Han sido detenidas 11 personas -nueve hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 65 años de edad- por su presunta implicación en los delitos de tráfico ilícito de vehículos y pertenencia a organización criminal.

En el operativo han sido recuperados 29 vehículos sustraídos -todoterreno, furgonetas y turismos de alta gama- que, según la investigación, irían destinados a organizaciones dedicadas al tráfico de drogas.

Los agentes han constatado que la organización desmantelada estuvo asentada en Málaga, Huelva, Algeciras, Jaén, Alicante, Murcia y varias localidades de Cataluña.

En los registros se han intervenido 50 placas de matrícula sin troquelar, dos placas de matrícula falsificadas, 100 piezas metálicas alfanuméricas para troquelar, 34 llaves vírgenes de distintas marcas de vehículos, nueve dispositivos electrónicos y mecánicos de apertura y arranque, un detector de radiofrecuencia, pasamontañas, guantes, 20 cartuchos de 9mm y diversa documentación.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación Rodeo, han llevado a cabo una operación contra el tráfico ilícito de vehículos en las provincias de Málaga, Cádiz, Huelva, Murcia, Alicante y Jaén. Han sido detenidas once personas -nueve hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 65 años de edad- por su presunta implicación en los delitos de tráfico ilícito de vehículos y pertenencia a organización criminal. Todos ellos actuarían como integrantes activos de una red delictiva itinerante especializada en el robo de vehículos que, posteriormente, serían vendidos a otras organizaciones criminales, principalmente dedicadas al tráfico de drogas, tras ser falsificados sus elementos identificativos.

La investigación ha sido desarrollada en diversas fases y en el último operativo resultó detenido el principal organizador de la trama junto a otro de sus miembros, un hombre de nacionalidad marroquí que tenía en vigor tres señalamientos judiciales.

El operativo finalizó con la práctica de varios registros, el último de ellos en la vivienda del principal encartado ubicado en Jaén, donde se intervinieron 50 placas de matrícula sin troquelar, dos placas de matrícula falsificadas, un centenar de piezas metálicas alfanuméricas para troquelar, 34 llaves vírgenes de diferentes marcas, nueve dispositivos electrónicos y mecánicos de apertura y arranque, detectores de radiofrecuencia, pasamontañas, guantes, 20 cartuchos del calibre 9 mm y diversa documentación.

i_20201115_11_th.jpg

robo_coches_1.jpg

Publicado en Otras localidades

A los dos personas también se les acusa por delitos de falsedad en recetas y estafa a pacientes. Habrían mantenido la actividad delictiva durante 6 años en la localidad madrileña de Mejorada del Campo.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha solicitado 15 años de prisión en total para dos individuos a los que acusa de intrusismo, falsedad documental y estafa de manera continuada.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Coslada ha concluido la instrucción seguida por unos hechos cometidos en una clínica dental de Mejorada del Campo, que habían sido investigados inicialmente por agentes de la Guardia Civil del puesto de la localidad madrileña.

El primer acusado, propietario de la clínica y que carecía de título habilitante para ejercer la Odontología, presuntamente estuvo durante 6 años realizando todo tipo de tratamientos odontológicos, prescribiendo medicamentos y productos sanitarios – utilizando el nombre del segundo acusado – y haciéndose pasar por odontólogo ante los pacientes que acudían a la clínica para realizarse los tratamientos. El COEM le acusa por la comisión continuada de delitos de intrusismo, estafa y falsedad en documento oficial (recetas) y solicita 9 años de prisión.

El segundo acusado, odontólogo colegiado, presuntamente habría amparado y dado cobertura al primer acusado tolerando el intrusismo y el engaño a los pacientes durante todos esos años, siendo cooperador necesario de los delitos anteriores. Para este acusado (que es colegiado) el COEM solicita 6 años de prisión.

En ambos casos también se solicita la pena de inhabilitación por el mismo tiempo que dure la pena de prisión para el ejercicio de cualquier actividad profesional o laboral relacionada con las clínicas dentales. Ahora el proceso queda pendiente de que se fije fecha para la celebración del juicio.

