Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares

Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares Destacado

El Museo Arqueológico de la Comunidad de Madrid ubicado en Alcalá de Henares se inauguró el 25 de mayo del año 1999.

Ya en 1985, año en que se traspasan la competencias estatales en arqueología a las Comunidades Autónomas, las administraciones afectadas acuerdan convertir el antiguo convento de la Madre de Dios en el nuevo Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid.
En 1987 se inician las obras, aunque no es hasta diez años más tarde, en 1997, cuando se emite el Decreto de creación del museo que oficializa la existencia de la institución.

alcala-museo-arqueologico-regional.jpg

Otros hitos destacados de la historia del museo son la inauguración de la Exposición Permanente, -el 6 de junio de 2003-, o la apertura del "Patio de cristales", el 7 de mayo de 2007, claustro convertido en el gran auditorio y sala multifuncional del museo que ha permitido completar sus servicios e instalaciones.

El Museo ocupa desde 1999 el edificio que fue en su origen el Convento Dominico de la Madre de Dios, fundado por Doña María de Mendoza, hija de los Condes de Melito, y construido en varias fases entre los siglos XVII y XVIII.

Se trata de uno de los conjuntos conventuales más amplios de Alcalá de Henares, comprende la iglesia y el convento propiamente dicho, edificio que habitaron los frailes. Estas dos construcciones anejas se construyeron frente al palacio arzobispal, junto a la nueva puerta que se abrió en la muralla de la villa (el actual arco de San Bernardo), lo cual las sitúa en pleno casco histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Fachada_Museo_Arqueologico_Alcala.gif

La iglesia alterna en sus muros ladrillo y piedra dispuestos, creando un efecto decorativo rítmico, tal y como fue habitual en los paramentos exteriores en Alcalá. La cúpula que la corona se remataba originalmente con una linterna y un chapitel, que con su desarrollo vertical equilibraban la horizontalidad del resto del edificio. Estos remates se pierden cuando en 1882 el Ayuntamiento compra el edificio para convertirlo en cárcel y juzgado y decide eliminarlos por existir peligro de hundimiento.

La fachada principal de la iglesia, que destaca por su simplicidad, sufrió también importantes transformaciones al adaptarse a su nueva función: se abrieron nuevos balcones y ventanas y se trasladó la portada principal, que daba a la Plaza de las Bernardas, a la Calle Santiago, donde se situó la nueva puerta principal de entrada a los juzgados.

En cuanto a la portada por la que se accede al convento, probablemente se reutilizó del edificio que precedió al actual, sustituido debido a su carácter endeble y su tamaño insuficiente. Destaca por su coronamiento semicircular, que alberga en relieve la cruz de Santo Domingo, caracterizada por sus extremos en forma de flor de lis que aluden a la orden religiosa que ocupó este edificio.

PatioMuseoArqueologicoNacional.jpg

El edificio del convento se realizó en materiales similares a los de la iglesia y se organizó, como es habitual, en torno a un patio de planta rectangular. En este edificio se ubicaban las habitaciones donde los frailes desarrollaban su vida cotidiana, comunicadas con el patio a través de un claustro de esbeltos arcos de medio punto.

Al iniciarse su rehabilitación para albergar el Museo, se encontraba en avanzado estado de ruina en algunas zonas y muy deteriorado en términos generales. La instalación aquí de esta institución, supone, entre otros logros, la recuperación de un edificio con una larga historia.

El Colegio Convento de la Madre de Dios fue fundado por María de Mendoza, hija de los condes de Mélito, en 1565, como parte de la ciudad universitaria de Alcalá, aunque la construcción actual data de los siglos XVII y XVIII, ya que el edificio original se quedó pequeño y además era estructuralmente deficiente, si bien es probable que la portada del convento del inmueble definitivo, por la que actualmente se accede al Museo, esté reutilizada del anterior.

IMG_8377.jpg

El 2 de diciembre de 1808, durante la invasión francesa, fueron desalojados los frailes y convertido el inmueble en cuartel de caballería de las tropas napoleónicas, que aparentemente fueron las responsables de la destrucción del altar mayor de la iglesia y del saqueo de los objetos de valor. Los frailes regresaron en 1815, pero en 1835 el convento fue desamortizado, pasando a manos del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. La zona conventual fue utilizada como cárcel hasta 1951, mientras que la iglesia acogió el colegio de abogados, juzgados y la Audiencia, sufriendo el conjunto del edificio profundas modificaciones, como el traslado de la portada de la iglesia, que daba a la plaza de las Bernardas, a la calle de Santiago.

