La Historia de "Un Español en Alemania"

La Historia de "Un Español en Alemania" Destacado

"Te tengo tantas cosas que decir y tú como si no fuera contigol a historia se repite y aún así prometo estarte agradecidoprometo estarte agradecido." ( Rosendo Mercado )

Generación 1960-Generación 2013. Vuelve el “Vente a Alemania, Pepe”. Cada día se van más. Unos 50.000 al año. El número de españoles que enfila hacia Alemania recuerda las cifras de los años sesenta y setenta. Entonces, una comedia, ‘Vente a Alemania, Pepe’, retrató aquella inmigración. Ahora, otra, ‘Perdiendo el norte’, actualiza el fenómeno. Reunimos a estas dos generaciones en Múnich.

Que levante la mano el que tenga algún pariente, amigo o conocido en Alemania . Nacho Velilla buscaba un argumento para su próxima comedia cuando, una mañana, reunió a su equipo creativo. Corría el año 2012. Sobre la mesa, algunos recortes de prensa reclamaban su atención. 30.000 españoles se fueron el año pasado a Alemania, cifra que no se alcanzaba desde 1973 ; el Ministerio de Empleo prevé que entre 2010 y 2020 un millón de españoles emigren al exterior.

En la sala había diez personas. Todas levantaron la mano. Velilla, el hombre detrás de series como Siete vidas o Aída y taquillazos como
Fuera de carta y Que se mueran los feos, ya tenía lo que buscaba. Tres años después, recién estrenada Perdiendo el norte, retrato de un grupo de jóvenes ultraformados buscándose la vida en Berlín, la marea hacia Alemania sigue creciendo.

Al año son ya más de 50.000 los españoles entre quienes no parece haber calado el optimismo que transmiten agentes económicos y políticos en nuestro país. La cifra, de hecho, remite a la gran inmigración que llevó hacia tierras teutonas a más de 700.000 españoles entre 1960 y 1973 -retratada por Pedro Lazaga en Vente a Alemania, Pepe-, cuando el régimen de Franco encontró en tierras germanas una válvula de escape para canalizar parte del masivo flujo de trabajadores del campo que, sin cualificación alguna, emigraban
hacia los centros industriales. Hoy, sin embargo, el panorama ha cambiado de forma radical.

Ya en 1960 se marcharon más de 30.000 personas y el flujo alcanzó su pico en 1965, rondando los 80.000 inmigrantes enfilando hacia la República Federal Alemana. Entonces, el Gobierno puso freno a la marcha de mano de obra cualificada, indispensable para el desarrollo de la incipiente industria española, pero hoy, entre quienes buscan el sueño germano, dos tercios poseen estudios superiores y mejor formación incluso que la media alemana.

José Mateos Mariscal autónomo empresario perjudicado por la crisis económica España. "En la extrema pobreza con dos menores a cargo,
perdimos todo mi casa mi coche mi empresa después desahucio en desahucio hoy resistimos en Alemania, no es fácil la integración en otro país extranjero, la barrera del idioma, el clima, las costumbres, la ventaja hoy mis dos hijos hablan perfecto inglés y español en Alemania, una educación que muchos millonarios en España no pueden tener".

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El municipio madrileño de Ambite presenta su libro “EL CABALLERO DE AMBITE”

    El drama de la leyenda del caballero, su dama y la encina de Ambite, dan vida por fin y en papel a la leyenda de nuestro caballero de Ambite, preciosa edición en tapa dura con ilustraciones de Samuel Prats que nos transportan a las calles y caminos de esta leyenda que Jose María García-Luján, su autor, ha versionado y cuidado como la leyenda se merece.

    No dejes escapar tu ejemplar en http://ambite.renderforestsites.com/

     

     

  • Alcalá de Henares acogerá del 13 al 15 de junio el Foro de Cultura Segura de Ciudades Patrimonio

    Alcalá de Henares acogerá del 13 al 15 de junio el primer Foro de Ciudades Patrimonio/Ciudades de Cultura, Cultura Segura, que contará con la presencia de gestores culturales de prestigio nacional e internacional, y se centrará en el análisis de la organización de eventos culturales de primer orden, como son las artes escénicas, las artes plásticas y la literatura, bajo nuevos formatos post Covid-19.

    La concejala de Cultura, María Aranguren, ha afirmado que “la situación sanitaria que se vive desde comienzos de 2020 hace necesario el desarrollo de protocolos adaptados a conseguir que todos los actos culturales se celebren bajo las más estrictas medidas de seguridad. Las Ciudades Patrimonio se han planteado como uno de los retos más importantes de este año la organización de este Foro internacional, del que sin duda saldrán nuevos formatos que hagan confiar al turista en que la cultura es segura”.

    La ciudad de Salamanca albergó el pasado sábado 27 de marzo la celebración de la Asamblea General del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España (GCPHE), que marcó el punto de partida para la recuperación turística en las 15 ciudades que conforman el Grupo. En la reunión estuvo presente el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios.

    Entre los eventos destacados para 2021 en los que participará Alcalá de Henares se encuentra la Noche del Patrimonio, que para la celebración de su cuarta edición el próximo 18 de septiembre verá incrementado el presupuesto destinado por el Grupo Patrimonio.

  • La leyenda cuenta que nuestros apellidos provienen de...

    Cuenta la leyenda que las primeras personas en llevar apellido fueron los chinos, allá por el año 2850 a.c. 

