La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en oficinas de empresas

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en oficinas de empresas

Las detenciones se llevaron a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz. Cuatro personas han sido detenidas tras una investigación iniciada con un robo cometido en Salamanca en el que consiguieron apropiarse de 150.000 euros.

El avance de la investigación desveló que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas.

En los cuatro registros realizados se han intervenido diversos efectos así como siete vehículos, algunos de ellos utilizados en los robos investigados.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal itinerante dedicada, presuntamente, al robo con fuerza en oficinas de diferentes empresas de Castilla y León.

Cuatro personas han sido detenidas tras cuatro registros domiciliarios llevados a cabo en Madrid y Torrejón de Ardoz, acusadas de pertenencia a grupo criminal organizado, delito contra la salud pública y cometer cinco robos con fuerza en Béjar, Salamanca, León y Zamora.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, tras cometerse un robo con fuerza en unas oficinas de Salamanca, en donde los autores sustrajeron 150.000 euros en efectivo de una caja fuerte que violentaron con un soplete de oxicorte. Las gestiones policiales permitieron identificar a los cuatro presuntos autores del robo, residentes en Madrid y Torrejón y con muy pocos antecedentes a pesar de haber ejecutado a la perfección el robo.

El avance de la investigación permitió comprobar que tenían una estrecha relación con conocidos delincuentes especializados en robos con fuerza por el método del butrón y en el uso del soplete de oxicorte y lanzas térmicas. Los agentes concluyeron que los detenidos llevaban tiempo cometiendo hechos de este tipo, para lo cual habían aprendido de personas con amplia experiencia delictiva, manteniéndose en el anonimato y siendo desconocidos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad hasta la presente investigación.

Llevaban un alto nivel de vida, sin ingresos que justificasen lujos como el uso de vehículos de alta gama, el gasto desmesurado en ocio, ropa de marca, viviendas tipo chalet y viajes, entre otros.

Además del robo inicial en Salamanca, y a pesar de las restricciones de movilidad debidas a la situación de pandemia, el grupo investigado cometió en los últimos meses otros cuatro robos con fuerza en oficinas de distintos puntos de Castilla y León, todos ellos con el mismo modus operandi. En uno de ellos, llevado a cabo en Zamora el pasado mes de febrero, sustrajeron 42.000 euros en efectivo, además de joyas.

Durante los cuatro registros domiciliarios practicados en Madrid y Torrejón de Ardoz, los agentes intervinieron diversos efectos de interés para la investigación, además de siete vehículos, algunos de los cuales fueron utilizados en los robos con fuerza investigados.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Desarticulada una organización criminal internacional que llegó a defraudar 4,5 millones de euros

    Han sido detenidos siete integrantes de la organización, incluidos sus responsables, y se han practicado 3 registros en España y en Francia. La organización criminal defraudó un total de 4,5 millones de euros con fraudes al IVA y estafas en contratos de leasing de vehículos. Los líderes de la organización, que operaban desde territorio galo, habían trasladado su base de operaciones a la costa tarraconense para evitar la acción de la justicia francesa. Para el fraude habían creado más de 150 mercantiles ficticias que operaban con documentación falsa en Francia, España y Bélgica.

    En el marco de la operación ACUARIOS, desarrollada conjuntamente por la Guardia Civil, la Gendarmería Francesa y el Servicio Nacional de Aduanas Galo, se ha desarticulado una organización criminal internacional dedicada al fraude fiscal a través de la compraventa simulada de vehículos, la venta ilegal a terceras personas de vehículos adquiridos mediante leasing y la simulación de contratos para realizar el fraude del carrusel del IVA.

    La operación desarrollada de manera simultánea en Francia y España se ha saldado con la detención de 7 integrantes de la organización, 3 en España y 4 en Francia, realizando 3 registros en domicilios y mercantiles en dos localidades de la costa Tarraconense. En total se ha intervenido 40.500 euros en metálico, 9 vehículos de alta gama, material informático, más de 75 dispositivos móviles y 11 dispositivos informáticos, así como abundante documentación relacionada con la operación.