En 1985, año en que se traspasaron las competencias estatales en materia de arqueología a las comunidades autónomas, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Alcalá acordaron que el edificio se convirtiera en la sede del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid. Las obras comenzaron en 1987 ya que el edificio se encontraba muy degradado, presentando un avanzado estado de ruina en algunas zonas, por lo que hubo que someterlo a una importante rehabilitación.

museo_arqueologico.jpg

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El PSOE complutense considera que el "Verano en Fiestas de Alcalá de Henares" ha sido un éxito frente al intento de boicot del PP

    Miles de vecinos y vecinas han disfrutado de las fiestas que finalizaron con unos esperados fuegos artificiales con patrocinio privado, sin coste alguno para las arcas municipales.

    Frente a este éxito los socialistas complutenses lamentan los intentos del PP para impedir la celebración de las Fiestas, los conciertos y actividades.

    Las celebraciones de agosto que terminaron ayer han servido para recuperar la economía y el empleo en sectores como el de los feriantes (que en algunos casos llevaban más de un año sin poder trabajar) la hostelería y todos los vinculados a las artes escénicas -que ya han agradecido el esfuerzo que ha realizado el equipo de Gobierno socialista- rescatando además una parte importante de nuestra identidad cultural.

    La parte negativa ha sido el comportamiento de unas pocas personas que a altas horas de la madrugada del sábado se enfrentaron a la Policía. En este sentido agradecemos el trabajo realizado por la Policía Local y Nacional, así como a sus mandos por la gran coordinación existente entre la Delegación del Gobierno de España en Madrid y el Ayuntamiento de Alcalá De Henares.

    La otra cara negativa ha sido la mostrada por el PP, que ha utilizado una noticia de Telemadrid sobre estos incidentes aislados, provocados por una veintena de vándalos, para cargar contra las ferias.

    El odio que destilan el PP y su portavoz Judith Piquet hacia el equipo de Gobierno socialista llega hasta tal punto que en sus ‘comunicados’ obvian la condena a los propios actos vandálicos y acaban denigrando, atacando e insultando a toda la ciudadanía para la que se supone que trabajan: de hecho la portavoz Judith Piquet difundió un mensaje en el que se habla de Alcalá De Henares con un lacónico “dais puto asco”, una afirmación a todas luces impropia de la portavoz de un grupo político con representación institucional.

    El portavoz del PSOE Alberto Blázquez ha declarado que “la presencia de la Policía estaba prevista y coordinada. De hecho, la Policía Local cuenta con equipación como defensas, cascos y chalecos antidisturbios que nunca tuvo en los años del Gobierno del PP de Bartolomé González, cuando afrontaban lluvias de botellas en el ferial sólo con sus gorras de tela”.

    Blázquez ha añadido que “el PP lleva semanas poniendo palos en las ruedas para que no se celebrara el Festival Gigante o la Feria de Día y está instalado en el ‘cuanto peor, mejor’: dedicó horas a magnificar un suceso aislado y no condenó a los vándalos que actuaron en Alcalá, en lo que está siendo un verano muy complicado de botellón y vandalismo para muchas grandes localidades de Madrid, incluida la capital, y que da que pensar sobre la necesidad de educar sobre los límites de esa ‘libertad sin límites’ que algunos enarbolan”.

    Toda esta belicosidad y fijación por parte del PP sobre las ferias podría guardar relación con esa idea de gestión de los eventos festivos tan opaca y oscura realizada por el ex alcalde del PP, Bartolomé González, que les llevó a los tribunales y a ocupar las portadas de los periódicos por la gestión de, por ejemplo, el concierto supuestamente solidario llamado Rumbo a Haití.

  • Alcalá de Henares recuperará como museo el Molino Borgoñón

    La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado 14 de mayo el inicio de expediente de contratación para la redacción del proyecto básico y de ejecución y museografía para la obra de restauración y consolidación del Molino Borgoñón, también conocido como Molino de la Isla del Colegio.

    El Molino Borgoñón está ubicado en la Ronda del Henares, junto a la Isla del Colegio, una de las zonas en las que se está trabajando con el objetivo de mejorar el entorno del río Henares, integrando los valores ambientales, patrimoniales e hidráulicos en las actuaciones a desarrollar. Se trata de un enclave muy importante para la historia de la ciudad.

    Para el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, “la conservación y protección del patrimonio natural y cultural de la ciudad forman parte de las actuaciones imprescindibles para incrementar su potencial turístico, motivo por el que se están dando los primeros pasos destinados a convertir al Molino de la Isla del Colegio en un nuevo reclamo para visitar el entorno del río Henares”.

    El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, por su parte, ha expresado que “con esta actuación se pretende evitar la pérdida de uno de los Bienes de Interés Patrimonial con los que cuenta la ciudad, al tiempo que se crea un nuevo museo con el que conocer la importancia que siempre ha tenido el río en el desarrollo histórico de Alcalá así como un espacio cultural”. Nogués afirma que “el Molino no puede albergar ningún otro uso porque lo imposibilita el Plan General, por lo que su única posibilidad es la de consolidación y restauración museística; y aun así no nos parecería razonable que un entorno natural hubiera un edificio con redes de saneamiento o instalaciones eléctricas, queremos que siga siendo un entorno natural”.