    Parece ser, que en Europa, esta costumbre llegó milenios después. Pues hay que remontarse a la Edad Media para ver los primeros apellidos, que comenzaron con las familias reales. Después lo llevaron las familias más poderosas, e iban acompañados de un escudo. Más tarde, cuando la burguesía comenzó a tener acceso a bienes inmuebles, se hizo necesario empezar a definir con mayor precisión a qué familia pertenecía cada cosa.

    Con el tiempo, se extendió al resto de los ciudadanos, en especial a las comunidades que se iban poblando cada vez más y más, y como sólo con el nombre surgían las dudas, se empezaron a añadir a los nombres un mote para diferenciales de otras personas. Este mote o apodo tenía relación con su profesión: Carpintero, Herrero, Labrador, Guerrero, Ovejero, Criado, Monje, Pastor...con el lugar donde vivía: Monte, Valle, Ríos, Arroyo, Rivera, Canales, Cuevas, Costa, Peña, Prado, Madrid, Toledo, Ávila, Burgos, Logroño…Si su antepasado vivía cerca de varias torres, unas fuentes, una iglesia, un puente, unos corrales, o palacios, pues de ahí vienen los apellidos Torres, Fuentes, Iglesia, Puente, Corrales y Palacios... si su ancestro cosechaba manzanas, criaba corderos, o tenía una finca de ganado, pues de ahí vienen los apellidos Manzanero, Cordero y Toro.

    Si no era gordo: Delgado; si no tenía cabello: Calvo. Por el color de su pelo: Moreno, Rubio. Si tenía buen sentido del humor: Alegre; si era educado: Cortés.

    Mención aparte son aquellos apellidos que terminan en “ez”. El origen es muy sencillo: ez significa ‘hijo de’. Por ejemplo: González es porque era hijo de Gonzalo, Rodríguez era hijo de Rodrigo, Sánchez de Sancho, Hernández de Hernando, López de Lope, Ramírez de Ramiro, Velázquez de Velasco, Álvarez de Álvaro, Martínez de Martín, Jiménez de Jimeno, Benítez de Benito, Diéguez de Diego, Domínguez de Domingo...
    Así mismo, ocurre igual en otros idiomas: Johnson es hijo de John en inglés (John-son); MacArthur es hijo de Arthur en escocés; Martini es hijo de Martín en italiano.

    Y como estos apellidos tomaron un carácter hereditario, pues fueron pasando de generación en generación.

    El apellido Zhang es de los más antiguos en el mundo, pues se usa desde hace 4 mil años. En la actualidad este apellido lo llevan unos 100 millones de personas.

    Si navegamos por la Red, y miramos las estadísticas a nivel mundial de los apellidos más usados en el planeta, descubrimos que:

    Li o Lee, lo llevan más de 120 millones de personas. En China, Vietnam, Corea y también Estados Unidos.

    Zhang, es de los más antiguos. En la actualidad está conformado por 100 millones de personas alrededor del mundo.

    Wang, siginifica “rey o monarca”. Más de 93 millones de personas lo comparten. Es el más popular en China, y de los más recurrentes en Japón, Vietnam y Corea.

    Nguyen, 36 millones de personas son llamadas así. Es de los apellidos más comunes en Asia, y el más popular en Vietnam. Aunque en menor cantidad, también puede encontrarse en Australia, Francia y Estados Unidos.

    García, en España es el apellido más recurrente. También tiene gran penetración en Sudamérica, México e incluso en Filipinas. Su población es algo mayor a los 10 millones.

    González, el segundo más popular en España y muy común en Estados Unidos y Latinoamérica. Hay 10 millones de González en el mundo.

    Hernández, 8 millones de personas poseen este apellido. Habitan principalmente en España, Portugal, México, Estados Unidos y en la mayoría de los países latinoamericanos. Su significado es “hijo de Hernán” o “hijo de viajero”.

    Smith, hay más de 4 millones de personas con este apellido. En Reino Unido, Australia y Estados Unidos es el más usado, aunque también se emplea en Canadá e Irlanda.

    Los apellidos más utilizados en España, según los datos del INE, García es el apellido más común entre los españoles: 1.452.662 personas lo tienen. Le siguen González (909.278), Fernández (908.790), Rodríguez (906.303), López (856.432), Martínez (819.757), Sánchez (805.931), Pérez (777.950), Gómez (491.596), Martín (486.852)…

    El uso y orden de los apellidos cambia en cada cultura. En España, México y otras naciones de Latinoamérica, se usa primero el paterno y después el materno. En Portugal y Brasil sucede al revés. En Argentina o en los países del mundo anglosajón, como Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Irlanda e India, Estados Unidos, lo habitual es que los hijos de una pareja reciban solo un apellido, el del padre. 

    Aunque en los últimos tiempos hay países que dictan nuevas leyes sobre este asunto, por lo que estas costumbres se pueden modificar.

    De la madrileña calle Álvarez Gato, según cuenta la leyenda, un temerario escalador cristiano, usando su cuchillo como improvisado piolet, trepó la muralla de la fortaleza árabe, indiferente a lo que le pudiera suceder por la acción defensiva de los “sarracenos”. Por aquella habilidad, sus camaradas, le pusieron el mote de El Gato. Al héroe, le gustó tanto el apodo que decidió tomarlo como apellido, de ahí que a los madrileños nos llamen "gatos"

    La familia de Álvarez Gato tenía su casa por esta zona madrileña.