El novillero torresano Ignacio Ruiz corta una oreja en el certamen nocturno "La Ribera del Tajuña"

El novillero torresano Ignacio Ruiz corta una oreja en el certamen nocturno "La Ribera del Tajuña"

En la Segunda Novillada del IX Certamen La Ribera del Tajuña, estacó la rotundidad del torresano Ignacio Ruiz con un bagaje bien aprendido  y solvente, consiguió la única oreja del festejo nocturno.

el_novillero_torresano_ignacio_ruiz_corta_una_oreja_en_el_certamen_nocturno_la_ribera_del_tajua_fb_img_1470737623663_single_image.jpg

La novillada nocturna de Tielmes, del pasado domingo 7 de agosto que dio comienzo a las 23:00 horas, estuvo entretenida con el tradicional encierro de Baltasar Ibán, con tres animales encastados hasta la médula.

El torresano Ignacio Ruiz, de la Fundación El Juli, el novillero con más rodaje de los tres, estuvo solvente y con proyección profesional toda la noche.

Ha progresado muchísimo con la mano izquierda, destacó la estocada a su primero, los extraordinarios lances de recibo al cuarto de la  noche y su buena técnica.

Sus compañeros tuvieron cada uno de ellos un novillo de menores problemas, pero él tuvo que pechar con dos oponentes con dificultades.

Con lleno, se lidiaron cinco novillos de la ganadería de Baltasar Ibán, encastados y exigentes los tres primeros y uno 5° de La Interrogación, deslucido.

El novillero torresano, Ignacio Ruiz de la Escuela de Arganda, obtuvo una vuelta tras aviso y oreja.

Álvaro Martín de la Escuela de Madrid, silencio tras aviso y saludos.

Sergio Díaz de la Escuela de Colmenar Viejo, vuelta y saludos tras aviso.

 el_novillero_torresano_ignacio_ruiz_corta_una_oreja_en_el_certamen_nocturno_la_ribera_del_tajua_screenshot_2016-08-09-12-06-56-1_single_image.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El novillero José Rojo sufre una cornada en Torres de la Alameda

    En la tarde del lunes, el novillero José Rojo sufría una grave cornada en la Plaza de Toros de Torres de la Alameda durante la celebración de la novillada de las Fiestas Patronales de la localidad.

    El joven corto una oreja por su primer novillo, el cual inauguro la tarde. En el cuarto, recibió una cornada en tercio superior del muslo izquierdo con una trayectoria hacia adentro y hacia arriba que diseca los músculos sin afectar a ningún vaso importante.

    Fue intervenido en la enfermería de la Plaza de Toros y trasladado sin riesgo, aunque si grave al Hospital de Torrejón de Ardoz.

    Alejandro Rodríguez logró dos orejas con sus novillos. Mató por José Rojo al novillo recibiendo las dos orejas y fue ovacionado. El becerrista Fernando González corto una oreja.

  • El novillero torresano Alejandro Rodriguez, abre la puerta grande en su debut con picadores

    El debut del novillero de Torres de la Alameda, Alejandro Rodriguez, no pudo ser mejor, cortó tres orejas a los novillos del Torreón y abrió la puerta grande de la Plaza de toros de Robledo de Chavela.

    La crónica de la Asociación Taurina de Torres de la Alameda da cuenta del debut de su novillero, donde en el primero de su lote, desentendido en el capote, sin emplearse, a la hora de coger la muleta, Alejandro ha conseguido dar con las teclas de un novillo que no ponía las cosas fáciles, pero en todo momento ha estado por encima de él, logrando cuajar una faena rotunda, que de no haber sido por la espada, habría cortado dos orejas, pese a que al entrar a matar ha resultado cogido propinándole una fuerte voltereta.

    En el segundo de su lote, el novillero torresano ha demostrado su destreza con el capote, logrando la ovación más rotunda por parte del público asistente toreando a la verónica y rematando con dos medias extraordinarias.

    El picador se ensañó con el novillo, salió mermado el animal del castigo, se hicieron las cosas bien, una lidia excelente y pausada para colocárselo al novillero en suerte en banderillas, tercio soberbio el de Rodríguez cuadrando en la misma cara, y lo mismo hizo el novillero en la faena de muleta, le midió los tiempos andando en torero delante de la cara del animal y como el de El Torreón lo llevaba dentro se lo agradeció, faena importante del más nobel de tarde y un novillo que siguió haciendo surcos en el ruedo hasta el final, con un espadazo en todo lo alto Alejandro consigió arrancarle las dos orejas.

    Destacar los tercios de banderillas del novillero torresano. Tres orejas y puerta grande en su debut con picadores para Alejandro Rodriguez, que le acompañó en su salida por la puerta grande el novillero Carlos Ochoa.

    alejandro_2.jpg

     

  • Toros de Lidia dedica un reportaje al novillero torresano, Ignacio Ruiz, tras anunciar su retirada de los ruedos

    La revista taurina Toros de lidia ha dedicado un artículo al novillero torresano, Ignacio Ruiz, tras anunciar su retirada, en ella ahonda en una entrevista al novillero, en la problemática y dificultad de llegar a ser figura del toreo.

    Ignacio Ruiz entró en la escuela de El Juli en noviembre de 2008. Debutó como becerrista el 31 de agosto de 2010 en Sacedón con becerros de la ganadería de Saboya. En 2012 cortó un rabo a un novillo de la ganadería de La Campana de Aldeanueva. Su debut sin picadores fue en Torres de la Alameda, su pueblo, el 5 de octubre de 2013 en una novillada de Casasola. El 14 de febrero de 2015 se proclamó triunfador del certamen realizado en la escuela.