    La investigación se inició en el año 2019 en Francia, a raíz de la detección en dicho país de varias operaciones mercantiles sospechosas, por parte de empresas de reciente creación. Tras iniciar las primeras indagaciones, los investigadores franceses pudieron comprobar que las facturas se encontraban falsificadas, bien en la emisión de las mismas, o bien respecto a la empresa que presuntamente las emitía.

    Las primeras indagaciones, permitieron a los investigadores detectar vinculaciones entre varias empresas que realizaban una operativa similar, poseyendo las mismas diversos elementos en común, tanto a través de los administradores de éstas como por los elementos financieros necesarios para desarrollar la actividad. Asimismo, se detectó la vinculación de las mercantiles a dos individuos residentes en dicho país, los cuales ya eran conocidos por los investigadores al poseer antecedentes policiales anteriores por hechos similares.

    Esta primera investigación puso de relieve que paralelamente al fraude fiscal, se habían creado múltiples mercantiles ficticias administradas por testaferros, para realizar estafas mediante el alquiler de vehículos. De esta manera, mediante un contrato de alquiler a largo plazo, se hacían con diferentes vehículos de la flota de alquiler, que luego vendían como si fuesen los propietarios legítimos y sin pagar el alquiler adeudado a la empresa suministradora.

     

    Tras estas primeras indagaciones fue abierta una causa judicial en territorio galo, en la que se investigaban delitos de estafa cometidos por banda organizada, defraudación de IVA, falsedad documental, abuso de activos corporativos y blanqueo de capitales. En la misma, se vinculaban un total de 66 empresas establecidas por parte de los principales investigados, habiendo detectado en dicho momento una cuantía de casi 340.000 euros defraudados a través de las mismas.

    Sin embargo a mediados del pasado año, cuando la Gendarmería pretendía explotar la información lograda en la investigación para iniciar las diligencias acordadas por la autoridad judicial, tuvieron conocimiento que los líderes de la organización investigada habían abandonado el país galo precipitadamente, y que su destino podría ser la Costa Dorada en España.

    Por ello, tras recibirse una solicitud de cooperación policial, la Guardia Civil de Tarragona inició una investigación al objeto de localizar a las personas relacionadas en la investigación, ubicándolas en diversas localidades de la provincia. Tras diversos meses de investigación la Guardia Civil pudo detectar que se había establecido una "base de operaciones" en la provincia de Tarragona, habiendo adquirido los investigados toda la logística necesaria para desarrollar sus actividades ilícitas desde España.

    Esta logística comprendía inmuebles para residir y otros de seguridad adquiridos para los colaboradores que se encontraban en Francia, de tal forma que, cuando acudieran a nuestro país, pudieran mantener reuniones con los investigados en un alojamiento distinto al de su residencia. Asimismo, adquirieron vehículos para desplazarse y numerosos terminales telefónicos e informáticos para continuar con el desarrollo de la actividad ilícita desde nuestro país.

    Toda la información obtenida por parte de los investigadores de la Guardia Civil fue remitida a los investigadores franceses, constituyendo un Equipo Conjunto de Investigación integrado por Guardia Civil, Gendarmería Francesa y el Servicio Nacional de Aduanas de Francia, encaminado a integrar toda la información obtenida, elaborar la misma y plasmarla en las diligencias judiciales oportunas. Tras este proceso de investigación con junta se localizaron 150 mercantiles, cuantificando el fraude de IVA cometido a través de las mismas en un total de 1,5 millones de euros, así como 2,9 millones a través de la estafa cometida con contratos de leasing con 100 vehículos implicados.

    A finales del mes de mayo se realizaron registros simultáneos en España y en Francia con el objetivo de desarticular la organización criminal investigada.

    Durante la práctica de la entrada de uno de los domicilios realizados en la provincia de Tarragona, uno de los investigados, quien resultaba ser el líder de la organización, trató de huir saltando al jardín de la vivienda contigua, siendo interceptado y reducido rápidamente gracias al cerco policial que se había establecido previamente. El detenido, de nacionalidad libanesa, trataba de escapar con una gran cantidad de dinero, de la que resultó ser la base de operaciones de la Organización Criminal.