“Defender a los pacientes de esta actividad ilegal y que puede causarles un grave perjuicio es una prioridad para el COEM. Queremos recordar que todos los dentistas deben estar colegiados y que los pacientes pueden pedirle el número de colegiado si lo desean”, señala el Dr. Antonio Montero, presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM).

Publicado en Mejorada del Campo

Los hechos se produjeron cuando agentes de la Policía Local de Torrejón de Ardoz y del Cuerpo Nacional de Policía de la comisaría de la ciudad, que se encontraban realizando sus funciones de vigilancia, fueron alertados sobre una pelea entre dos grupos numerosos de jóvenes en el Parque del Ocio.

Los efectivos policiales pudieron comprobar que se trataba de dos bandas latinas rivales, “Dominican Dont Play” y “Trinitarios”. Además, dos de sus integrantes al ser cacheados por los agentes para la detección de posibles armas, se enfrentaron a ellos, causando lesiones leves a dos de los policías.
La Policía Local de Torrejón de Ardoz detuvo a dos individuos el pasado 19 de septiembre implicados en una reyerta entre bandas latinas. Los hechos se produjeron cuando agentes de la Policía Local de Torrejón de Ardoz y del Cuerpo Nacional de Policía de la comisaría de la ciudad, que se encontraban realizando sus funciones de vigilancia, fueron alertados sobre una pelea entre dos grupos numerosos de jóvenes en el Parque del Ocio.

Una vez personados en el lugar de los hechos, los efectivos policiales pudieron comprobar que se trataba de dos bandas latinas rivales, “Dominican Dont Play” y “Trinitarios”. Además, dos de sus integrantes al ser cacheados por los agentes para la detección de posibles armas, se enfrentaron a ellos, causando lesiones leves a dos de los policías.

Al no encontrarles armas de ningún tipo en su posesión durante el cacheo, los agentes procedieron a inspeccionar las inmediaciones, hallando escondida entre unos arbustos una espada de 72 centímetros. Asimismo, según manifestaciones a los agentes de unos jóvenes localizados e identificados huyendo del lugar, habían sido amenazados gravemente por una persona cuya descripción dada coincidía plenamente con la de uno de los posteriormente detenidos. Finalmente, además de la detención de dos miembros de los “Trinitarios”, los agentes procedieron a la filiación e identificación de otras 5 personas participantes en la reyerta.

El alcalde, Ignacio Vázquez, agradeció “la rápida respuesta por parte de la Policía Local y Policía Nacional que, junto a los dispositivos de vigilancia que realizan los agentes, hizo posible detener a estos dos individuos”. Por su parte, añadió el concejal de Seguridad, Juan José Crespo, “los agentes demuestran que cada día son más eficaces y están alerta ante cualquier situación, continuando su lucha contra cualquier delito que se produzca en la ciudad y los dispositivos de prevención siguen dando frutos y dificultando la actuación de los delincuentes”.

Publicado en Torrejón de Ardoz

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal altamente especializado en Torrejón de Ardoz en una operación que se ha saldado con ocho detenidos. La banda utilizaba dos naves industriales abandonadas y ocupadas ilegalmente, para almacenar los vehículos robados que vendían por piezas en el mercado negro.

Utilizaban dos naves industriales abandonadas y ocupadas ilegalemente en Torrejón de Ardoz para despiezar los vehículos robados. El extraño comportamiento de los supuestos trabajadores tanto al entrar como al salir del almacén, llamaron la atención de la policía que, el pasado mes de septiembre, impulsó la operación que ahora se salda con la detención de ocho personas. Entre todos ellos, acumulaban más de un centenar de antecedentes.

Tras los primeros días de vigilancia, comprobaron que los mismos individuos que tantas precauciones tomaban para entrar y salir de la nave industrial, empleaban otro recinto cercano. Procedieron, entonces, a dar el alto a una de las furgonetas que acudía al lugar, y comprobaron que en el interior llevaban piezas robadas de un vehículo de alta gama. En el registro posterior de los almacenes, localizaron una furgoneta e identificaron piezas de más de 25 vehículos sustraídos, así como una inmensa montaña de chatarra y escombros. La Policía Nacional sigue analizando el material para identificar piezas de más vehículos sustraídos por la banda.

