Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros

Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros Destacado

La Guardia Civil ha desmantelado una célula muy activa de ciudadanos albaneses y rumanos especializada en robos en viviendas que llevaban a cabo en numerosas localidades madrileñas.

En la operación, denominada Hábitat Drin, han sido arrestados cuatro hombres de origen albanés y rumano de entre 25 y 33 años, sin antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio y vecinos de Madrid, ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Así se ha acabado con este grupo, al que se imputan robos en Villalbilla, Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Venturada y Bustarviejo.

Sus integrantes robaban prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos entradas en casas al día, fundamentalmente entre los ejes de la A1 y la A6.

La investigación se inició el pasado año tras un robo en Villalbilla en el que los autores consiguieron hacerse con un suculento botín de más de 100.000 euros  en joyas, dinero y un vehículo todoterreno.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el "modus operandi" como los autores podrían tener relación con otros hechos similares: los ladrones se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios para estudiar zonas y seleccionar viviendas, teniendo como principal objetivo chalés individuales.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y, una vez dentro, se hacían con artículos de valor, principalmente joyas, pequeños electrodomésticos, dinero en efectivo y documentación personal.

En ocasiones sustraían además algún vehículo que empleaban para perpetrar futuros hechos delictivos.

Se trataba de una célula compuesta por cuatro individuos, de los que tres accedían a las viviendas mientras otro vigilaba.

Tras ser identificados y localizados se practicaron tres registros en los pisos de Madrid en los que vivían, en los que se intervinieron centenares de artículos de joyería, 5.000 euros en moneda fraccionada, una pistola detonadora, teléfonos móviles y otros artículos electrónicos y aparatos para comunicarse.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detienen a la banda de los fruitis tras robar 25 fruterías de Coslada y San Fernando de Henares

    Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco jóvenes como presuntos autores de más de 25 robos con fuerza cometidos en fruterías de los municipios de Coslada y San Fernando de Henares en el mes de abril. Los jóvenes, que acumulan un amplio historial delictivo, podían llegar a asaltar entre tres y cuatro comercios en una sola noche.

    Dos de los detenidos fueron arrestados mientras cometían uno de los robos al ser sorprendidos "in fraganti". Los jóvenes arrestados, con un amplio historial delictivo, podían llegar a asaltar hasta tres y cuatro establecimientos en una noche.

    La investigación se inició a mediados del mes de abril cuando comenzaron a recibirse en la Comisaría de Coslada-San Fernando numerosas denuncias de propietarios de fruterías que al abrir sus comercios se encontraban con los cierres y verjas de seguridad forzadas, y con todo el interior revuelto. Uno de los dueños de varios establecimientos llegó a denunciar hasta ocho robos en sus tiendas, tres de ellos, cometidos en una misma noche.

    La banda, apodada por los vecinos de Coslada y San Fernando como "los fruitis" al ser el objeto de sus robos las fruterías de ambas localidades, llegó a actuar entre tres y cuatro veces por noche, lo que había generado una gran alarma social entre los residentes de las zonas.

    Los individuos forzaban la persiana o el cierre de seguridad de los establecimientos, sustraían el dinero del cambio que quedaba en el cajón de la caja registradora y ocasionaban cuantiosos daños en el mobiliario de la tienda y en el género que en ella encontraban, tirándolo al suelo y dejándolo no apto para el consumo.

    Los agentes lograron la detención de dos de sus miembros cuando fueron descubiertos "in-fraganti" forzando los cierres de una de las tiendas, logrando la identificación y posterior detención de los otros tres. El mayor de ellos, con un amplio historial delictivo por delitos contra el patrimonio, fue enviado a prisión quedando el resto en libertad.

  • La Guardia Civil desarticula una organización criminal autónoma de blanqueadores de dinero

    Por primera vez en Europa se han intervenido físicamente dos cajeros automáticos de Bitcoins, 4 "billeteras frías" y más de 20 "wallets" o monederos, que han permitido la trazabilidad de más de 9 millones de euros. Hay 8 personas detenidas, otras 8 investigadas, además de 9 personas jurídicas, todas por blanqueo de capitales procedentes principalmente del narcotráfico.

