La Policía Local de Torrejón de Ardoz incauta a un individuo una pistola de balines y detienen a otro por agresión y amenaza de muerte con un arma simulada

La Policía Local de Torrejón de Ardoz incauta a un individuo una pistola de balines y detienen a otro por agresión y amenaza de muerte con un arma simulada

La presencia de la Policía Local en las calles de Torrejón de Ardoz y las rápidas intervenciones que realizan ante una llamada o denuncia por parte de los vecinos han posibilitado que los efectivos policiales incautaran a un individuo una pistola de balines que llevaba sin licencia. Además, en otra actuación los agentes torrejoneros detuvieron a un hombre por agresión y amenaza de muerte con un arma simulada.

Los hechos se producían cuando los agentes fueron alertados porque alguien se encontraba en el exterior de un bar exhibiendo un arma cuya funda tenía colgada del pantalón. Por ello, procedieron a entrevistarse con el hombre, quien les indicó que se trataba de una pistola de balines, careciendo de la correspondiente licencia, por lo que fue incautada.

La Policía Local avisó a los servicios sanitarios que se personaron en el lugar de los hechos para atender a la víctima, que sangraba abundantemente por la cara, donde le había golpeado el presunto agresor.

Además, los efectivos policiales realizaron una batida por la zona para intentar localizar al individuo, encontrándole cerca de donde se había originado la agresión y confirmando que minutos antes había agredido a una persona, por lo que inmediatamente fue detenido.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La Policia Local de Velilla recibe dos nuevos vehículos

    El Ayuntamiento de Velilla renueva dos vehículos de la flota de Policía Local. 

    La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Velilla ha adquirido dos vehículos nuevos para renovar la flota de vehículos con los que cuenta Policía Local.

    Los dos coches, de la marca y modelo Ford Kuga, han sido adaptados con las prestaciones específicas y necesarias para garantizar el desarrollo de las funciones propias de Policía Local, y han sido adquiridos a través de un sistema de renting de 4 años de duración.

    Con la adquisición de estos vehículos se optimizará, además, el servicio que los agentes prestan en el municipio madrileño.

  • La Policía Local de Torres de la Alameda recibe un nuevo vehículo

    La Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Torres de la Alameda ha entregado a la Policía Local un nuevo vehículo.

    El vehículo ha sido adquirido en modalidad de renting, en concreto se trata de un modelo Citroën C3 equipado con todas las prestaciones necesarias para el trabajo diario de la policía local.

    El proceso de contratación de dicho vehículo fue inciado por el Ayuntamiento hace un año y tras varios retrasos ajenos al Consistorio torresano, la Policía dispone ya de este medio que facilitará su trabajo diario.

    Este automóvil sustituirá al vehículo de patrulla más antiguo, y este último vehículo pasará a la flota municipal para tareas del personal de servicios.

    policia_torres1.jpg

     

  • La Policía Local de Mejorada del Campo interpone 6 denuncias por vertidos y 34 de tráfico

    En los días de abril, la Policía Local de Mejorada del Campo ha interpuesto 6 denuncias administrativas referidas a vertidos domésticos y 34 de tráfico, mayoritariamente por infracciones referidas a estacionamientos inadecuados, y otras por utilizar el móvil conduciendo, hacerlo superando la tasa de alcoholemia, poner en peligro a ciclistas o no pasar la ITV en su momento.

    La propia policía aconsejaba que ahorrarse disgustos es un ejercicio al alcance de todos, depositar nuestros desperdicios en el contenedor adecuado, emplear un par de minutos más para estacionar, revisar de cuando en cuando la documentación del coche para que no se nos pase la fecha de la ITV o del seguro obligatorio, respetar a los ciclistas como si el que va sobre esa bici fuera el hijo de uno mismo o tirar de taxi cuando nos tomamos un par de copas, son decisiones sencillas.