Según la policía, la banda tenía un reparto claro de funciones, desde el líder encargado del robo de coches de gama media y alta por toda la Comunidad de Madrid, a vigilantes y encargados del despiece en el interior. Lo vehículos robados se quedaban en la calle toda una noche para, después, para desapercibidos entre el resto del tráfico. Las naves utilizadas eran "locales industriales ocupados donde sus moradores hacían labores de guarda y recibían una cantidad de dinero por cada coche que era despiezado en la misma". Eran avisados previamente de la llegada de una vehículo sustraído y,tras comprobar las inmediaciones, procedían a la apertura de la puerta para que el vehículo pudiese ser introducido con rapidez.

Además habían realizados enganches ilegales al suministro eléctrico para realizar su labor mecánica causando un perjuicio a la compañía eléctrica superior a los 40.000€.

Otros miembros se encargaban de la retirada de los motores y catalizadores, que eran vendidos rápidamente por su alto valor en el mercado negro. El resto del vehículo era desguazado con radiales para su venta a peristas. Las partes que no lograban colocar en el mercado eran amontonadas al final de la nave.

Fruto de la investigación se procedió a la detención de ocho personas como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal, robo de vehículo, receptación y defraudación de fluido eléctrico. En los registros se han intervenido, aparte de los vehículos, abundante herramienta para el despiece de los coches, diversas armas blancas, una catana y un sub-fusil de asalto de imitación.

Publicado en Torrejón de Ardoz

29 personas han sido detenidas acusadas de delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas

Entre los arrestados se encuentra un distribuidor que, aprovechando su trabajo como repartidor de pescado, abastecía a los diferentes vendedores de cocaína de la provincia.

Se han practicado 18 registros domiciliarios en los que se han intervenido un total de 1.860 gramos de cocaína, 170.000 euros en efectivo, 15 vehículos, 421 plantas de marihuana, 1.500 gramos de cogollos de marihuana, 359 gramos de hachís, 200 comprimidos de anabolizantes, así como un revólver y cuatro rifles de caza con silenciadores y miras telescópicas.

Los detenidos formaban parte de una organización perfectamente estructurada que se había convertido en la mayor red de distribución de cocaína en la comarca de la Sierra de Cádiz.

En total, se han realizado 18 registros domiciliarios en las localidades gaditanas de El Puerto de Santa María, Puerto Real, Arcos de la Frontera, Jerez de la Frontera, Paterna de Rivera y en la localidad sevillana de Lebrija, donde se ha intervenido un total de 1.860 gramos de cocaína, 170.000 euros en efectivo aproximadamente, 15 vehículos, 421 plantas de marihuana, 1.500 gramos de cogollos de marihuana, 359 gramos de hachís, 200 comprimidos de anabolizantes, así como un revólver y cuatro rifles de caza con silenciadores y miras telescópicas.

La investigación se inició en El Puerto de Santa María a finales del año 2019, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varios puntos de menudeo de cocaína ubicados en una barriada de esa localidad que eran operados por uno de los clanes de la organización. Tras varias gestiones, los agentes pudieron identificar a todos los integrantes y verificaron los dos puntos de venta ubicados en dicha barriada, los cuales contaban con cámaras de vigilancias y puertas blindadas para dificultar el acceso a las autoridades policiales, así como otras dos viviendas donde guardaban el dinero en efectivo procedente de su actividad ilícita.

Durante las vigilancias realizadas en el primer semestre del presente año, y una vez establecido el Estado de Alarma, se observó que el clan de El Puerto, ante la escasez de cocaína y la imposibilidad de abastecerse de su proveedor habitual, contactó con otro clan ubicado en la localidad de Lebrija para suministrarle durante esos meses, pudiendo de esta forma localizar e identificar a los tres miembros que operaban en dicha localidad. Este clan fue desarticulado en el mes de junio, con tres detenciones y la intervención de miles de euros. Los integrantes de este clan utilizaban a sus parejas para ocultar las viviendas y los vehículos adquiridos a raíz de las ganancias del negocio ilícito.

