Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros

Desmantelada la banda que robo en una vivienda de Villalbilla un botín por valor de 100.000 euros Destacado

La Guardia Civil ha desmantelado una célula muy activa de ciudadanos albaneses y rumanos especializada en robos en viviendas que llevaban a cabo en numerosas localidades madrileñas.

En la operación, denominada Hábitat Drin, han sido arrestados cuatro hombres de origen albanés y rumano de entre 25 y 33 años, sin antecedentes por hechos relacionados contra el patrimonio y vecinos de Madrid, ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Así se ha acabado con este grupo, al que se imputan robos en Villalbilla, Guadarrama, Alpedrete, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Galapagar, Las Rozas, Venturada y Bustarviejo.

Sus integrantes robaban prácticamente todos los días, perpetrando una media de dos entradas en casas al día, fundamentalmente entre los ejes de la A1 y la A6.

La investigación se inició el pasado año tras un robo en Villalbilla en el que los autores consiguieron hacerse con un suculento botín de más de 100.000 euros  en joyas, dinero y un vehículo todoterreno.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el "modus operandi" como los autores podrían tener relación con otros hechos similares: los ladrones se trasladaban en vehículo por urbanizaciones de diferentes municipios para estudiar zonas y seleccionar viviendas, teniendo como principal objetivo chalés individuales.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y, una vez dentro, se hacían con artículos de valor, principalmente joyas, pequeños electrodomésticos, dinero en efectivo y documentación personal.

En ocasiones sustraían además algún vehículo que empleaban para perpetrar futuros hechos delictivos.

Se trataba de una célula compuesta por cuatro individuos, de los que tres accedían a las viviendas mientras otro vigilaba.

Tras ser identificados y localizados se practicaron tres registros en los pisos de Madrid en los que vivían, en los que se intervinieron centenares de artículos de joyería, 5.000 euros en moneda fraccionada, una pistola detonadora, teléfonos móviles y otros artículos electrónicos y aparatos para comunicarse.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Desarticulada una organización dedicada al cultivo de marihuana para su exportación y venta a traficantes europeos

    Para abastecerse de marihuana la organización contaba, en la provincia de Badajoz, con un clan familiar cuyos miembros dirigían una red de invernaderos y cultivos indoor. La organización operaba desde Madrid estableciendo contactos con traficantes de Reino Unido, Francia e Italia principalmente, a quienes enviaban la droga mediante empresas de paquetería.

    En los 25 registros simultáneos practicados en la Comunidad de Madrid y en la provincia de Badajoz se ha detenido a 22 personas y se han desmantelado 8 plantaciones de marihuana y se han aprehendido 10.500 plantas y 250 kilos de cogollos empaquetados y preparados para su venta

    Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de la Operación ”Farmers-Bambusa” desarrollada en la Comunidad Autónoma de Madrid y la provincia de Badajoz, han detenido a 22 personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal y defraudación del fluido eléctrico. Los detenidos conformaban un grupo delictivo dedicado al cultivo indoor de marihuana para su posterior tráfico a diferentes países europeos.

    La investigación comenzó en enero de 2018, cuando agentes de la Policía Nacional recibieron varias denuncias, de vecinos de la localidad madrileña de Parla, en las que alertaban de la existencia de un piso en el que podría estar siendo almacenada marihuana en grandes cantidades. Fruto de las primeras investigaciones, se incautaron 109 kilos de cogollos de marihuana y 105.200 euros y se detuvo a cuatro ciudadanos de nacionalidad china, responsables de la guarda y custodia de la droga.

    Dentro de las diferentes colaboraciones y coordinaciones entre Policía Nacional y Guardia Civil encaminadas a la lucha contra el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes, agentes de la Comisaría de Parla, de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz, descubrieron la existencia de un complejo entramado que operaba desde Madrid y Parla, compuesto por ciudadanos chinos que actuaban en pequeñas células que, a su vez, se encargaban de contactar con los receptores de diversos países europeos: Reino Unido, Francia e Italia, principalmente.

