4 personas están siendo investigadas por un presunto delito contra la propiedad industrial e intelectual, para evitar la detección de los productos falsos camuflaban las marcas falsificadas con pegatinas del mismo color, los artículos falsos han sido intervenidos en cuatro inspecciones realizadas en locales situados en el Polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada.

La Guardia Civil interviene en el Polígono Cobo Calleja más de 13.100 artículos de telefonía falsificados

Agentes de la Guardia Civil, acompañados por peritos judiciales representantes de las patentes, han intervenido 13.119 productos de telefonía que vulneraban los derechos de conocidas marcas de prestigio.

En la operación, los agentes han llevado a cabo cuatro inspecciones en diferentes establecimientos comerciales del Polígono Industrial de Cobo Calleja, ubicado en la localidad madrileña de Fuenlabrada, y se investiga a cuatro personas por la presunta comisión de delitos contra la propiedad industrial e intelectual.

Las inspecciones llevadas a cabo han permitido identificar a los presuntos administradores, responsables y empleados de los establecimientos. Además los agentes han localizado miles de productos (baterías, cargadores, cascos inalámbricos….) falsificados, por lo que se procedió a investigar a tres personas de nacionalidad china y un ciudadano de español.

Las patentes de la marca en España, han acreditado que los efectos intervenidos carecían de autorización para su comercialización por parte de los propietarios de las marcas valorando en cerca de 160.600 euros el valor de los efectos intervenidos.
Camuflaban los elementos tapando la marca falsificada

Para evitar su detección, camuflaban las marcas falsificadas con pegatinas del mismo color. Los logos falsificados eran prácticamente idénticos a los originales, necesitando la intervención de expertos de las marcas que han acreditado las falsificaciones.

Publicado en Otras localidades

La Guardia Civil desmantela una organización de ‘murcigleros’ que actuaba por toda la Comunidad de Madrid, hasta el momento se ha logrado acreditar su implicación en robos acaecidos en Torres de la Alameda, Nuevo Baztán, Ambite de Tajuña, Tres Cantos, Cerceda, Colmenar Viejo, Fuente el Saz del Jarama, Cerceda, Las Rozas, Majadahonda, Madrid y de las provincias de Toledo y Ciudad Real.

Tras lograr identificar a los integrantes del grupo, tres ciudadanos de origen albanés de 25 y 27 años y un varón de origen rumano de 45 años, encargado de logística, se los ubicó en una vivienda del barrio de Vicálvaro.

En el registro, efectuado la pasada semana, los Agentes lograron intervenir multitud de efectos (joyas, relojes, efectos de electrónica, bolsos y telefonía móvil), además de tres vehículos utilizados para perpetrar los robos y dinero en efectivo.

Un estudio pormenorizado de los hechos, permitió descubrir un patrón de actuación muy definido por parte de los autores, siempre eran viviendas unifamiliares, situadas en zonas residenciales. Accedían escalando a las plantas superiores aprovechando que con el calor la gente suele dejar abiertas las ventanas, y en breves momentos eran capaces de desvalijar las viviendas, siendo su meta hacerse con el mayor volumen posible de joyas, el dinero en efectivo, bolsos y cualquier objeto electrónico.

detenidos_robos.jpg

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, han detenido, en el marco de la operación ‘Habitat Qofte’, a los integrantes de un grupo especializado en robar viviendas habitadas y cuya zona de acción comprendía las provincias de Madrid, Toledo y Ciudad Real. Entre otros hechos, se les atribuyen robos en las localidades de Cerceda, Las Rozas, Majadahonda.

El operativo que ha dado lugar a las detenciones comenzaba a principios del mes de julio tras detectar el Grupo de Delincuencia Organizada un incremento de denuncias donde las víctimas relataban que los robos se habían cometido cuando ellos se encontraban en sus domicilios durmiendo.

La operación se ha visto dificultada al utilizar el grupo a testaferros que ponían a su nombre los automóviles que ellos utilizaban para sus desplazamientos, tanto para realizar las vigilancias de las zonas como para cometer los hechos delictivos.

 

Publicado en Torres de la Alameda

Estaban repartidas en varios búnkeres distribuidos a más de 6 metros de profundidad, bajo toneladas de residuos de una planta de reciclaje utilizada de tapadera.