En la segunda fase de la operación, la investigación reveló cómo el clan que operaba en el Puerto de Santa María se abastecía habitualmente de un proveedor afincado en Paterna de la Rivera y La Barca de La Florida, el cual utilizaba su oficio como pescadero para distribuir su mercancía entre los diferentes vendedores de la provincia, pudiendo identificar todos estos puntos de venta. El sujeto utilizaba la furgoneta de la pescadería para abastecer a los vendedores del “clan de la Sierra” con el pretexto de estar repartiendo pescado, utilizando su negocio familiar como tapadera para sus fines ilícitos.

De esta forma, tras seguimientos y análisis de las rutas utilizadas por el pescadero, se localizaron los puntos de venta de cocaína de los diferentes miembros del clan en Arcos, Paterna de la Rivera y La Barca de la Florida, así como un punto en la bahía (Puerto Real). En estos puntos, además de cocaína, se pudo intervenir hachís y cogollos de marihuana procedente de una plantación que poseía uno de los investigados. De esta manera, también se pudo comprobar que las parejas de algunos de los investigados tenían un perfil muy activo en la trama, ejerciendo tanto de vendedoras como de enlace entre sus parejas y el principal distribuidor de cocaína.

En la última fase de la investigación se identificó al clan de Jerez, formado por los tres principales distribuidores de cocaína que también fueron detenidos. Los miembros de este clan ocupaban el escalón más alto de la jerarquía de la organización, y del cual se abastecía la persona dedicada a la pescadería. Este clan vendía aproximadamente un kilo de cocaína al distribuidor de forma periódica, ya que surtía con gran rapidez al resto de vendedores además de dar las órdenes en cuanto la forma y los tiempos del reparto de la sustancia.

En los registros domiciliarios se comprobó las medidas de seguridad utilizadas para evitar el acceso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a las viviendas y el decomiso de las sustancias estupefacientes, al contar con portones blindados y falsos fondos en los armarios donde escondían la cocaína. Incluso dos de las viviendas estaban comunicadas por su interior para facilitar la huida en caso de acceso a una de las viviendas.

Actualmente, la investigación sigue en curso por parte de la Policía Nacional con el objetivo de identificar los orígenes, flujos y el paradero de ganancias ilícitas. Hasta el momento se ha solicitado el bloqueo de forma preventiva de 31 cuentas bancarias (con un saldo aproximado de 100.000 euros), el embargo preventivo de diez viviendas, 28 vehículos y una embarcación.

Publicado en Otras localidades

La Policía Local de Torrejón de Ardoz ha detenido a dos individuos por un presunto delito de tráfico de drogas, incautándose de 43 gramos de cocaína y 1.185 euros que se encontraban en posesión de los detenidos.

Los hechos se producían cuando una patrulla de la Policía Local, realizando sus funciones preventivas de vigilancia en las inmediaciones del barrio de San José, observaron la actitud sospechosa de los ocupantes de un vehículo, que circulaba por la avenida de la Constitución.

Una vez seguido y detenido el vehículo, los agentes procedieron a realizar el pertinente registro, en el que encontraron una gran cantidad de una sustancia que podía ser cocaína, en un hueco oculto debajo de la palanca de cambios. Por ello, trasladaron hasta el lugar de los hechos a uno de los perros de la Unidad Canina de la Policía Local de Torrejón de Ardoz, que marcó sin género de dudas como positivo en drogas el envoltorio.

En este sentido, además de los 43 gramos de cocaína, los efectivos policiales encontraron 1.185 euros en posesión de ambos individuos, por lo que procedieron a su detención por un presunto delito contra la salud pública.