    Cada célula, una vez que acordaba y recibía el dinero del cliente correspondiente, contactaba en la provincia de Badajoz con un clan familiar que había construido una red de invernaderos y cultivos indoor de marihuana, y que les servía el estupefaciente. Para hacerse una idea del volumen del negocio ilícito, se destaca que en una sola semana el comprador venido de Madrid a Mérida, podía adquirir marihuana valorada en unos 300.000 euros.

    Este clan familiar se encontraba perfectamente estructurado con roles muy definidos: el cabecilla de la organización contaba con diferentes personas de la familia a su servicio y dedicadas a la creación de invernaderos en el interior de diferentes inmuebles. Estas instalaciones contaban con enganches ilegales a la red eléctrica con el objetivo de obtener energía para los múltiples aparatos, máquinas, transformadores y material -cuantificables en decenas de miles de euros- para el cultivo y desarrollo de las plantas. También contaban con cuidadores y guardadores del cultivo, a quienes les ofrecían vivir en los citados inmuebles a cambio de ciertas cantidades de dinero.

    Una vez que las células recogían el estupefaciente, era transportado a Madrid, donde la organización disponía de estructuras estables de pisos, garajes y almacenes en los que la depositaban, procesaban, envasaban y camuflaban entre otros objetos de procedencia legal, para ser enviadas al extranjero de forma inmediata y en un plazo inferior a 24 horas. De esta forma la droga permanecía.

    Ante estos hechos y pruebas incriminatorias obtenidas durante un año de investigación, el pasado 23 de enero se llevaron a cabo 25 registros simultáneos practicados en domicilios, garajes y naves de Madrid y Parla así como en las localidades pacenses de Mérida, Arroyo de San Servan, Santa Amalia y Conquista del Guadiana. Además, se ha detenido a 11 ciudadanos chinos y 11 españoles, se han desmantelado 8 invernaderos indoor y los agentes han incautado 10.500 plantas y 250kg kilogramos de cogollos de marihuana, empaquetados y preparados para su venta. Por otro lado, se han intervenido tres vehículos utilizados por la organización, 195.000 euros en efectivo y 6 escopetas.

    Los registros se desarrollaron de forma conjunta con el despliegue de más de 250 agentes de la Comisaría de Parla y la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional; de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz; las USECIC de las Comandancias de la Guardia Civil de Badajoz y Cáceres, GRS de Madrid y Sevilla, apoyados por el Servicio Aéreo de la Guardia Civil de Sevilla y perros adiestrados en búsqueda de sustancias estupefacientes de ambos Cuerpos.

    A cinco de los detenidos se les ha decretado prisión eludible bajo fianza entre 3.000 y 10.000 euros, los restantes están en libertad con cargos. La operación, que ha estado tutelada por el Juzgados de Instrucción número 4 de Parla (Madrid), sigue abierta, con el objetivo de la localización y detención de otros integrantes de esta organización criminal.

  • El presupuesto del Ministerio del Interior aumenta la partida económica para seguridad un 8,56% en 2019, hasta los 8.340,57 millones de euros

    Las cuentas, presentadas este martes en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, consignan 6.617,54 millones para gastos de personal, conceden una especial importancia a los refuerzos, con una tasa de reposición del 115% para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y destinan 250 millones a la equiparación salarial con las policías autonómicas

    El incremento de 658 millones de euros respecto a 2018 refleja las prioridades en materia de seguridad ciudadana y mantenimiento de la calidad democrática, otorgando especial protagonismo a la lucha contra la violencia de género, a proyectos estratégicos como el Plan para el Campo de Gibraltar y al refuerzo de la protección internacional y la cooperación con terceros Estados para combatir la inmigración irregular y el tráfico de personas.

    El presupuesto total, en términos nominales y excluidos los organismos autónomos, asciende a 8.340,57 millones de euros, lo que supone un incremento de 658 millones respecto al ejercicio anterior, actualmente prorrogado. Esto significa un aumento del 8,56% en relación con 2018.

    De esta cantidad, 240,09 millones de euros corresponden a créditos asociados a la celebración de las elecciones locales, a los parlamentos de 13 comunidades autónomas y al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo.