Esta colaboración surge a raíz de la explotación de la Operación Hannibal, en la que fue desmantelada por la Guardia Civil en la provincia de Málaga, la primera fábrica clandestina de tabaco "underground" en Europa.

Componentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, se trasladaron a principios de este mes a Reino Unido, a petición de la Policía de Lincolnshire, para colaborar con ellos en la búsqueda y localización de posibles infraestructuras ilegales de producción de tabaco o drogas.

La operación policial se ha llevado a cabo en una granja situada en el municipio de Skendleby, distrito de Lincolnshire (Reino Unido), donde tras varios días de búsqueda, se han localizado un total de 4 búnkeres a más de 6 metros de profundidad, en cuyo interior se llevaban a cabo distintas fases del cultivo de marihuana.

Estos búnkeres estaban formados por 12 contenedores de transporte, cuyos accesos estaban escondidos, con grandes medidas de seguridad a lo largo de toda la granja, donde además de ser una explotación agrícola y ganadera, también contaba con una planta de reciclaje con más de 300 toneladas de desechos ilegales, hecho este que dificultó la localización de los accesos a los búnkeres.

Tres personas fueron detenidas y según informan autoridades británicas, el valor de las sustancias intervenidas sobrepasaría las 550.000 £.

El pasado mes de febrero, el Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en colaboración con EUROPOL, desmanteló en el marco de la Operación HANNIBAL una organización criminal internacional, asentada en la provincia de Málaga, dedicada principalmente al tráfico de sustancias estupefacientes y a la producción ilícita de grandes cantidades de tabaco para su posterior distribución en otros países de la Unión Europea.

Esta organización, dirigida por ciudadanos de nacionalidad inglesa, había instalado y puesto en marcha a lo largo del año 2019, una fábrica ilícita de tabaco subterránea en la localidad de Monda (Málaga), la primera fábrica “underground” localizada en Europa. Dichas instalaciones se encontraban ocultas a 4 metros bajo el suelo de varias cuadras de caballos, donde se albergaba tanto el material y la maquinaria necesaria para producir 3.500 cigarrillos a la hora, como los trabajadores de nacionalidad ucraniana con conocimientos técnicos y experiencia en la manufacturación de cigarrillos. Además de tabaco falsificado se intervino gran cantidad de hachís y de marihuana, desconociendo hasta ese momento su origen.

Publicado en Otras localidades

Hasta el momento se ha detenido a 29 personas y se ha aprehendido 10 toneladas de hachís en varios alijos realizados por el Clan en Huelva, Cádiz y Málaga, así como armas, dinero en efectivo, documentación y vehículos.

Desde ayer lunes más de 400 guardias civiles están realizando detenciones y registros en las provincias de Cádiz, Huelva, Sevilla, Málaga y Ciudad Real.

La organización que actuaba como cooperativa tenía tres ramificaciones y contaba con tres narcoembarcaderos para botar las embarcaciones semirrigidas que transporta el hachís desde Marruecos.

La Guardia Civil, en la operación DIMANTLE que se enmarca dentro de las actuaciones llevadas a cabo en la lucha contra el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar y su zona de influencia, ha detenido al cabecilla de la organización más activa que opera en el Campo de Gibraltar, conocida como el Clan de los Castañas, y a varios de sus lugartenientes.

Hasta el momento se ha detenido a 29 personas y se ha incautado cerca de 10 toneladas de hachís en varios alijos realizados por el Clan en Huelva, Cádiz y Málaga, así como armas, dinero en efectivo, documentación y vehículos.

La operación se inició el pasado mes de marzo cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de un narcoembarcadero situado en la playa de Palmones (Los Barrios), desde donde estarían botando embarcaciones semirrígidas de potentes motores, conocidas como gomas.

Los investigadores tuvieron conocimiento que las personas que controlaban el narcoembarcadero estaban relacionadas directamente con el clan de los Castañas.

Tras meses de investigación se averiguó que la organización funcionaba a modo de cooperativa y contaba con dos ramas operativas y otra de logística.

Cada una de las ramas operativas contaba con una “sucursal” en caso de que la presión policial les impidiera operar en su zona de “confort”, operando en el río Guadalquivir y Huelva.