“Es muy importante la labor realizada por parte de los agentes ya que uno de los objetivos del Gobierno local en materia de seguridad ciudadana es el compromiso de tolerancia cero con el tráfico de drogas que tanto altera la seguridad ciudadana y deteriora la convivencia en una ciudad”, indicó el alcalde, Ignacio Vázquez.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Juan José Crespo, destacó que “es una gran satisfacción comprobar los buenos resultados del trabajo preventivo que desarrollan los agentes y las intervenciones contra el tráfico de drogas y detención de los presuntos traficantes, que permite retirar de las calles estas sustancias estupefacientes”.

Publicado en Torrejón de Ardoz

Han sido incautados 175,5 kilos de sulfato de anfetamina, 100.000 pastillas de MDMA, 270 kilogramos de marihuana y más de cuatro kilogramos de éxtasis cristalizado. Ochos personas han sido detenidas como miembros de una organización criminal que controlaba la distribución de drogas en el noreste de España.

La organización utilizaba vehículos con compartimentos estancos –caletas- de tipo electrónico, hidráulico o manual para realizar el transporte del estupefaciente con total seguridad.

https://www.policia.es/videos/wmv/20201008_1.mp4

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Foral de Navarra, en una operación conjunta, han realizado la mayor aprehensión de sulfato de anfetamina hasta la fecha en España. Han sido incautados 175,5 kilogramos de speed, 100.000 pastillas de MDMA, 270 kilogramos de marihuana y más de cuatro kilogramos de éxtasis cristalizado, entre otras drogas. Ocho personas han sido detenidas como presuntos miembros de una organización criminal que controlaba la distribución en el noreste de España y que disponía de fuertes conexiones con Países Bajos, desde donde importaban la sustancia. La organización utilizaba vehículos caleteados para realizar el transporte del estupefaciente con total seguridad.

La vía de entrada en España eran las provincias de Barcelona y Tarragona, en donde la organización disponía de infraestructuras, confirmándose que en la Ciudad condal tendrían contactos con el grupo suministrador de la sustancia. Tras una ardua investigación con diferentes medidas judicialmente acordadas, se logró identificar a los miembros que conformaban el entramado criminal, entre ellos un individuo que residía en la localidad de Benicarló, en la provincia de Castellón, donde habían establecido una base de operaciones para nutrir y distribuir la sustancia estupefaciente en la costa levantina.

Asimismo, el grupo investigado disponía de la infraestructura terrestre necesaria para llevar a cabo no solo la distribución, sino el transporte de la misma, para lo cual contaban con vehículos especialmente preparados para poder trasladar grandes cantidades sin ser detectados en controles rutinarios. Distribuían en varios puntos al mismo tiempo, de modo que, una vez que salía cargado, solía hacer paradas técnicas en localidades tales como Zaragoza o Logroño, entre otras, suministrando todo tipo de drogas de síntesis e incluyendo en su oferta sustancias como cocaína y marihuana.

En la localidad navarra de Tudela, el grupo contaba con una persona de su máxima confianza que se encargaba de la distribución y del almacenamiento de gran parte de la droga. El pasado 30 de junio, un aviso vecinal a la Policía Municipal de Tudela permitió llevar a cabo la explotación parcial de la investigación. Durante el operativo fue detenido este individuo y, además, se llevó a cabo la aprehensión de aproximadamente 170 kilogramos de sulfato de anfetamina en un trastero que estaría a disposición de la organización criminal.

Este detenido es considerado una pieza fundamental en el engranaje de la organización, dado que no solo era la persona que oculta y guarda la droga sino que incluso llegó a alcanzar el nivel de distribuidor dentro del grupo, siendo la persona visible de la organización a la hora de realizar entregas y venta de la droga al por menor.

Durante los siguientes meses, los agentes continuaron profundizando en la organización, tratando de identificar a los demás integrantes y de concretar su grado de participación en el grupo criminal. Se pudo detectar que el principal responsable del grupo no solo viajaba a nutrir de droga de síntesis el norte de España, sino que además realizaba con frecuencia algún viaje a Madrid e, incluso, a Ibiza, en donde pudiera estar abriendo un nuevo mercado para distribuir su droga.

