El Ayuntamiento de Alcalá de Henares continúa con su estrategia de recuperación de espacios naturales de la ciudad, como es el Gran Parque de Espartales, el arroyo del Camarmilla, la Isla del Colegio, el río Henares, el caz o la Isla del Colegio. “Para este equipo de Gobierno, uno de los principales objetivos es acercar estos espacios naturales a la ciudadanía, que lo conozcan y lo protejan”, asegura el edil de Medio Ambiente Enrique Nogués. En esta línea, el Consistorio continúa realizando actuaciones de mejora, adecuación y limpieza en el Gran Parque de Espartales, atendiendo en todas ellas a su valor como patrimonio natural, en el marco del Plan Reinicia Alcalá y el eje de Territorio y Sostenibilidad.

Una de las actuaciones más recientes es la puesta en funcionamiento del géiser del estanque de tormentas de Espartales Norte, tras la realización de las actuaciones necesarias en la infraestructura. Gracias a las mejoras realizadas en este espacio, esta infraestructura cumplirá una doble función: por un lado, la recogida de aguas pluviales; y por otro lado como elemento ornamental del Gran Parque de Espartales. Además, también se han instalado dos nuevos tamices en la cámara de desbaste, con el objetivo de retener los flotantes y favorecer una mayor limpieza del espacio.

Enrique Nogués ha explicado que “hemos recuperado el géiser característico del estanque de tormentas de Espartales a la vez que mantenemos su carácter y su esencia original, al implementar un circuito de agua independiente que de vida al géiser, devolviéndole parte de su identidad a este entorno que, al mismo tiempo, seguirá conservando su condición de espacio naturalizado”.

Otra de las actuaciones más singulares que se han realizado en las últimas semanas en el Gran Parque de Espartales ha sido la creación de un “Oasis de mariposas”, con la plantación de un campo de herbáceas susceptible de ser polinizado por abejas y mariposas (lepidópteros). “Con esta actuación se favorece la alimentación de insectos polinizadores como las mariposas, repercutiendo en una mejor renaturalización del entorno”, añade Nogués.

Asimismo, dentro del proyecto de renaturalización del arroyo Camarmilla se ha contemplado la plantación de más de 800 nuevos ejemplares arbóreos y arbustivos y la colocación de 20 unidades de cajas nido, para fomentar una mayor biodiversidad de la zona.

El Gran Parque de Espartales, con una superficie de más de 35 hectáreas, se prolonga a lo largo de 1.300 metros en Espartales Sur hasta la frontera con Espartales Norte. Es importante poner de manifiesto que se trata de un espacio de gestión seminatural, y dentro de las buenas prácticas para la protección y enriquecimiento del suelo se encuentra el mantenimiento de una cubierta vegetal compuesta de plantas espontáneas o cultivadas que cubra la máxima superficie del suelo posible.

El Gran Parque de Espartales es una zona verde de ocio, de paseo y de respiro dentro del paisaje urbano de Alcalá de Henares, que cuenta con numerosos recursos como son: carril bici, circuito deportivo, áreas infantiles, corredor verde del Camarmilla, árbol de interés local y, además, forma parte de la red de rutas cardiosaludables.

La masa arbórea de este entorno natural es muy importante para la ciudad, y cuenta con especies tales como: almeces, moreras, pinos, encinas, sauces, fresnos, abedules, acacias, chopos, álamos blancos, etc. Destaca sin duda un ejemplar magnífico de Platanus x hispánica existente en zona próxima al acceso al Parque desde la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer, que se encuentra señalizado con una placa informativa.

Publicado en Alcalá de Henares

La plantación popular contó con más de 120 personas y estuvo promovida por el Ayuntamiento de Alcalá en colaboración con Decathlon y Heliconia.

Más de 120 personas, entre trabajadores y familias alcalaínas que se sumaron a la plantación, ayudaron en los trabajos de reforestación del Gran Parque de Espartales con un total de 800 nuevos ejemplares de especies autóctonas de árboles y arbustos. Entre las especies que han sido plantadas en esta actuación se encuentran madroños, majuelos, espantalobos, jazmines silvestres, rosas caninas, lentiscos, enebros, endrinos, olivillas y aladiernos.

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, visitó la plantación y valoró "muy positivamente la participación de tantas familias de Alcalá de Henares. Es importante que los niños y niñas de la ciudad aprendan a valorar nuestro patrimonio natural, y los beneficios de los árboles para nuestra salud y el medio ambiente".

Además, para garantizar un mayor éxito en la plantación, se ha utilizado un sistema de mantenimiento con riegos para facilitar el arraigo de los nuevos árboles y arbustos. No obstante, al tratarse de especies autóctonas y adecuadas a la zona los requerimientos de agua y nutrientes son menores, y por tanto el grado de éxito de la plantación será más alto.

Publicado en Alcalá de Henares