En uno de los alijos perpetrados por dicha red en Sotogrande falleció uno de los implicados en el mismo.

La rama de logística se dividía a su vez en otras tres: la de los narcoembarcaderos, la de cambios de tripulación y los repostajes y por último la de adquisición de gomas.

En Ciudad Real la organización contaba con una empresa de transporte que recogía las embarcaciones en la costa para prepararlas y así evitar la presión que tenían de la Guardia Civil en Andalucía.

Los miembros de la red tomaban extremas medidas de seguridad con el fin de dificultar la investigación de los agentes. De hecho los investigadores comprobaron cómo habría personas con medios aéreos no tripulados que controlaban los movimientos de las patrullas uniformadas del Cuerpo. Asimismo, la organización contaba con personas (conocidas como puntos) para dar seguridad a los alijos, así como a las botaduras y los repostajes de las embarcaciones.

Además, los pilotos de las embarcaciones del grupo usaban barcos pesqueros como parapetos hasta llegar a la zona de alijo para esconderse y evitar ser vistos desde la costa.

Durante la investigación la Guardia Civil ha descubierto que la organización contaba con tres narcoembarcaderos, lugares desde donde hacían tareas de botadura y puesta a punto de las narcolanchas.

Publicado en Otras localidades

Los dos detenidos están relacionados, al menos, con una quincena de robos en distintos puntos de la Comunidad de Madrid, especialmente en centros comerciales. Fueron sorprendidos en el interior de un vehículo por agentes fuera de servicio de la Policía Nacional. Uno de los policías resultó herido durante la intervención.

En su intento de huida, uno de los ladrones intentó arrastrar con el vehículo a un agente y el otro delincuente golpeó a una mujer que le intentó cortar el paso en su carrera. Pero la decisión de los dos agentes de Policía Nacional que decidieron actuar estando fuera de servicio, frustró este último intento de robo en el aparcamiento de un centro comercial de Coslada.

Todo comenzó cuando uno de los agentes se percató de que un hombre estaba intentando forzar la cerradura de un coche mientras otro vigilaba. Tenían preparado otro vehículo robado para la huida. Cuando fueron sorprendidos, intentaron escapar. El primero de los agentes logró llegar hasta ellos y forcejear con el piloto al inicio de la marcha y, aunque logró detenerle, resultó herido cuando el ladrón aceleró el coche tratando de zafarse del policía. Cuando forcejeaban y el coche estuvo parado, el segundo ladrón salió del vehículo e inició su fuga a la carrera. Una mujer intentó interponerse en su camino pero resultó golpeada y tuvo que ser atendida por lesiones. Sin embargo, otro agente fuera de servicio salió corriendo tras él y logró detenerle.

El vehículo en el que intentaban huir los delincuentes resultó ser un coche cuyo robo había sido denunciado previamente. Durante el posterior registro del vehículo se encontraron efectos habituales en la comisión de este tipo de delitos como una herramienta para romper cristales, un destornillador tipo punzón y un inhibidor de frecuencias que fueron intervenidos. Con su detención se esclarecen 15 hechos delictivos contra el patrimonio ocurridos en diversos municipios madrileños como Coslada, Alcorcón o Parla y en el distrito de Ciudad Lineal.

Una vez escogido el objetivo estos individuos forzaban el vehículo o empleaban un inhibidor para poder invalidar el sistema de cierre y sustraían los efectos que encontraban en su interior. En ocasiones si comprobaban que el propietario tenía el vehículo abierto con algunas pertenencias empleaban el método de la siembra. Arrojaban un llavero con llaves al suelo y reclamaban la atención de la víctima para consultarle si eran de su propiedad, distracción que empleaba el otro individuo para hurtar del interior del coche los objetos de valor.

Fuente: Cadena Ser

Publicado en Coslada

La Policía Nacional desarticula el “capítulo” de DDP's en Torrejón de Ardoz y detiene a tres integrantes de los Trinitarios. Detenidos siete individuos que conformaban la cúpula de los Dominican Don't Play y toda su estructura intermedia en la localidad madrileña.

Habían captado a jóvenes de edades comprendidas entre 12 y 16 años a los que, a cambio de una cuota semanal y obediencia ciega, ofrecían protección y una “familia”.