    Dentro del apartado de personal es igualmente destacable la incidencia que tiene la mejora retributiva de los empleados públicos prevista para 2019 (2,5% más), por un importe total de 153,88 millones de euros.

    La partida destinada a asilo, refugio, régimen de apátridas y atención a los desplazados será una de las que registre un mayor incremento relativo en 2019 y se triplicará hasta alcanzar los 17,03 millones de euros. Este aumento permitirá la creación de 231 nuevas plazas de funcionario de acuerdo con el RDL 6/2018, por el que queda aprobada una oferta de empleo público extraordinaria para desbloquear la gestión de las solicitudes de protección internacional.

    Dentro de los gastos de personal de la Secretaría de Estado de Seguridad se incluye la consolidación de los 310 millones de la primera fase de la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los cuerpos policiales autonómicos y un aumento de 250 millones para cubrir la segunda fase.

    Asimismo, y como muestra del compromiso del Gobierno en la lucha contra la violencia de género, destaca el aumento de la dotación correspondiente a las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que se incrementa en 45,40 millones de euros, dentro de los que se incluyen un refuerzo de 170 especialistas.

    Como refuerzo a las inversiones del presupuesto, son parte fundamental de la línea de acción de la Secretaría de Estado los planes de mejoras de las infraestructuras aprobados en el Consejo de Ministros del pasado 18 de enero que se gestionarán a través de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE). Este paquete de medidas supone una inversión total de 850 millones, de los que 600 se destinarán a la construcción y reforma de comisarías de la Policía Nacional y cuarteles de la Guardia Civil, y 250 millones se destinarán a reformar los Centros de Internamiento de Extranjeros (33 millones) y más de 50 centros penitenciarios (217 millones).

    El presupuesto de la Dirección General de Policía para 2019 crece un 5,73% y asciende a 3.195 millones de euros.

    El presupuesto destinado a inversiones, 28.439.030 euros, se dedicará a que los miembros de la Policía Nacional cuenten con más y mejores medios (chalecos, armamento y equipos).

    Los presupuestos de la Guardia Civil para el ejercicio 2019 ascienden a 3.016 millones de euros. Esto supone 241,3 millones de euros de incremento, un 8,7% respecto a 2018.

    El esfuerzo económico más significativo se concentra en los créditos vinculados al personal, que aumentan en 240,5 millones de euros (10,01 %).

    En cuanto a aeronaves, está contratada la construcción de un avión ligero, por importe de 8.489.700 euros financiado con fondos europeos, y un expediente de repuestos de aeronaves, por 2,9 millones de euros también con fondos europeos.

    El presupuesto de Instituciones Penitenciarias para 2019 asciende a 1.196 millones de euros, lo que supone un aumento del 3% respecto a 2018.

    Es importante destacar, en el ámbito laboral, las cuentas de la Entidad Estatal de Trabajo Temporal y Formación para el Empleo (TPFE), que tiene previsto ofrecer un puesto de trabajo remunerado a 13.000 internos y dar formación a otros 16.000. En 2019 recibirá un 11,8% de su presupuesto de las arcas públicas. El resto (el 88,2% de los ingresos) los generará con sus propios recursos.

    El proyecto de presupuesto de la Dirección General de Tráfico cuenta con una dotación de 807,7 millones de euros, el mayor de los últimos nueve años.

    Los principales objetivos con que se movilizan los recursos contemplados por los presupuestos son la disminución del número de víctimas y accidentes, junto a una adecuada gestión del tráfico para garantizar la movilidad. En línea con estas prioridades, están presupuestados 11,5 millones de euros para campañas de información y divulgación dedicadas a explicar a la ciudadanía los cambios normativos que se producirán en 2019 en materia de tráfico y seguridad vial.

    Para asegurar una mayor vigilancia y presencia de agentes en las carreteras, durante este año la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se va a incrementar en 200 nuevos agentes, en contraste con la pérdida de personal de los últimos seis años, cifrada en 850 efectivos menos.

