En un día como hoy, España se unía a la Comunidad Europea y se implantaba el IVA

En un día como hoy, España se unía a la Comunidad Europea y se implantaba el IVA

Hoy día 1 de enero se cumplen 29 años de la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea, actual Comunidad Europea y de la entrada en vigor del IVA. En estos 29 años, los fondos de cohesión y los planes de reparto de Europa han dotado a España de una gran cantidad de infraestructuras que eran inimaginables cuando en aquel año 86, disfrutábamos ante la pantalla de la 1 de TVE (no existían aún las autonómicas ni privadas).

El impacto en los primeros cinco años de la adhesión a la Comunidad Europea fueron excelentes y aunque el déficit comercial fue acusado, el PIB español logró crecer a un ritmo del 5 por ciento, dos puntos por encima de la media europea.

El IVA como tal, no fue un impuesto nuevo, fue un impuesto de sustitución sobre otros que existían en nuestro ordenamiento tributario y todas las negativas que se plantearon en la entrada, se superaron ampliamente. Gran trabajo de los estadistas europeos del momento, aunque en la actualidad, la UE se cuestiona a cada paso que da, pero muchos países, siguen confiando en las virtudes y ventajas de una unión monetaria europea. Lástima que esta unión no avance también en las políticas fiscales conjuntas con el objetivo de eliminar los desiquilibrios que aún tenemos en Europa.

En el año 2012, el IVA en España subió. El tipo general pasó del 18% al 21%, mientras que el reducido, que es el que pagan la mayor parte de los servicios de hostelería, transportes, productos sanitarios y de alimentación, subió del 8 al 10%. El superreducido, que grava prensa, medicamentos o comida no elaborada, se mantuvo en el 4%.

Sobre el autor

Webmaster @SucesosHenares

Obtengo la mejor información diaria para mantener informados a todos los vecinos del Corredor del Henares.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • El pleno de Torrejón de Ardoz aprueba instar al gobierno de la nación la reducción del IVA de la luz, sin el apoyo de los concejales socialistas

    Ante la subida del 28% en la factura de la luz, el Pleno del Ayuntamiento de Torrejón apruebó, instar al Gobierno de España a reducir el IVA en el recibo de la electricidad para bajar su precio. La moción fue aprobada con los votos favorables del alcalde, el Grupo Popular y Podemos y sin el apoyo del PSOE.

    El alcalde, Ignacio Vázquez, indicó que “hemos aprobado esta moción ante la desmesurada subida del 28% que vamos a soportar todos los vecinos en el precio de la factura de la luz, por ello pedimos al Gobierno de España a que disminuya el IVA de la luz ya que tiene competencias para hacerlo y estaba incluido en su propio programa de gobierno: Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España. Apartado 3.2- Aprobación del Plan Nacional integrado de energía y clima, reforma del mercado eléctrico y bajada de la factura”

    En el Pleno del 28 de octubre de 2020 del Ayuntamiento de Torrejón, también a propuesta del alcalde, aprobó instar al Gobierno de España para que bajase el IVA de las mascarillas.

    El portavoz del Gobierno local, José Luis Navarro, indicó “que esta iniciativa de carácter social del alcalde equipararía a España con otros países europeos que ya aplican un IVA reducido a la luz, ya que así lo permite la Unión Europea, pese al intento del Gobierno español de transmitir lo contrario, como también trató de hacer con el IVA de las mascarillas cuando nuevamente la Unión Europea les dejó en evidencia al indicar que no impedía a España bajar su IVA. Bajando el IVA de la luz el Gobierno de España de PSOE y Podemos compensaría la subida que están aplicando las compañías eléctricas y cumplirían con su compromiso electoral en su propio programa de gobierno: Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España. Apartado 3.2- Aprobación del Plan Nacional integrado de energía y clima, reforma del mercado eléctrico y bajada de la factura”

    “Lamentablemente el PSOE de Torrejón no ha aprobado esta propuesta en favor de los torrejoneros, anteponiendo a estos su subordinación al Gobierno de Pedro Sánchez”, añadió el portavoz del Gobierno.

  • Un 21 de Noviembre del año 1877, en Nueva York, Thomas Edison anuncia la creación del fonógrafo, instrumento para grabar y reproducir sonidos.