Una vez dilucidado el papel de cada uno de los miembros de la organización, los agentes llevaron a cabo el desmantelamiento total del grupo criminal al detener a todos sus integrantes y llevar a cabo numerosas entradas y registros en diferentes provincias de la geografía española. De este modo, se pudo confirmar que se trataba de una organización criminal “polivalente”, dedicada al tráfico de diversas clases de sustancias estupefacientes, centrándose especialmente en drogas de tipo sintético como sulfato de anfetamina, ketamina y MDMA -tanto cristalizado como en pastillas-, todas ellas con la especial peligrosidad que supone para la salud pública. Una vez adquiridas e introducidas en el país, la cortaban y adulteraban en virtud de sus conocimientos técnicos para, así, aumentar su valor y ganancia ilícita.

Precisamente, en el momento de la desarticulación del grupo, los detenidos estaban a punto de recolectar una plantación de marihuana de más de 50 plantas de una altura que superaban los tres metros y que arrojaron un peso superior a los 270 kilogramos. Eran utilizadas para su distribución a nivel nacional y europeo, llegando a convertirse, en ocasiones, en moneda de intercambio por sustancias de síntesis.

La organización se caracterizaba por las numerosas medidas de seguridad empleadas, así como por la sofisticación técnica que disponían, destacando entre otros aspectos el uso de vehículos a los que le realizaban compartimentos estancos, conocidos como “caletas”, tanto electrónicos e hidráulicos como manuales, con el fin de realizar el transporte de la sustancia estupefaciente con total seguridad, evadiendo cualquier tipo de control realizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Otro aspecto que caracterizaba a la organización criminal desarticulada era el alto nivel de actividad y movimiento de sus miembros, que realizaban viajes continuos por distintas localidades de Navarra, Tarragona, Barcelona, Castellón y, también, a la ciudad de Ibiza. Además, dado el alto volumen de droga que manejaban, se veían obligados a utilizar métodos alternativos para llevar a cabo la distribución, como la paquetería, utilizando instrumentalmente a terceras personas para obstaculizar la trazabilidad de los envíos.

Publicado en Otras localidades

Los hechos se produjeron cuando los efectivos policiales, realizando sus funciones de vigilancia por la avenida de las Fronteras, observaron un vehículo cuya marca, modelo y matrícula, coincidían con una información proporcionada por los agentes de la Policía Local de Ajalvir sobre su implicación en un robo con fuerza en su municipio.

Por tanto, los presuntos delincuentes especializados en este tipo de delitos fueron detenidos por los agentes torrejoneros y puestos a disposición judicial antes de que pudieran cometer cualquier hecho delictivo en Torrejón.

La Policía Local de Torrejón de Ardoz continúa desarrollando un importante trabajo preventivo de seguridad en la ciudad que se ha saldado con la detención de tres individuos por un delito de robo con fuerza. Los hechos se produjeron cuando los efectivos policiales, realizando sus funciones de vigilancia por la avenida de las Fronteras, observaron un vehículo cuya marca, modelo y matrícula, coincidían con una información proporcionada por los agentes de la Policía Local de Ajalvir sobre su implicación en un robo con fuerza en su municipio.

Un hecho que estaba siendo investigado por la Guardia Civil del puesto de Paracuellos y en el que los posteriormente detenidos, entraron utilizando la fuerza en una nave de Ajalvir, llevándose diversas pertenencias, que habían sido denunciadas por su propietario y que los agentes encontraron en dicho vehículo durante su registro. Además, sustrajeron de la nave también un camión de la empresa y un vehículo BMW.

Por todo ello, los agentes de la Policía Local de Torrejón procedieron a la detención de sus tres ocupantes como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

El alcalde, Ignacio Vázquez, agradeció “la rápida respuesta por parte de la Policía Local que, junto a los dispositivos de vigilancia que realizan los agentes, hizo posible detener a estos tres individuos antes de que pudieran cometer un delito en nuestro municipio”. Por su parte, añadió el concejal de Seguridad, Juan José Crespo, “los agentes demuestran que cada día son más eficaces a la hora de combatir cualquier delito y están alerta ante cualquier situación que pueda resultar sospechosa, continuando su lucha contra cualquier delito que se produzca en la ciudad y los dispositivos de prevención siguen dando frutos y dificultando la actuación de los delincuentes”.