    Por último, se mantiene en 500.000 euros la dotación presupuestaria para subvenciones a asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, organizaciones imprescindibles en materia de concienciación sobre seguridad vial.

    El presupuesto de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias asciende a 14,68 millones de euros. El incremento es de 141.210 euros como consecuencia de las mejoras retributivas del personal funcionario.

    La atención, el apoyo y el compromiso con las víctimas del terrorismo continuará siendo uno de los ejes prioritarios del Ministerio del Interior.

    En el proyecto de presupuesto para 2019 se contempla un incremento en las dotaciones de la subvención a la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, y de las subvenciones derivadas de la aplicación de la Ley 29/2011, de 22 de septiembre, de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, para asociaciones, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro que tienen como finalidad la defensa y la representación de las víctimas del terrorismo.

    El primero de estos créditos pasará a ser de 1,7 millones de euros (un 3,03% más). En cuanto a las subvenciones a asociaciones, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, asciende a 960.000 euros (3,23% más), para mejorar la atención a las víctimas, apoyar los movimientos asociativos y fundacionales del colectivo de víctimas y potenciar la concienciación social contra el terrorismo y la acción violenta.

    Por su parte, la dotación de la subvención a la Fundación Víctimas del Terrorismo, con 335.000 euros, no experimenta variación respecto a 2018. También se mantiene sin cambios el crédito destinado a indemnizaciones, ayudas y subvenciones derivadas de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, dotado con 13,59 millones de euros.

  • La Guardia Civil incauta 71 armas ilegales en un taller clandestino de Toledo

    El propietario del taller, un hombre de 73 años, ha sido detenido en la localidad de Borox en Toledo, Se ha intervenido el mayor depósito ilegal de armas de fuego en Castilla La Mancha: 71 armas de fuego, 47 cañones para arma corta, 33 silenciadores y 11.753 cartuchos.

    armas_toledo.jpg

    Un hombre de 73 años ha sido detenido por estos hechos, como presunto autor de tres delitos: depósito ilegal de armas, depósito munición y tráfico de armas. Además de las armas de fuego, el detenido tenía en su domicilio 47 cañones para arma corta, 33 silenciadores y 11.753 cartuchos. Se trata de la mayor intervención de armas ilegales llevada a cabo en Castilla La Mancha.

    Los hechos se inician el pasado 11 de enero, cuando una patrulla del Puesto de Seseña encuentra una bolsa en el interior del coche del detenido que contenía dos revólveres y dos silenciadores. Trasladados hasta su domicilio en la localidad de Borox, la Guardia Civil descubre que esta persona tenía más armas ilegales en disposición de disparar. Un total de 46 armas de fuego y 3 silenciadores son incautados en esta primera actuación.

    Posteriormente, Grupo de Información de la Guardia Civil de la Comandancia de Toledo, desarticula el taller clandestino de armas propiedad del detenido. El taller estaba dotado de un torno, una máquina de soldadura eléctrica, dos taladros de columna y una máquina pulidora de metal. Además, contaba con múltiples herramientas y útiles para llevar a cabo las manipulaciones, como brocas, fresas y útiles adecuados para el montaje y desmontaje de las armas de fuego. En esta segunda intervención, se incautan otras 22 armas cortas y una carabina de calibre 22, 47 cañones para arma corta, 28 silenciadores, 11.753 cartuchos y 48.000 euros.

    El detenido utilizaba procedimientos habituales para conseguir de forma ilícita armas de fuego a través de la transformación de armas detonadoras y la rehabilitación de armas inutilizadas, dotándolas de capacidad de realizar fuego real. Además, también fabricaba completamente armas de fuego.

    De hecho, del total de las armas de fuego incautadas, 20 armas son detonadoras transformadas para realizar fuego real, 17 son armas inutilizadas y posteriormente rehabilitadas para su normal funcionamiento, y 16 son armas de fabricación artesanal con el mismo fin. Entre las armas intervenidas, se encuentra un revolver de juguete fabricado en baquelita, al que el detenido realizó las transformaciones necesarias para efectuar fuego real.

    armas_toledo_2.jpg