Nueva denuncia pública del Alcalde de Villalbilla por los vertidos

Antonio Barahona, Alcalde de Villalbilla, ha vuelto a denunciar el vertido de enseres, sillas, colchones, palet, etc... en varios puntos de recogida de los residuos de su municipio.

Ya son muchas veces en las que el edil vubillero denuncia este tipo de acto, actos que pueden acarrear multas.

Para Barahona, "la incorrecta gestión de los residuos que generamos afecta negativamente al medioambiente, por eso, todos debemos implicarnos en esa tarea que es fundamental para mantener cuidado el entorno en el que vivimos2.

En Villalbilla tienes a su disposición todos los medios necesarios para la correcta gestión de los residuos, basta con dedicar una mínima parte de nuestro tiempo, y ya de paso, dejamos las aceras libres para el tránsito peatonal, añadía Antonio Barahona.

La imagen puede contener: exterior

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Hasta una bombona de butano, en un nuevo vertido en Villalbilla

    Una bombona de gas, a saber si con gas en el interior, un bidón que ha contenido líquidos inflamables, planchas de Uralita que contiene amianto que es un producto cancerígeno, tejas, escaleras de madera o incluso sillas, aparecen junto a los contenedores de residuos de la localidad madrileña de Villalbilla, un municipio de nuestra comarca, donde no hay semana que se encuentren podas, enseres, escombros, materiales de construcción o la totalidad de muebles y demás materiales que se producen con las limpiezas de las viviendas.

    No solo Villalbilla sufre este tipo de acciones que pueden ser sancionadas según las ordenanzas municipales, municipios como Loeches, Campo Real, Torres de la Alameda, Nuevo Baztán, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio o incluso ciudades como Alcalá de Henares o Torrejón de Ardoz, sufren estos actos imprudentes.

    El Alcalde de Villalbilla, Antonio Barahona denuncia semanalmente los vertidos en su municipio, Jorge Capa, alcalde de Mejorada del Campo o Vicente Barón, concejal de urbanismo de Torres de la Alameda e incluso alguno de los grupos de redes sociales de Torrejón, también han denunciado este tipo de actuaciones incívicas que sufren sus localidades.

    Barahona, hace hncapié en que es necesario e "imprescindible tener responsabilidad, porque esto pasa ya de "castaño oscuro", esto es peligroso, los vecinos cumplidores con la Ordenanza Municipal de Residuos no merecen estos comportamientos".

    Una lucha o pelea con la que los ediles pretenden concienciar a sus vecinos, de que no es buena idea ensuciar las calles de sus pueblos, que existen zonas donde depositar todo ello, sus Puntos Limpios.

  • El Alcalde de Villalbilla vuelve a quejarse de los vertidos de basura en su municipio

    Antonio Barahona, Alcalde de Villalbilla, se ha mostrado molesto con la imagen que dan algunas zonas de su municipio, ya que hay constantemente vertidos de basuras, enseres o podas en la calzada y aceras todas las semanas.

    ¡Esto no es de recibo, cada vez vamos a peor!, esa es la frase con la que Antonio resumía su enfado, por unos nuevos vertidos en la vía pública de Villalbilla.

    El Alcalde señalaba que la recogida de residuos el día señalado en cada zona, es para retirar residuos vegetales "césped o podas", no para retirar todo lo que sobra en casa, para eso están los contenedores de cada especialidad, el Punto Limpio Municipal o la retirada domiciliaria de enseres previa solicitud en el Ayuntamiento.

     BASURA_VILLALBILLA3.jpgbasura_VILLALBILLA_2.jpg

  • Campo Real instó a la Comunidad de Madrid a encontrar solución a los olores de los vertidos

    El Ayuntamiento de Campo Real, a raíz de las quejas sobre los fuertes olores provocados por los vertidos de lodos que procedentes de la estación de aguas residuales de la zona de las canteras, inició, en el mes de enero, una serie de acciones con la Comunidad de Madrid para buscar soluciones a este problema que ahora se agrava con el calor.

    Así se desprende de la correspondencia mantenida entre el alcalde, Felipe Moreno, y el entonces consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán.

    En su misiva, fechada el 23 de enero, Moreno solicitaba al ahora vicepresidente del gobierno regional “una reunión urgente a la mayor brevedad posible” para tratar el asunto. El edil campeño explicaba que estos vertidos están produciendo “una alarma social en el municipio”, por lo que le pide explicaciones. Y es que, ya desde el verano pasado, se venía solicitando a la Comunidad que solucionase el problema de los vertidos de lodos.

    Moreno reconoce que la empresa tiene autorización de la Comunidad de Madrid, tal y como hizo constar el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA). Aun así, desde el Ayuntamiento se insta a una investigación ya que se cree que el vertido de los lodos “no se está realizando de manera adecuada”, permaneciendo varios días e incluso semanas sin extender y mezclar con el terreno.

    Un asunto de la máxima importancia para el alcalde, quien incluso llega a pedir a Rollán poder tratar qué cantidad o proporción se permite y cuál es el procedimiento exacto que establece la norma que lo regula, así como conocer qué organismo es el responsable de que el proceso se realice de forma correcta.

    Tan sólo seis días más tarde, el propio consejero contestaba a Moreno indicándole que las analíticas de lodo y suelo presentadas por la empresa eran “correctas”. Rollán recuerda que estas actividades se realizan a más de cuatro kilómetros del casco urbano, cumpliendo con lo establecido en el decreto que prohíbe la aplicación a menos de dos kilómetros del núcleo del municipio.

    Así se demuestra que el Ayuntamiento de Campo Real, a pesar de no tener competencia alguna en este asunto, buscó, desde hace ocho meses, soluciones a un problema que siempre consideró una prioridad. Una labor de vigilancia, preocupados por la salud de los campeños, que no cesará, informando al SEPRONA y a la Consejería de Medio Ambiente –sobre quienes recae esta competencia- para que los vecinos de Campo Real no se vean perjudicados por los vertidos de una empresa que, presuntamente, no cumple la ley.