    El fonógrafo fue el primer dispositivo más común para grabar y reproducir sonidos desde la década de 1870 hasta la década de 1880. El fonógrafo fue inventado por Thomas Alva Edison, Eldridge R. Johnson y Emile Berliner.

    En sus formas posteriores, también se llama un gramófono (como una marca registrada desde 1887, como un nombre genérico en el Reino Unido desde 1910), o, desde la década de 1940, un reproductor de discos. Las formas de onda de vibración del sonido se registran como las desviaciones físicas correspondientes de una ranura en espiral grabada o impresa en la superficie de un cilindro o disco giratorio, denominado "registro".

    Fonoautografo.jpg

    Para recrear el sonido, la superficie se gira de manera similar, mientras que un lápiz de reproducción rastrea la ranura y, por lo tanto, vibra, reproduciendo muy débilmente el sonido grabado. En los primeros fonógrafos acústicos, el lápiz vibraba un diafragma que producía ondas de sonido que se acoplaban al aire libre a través de un cuerno que se quemaba, o directamente a los oídos del oyente a través de auriculares de tipo estetoscopio.

    Mientras que otros inventores producían dispositivos que pudieran grabar, el fonógrafo de Edison fue el primero en reproducir el sonido grabado. Su fonógrafo grabó originalmente el sonido en una hoja de papel de aluminio envuelta alrededor de un cilindro giratorio. Un lápiz táctil que responde a las vibraciones del sonido produce un surco hacia arriba y hacia abajo en la lámina.

    El laboratório de Alexander Graham Bell realizó varias mejoras en la década de 1880 e introdujo el grafofón, incluido el uso de cilindros de cartón revestidos de cera y un lápiz de corte que se movía de un lado a otro en un surco en zigzag alrededor del registro.

    En la década de 1890, Emile Berliner inició la transición de cilindros de fonógrafo a discos planos con un surco en espiral desde la periferia hasta cerca del centro, acuñando el término gramófono para tocadiscos de discos, que se usa predominantemente en muchos idiomas. Las mejoras posteriores a través de los años incluyeron modificaciones a la plataforma giratoria y su sistema de accionamiento, el lápiz o aguja, y los sistemas de sonido y ecualización.

    FonógrafoEdison.jpg

    El disco de fonógrafo fue el formato de grabación de audio dominante durante la mayor parte del siglo XX. Desde mediados de la década de 1980, el uso del fonógrafo en un reproductor de discos estándar disminuyó drásticamente debido al aumento de la cinta de casete, el disco compacto y otros formatos de grabación digital.

    Los discos siguen siendo un formato favorito para algunos audiófilos y para DJs y turntablists en música hip hop, música dance electrónica y otros estilos. Los discos de vinilo todavía son utilizados por algunos DJ y músicos en sus conciertos. Algunos DJs de música dance y productores de música continúan lanzando sus grabaciones en discos de vinilo.

    Las grabaciones originales de músicos, que pueden haber sido grabadas en cinta o en métodos digitales, a veces se vuelven a emitir en vinilo.

    Fonografo.jpg

  • Un 15 de Agosto del año 1097...

    La batalla de Consuegra tuvo lugar el 15 de agosto de 1097 en la localidad toledana de Consuegra, y enfrentó al ejército del rey Alfonso VI contra las fuerzas almorávides del emir Yusuf ibn Tasufin. La batalla concluyó con una clara victoria para los almorávides.

    En 1085 Alfonso VI el Bravo, rey de León y Castilla, conquista Toledo, la antigua capital del reino visigodo antes de la derrota del río Guadalete, y a ella traslada su capital, exigiendo a los desgastados reinos de taifas elevados tributos. Alfonso VI se encuentra en su apogeo y se hace nombrar Imperator e incluso Rex Ibericus.

    castillo_consuegra.jpg

    Al año siguiente, el rey decide afianzar su poder en el norte de Hispania y pone sitio a Zaragoza, capital de la taifa del mismo nombre. El emir Yusuf ibn Tasufin desembarca en Algeciras en auxilio de los débiles reyes musulmanes. Alfonso VI, que no está dispuesto a tolerar esta osadía, levanta el cerco de Zaragoza y se dirige al encuentro de Yusuf. El rey sufre una humillante derrota en la batalla de Sagrajas, donde es masacrado al menos la mitad de su ejército: los almorávides rematan a los heridos en combate y agradecen a Alá la victoria subidos a un montón de cabezas de los cristianos.