    La publicación sin desperdicio alguno comienza así, "El toreo está de luto. Y no por la pérdida de alguien relevante del toro. Está de luto porque el cáncer que lleva matando poco a poco la tauromaquia se va expandiendo cada vez más y lo hace por todas partes".

    Es tal la situación enfermiza que no existe ya remedio ni tratamientos como tampoco quimioterapias que frenen a ciertos empresarios cancerígenos y profesionales de quemar los sueños y las ilusiones de los que, a la postre, darían vida y frescura a la tauromaquia en un futuro.

    Aquellos que se conforman y viven bien viendo a los mismos figuras de siempre en los mismos sitios y en los mismos carteles. Con las mismas ganaderías y claro, sobra decir que casi todos ellos en contra de aquel encaste minoritario. Hasta tal punto está llegando esto que probablemente dentro de bien poco, ganaderos como Antonio Miura, Victorino Martín, Carlos Aragón Cancela tengan que descolgar el teléfono para que maten sus toros.

    Hoy será el entierro de un novillero que dio la vida por hacerse un hueco en este mundo de intereses y negocios. Y digo entierro porque han ido enterrando poco a poco todo el trabajo y los sueños de un chaval que ha terminado por cansarse y decidir su retirada inminente de los ruedos.

    Ignacio ha matado un total de 24 novilladas en plazas como Málaga, Tielmes, Guadarrama, Navacerrada, Soto Del Real, Fuentidueña del Tajo (…) y ganaderías como Baltasar Iban, Pablo Mayoral, El Tajo y la Reina, Santiago Domecq, Montealto, Los Maños, Angel Luis Peña, etc.

    “Esto se remonta hasta el año 2015 cuando yo gané el certamen de la escuela … ahí empezó más o menos. Esto fue febrero y estuve prácticamente hasta junio haciendo campo todos los fines de semana y entre semana junto a Adrien Salenc, Gardel, Francisco de Manuel, Jesus García … Jandilla, Capea, Mayalde, Sanche de León, Vicente Ruiz … ese año maté 11 novilladas sin caballos, pase por el Camino hacia las Ventas y quedé triunfandor de Beziers sin caballos (en ese momento estábamos todos sin caballos) al finalizar ese año tuve problemas personales y me hizo desilusionarme mucho estuve dos meses sin coger una muleta, quería dejarlo por primera vez, empecé a entrenar en febrero de la mano del torero Fernando Adrian y yo cada vez estaba más distanciado de la escuela, me siguieron dando cancha pero yo sentía que no era como antes …

    Salenc debutó en junio y Gardel en septiembre, yo sentía que me quedaba estancado pero quería convencerme de que había que tener paciencia y que iba a llegar mi debut, ellos con apoderado y yo sin nadie a mi lado que me hiciera las cosas… el 2016 no lo terminé mal del todo y en el 2017 me puse por primera vez delante en una tapia de Javier Cortés en Castillejo el 4 de abril, un par de tapias más y el 14 de mayo me preparé una fiesta donde toreé dos toros en la Finca la Morera, invité a muchísima gente del toro junto con José María plaza que siempre ha estado a mi lado… no me hicieron ni caso, vinieron Ignacio López hermano de Juli y Sergio Marin.

    Una vez pasado esto empecé a moverme y a intentar hacerme el debut pero fue imposible y mira que toqué sitios, no me volvieron a hacer ni caso y en todos los sitios sin dinero, no podía permitirme pagar por torear aunque sé que otros si lo hacen, seguía sin tener a nadie a mi lado nada más que a Fernando en los entrenamientos, desde mayo la siguiente vez que toreé fue en Zarzalejo el 8 de septiembre una novillada que me hizo Raul Mateos y Jesus Aguado, durante ese verano empecé a trabajar algunos días en el sector de la fontanería, luego varias capeas por los alrededores como Arganda, Torres, Valverde … y mi última novillada en Guadarrama el 5 de octubre, fríamente lo pensé en noviembre y decidí que era mejor dejarlo. El día que di el paso recuerdo como se me caían las lagrimas al pasear con mi perra por un camino.

    Yo me fui desinflando poco a poco porque veía que no iba a tener a nadie a mi lado y que no me iban a hacer las cosas y pasaba el tiempo y seguía sin avanzar. Mientras veía a compañeros míos con los que toreado sin caballos que ya estaban con caballos o eran matadores de toros. Luismi Ortega fue la única persona que estuvo en las duras y en las maduras…”

    El toreo está de luto. Hoy ha sido Ignacio Ruiz, mañana será otro y pasado otro. Ya no quedarán ataúdes donde poder enterrar la cenizas de un tiempo glorioso, donde se pudo disfrutar de una profesión que a día de hoy están destruyendo, convirtiéndolo a su paso en un negocio sucio y letal: “Tuve una anécdota con un empresario que organizaba novilladas sin caballos y es que en 2016 también toreé dos toros e invité a gente para que al menos me viese como andaba e intentar que alguien me pudiera ayudar, llamé a un empresario y le mandé mi invitación para que viniese a verme, le expliqué mi situación y todo y no tuve ni respuesta ni nada, no me devolvió las llamadas que le hice y tampoco me contestó ni un Watsshap. A este mundo le falta de todo… hay muchos tunantes y gente que mayormente se mueve por el interés”.

    Triste situación la que vive el toreo a día de hoy. Triste la despedida de un futuro distinto, de nuevos aires, de frescura y juventud: “Yo siempre diré que he dejado de torear pero no de ser torero o al menos de sentirme… ahora mismo sigo trabajando en la fontanería, gano un sueldo, tengo mi caballo y mis hobbies pero los toros no se van de la cabeza, para volver puedo decir al 100 por 100 de que no volveré… salir a un toro en un capeó o ponerme delante de una becerra es inevitable”.