Cuatro personas han sido detenidas por conformar un grupo criminal que distribuía droga hasta el norte peninsular escondida en habitáculos realizados para este efecto en el interior de vehículo.

La “cocina” intervenida se encontraba en el trastero de la vivienda de uno de los investigados, donde los agentes hallaron productos químicos para la adulteración de la droga, una prensa hidráulica, sellos, planchas metálicas y una pequeña cantidad de cocaína.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la localidad madrileña de Parla un centro de adulteración y corte de cocaína, desde donde se distribuía, presuntamente, hasta diferentes comunidades autónomas.

Cuatro personas han sido detenidas como miembros de una organización criminal, a quienes se les ha intervenido, además, un arma corta de fuego cargada y preparada para disparar.

madrid_cocaina_policia.png

Las investigaciones policiales comenzaron a finales del verano de 2020 sobre dos hermanos de origen dominicano que residían en Parla, quienes, según las indagaciones, se estarían dedicando al tráfico de esta sustancia estupefaciente. Disponían de varios vehículos con habitáculos ocultos realizados expresamente para ocultar la droga durante su transporte desde Madrid al norte peninsular, principalmente a las provincias de Asturias y León.

El avance de las investigaciones permitió comprobar que, con el objetivo de asegurar el éxito de dichos transportes por carretera, hacían uso de “vehículos lanzadera”, al efecto de detectar eventuales controles policiales y, así, poder eludirlos. Este sistema de seguridad es muy frecuentemente utilizado por los grupos y organizaciones criminales que se dedican al tráfico de sustancias estupefacientes por carretera. Por otra parte, los agentes sospecharon que uno de los hermanos podía haber adquirido diversas sustancias químicas que son habitualmente utilizadas para la adulteración del clorhidrato de cocaína.

En los siguientes meses, los agentes concretaron la actividad que los investigados desarrollaban y se procedió a la identificación de otros implicados que formaban, con ellos, el grupo criminal. Se ubicaron diversos emplazamientos de interés para la investigación como el domicilio de la madre de los hermanos investigados, punto que utilizaban para la distribución de la cocaína a pequeña escala.

Durante uno de los traslados, los agentes interceptaron un vehículo en León. Tras una inspección exhaustiva, se pudo comprobar que el vehículo contaba con un habitáculo oculto en el respaldo de los asientos traseros, que contaba con un sistema de apertura muy discreto. Tras lograr abrirlo, encontraron en su interior dos paquetes que contenían unos 800 gramos de cocaína, procediéndose a la detención del conductor, un individuo madrileño afincado en Parla.

Con estas evidencias se llevó a cabo la explotación de la investigación, procediéndose al desmantelamiento de un centro para la adulteración y el procesamiento de clorhidrato de cocaína, más comúnmente conocido como “cocina”. Estas instalaciones se encontraban en el trastero de la vivienda de uno de los investigados. En dicha “cocina” se encontraron diversos productos químicos para la adulteración de la droga, una prensa hidráulica para la compactación del estupefaciente adulterado, sellos y planchas metálicas y una pequeña cantidad de cocaína.

Igualmente, en la vivienda de otro de los investigados, que servía como punto de venta de estupefaciente para consumidores finales y otros traficantes a pequeña escala, se halló un arma corta de fuego alimentada y en disposición de disparar. Se encontraba en el interior de su dormitorio y próximo a su cama, con otros tres cartuchos en su cargador. Además, se intervino casi un kilogramo de cocaína en diferentes presentaciones y diversos útiles como básculas de precisión y recortes de plástico para preparar las dosis que distribuían desde esa vivienda.

En total, a esta organización se les ha intervenido dos vehículos, una pistola, 1.800 gramos de cocaína, líquidos para adulteración de sustancia estupefaciente, 1.600 euros en efectivo, cuatro básculas de pesaje de diversos tamaños, prensa hidráulica, diverso utillaje y 15 teléfonos móviles.

Publicado en Otras localidades

La Policía Nacional desarticula una organización dedicada a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias, cuatro miembros del grupo fueron detenidos cuando abandonaban, en un vehículo y a gran velocidad, una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros,

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada, presuntamente, a asaltar a clientes y empleados de entidades bancarias. El arresto de los cuatro miembros del grupo se produjo cuando abandonaban una sucursal bancaria de Parla en la que habían sustraído 6.700 euros.

Se ha acreditado su participación en doce asaltos en Madrid, Córdoba, Jerez de la Frontera, Benidorm y otras ciudades del cinturón metropolitano de la capital de España.

El hecho que dio lugar al inicio de la investigación fue un asalto cometido el pasado 21 de junio en Benidorm. Cuatro individuos abordaron a la salida de una entidad bancaria a un hombre que acababa de retirar dinero de la misma, no dudando en emplear la violencia y arrojarle al suelo para apoderarse del dinero, empleando el método del “cogotazo”. Una quinta persona esperaba en un vehículo para facilitar la huida de todos los miembros del grupo tras la comisión del robo.