    Pero no es Alfonso VI el único que lucha contra los musulmanes: Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el «Cid Campeador», asola la zona del Turia y se apodera de la plaza fuerte de Valencia (1094) convirtiéndola en capital de un principado que él gobierna. Posteriormente derrota a Yusuf en dos ocasiones: en Cuart de Poblet (1094) y cerca de Gandía, en Bairén (1097) unidas sus tropas a las de Pedro I de Aragón. Pero mientras Rodrigo Díaz lucha en Valencia, un ejército almorávide capitaneado por Mohammed Ben al Hach se dirige a Toledo.

    El rey decide desafiarlos en Consuegra, pero la escasez de tropas le obliga a pedir refuerzos al Cid, quien tras vencer en Bairén puede permitirse mandar refuerzos a su señor, y como muestra de amistad los envía al mando de su único hijo varón, Diego Rodríguez, heredero de su linaje. Diego llega con refuerzos y poco después su padre le envía la caballería de Álvar Fáñez, la cual es emboscada por los almorávides en las proximidades de Cuenca: algunos jinetes caen en el combate, otros vuelven a Valencia y los pocos restantes marchan con él hasta Consuegra.

    Con asombrosa rapidez Alfonso reúne sus tropas en Consuegra, instalando su campamento en el castillo; allí se siente seguro, pues desde su torre albarrana, antigua fortaleza romana y posteriormente musulmana, se divisa todo el llano circundante. Manda reforzar las murallas de la ciudad y espera a los almorávides que no tardarán en llegar.

    Alfonso VI coloca a Álvar Fáñez, experto comandante de caballería, apoyando a Pedro Ansúrez, cuyos hombres son tropas de élite; después coloca a Diego con las tropas del Cid, las mejor armadas, y manda al conde García Ordóñez que proteja con su caballería la vida de Diego. García Ordóñez era un antiguo enemigo del Cid (según el Cantar de Mío Cid, en una ocasión en que el rey Alfonso había encomendado a éste cobrar las parias al rey de Sevilla, el de Granada, Abdalá, se dirigió a saquearla ayudado por algunos nobles, entre los que estaba García Ordóñez. El Cid salió con todas sus tropas a plantar batalla a Abdalá y tras apresar en ella a García segó con su espada un mechón de la barba, lo cual era ofensa gravísima).

    La infantería cristiana se dirigió contra la almorávide, apoyado cada contingente por otro de caballería. Los cristianos consiguieron romper las filas de la infantería, pero las alas almorávides, formadas por jinetes, envolvieron a los cristianos. El rey ordenó la retirada y, mientras en el flanco izquierdo se replegaban Pedro Ansúrez y Álvar Fáñez juntos, en el derecho sólo lo hizo García Ordóñez sin ayudar a Diego Rodríguez, quien rodeado por sus hombres, y éstos a su vez por los enemigos, no aguantó mucho más y cayó muerto.

    Alfonso VI se refugió dentro de la ciudad, que no tardó en caer, y se retiró al castillo, un bastión inexpugnable en lo alto de un cerro. Tras ocho días de sitio, sin agua, ni apenas comida, y con solo unas centenas de hombres, Alfonso VI resiste el asedio de los moros que intentan escalar sus murallas. Tras el octavo día los almorávides, diezmadas sus tropas, sofocados por el calor y temiendo la llegada de refuerzos cristianos, levantan el sitio y se retiran.

    Alfonso VI perdió muchos hombres, pero uno de ellos destaca sobre los demás: Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador, cuyo valor, entrega y muerte se celebran cada año desde 1997 en Consuegra.

    La batalla de Consuegra fue el segundo gran combate directo entre el ejército castellano-leonés y el almorávide.

    Yusuf ibn Tasufin, diez meses después de la batalla de Consuegra, en junio de 1098 volvió a Marrakech (África) satisfecho por sus numerosas conquistas.

    Molinos_de_Consuegra.jpg