    La Guardia Civil, ha llevado a cabo la operación KAMPUZO, en la que se ha desarticulado una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales mediante múltiples operativas, entre las que destaca la compra-venta de criptomoneda y el uso de cajeros automáticos de moneda virtual, cuyas empresas propietarias están al margen de las investigaciones.

    La operación ha culminado con la detención de 8 personas, otras 8 en calidad de investigadas, además de 9 personas jurídicas, todas ellas por blanqueo de capitales procedentes principalmente del narcotráfico y pertenencia a organización criminal, entre otros delitos.

    Por primera vez en Europa se han intervenido físicamente dos cajeros automáticos de criptomoneda que estaban ubicados en una empresa, constituida con la única finalidad de dar cobertura legal a la actividad ilícita, bajo la apariencia de una actividad de compra-venta de diversos efectos informáticos, así como punto de recepción de dinero, propio de las empresas recaudadoras de efectivo.

    Dentro de la actividad con criptomoneda se han intervenido 4 "billeteras frías" y más de 20 "wallet" o monederos en los que se ha conseguido identificar el movimiento de más de 9 millones de euros. También se han intervenido 11 vehículos y 16.800 € en metálico ocultos en un doble fondo de apertura magnética practicada en un mueble, así como cerca de 200 plantas de marihuana en una plantación indoor, dentro del domicilio de uno de los detenidos.

    Esta investigación da continuidad a la operación Guatuzo, llevada a cabo por la Guardia Civil el pasado verano, en la que fueron detenidas 23 personas por los mismos delitos, pertenecientes a una organización criminal asentada y con actividad delictiva en España y Colombia, gracias a los lazos familiares existentes entre los investigados.

    Además de la clásica compra venta de Bitcoins, los investigadores han detectado otras formas de blanqueo utilizadas por esta organización, entre las que destacan:

    Recogidas de dinero en efectivo por parte de los denominados "Cash-Carriers" o "Courriers" para su posterior "bancarización" al ingresarlo en cuentas controladas por la organización y su posterior movimiento de fondos entre ellas para dificultar su trazabilidad y control.

    Transferencias de grandes cantidades de dinero a cuentas bancarias de sociedades de la propia organización, procedentes de terceras empresas controladas por otros grupos criminales y su posterior salida inmediata al extranjero, principalmente a Exchanges, por lo que se extrae que estarían transformando esos fondos en criptomoneda a través de wallets controlados por el grupo criminal, dificultando su trazabilidad y justificando tales operaciones financieras como “intermediación comercial para la compra de criptomoneda” mediante un negocio real.

    Realización de “compensaciones” de dinero en efectivo a través de negocios controlados por la organización, radicados en Cúcuta (Colombia).

    Uso de testaferros para la apertura y control de sociedades en España, consiguiendo el movimiento de fondos a través de estos negocios y el posible blanqueo de los beneficios obtenidos por su actividad delictiva, así como la ocultación patrimonial, para lo que también empleaban documentación de diferentes personas, suplantándoles la identidad. De hecho, en alguno de los registros practicados, han aparecido DNIs de diferentes personas ajenas a esta investigación, tanto sustraídos como falsificados.

  • Guardia Civil ha desarticulado un peligroso grupo delictivo especializado en robos con violencia en joyerías y naves industriales

    En la operación han sido detenidos 4 personas a los que se les imputa 11 robos cometidos con fuerza. A los autores se les imputan 26 delitos, entre ellos uno de homicidio en grado de tentativa. Se han intervenido dos revólveres y munición que utilizaban para cometer sus delitos y se han recuperado efectos por un valor de un millón de euros.

    La Guardia Civil, en el marco de la OP. VISANTO, ha detenido a cuatro hombres, con edades comprendidas entre los 28 y los 35 años, integrantes de un peligroso grupo delictivo especializado en robos cometidos a joyerías y naves industriales a los que se les imputa 11 robos cometidos fuerza.

    g2.jpg

    Se han recuperado joyas, vehículos y material sustraído con un valor de un millón de euros, así como dos revólveres y munición con los que cometían sus delitos, inhibidores de frecuencia, centralitas de clonación de llaves de vehículos, extractores de bombines, llaves maestras y dinero en efectivo.