    Durante los registros efectuados en España se hallaron 55 terminales móviles, 4 ordenadores portátiles y una enorme cantidad de contratos de leasing de vehículos, indicios que avalaban la investigación previa del equipo conjunto franco-español. En total, entre las actuaciones efectuadas en ambos países se han interviniendo 40.500 euros en metálico, 9 vehículos de alta gama, material informático, más de 75 dispositivos móviles y 11 dispositivos informáticos y abundante documentación relacionada con la defraudación de 4,5 millones de Euros.

    Los tres detenidos en España, tras ser presentados en la Audiencia Nacional, fueron ingresados en prisión pendientes de su extradición a Francia, donde serán puestos a disposición de la justicia francesa por los delitos cometidos. Con respecto a los cuatro detenidos de los registros en Francia, les fue solicitada la prisión provisional por el juzgado que entiende de la causa.

  • El Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz empieza a vacunar a los torrejoneros mayores de 40 años contra la Covid-19

    El tramo de edad de 46 a 49 años recibirá mensajes de citación en los próximos días.

    A este grupo de población se le administrará la vacuna en el Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, cuyo Salón de Actos se ha reconvertido para garantizar la seguridad de todos los pacientes, albergando uno de los puntos de vacunación masiva de la Comunidad de Madrid. Se han habilitado 16 puestos de vacunación que permiten inocular hasta 68 dosis por hora. Además, se dispone de una sala de espera en la que los pacientes permanecen quince minutos bajo la supervisión de enfermería antes de abandonar el centro, para comprobar que no presentan efectos adversos a la vacuna.

    Por otra parte, los torrejoneros mayores de 50 años, que no hayan recibido ninguna dosis, podrán acceder al sistema de autocitación de vacunas que ha puesto en marcha la Comunidad de Madrid. Este modelo se ha iniciado en el Wanda Metropolitano y el WiZink Center y progresivamente se extenderá al resto de puntos de vacunación.

    El Gobierno regional tiene proyectado atender a 2.000 citas diarias, en turno de mañana y tarde y se tiene que solicitar a través de la aplicación web: https://autocitavacuna.sanidadmadrid.org/ohcitacovid/#/

    Ya se han vacunado en el hospital torrejonero, tras ser convocados por Salud Pública, el vicealcalde, José Luis Navarro, de 53 años, y el teniente de alcalde, Valeriano Díaz, de 58, que animan a todos los torrejoneros a vacunarse cuando sean citados

  • Intervenidos 450 kilos de cocaína en un contenedor con origen de Brasil

    El contenedor, que tenía destino Valencia, fue inspeccionado en el Puerto de Las Palmas, lugar donde se intervino la droga. Tres personas relacionadas con los hechos fueron detenidas en el puerto de Valencia.

    La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, han intervenido 450 kilogramos de cocaína ocultos en un contenedor que estaba en tránsito desde Brasil a España, siendo su primer punto de entrada en España el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

    Las investigaciones se iniciaron cuando, por los canales habituales de cooperación aduanera y policial internacional, se recibió información de la posible contaminación con sustancia estupefaciente, presumiblemente cocaína, de un contenedor con destino Valencia.

    A tales efectos se constituyó un equipo conjunto de investigadores compuesto por Guardia Civil, funcionarios de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. Este equipo realizó las actuaciones operativas que determinaron la aprehensión de 450 kilogramos de cocaína en el Puerto de Las Palmas, iniciando las investigaciones procedentes en relación a los receptores de la droga. Estas gestiones permitieron determinar que se trataba de tres personas de nacionalidad española residentes en Valencia y que trabajaban en su puerto.

    Un dispositivo operativo de vigilancia en el Puerto de Valencia realizado por unidades homólogas a las del Puerto de Las Palmas concluyó con la detención de las tres personas que intentaban recuperar la droga cinco días después de que el contenedor entrase en España.

    camion_cocaina.jpg