Publicado en Torrejón de Ardoz

La Policía Local de Torrejón de Ardoz ha detenido a dos individuos “in fraganti” robando ruedas de vehículos en garajes de comunidades de vecinos.

Los hechos se producían cuando los agentes fueron alertados de la presencia de un vehículo sospechoso dentro de un garaje de una urbanización en el barrio de Soto Henares.

Los hechos se producían cuando los agentes fueron alertados de la presencia de un vehículo sospechoso dentro de un garaje de una urbanización en el barrio de Soto Henares. A su salida, los efectivos policiales interceptaron el coche, en el cual se encontraban cuatro ruedas en su parte trasera, no pudiendo los ocupantes acreditar su procedencia.

Una vez realizada la inspección dentro del garaje, la Policía Local encontró un coche sin sus cuatro ruedas, que estaba apoyado en dos extintores, por lo que los detenidos reconocieron que las acababan de robar.

El alcalde, Ignacio Vázquez, agradeció “la rápida respuesta por parte de la Policía Local que, junto a los dispositivos de vigilancia que realizan los agentes, hizo posible pillar “in fraganti” a estos dos individuos que estaban robando en un garaje”. Por su parte, añadió el concejal de Seguridad, Juan José Crespo, “desde la Policía Local se llevarán a cabo las acciones necesarias para evitar este tipo de delitos y detener a aquellos individuos que no respeten las propiedades ajenas”.

Publicado en Torrejón de Ardoz

Han detenido a 5 personas y se han incautado más de 4 toneladas de hachís, el valor de los bienes muebles e inmuebles intervenidos y las cuentas bancarias de los integrantes de la organización asciende a cerca de 1,4 millones de euros.

La Guardia Civil, en el marco de la operación TEJIJO, ha desmantelado una organización delictiva dedicada a introducir grandes cantidades de hachís procedente de Marruecos en las costas de Almería.

La operación se inició el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de una red que estaría introduciendo grandes cantidades de hachís con embarcaciones semirrígidas en las costas de Almería, más concretamente en la zona conocida como Punta Entinas – Sabinar.

Ante esta información, los agentes organizaron un dispositivo de vigilancia de la zona con el fin de detectar embarcaciones que pudieran ser sospechosas de dedicarse al narcotráfico.

A mediados de abril una embarcación semirrígida navegaba a baja velocidad por el Faro de Punta Entinas, por lo que se le realizó un seguimiento. Por otro lado, se observaron movimientos en una zona de la playa que hizo sospechar a los agentes que podrían estar esperando la embarcación para descargar los bultos.

Una vez que se confirmó que se había realizado un alijo varias patrullas intervinieron deteniendo a una persona que se encontraba descargando los bultos. Junto a ella se encontraba un camión en cuyo interior y en sus alrededores se hallaron 105 fardos de hachís con un peso de 3.150 kilos.

Posteriormente, en el mes de julio, los agentes incautaron en la misma zona del alijo anterior un todo terreno, previamente sustraído, con 31 fardos de hachís, arrojando un peso aproximado de 930 kilos.

La Guardia Civil continuó con las investigaciones y localizó a integrantes de la red que se encargarían de los alijos y al cabecilla de la misma, por lo que, previa autorización judicial, se llevaron a cabo cinco registros en varias localidades de la provincia almeriense.

En estos registros se incautaron 5 vehículos, material de comunicación e informático, documentación, dinero en efectivo, así como 56 garrafas de gasolina.

Tras ello, la investigación se centró en las propiedades y bienes de los que dirigían el grupo, que eran dos hermanos, y se les bloquearon dos cuentas corrientes con un saldo de 118.000 euros.

Publicado en Otras localidades