Tras este suceso, los agentes comenzaron una investigación para tratar de identificar a los autores, llegando a la localización del vehículo con el que habían abandonado del lugar. Tras varias gestiones los agentes descubrieron que el coche también había sido utilizado por este grupo en un hurto llevado a cabo en un centro comercial de Valencia.

Los integrantes del grupo tenían una alta organización y reparto de tareas. Entraban en las sucursales bancarias y aprovechaban el descuido de los clientes a la hora de retirar o ingresar dinero en metálico para apoderarse de su dinero o bien los esperaban a la salida del las mismas y allí los abordaban. Si tenían alguna dificultad en la comisión del hecho delictivo, no dudaban en emplear la violencia para hacerse con el botín.

En otras ocasiones, entraban en la entidad bancaria interpretando perfectamente los papeles designados para despistar a los empleados que acababa de efectuar una operación de ingreso en efectivo. Antes de que pudieran introducirlo en la caja de seguridad, reclamaban su atención y hacían que perdiera de vista el dinero en metálico, momento que era aprovechado por otro miembro del grupo para apoderarse de él. Este modus operandi fue utilizado en un robo que en una sucursal bancaria del paseo de las Delicias de Madrid, donde los delincuentes lograron apoderarse de 62.500 euros en metálico.

Una vez identificados los cuatro miembros del grupo, fueron detenidos en la madrileña localidad de Parla cuando abandonaban a gran velocidad una sucursal bancaria a bordo de un vehículo portando 6.700 euros.

Todos ellos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Publicado en Otras localidades

La operación ha culminado con la detención de cinco hombres y una mujer pertenecientes al clan conocido como “Los Manueles”, uno de los detenidos hacía uso de una identidad falsa para evitar su puesta a disposición judicial como autor de un delito de homicidio cometido en 2008 en León. La operación se ha saldado con la detención de 6 personas, hombres y 1 mujer, pertenecientes al clan conocido como “Los Manueles”.

.Op_Sakember.jpg

La operación se inició en mayo de 2017, cuando los agentes recibieron un aviso del servicio de atención de emergencias 112 en el que informaban que una persona que se encontraba en la calzada de la A-62, a su paso por el término municipal de Villares de la Reina (Salamanca), presentaba, entre otras heridas, dos impactos de arma de fuego de pequeño calibre en una de sus piernas.

Continuando con las investigaciones, se pudo averiguar que la víctima había quedado previamente con otras personas para realizar una operación de compraventa de un vehículo. Mientras circulaban con el turismo de la víctima para comprobar que funcionaba correctamente, aprovecharon para amenazarlo y dispararle con una pistola dos veces en una pierna, teniéndose que lanzar la victima del coche en marcha para salvar su vida y huyendo los agresores con el coche.

Fruto de las investigaciones posteriores se supo que los responsables del intento del homicidio formaban parte de una organización criminal denominada el clan de “Los Manueles”, diseminados por gran parte de España, especialmente en las provincias de Madrid y Toledo

Por tal motivo, se procedió a la detención de los 6 integrantes del grupo delictivo así como al registro de 6 domicilios ubicados en los municipios de Parla y Moraleja de Enmedio (Madrid), Seseña y Casarrubios del Monte (Toledo). Los agentes han intervenido cuatro armas cortas entre las que supuestamente se encuentra la empleada para el intento de homicidio, dos escopetas y un rifle, tres chalecos antibala y dos turismos. También se ha intervenido numerosa munición de diversos tipos de armas, dinero, y documentación falsa y falsificada.

Además se ha localizado una plantación indoor de cannabis sativa con un total de 249 plantas y un peso aproximado de 30 kilogramos y otra con la cosecha ya recolectada y 8044 gramos de cogollos de marihuana preparados para su distribución y 104 gramos de hachís.

Durante uno de los registros, los arrestados utilizaron a sus hijos menores para tratar de ocultar a los agentes una pistola municionada, munición, dinero y llaves de varios vehículos.

Uno de los detenidos empleó una identidad falsa para evitar su arresto, siendo necesaria la colaboración del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para demostrar mediante el examen de sus huellas dactilares la identidad verdadera. Así se pudo constatar que esta persona hacía uso de una identidad falsa desde el año 2008 para huir de la justicia tras cometer un homicidio en la provincia de León.

A los detenidos se les considera posibles autores de los delitos de homicidio en grado de tentativa, robo con violencia, tenencia ilícita de armas, usurpación de estado civil y falsedad documental, pertenencia a organización criminal, trafico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Sakember3.jpg

 

 

Publicado en Otras localidades