En los casos en lo que no podían hacer frente a la cuota, no asistir a reuniones o no obedecer a determinadas órdenes –ir a agredir a otros jóvenes o cometer atracos-, eran castigados con distintas agresiones en función de la gravedad que la organización atribuía a la desobediencia.

En el marco de esta operación, también han sido detenidos tres integrantes de la banda de los Trinitarios como presuntos responsables del apuñalamiento de tres jóvenes en un parque del madrileño barrio de Carbanchel.

Agentes de la Policía Nacional, en una operación contra bandas latinas desarrollada en Madrid, han desarticulado el “capítulo” de los Dominicans Don't Play en la localidad de Torrejón de Ardoz. En la operación se ha arrestado a la cúpula de la banda DDP's y a toda su estructura intermedia que, presuntamente, captaban a jóvenes de edades comprendidas entre los 12 y 16 años a los que, a cambio de una cuota semanal y obediencia ciega, ofrecían protección y una “familia”. Además, han detenido a tres integrantes de la banda de los Trinitarios que, presuntamente, apuñalaron a tres jóvenes en un parque de Carabanchel a finales del mes pasado.

La investigación se inició a finales del mes pasado cuando los agentes especializados en bandas latinas detectaron un incremento de su actividad en la localidad de Torrejón de Ardoz. Por otro lado, se produjo una “caída” en el distrito madrileño de Carabanchel por parte de posibles integrantes de la banda de los Trinitarios, en la que tres jóvenes sufrieron heridas de distinta consideración por arma blanca.

En Torrejón de Ardoz, los agentes investigaban acciones llevadas a cabo por integrantes de la banda DDP's. En su mayoría, los presuntos autores eran personas muy jóvenes, con edades comprendidas entre los 12 y 16 años, que hasta el momento no habían tenido contacto con dicha banda.

Durante la investigación se pudo identificar a estos menores, comprobando que eran reclutados por integrantes del “capítulo” para cometer acciones delictivas y, de esta forma, abonar una cuota semanal a cambio de protección y de estar bajo el cobijo de la “familia”. En los casos en lo que no podían hacer frente a la cuota, no asistir a reuniones o no obedecer a determinadas órdenes –ir a agredir a otros jóvenes o cometer atracos-, eran castigados con distintas agresiones en función de la gravedad que la organización atribuía a la desobediencia.

Además los investigadores averiguaron que cuando los menores manifestaban su intención de abandonar la banda eran sometidos a agresiones o amenazas mayores, así como a un incremento de la cuantía de las cuotas semanales.

Tras analizar todos los datos y conocer el funcionamiento del grupo, se determinó la estructura interna y las funciones de cada uno de sus miembros, elaborando un dispositivo en el que se detuvo de manera simultánea a los siete responsables del “capítulo”. Los arrestados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial y de la Fiscalía de Menores tras imputarles delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión y coacciones graves.

La otra fase de la operación se ha desarrollado tras el apuñalamiento de tres jóvenes en un parque del barrio de Carabanchel. Los hechos se produjeron a finales del mes pasado, cuando se llevó a cabo una agresión planificada con machetes y otras armas blancas en la que resultaron heridos tres jóvenes, dos de carácter grave y uno de ellos muy grave.

Las gestiones practicadas por la Brigada Provincial de Información, permitieron identificar a tres de los presuntos autores y determinar que estos se encontraban integrados en la banda de los Trinitarios que habían perpetrado la agresión por el procedimiento de la “caída”.

Tras su localización fueron arrestados por delitos de lesiones y pertenencia a organización criminal y la operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

trinitarios_policia.jpg

 

Publicado en Torrejón de Ardoz

Los residuos –considerados como muy peligrosos- no eran tratados adecuadamente y suponían un grave riesgo para los trabajadores de la empresa y para el medio ambiente. La empresa investigada acapara la totalidad de los residuos con gases refrigerantes que se generan en toda Andalucía.

La Guardia Civil ha detenido a cinco directivos de una empresa de reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos de Aznalcóllar (Sevilla). También se investiga a dos trabajadores de la misma empresa.

