, tras haber afirmado en las imagenes que era él. Las pruebas de ADN practicadas al joven y a la madre del italiano desaparecido en 2011 ha dado negativa.

    En un principio se sospechó que el joven localizado en un parque de la localidad podría ser el joven italiano de 26 años Marcello Volpe, un ciudadano de Palermo que llevaba casi seis años desaparecido.

    La Policía, tras varias pesquisas, contactó con la madre de Marcello y le envió unas fotos del joven, que fue hallado descalzo, desaliñado y con aspecto de vagabundo.

    Pese a ese aspecto, la madre de Marcello Volpe reconoció sin lugar a dudas a su hijo por una cicatriz en la muñeca derecha y decidió volar a Madrid.

    Además, el joven que desapareció sufre autismo y el hallado en Torrejón no quiere hablar, solo escribe algunas frases incoherentes y no ha aportado nada que permita identificarle.

    Ya en España, la mujer manifestó que no se trataba de su hijo, por lo que la Policía decidió practicar la prueba de ADN presencial, que es más rápida y que ha tenido toda la noche a los agentes de la Comisaría General de Policía Científica trabajando en ella, pero ha dado negativa.

    Tras ello, las fuerzas de seguridad van a acometer más gestiones con el fin de identificarle, ya que de momento tampoco se ha podido hacer a través de la huella.

    Según la prensa local, Marcello Volpe desapareció la mañana del 12 de julio de 2011, que era el día de su vigésimo cumpleaños, y le dijo a su hermano que iba a un ebanista y volvería en un par de horas.

    Cuando desapareció, Marcello Volpe tenía 20 años, medía 1,75 metros y tenía el pelo castaño, según la descripción de los carteles en los que se pedía la colaboración ciudadana para encontrarle.

    Los medios de comunicación italianos han seguido informando sobre este caso y en septiembre del pasado año, por ejemplo, daban cuenta de que se le había visto en la ciudad de Forlí, en la región italiana Emilia-Romaña, a 80 kilómetros de Bolonia. Finalmente no pudo comprobarse su presencia allí.

    Un año antes, en septiembre de 2015, la familia de Marcello volvió a sentirse esperanzada cuando se comunicó que había sido visto en la zona universitaria de Trento.

    Ninguna de las búsquedas por los lugares en los que en estos cinco años alguien ha dicho haberle visto resultó exitosa. Habrá que esperar a que él pueda o quiera contarlo para saber dónde ha estado todos estos años.