    La operación se inició el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil detectó en la provincia de Toledo varios robos cometidos en establecimientos cuyo “modus operandi” coincidía. Estos robos se cometían en las cercanías de dos de las carreteras principales que la cruzan, la A-5 (Madrid-Extremadura) y la A-4 (Madrid-Andalucía).

    Por tal motivo, los agentes centraron sus investigaciones sobre un grupo de personas que estaba actuando en las cercanías de la autovía A-4 con un alto grado de peligrosidad debido a la violencia con la que cometían los delitos, generalmente a última hora de la tarde y centrándose en naves logísticas y joyerías.

    Fruto de las investigaciones, la Guardia Civil pudo constatar que se trataba de un grupo delictivo que utilizaba vehículos de alta gama como herramienta de fuerza tanto para la comisión de alunizajes como para garantizar su huída gracias a su elevada potencia, llegando a causar situaciones de extrema gravedad y riesgo cuando algún vehículo policial intentó interceptarlos.

    La investigación en uno de los hechos, cometido en un establecimiento público ubicado de la A-4 a su paso por la localidad de Seseña (Toledo), llevó a los agentes hasta dos conocidos delincuentes por robos violentos. Uno de ellos residía en esta misma localidad y había participado incluso en algún reportaje televisivo por su destreza al volante.

    El avance de esta investigación de la Guardia Civil determinó que otro peligroso delincuente asentado en la localidad de Ontígola (Toledo), hermano de uno de los anteriores, no sólo participaría con ellos en la comisión de los delitos, sino que sería el cabecilla de este grupo delictivo.

    Durante esta investigación se produjo un hecho delictivo de extrema gravedad en la localidad de Yunquera de Henares (Guadalajara), donde cinco delincuentes encapuchados y a punta de pistola, habían asaltado a un vigilante de seguridad de una nave logística y le habían sustraído su arma reglamentaria.

    La Guardia Civil logró identificar los vehículos utilizados para cometer este hecho los cuales habían sido sustraídos y se les había cambiado la placa de matrícula.

    Días más tarde, los agentes de tuvieron conocimiento de un robo con violencia cometido a unos joyeros de Córdoba cuando volvían con el género a su joyería, por cuatro delincuentes con el rostro oculto y que portaban dos armas cortas de fuego con las que habían intimidado a las víctimas.

    La Guardia Civil confirmó que estos delincuentes eran los investigados por lo que se estableció un dispositivo para su localización y detención.

    En el momento de proceder a su detención, los agentes sorprendieron a estos peligrosos delincuentes llegando al domicilio de uno de ellos en Ontígola (Toledo), con los dos vehículos utilizados y descargando varios bultos de gran tamaño.

    Cuando éstos se percataron de la presencia policial, uno de ellos se oculto en la vivienda mientras que los otros tres huyeron a gran velocidad con los dos vehículos, intentando atropellar a dos agentes y embistiendo violentamente a dos vehículos policiales.

    Finalmente uno de los delincuentes fue detenido tras huir a la carrera y ocultarse entre la vegetación, otros dos tras colisionar con los bolardos situados en una calle peatonal y el cuarto, el que inicialmente se había introducido en su vivienda, fue localizado y detenido escondido en un agujero excavado en un descampado en la parte posterior de la propiedad.

    A los detenidos se les imputan 26 delitos, de los cuales 1 es de homicidio en grado de tentativa, 1 atentado contra agentes de la Autoridad, 2 de lesiones, 2 de robo con violencia e intimidación, 11 delitos de robo con fuerza, 1 tenencia ilícita de armas, 3 de daños, detención ilegal, 2 delitos contra la seguridad del tráfico, 1 de receptación, y 2 de falsificación de documentos.

    Se han recuperado joyas por valor de 500.000 €, 8 vehículos sustraídos y otros efectos sustraídos, todo ellos con un valor de un millón de euros, así como dos revólveres (uno de ellos el sustraído al vigilante de seguridad) y munición con los que cometían sus delitos, inhibidores de frecuencia, centralitas de clonación de llaves de vehículos, extractores de bombines, llaves maestras y dinero en efectivo.

    g3.jpg