Se les imputan delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales, traslado transfronterizo de residuos, contra los derechos de los trabajadores, estafa, falsificación documental, apropiación indebida, administración desleal, además de la posible implicación de uno de ellos en blanqueo de capitales.

La operación Raecash comenzó hace tres años a raíz de una información del SEPRONA relacionada con traslados transfronterizos de residuos peligrosos que procedían de Gibraltar con destino a la empresa investigada.

La Guardia Civil ha constatado la posible falsificación de certificados en los que se aumentaban las cantidades de residuos que se habían tratado. De esta manera, incrementaban los beneficios económicos, que según la investigación ha podido superar el fraude de 16 millones de euros en los últimos años.

La empresa mercantil investigada acapara la totalidad de los residuos que poseen gases refrigerantes que se generan en toda Andalucía. Los residuos supuestamente reciclados son aparatos como frigoríficos, cámaras refrigerantes, aires acondicionados y sobre todo, los conocidos como termos eléctricos -cuyo aislante posee el citado gas- que en el caso de no recuperarlo, se emite directamente a la atmósfera.

La emisión de estos gases es especialmente perjudicial para la capa de ozono, además del riesgo que conlleva tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas.

Además de los gases refrigerantes, el SEPRONA ha detectado la falta de tratamiento de otros tipos de residuos considerados muy peligrosos, cuya manipulación podría haber puesto en riesgo la salud de los trabajadores de la empresa, además de provocar daños en el medio ambiente.

Según un informe pericial aportado por la Unidad Central de Medio Ambiente de la Guardia Civil, sólo la emisión de gases ha podido producir un daño irreparable a la atmósfera valorado en aproximadamente 8 millones de euros en los años investigados.

Tras la finalización de su vida útil, los residuos que se producen de los aparatos eléctricos y electrónicos -denominados RAEE-, necesitan de un tratamiento para su correcta eliminación, sufragado por los productores de electrodomésticos (fabricantes). Esta gestión es canalizada a través de los SCRAP (Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor), organizaciones sin ánimo de lucro, que financian a los gestores de residuos que realizan el citado tratamiento.

Publicado en Otras localidades

Desarticulada una red de falsas empresas que revendían botellas de vino usando el timo del nazareno. La organización desmantelada creó más de 90 empresas ficticias a través de las que hacían los pedidos de vinos que no pagaban después.

Han estafado más de 125.000 botellas de vino que revendían cambiando la etiqueta.

La Guardia Civil ha desarticulado una red de falsas empresas que estafaban botellas de vino a través del timo de nazareno. La operación Dolio se ha saldado con nueve detenidos y dos investigados –entre 34 y 81 años- como autores de los delitos de blanqueo, estafa, falsedad documental, contra la propiedad industrial, receptación y pertenencia a organización criminal.

El timo del nazareno era el modus operandi por el que llegaron a conseguir 125.000 botellas de una empresa vinícola localizada en Burgos. A través de alguna de las 90 empresas ficticias que tenían, los detenidos encargaban el vino a la empresa proveedora, que admitía en cobro en pagarés.

Una vez entregado el producto pactado –que supera los 129.320 euros-, la empresa víctima comprueba que todo ha sido una operación fraudulenta ya que dichos pagarés carecen de fondos.

Para ejecutar la estafa siempre realizaban la misma estrategia. Consistía en crear una empresa ficticia y elegir un comercio suministrador de mercancías. Al principio suelen hacer pequeños pedidos y pagan al contado, ganándose la confianza de las víctimas potenciales. Más adelante realizan grandes suministros de mercancía y aplazan el pago. Una vez recibido el encargo, de manera repentina, se llevan el género facturado y desaparecen sin abonarlo.

Posteriormente, la organización cambiaba las etiquetas y revendía el vino estafado por valor superior dándole una apariencia de mejor calidad.

Con base de operaciones en La Rioja, la red utilizó dos empresas ficticias conectadas entre sí -una ubicada en Madrid y otra en Valencia- para cometer las estafas. Para complicar la posible investigación, crearon ramificaciones en las provincias de Navarra, Lugo, Valencia, Toledo y Madrid, lugares donde se han practicado todas las detenciones.

