Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros

Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros Destacado

La Guardia Civil ha desmantelado una célula muy activa de ciudadanos albaneses y rumanos especializada en robos en viviendas que llevaban a cabo en numerosas localidades madrileñas.

En la operación, denominada Hábitat Drin, han sido arrestados cuatro hombres de origen albanés y rumano de entre 25 y 33 años, sin antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio y vecinos de Madrid, ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Así se ha acabado con este grupo, al que se imputan robos en Villalbilla, Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Venturada y Bustarviejo.

Sus integrantes robaban prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos entradas en casas al día, fundamentalmente entre los ejes de la A1 y la A6.

La investigación se inició el pasado año tras un robo en Villalbilla en el que los autores consiguieron hacerse con un suculento botín de más de 100.000 euros  en joyas, dinero y un vehículo todoterreno.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el "modus operandi" como los autores podrían tener relación con otros hechos similares: los ladrones se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios para estudiar zonas y seleccionar viviendas, teniendo como principal objetivo chalés individuales.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y, una vez dentro, se hacían con artículos de valor, principalmente joyas, pequeños electrodomésticos, dinero en efectivo y documentación personal.

En ocasiones sustraían además algún vehículo que empleaban para perpetrar futuros hechos delictivos.

Se trataba de una célula compuesta por cuatro individuos, de los que tres accedían a las viviendas mientras otro vigilaba.

Tras ser identificados y localizados se practicaron tres registros en los pisos de Madrid en los que vivían, en los que se intervinieron centenares de artículos de joyería, 5.000 euros en moneda fraccionada, una pistola detonadora, teléfonos móviles y otros artículos electrónicos y aparatos para comunicarse.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Detenido un vecino de Loeches y otro de Mejorada por robar en un polígono de Albacete

    En una investigación de la Guardia Civil de Albacete, el equipo ROCA, ha detenido a tres personas, como presuntas autoras de diez delitos de robo con fuerza cometidos en naves industriales del polígono industrial Romica de Albacete. Se ha conseguido recuperar la mayoría de los objetos sustraídos en los ilícitos penales esclarecidos.

    Los tres detenidos, vecinos de las localidades madrileñas de Getafe, Mejorada del Campo y Loeches, dos de 37 y uno de 39 años de edad, contaban con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

    La Guardia Civil tuvo conocimiento se una serie de robos cometidos en naves industriales del polígono albaceteño de Romica, entre los meses de julio y agosto del actual, que seguían un mismo patrón en cuanto a los horarios de comisión y al modus operandi, aglutinado estos hechos en lo que se denominó operación 'Kamiro'.

    Durante el transcurso de la investigación se pudo averiguar que los ahora detenidos se desplazaban desde la provincia de Madrid hasta el polígono Albacete de Romica, aprovechando las horas centrales del día para cometer los robos en las naves industriales.

    Tras la detención de los autores de los robos, la Guardia Civil ha conseguido recuperar, varias grapadoras industriales, martillos neumáticos, sierras de calar, taladros, 57 rollos de cable de cobre, 40 rollos de cable de toma de tierra, 2 rollos de manguera de cable, varios maletines de herramientas, 3 cizallas de distintos tamaños y numerosos destornilladores, estos últimos presumiblemente utilizados para cometer los hechos delictivos.

    Todos estos objetos recuperados, valorados en 25.000 euros han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

  • Asaltan violentamente un camión cargado de teléfonos móviles en Coslada

    Una banda de ladrones, integrada por entre ocho y diez sujetos, y con tres vehículos presumiblemente robados han asaltado a un camión de trasporte en el municipio de Coslada.

    Los hechos ocurrieron el pasado domingo 25 de octubre, sobre las cinco de la tarde. Los ladrones lo tenían todo planeado y contaban al parecer con información para saber cuando y donde actuar, fuentes de la investigación investigan si se recibió un soplo de alguien de dentro de la empresa a la que pertenecía la carga.

    Cuando el camión se encontraba parado y custodiado por un vigilante de seguridad, los asaltantes esperaron a que el conductor se pusiese a descargar un palé repleto de smartphones para The Phone House para comenzar a actuar. Varios individuos amenazaron e intimidaron a los trabajadores con mazas que se vieron sin poder hacer nada ante el numero de personas que les atacaban.

    Los empleados observaron como los integrantes se subían al camión y se daban a la fuga con el camión y los otros tres vehículos de alta gama, entre ellos, un Audi Q7 y un BMW X5.

    Una vez consiguieron llegar a un lugar en el que consideraron que era seguro, entre Coslada y San Fernando, aparcaron e hicieron el trasvase de la carga a los otros tres turismos para dejar abandonado el trailer.

    Este tipo de bandas se dedican a robar camiones de mercancías y son más sofisticadas que las de alucineros, apenas hay seis en Madrid, indican fuentes policiales. Casi siempre actuan a la carta por lo que posiblemente los teléfonos ya esten vendidos al mejor postor. Uno de los delincuentes más conocidos de este tipo es el «Niño Juan».

  • La Guardia Civil desmantela una organización dedicada a la distribución de productos cárnicos en mal estado

    Modificaban las fechas de caducidad de productos que eran devueltos por los supermercados para posteriormente revenderlos a través de otras empresas del grupo. En los tres registros realizados en Valencia y Madrid se inmovilizaron más de 1.000 toneladas de productos cárnicos insalubres cuyo valor rondaría los 5 millones de euros.

    En el marco de la operación JAMVINA la Guardia Civil junto con personal de la Dirección General de Salut Pública de la Conselleria de la Generalitat Valenciana ha desarticulado una organización criminal dedicada a la distribución de productos cárnicos en condiciones de insalubridad.

    Los inspectores veterinarios del departamento de Salud de La Ribera levantaron acta por carencias documentales así como el incumplimiento de las medidas de salubridad e higiene. Una vez conocidos los hechos por los agentes del Equipo de Policía Judicial de Carlet y miembros del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, se procedió de forma coordinada con personal de la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana al inicio de la operación.

    La fase de explotación de esta operación culminó con la detención de seis personas e investigación de otras ocho. De nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 25 y 60 años, se les imputan delitos contra la salud pública, organización criminal y blanqueo de capitales.

    Los miembros de la organización, que pertenecían a varias empresas que formaban parte del entramado, se dedicaban a introducir en el mercado alimentos en malas condiciones y en diversos formatos. Para ello no dudaban en utilizar marcas comerciales de otras empresas con el objetivo de dar salida a estos productos.

    Los presuntos autores de esta trama perseguían reducir costes y maximizar beneficios. Por un lado, evitaban el desembolso a la hora de destruir los productos caducados o en malas condiciones. Además, conseguían nuevos ingresos con la manipulación de las fechas de caducidad de las piezas enteras o bien loncheando los productos e introduciéndolos otra vez en el mercado a un precio muy competitivo.

    Los agentes han realizado tres registros y más de treinta inspecciones en empresas de las localidades valencianas de Alzira y Algemesi, así como en la localidad madrileña de Alcobendas, inmovilizándose más de 1.000 toneladas de productos cárnicos en mal estado. El valor estimado de lo inmovilizado rondaría los 5 millones de euros.