    El servicio, que cuenta con un presupuesto estimado de 129.470 euros con cargo a los fondos FEDER de la Comunidad de Madrid, consiste en la redacción de un proyecto de rehabilitación y museográfico, para la rehabilitación, desde la perspectiva de la conservación del patrimonio histórico (mínima intervención) del Molino Borgoñón, incluyendo los restos conservados del edificio, entorno inmediato, maquinaria, compuertas y azud, rehabilitación del caz asociado a este espacio, así como proyecto museográfico que incluye cartelería y otros recursos informativos de la historia del Molino y su relación con el río Henares.

    El Ayuntamiento de Alcalá es propietario y competente del Bien de Interés Patrimonial Molino Borgoñón, catalogado en el Catálogo Geográfico de Bienes Patrimoniales de la Comunidad de Madrid. Ya durante 2016 se llevaron a cabo tareas de limpieza y desbroce en los terrenos públicos alrededor del Molino. Fruto de dichas acciones se produjo la constatación de un conjunto arqueológico constituido por una serie de elementos interrelacionados entre sí y de diversas épocas.

    El Molino Borgoñón o del Colegio es un molino harinero datado en el siglo XV, y comprado por el Cardenal Cisneros para abastecer al Colegio Mayor de San Ildefonso de la Universidad. El deterioro del molino se acrecentó con un incendio que sufrió a finales del siglo XX, y que le dejó sin cubierta. Con su restauración, Alcalá de Henares dispondrá de un añadido más a su oferta turística.

  • El Ayuntamiento de Mejorada del Campo inicia las obras del Plan de Movilidad de la Zona Sur

    Con una inversión superior al millón y medio de euros, este proyecto dará más sentido a la ordenación del tráfico y convertirá este barrio en un espacio más accesible y renovado para todos los vecinos y vecinas.

    El Ayuntamiento de Mejorada del Campo comienza esta semana una de las tres obras principales que se llevarán a cabo durante el verano en el municipio, dentro del Plan de Recuperación de Barrios, el Plan de Accesos de Movilidad de la Zona Sur.

    Esta obra, cuya inversión asciende a 1.572.489 euros, pretende reordenar el tráfico para mejorar los accesos a la principal entrada al municipio y mejorar la movilidad de los vecinos y vecinas en un plazo de ejecución de 9 meses aproximadamente. La transformación del barrio concierne a una superficie de 28.700 m² que se encuentra entre Paseo Arenero, Calle Adolfo Marsillach, la Calle Santa Rosa, las Calles Argentina y Venezuela, la Calle Portugal y la Avenida Reja Grande.

    Este proyecto creará más plazas de aparcamiento, incluyendo cuatro para personas con movilidad reducida e instalará puntos de recarga para vehículos eléctricos. La sostenibilidad y el fomento de la movilidad de los vecinos y vecinas serán ejes fundamentales con la construcción de una senda peatonal en paralelo a la Calle Argentina, el primer tramo del carril bici en la Avenida de Reja Grande, la mejora del asfaltado y del acerado con instalación de nuevo alumbrado, mobiliario urbano y más de 200 árboles.

    ALCALDE_vecinos.jpg

    En cuanto a la reorganización del tráfico, la Calle Santa Rosa se transformará para dar lugar a una vía de doble sentido de circulación con una calzada de 7 metros de ancho. Por su parte, la Calle Adolfo Marsillach cambiará de sentido con el objetivo de que los vehículos puedan acceder a una nueva glorieta hacia la M-208 para reorganizar los flujos de tráfico que se ubicará entre Santa Rosa y Paseo Arenero, un tramo vial que será de doble sentido.

    Además, la Calle Portugal se ampliará con un nuevo carril en sentido salida para acceder a la M-208 y se modificará la salida desde la glorieta hacia esta calle, con una ampliación del carril a 4 metros de ancho más el arcén para evitar que los vehículos de grandes dimensiones invadan el carril contrario.

    Recientemente, el alcalde de Mejorada del Campo, Jorge Capa, junto con otros concejales del Consistorio, celebró una asamblea vecinal en la zona para resolver dudas y explicar todos los pormenores de este proyecto, así como para escuchar propuestas. Durante su visita, el alcalde comunicó a los asistentes a este encuentro que las obras se llevarán a cabo por fases y que se irá informando de ellas de manera progresiva en función de su avance.

    Este proyecto culminará con el nuevo parque de la Zona Sur, un gran espacio verde que el Ayuntamiento dio de alto y cofinanció en 2018 en el Plan de Inversión Regional y que únicamente está pendiente para su puesta en marcha por parte de la Comunidad de Madrid.