La Guardia Civil ha logrado recuperar en Zaragoza y Navarra parte del vino sustraído, concretamente 3.160 botellas de vino y 60 envases de cinco litros. Este producto ya había sido reetiquetado para su introducción en el mercado.

Las 90 empresas ficticias no tenían actividad comercial ni patrimonio conocido, se usaba como sociedades instrumentales para blanquear el beneficio económico de las ventas ilícitas de los productos vinícolas.

El grupo de estafadores estaba perfectamente organizado y contaba con una estructura jerarquizada. Cada miembro del mismo tenía funciones específicas y concretas en el desarrollo de las actividades ilícitas.

Publicado en Otras localidades

La Guardia Civil desarticula una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas que utilizaba una fuente ornamental como zulo para ocultarla. Han sido detenidas 3 personas y se ha incautado distintas cantidades de hachís, marihuana y dinero en efectivo. El “zulo” se encontraba bajo tierra y su acceso se realizaba bajo una fuente ornamental con apertura hidráulica.

La Guardia Civil, ha procedido a la detención de 3 personas pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas y se han intervenido distintas cantidades de marihuana, hachís y dinero en efectivo.

La investigación se inició, cuando los agentes detectaron que un grupo de personas, afincados en la provincia de Málaga podría estar dedicándose al tráfico de drogas entre España y el resto de Europa, Durante el transcurso de la investigación, se pudo constatar que la organización desmantelada utilizaba el denominado sistema “GO FAST” (ocultación de la droga en vehículos) para el transporte del as sustancias.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil pudo constatar que en una propiedad de los responsables de la organización habían “fabricado” un zulo bajo tierra para ocultar la droga y el dinero obtenido con la misma.

Por tal motivo, se procedió a la detención de A.M.C.A de 28 años de edad Y.O.M de 23 años de edad, F.F.J.D de 31 años; de nacionalidades española y francesa como presuntos autores de delitos contra la salud pública.

Asimismo, se ha interceptado dos vehículos en cuyo interior y ocultos en distintas partes de los mismos, se hallaron 1090 gramos de hachís y 8736 gramos de marihuana 5400 euros.

El zulo hallado consistía en un contenedor metálico portuario, al cual se accedía a través de una apertura en el jardín, bajo la peana de una fuente ornamental. La fuente se elevaba mediante un sistema hidráulico accionado al introducir una determinada clavija eléctrica en una base de enchufes concreta.

Una vez bajo tierra, los agentes hallaron un reducido túnel que llegaba hasta el contenedor metálico enterrado bajo el mismo jardín.

Durante el registro del zulo se halló otros 10.800 euros ocultos en un bote de PVC de sanitarios, además de restos de mecanismos y útiles para mantener una plantación de marihuana Indoor y prensas metálicas para la fabricación de planchas de hachís.

Publicado en Otras localidades

Han sido detenidas tres personas e intervenidas cerca de 7.000 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento. Las naves disponían de diferentes salas donde se cultivaban las plantas dependiendo de su estado de crecimiento y donde eran tratadas con CO2 para estimular su desarrollo.

La Guardia Civil ha desmantelado el pasado 21 de mayo dos “narconaves” en el polígono industrial de Can Prat de Llinars del Vallès (Barcelona), donde intervino 6.820 plantas de marihuana y detuvo a tres personas de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.

La operación se inició en su fase de explotación tras obtenerse información sobre la operatividad de un grupo de delincuencia organizada dedicado a la elaboración de marihuana a gran escala.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron un registro en dos naves industriales donde descubrieron que estas albergaban plantaciones muy sofisticadas de cultivo hidropónico de alto rendimiento, dotadas de un sistema de distribución de dióxido de carbono (CO2) para estimular el desarrollo de las plantas.

Las naves operaban de modo industrial y se habían dispuesto en las mismas, diferentes salas para cultivar y procesar las plantas según su estado de crecimiento y de ese modo optimizar el rendimiento productivo de la instalación.

Dado la ingente cantidad de material eléctrico necesaria para sostener la producción de la droga y el óptimo funcionamiento de las dos naves industriales, el suministro se tomaba a través de una manipulación de las acometidas, estimándose por parte de la compañía eléctrica que la defraudación de fluido asciende a 112.000 euros aproximadamente.

Publicado en Otras localidades